Volver arriba

De Mongolia a Estambul

Última actualización: 8 de febrero de 2012. Escrito por Artista invitado y guardado en Viajes de los lectores

Montañas en Kirguizystán

Fue difícil tomar la decisión, hacer un viaje de año y medio: prácticamente lo dejábamos todo atrás. Sólo nos llevábamos nuestra bici con el material necesario. Desde el lago Hovsgol Nuur (norte de Mongolia) hasta la ciudad de Estambul (Turquía) recorrimos 12 países en bicicleta, un total de 31.600 km. Pasamos de montañas a estepas, de desiertos a junglas… Cambios constantes de culturas y gentes. Nuestras mentes se empapaban de cada impresión, intentábamos captar todo los momentos…. Cuando ahora, en casa, leemos nuestro diario nos vienen a la memoria situaciones que casi ya no nos acordamos después de un año y medio pedaleando.

Datos personales

Nombre Pep Costa e Imma Molist
Año de nacimiento Pep (1961), Imma (1966)
Profesión Conductor de ambulancia y maestra
Otros viajes en bicicleta – De Leh a Katmandú (del norte de la India a Nepal)- De Atacama a Arica (Chile)- Los collados del Atlas (Marruecos)

– Del altiplano peruano a la Cordillera Blanca (Perú)

– De Mongolia a Estambul (13 países de Asia)

– De Spiti al valle sin nombre (norte de la India)

– Entre los volcanes ecuatorianos

– De Windhoek a Lesoto (Namibia y Lesoto)

– Del Pamir al Himalaya (Tayikistán y China)

Y vuestra web o email www.raconsdelmon.com.es También tienen un libro sobre este viaje:  DE MONGOLIA A ESTAMBUL. Una travesía en bicicleta que sólo está disponible en catalán

Este viaje

Itinerario De Mongolia a Estambul: Mongolia, China (de Pekín a Kunming –sur de China en tren), Laos, Tailandia (volamos de Bangkok a Calcuta), India, Pakistán, China (esta segunda vez cruzamos los 500 km. de carretera que cruzan el desierto del Taklamakán), Kazajstán, Kirguizistán, Uzbekistán, Turkmenistán, Irán y, por último, Turquía
Duración Año y medio
¿Por qué elegiste este recorrido? Nos atrae mucho el continente asiático, pero después, sobre la ruta inicial hubo que hacer variaciones. Por ejemplo, la primera vez que estuvimos en China, después de unos 100 km. pedaleando por el este del Tibet, la policía nos hizo salir de esta región y por esto nuestro viaje continuó por el sur (Laos, Tailandia…). Durante el trayecto tuvimos que hacer más variaciones.
Fecha en la que lo realizaste 31 de mayo del 2001 al 6 de diciembre del 2002
¿Cuántos ibais? 2 personas
Distancia total 31.615 km. en bicicleta
Coste aproximado 9.000 euros los dos (incluidos los dos billetes de avión de Barcelona a Pequín, de Bangkok a Calcuta, de Estambul a Barcelona y los dos billetes de tren en China, y también los visados). Nos salió un coste muy ajustado pero no nos importaba si teníamos que vivaquear, dormir en la tienda de campaña, en casas en construcción… y comer varios días seguidos el mismo menú. Durante los tres meses que estuvimos en la India, muchos días comíamos arroz con lentejas picantes al mediodía y después para cenar.
El mejor día (y por qué) En un año y medio hay muchos momentos buenos: el calor de la gente, un atardecer, pedalear en los grandes espacios
El peor día (y por qué) El día que la policía nos dijo que teníamos que volver sobre nuestros pasos en el Tibet (era uno de los lugares en donde habíamos puesto todas nuestras energías).
La parte de la ruta que más os ha gustado (y por qué) Podríamos hacer una lista de lugares: Mongolia, China, India, Pakistán, Kirguizistán, Irán y el Kurdistán de Turquía. Por la gente, los paisajes y las diferencias culturales.
El mayor quebradero de cabeza Los visados por el tiempo que tienes que perder y porque estás obligado a ir a las capitales; especialmente el de Irán, no había forma de conseguirlo hasta que el embajador vio que íbamos en bicicleta y le dejamos dar una vuelta en bici.
El mayor error cometido Los primeros meses llevar alguna cosa inútil que enviamos de vuelta a casa.
La sorpresa más agradable Reencontrarnos, después de 6 años, con Munish (un amigo indio) y asistir a su boda hindú en Delhi. Fue una experiencia inolvidable.

La bici y el equipo

El modelo de bicicleta Connor y Kenium (de hierro)
¿Le hicisteis alguna modificación? No
¿Llevábais para cocinar? Hornillo de gasolina
¿Y tienda de campaña? No la dejamos nunca
¿Qué os hubiera gustado llevar? Cuando viajamos nunca echamos en falta las comodidades de casa
¿Qué os habéis arrepentido de llevar? Un par de botas de montaña extras que sólo hacían bulto. Con las botas que utilizábamos para pedalear teníamos suficiente. También devolvimos unas mallas y un chaleco de plumas (el de Pep) yo soy más friolera.

Recomendaciones a alguien que vaya a hacer la misma ruta:

Intentar llevar el mínimo de peso posible y echarle ganas

El itinerario

mapa del camino

mapa del camino

Galería de fotos

Diario de viaje

Nuestra jornada solía empezar temprano (excepto algún día de descanso) y durante el día pedaleábamos y nos deteníamos cuando queríamos: para intentar comunicarnos con la gente, para fotografiar una imagen… Nunca fijamos quilómetros ni paradas. Cuando la tarde empezaba a declinar, empezaba la búsqueda de algún rincón para dormir: la tienda, un vivac, debajo de un puente, en un templo, con la policía, en la calle o alguna estación…

Por la noche consultábamos nuestros mapas y decidíamos el camino que seguramente seguiríamos la próxima jornada. Buscábamos siempre rutas secundarias, no las grandes carreteras que unen las ciudades. Nuestro interés eran los paisajes, los pequeños pueblos y sus gentes.

Dormir

Era tarde el día que llegamos a Beijing. Vimos una plaza en donde dormían vagabundos y pensamos que no se estaría tan mal. Cerca había un portal que parecía abandonado. Arrinconamos las bicicletas, estiramos la colchoneta y, a dormir se ha dicho. Nadie nos molestó. Por la mañana cuando nos levantamos se nos acercó un hombre y una mujer, él llevaba una palangana de agua caliente para que nos pudiéramos lavar, ella tres melocotones. Quedamos boquiabiertos, en una ciudad de 14 millones de habitantes no nos imaginábamos estos regalos.

Comer

Si el dormir ha sido variado, la comida aún más. Ni siquiera llegamos a descubrir que eran algunos de los productos que probamos. Otros eran conocidos, pero por ahora aún no se encuentran en las cocinas catalanas. Probamos perro hervido, abejas, larvas de abejas y saltamontes fritos, espaguetis de arroz hervidos con agua acompañados de sangre cocida y 4 hierbas; fruta con sal y pimienta; arroz dulce… Todos estos platos se encontraban en el mercado y, cuando nos decidíamos, los probábamos. El problema era si nos invitaban en alguna casa y en nuestro honor nos hacían algún plato especial.

En Laos una noche, una familia nos quiso degustar con uno de sus cocinados favoritos: sangre de pollo cruda con trocitos de cacahuetes.

La mujer de la casa nos decía:

-Comed, comed (el hijo estaba estudiando inglés) lo hemos hecho especial para vosotros -y añadía- tenemos que comer rápido porque sino hace la sangre cruda hace coágulos.

Nosotros nos lo poníamos en la boca e intentábamos tragarnos esto sin pensar demasiado en lo que estábamos ‘saboreando’”.

El visado

Conseguir el visado iraní fue toda una experiencia. Primero lo intentamos en Bishkek (Kyrgyzstan). El embajador nos pidió algún comprobante que demostrara que estábamos casados. Le enseñamos la copia del carné de familia. Él nos dijo que no le servía, que era una copia y que, además, no entendía el español.

Creímos conveniente probarlo en otro lugar. La embajada iraní en Uzbekistán. Llamadas, visitas… pero no lo conseguíamos, nos decían “vuelva usted mañana”. Nuestra paciencia se estaba agotando, un día, el funcionario de hacerlos llamó a Pep, había visto nuestras bicicletas y quería probarlas. Pep le aconsejó que se arremangara los pantalones para que el señor no se ensuciase y se enfadase con nosotros. Al cabo de dos días teníamos el visado.

La gente

Lo que nos ha impresionado siempre es la sonrisa de aquellos que no tienen casi nada. Un fragmento de un capítulo de la India del libro que publicamos “…Mis ojos se entristecen cuando veo a los niños correr a nuestro lado, corren para despedirse y darnos gracias. Gracias, ¿por qué? no les hemos entregado nada, no les hemos hecho ningún regalo, solamente hemos reído con ellos. Me gustaría quedarme más días, quisiera parar el reloj, pero sé que si permanecemos más tiempo lloraré aún más. Estos niños con su mirada, con su sonrisa, cuando nos miraban de reojo al rezar simulando estar atentos. Este país me entristece, en cambio ellos tienen la capacidad de reír…” (India)

En nuestros viajes intentamos, dentro de la situación de cada momento, descubrir la realidad de lo que nos rodea. “…La hija, en cambio, quiere volar, necesita escapar de las cadenas que la tienen prisionera, necesita vivir su juventud que empieza; en cambio tiene que ser sumisa como todas las chicas; comienza su adolescencia y reclama aquella libertad que se le niega por el hecho de haber nacido en un país cerrado. En su casa, con su familia puede vestir pantalones apretados y sacarse el pañuelo; pero en la calle no puede olvidar que vive en Irán y está obligada a salir con el chador, no puede mostrar sus formas femeninas, tiene que pasar desapercibida de la mirada de los hombres…” (Irán)

“…La última demostración importante de fuerza que palpamos y nos sorprende es en Diyarbakir. Pocos kilómetros antes de llegar a esta ciudad nos sobrevuelan aviones de guerra, ni uno ni dos, toda la tarde hay movimiento. Nada más entrar, se nos cruzan cinco autobuses de policías y veinte camiones de militares (los números son exactos porque nos entretenemos en contarlos) detrás de cada coche dos soldados con las metralletas preparadas para disparar. Para llegar al centro debemos seguir un par de calles, los pisos están rodeados de alambradas espinosas. En el centro de la ciudad, excepto la vigilancia normal de una zona habitada no hay más muestras de fuerza. Pero se sigue oyendo el ruido de los aviones que pasan raudo y de pronto: ssssxxxxt boomm! Y otro: ssssxxxxt boomm! ¿Acaso ha empezado la guerra de Irak? Nos sorprende y nos asusta un poco, pero no hemos visto ningún ciudadano que corriera a esconderse, continúan con sus asuntos. “Esto es normal, son simulacros”…” (Kurdistán – Turquía)

Durante nuestro viaje hemos tenido que vivir y adaptarnos a cada situación:

“…El hotel es más bien una madriguera infecta; las habitaciones son “normales”, debajo de la cama la mierda se va acumulando cada vez que hay nuevos inquilinos; lo más fantástico es el retrete, antes de entrar llamo siempre a la puerta, mi intención no es avisar a un cliente que esté haciendo sus necesidades, sino ahuyentar la horrorosa y grandiosa rata que ha tomado posesión del cubo de los papeles y de las compresas…” (Uzbekistán).

“…de repente me he despertado atemorizada, como si no pudiera respirar. Pep y los dos franceses hace rato que intentan cubrirse. El viento vuelve a soplar, pero esta vez con la fuerza de mil demonios, todo es polvo. Cada vez es más fuerte, tengo una tos irrefrenable, empiezo a asustarme, nos tapamos con la funda de algodón, es irrespirable, tengo la sensación de que me ahogo, que se acaba el aire, el polvo es espeso, parece que se pueda cortar. Me pongo nerviosa, respiro con fuerza pero aún es más terrible. Las ramas de los árboles empiezan a acariciarnos, unas caricias bruscas, ramas que se parten y nos golpean al caer. Temo que uno de estos árboles se rompa y caiga con todo su peso sobre nosotros. No podemos hacer nada, no hay ningún escondite cerca de nosotros…” (China)

 

Warning: file_get_contents(): SSL operation failed with code 1. OpenSSL Error messages: error:14090086:SSL routines:SSL3_GET_SERVER_CERTIFICATE:certificate verify failed in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

Warning: file_get_contents(): Failed to enable crypto in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?id=https://www.rodadas.net/viajes-en-bici/viajes-de-los-lectores/de-estambul-a-mongolia/): failed to open stream: operation failed in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 36 intrépidos

  1. Xavi dice:

    Increiblemente maravilloso, que experiencia, voy a llerla a imaginarme los inolvidable de esta aventura. Mi más sincera admiración. Saludos Xavi

  2. Delaire dice:

    Apasionante vuestro viaje. Leí hace ya tiempo el libro que publicásteis sobre él cuando lo ví en la biblioteca de Lesseps, en Barcelona, y resultó una sorpresa. Muy interesante.

    ¿Qué tal el Taklamakán? ¿en que fecha lo cruzásteis? (¡Veo que tendré que leer de nuevo vuestro libro!)

    Bueno, sólo añadir que dan ganas de hacer planes ya tempranito por la mañana. Gracias.

    Saludos.

  3. Josemi dice:

    Jooooooder, qué viaje. Pero vaya pareja, qué tíos, qué valientes. Qué subidón ver que hay gente como vosotros. Mis más sinceras felicitaciones y envidia cochina.

  4. kiku dice:

    Qué fuerte, se me han puesto los pelos como escarpias leyendo la última parte del artículo, me han picado todas las curiosidades que puedan picarle a uno de seguir leyendo, aunque no sé si podré con un libro entero en catalán, ya que hace años estudie´catalán pero es muy básico, aunque creo que lo voy a intentar, tendré que írselo traduciendo a mi chico, pero es algo que tenemos que leer juntos, porque MENUDA MARAVILLOSA AVENTURA, joooo, qué fuerte.

    enhorabuena, visitaré vuestra página, qué pasada de viaje.

    un besazo

    • Pep & Imma dice:

      Estamos contentos que te hayan gustado los artículos. Ya nos gustaría traducir el libro, pero la cosa está complicada y en tiempos de crisis más. Esperemos que trocito a trocito puedas ir leyendo nuestro libro.
      Besos y muchas gracias

  5. coocker dice:

    yo quiero uno de esos, pero creo q ire mejor de mochilero, si alguien se apunta

    una pregunta el tema averias y cambios de cubiertas y demas? q seguro q algunas cosas las tuvisteis q cambiar

    • Pep & Imma dice:

      De averías normalmente tienes pocas. Siempre llevamos una cubierta plegable de aquí, pero en este viaje largo tuvimos que comprar cuando encontrábamos, algunas duraron mucho y alguna muy poco como la que compramos en Paquistán.
      Un saludo

  6. enrique dice:

    Es mi sueño dorado algún día, algún día, y ojala sea ahora, gracias por permitirme soñar de nuevo a través de esta aventura

  7. cedila dice:

    Es una pena que el libro sólo esté disponible en catalán. Espero que sea sólo porque no encontraron aún una editorial que lo publique en castellano. El día que haya una traducción que pueda leer, saldré corriendo a comprarlo.

    Su página web está en varios idiomas y está muy bien hecha. Preciosa.

  8. polyciclo dice:

    ¿De que tipo de pasta estan hechos esta gente, que acomete estas asombrosas aventuras, en lejanos paises perdidos de la mano de Dios? donde las infrastructuras brillan por su ausencia, desconociendo jergas o idiomas, donde la inseguridad,o los conflictos internos afloran por doquier, Si, hace falta ser un autentico maniatico por la aventura para atreverse a realizar tal proeza, seguramente la intensidad de las vivencias pasadas, deben de compensar tanto espiritu de sacrificio y lucha, Mi mas sincera admiración, me gustaria leer ese libro en castellano, realmente he quedado fascinado por vuestro singular y largo recorrido. ¡¡ Toda una heroicidad pep & Inma ¡¡

    • Pep & Imma dice:

      A nosotros no nos importa donde durmamos o lo que comemos, nos gusta viajar así para conocer todo lo que nos rodea y todo tipo de gente.
      Viajar por lugares donde no hablen ni español ni inglés nos motiva un montón, hay una comunicación especial ya sea con dibujos, gestos o alguna palabra que aprendemos del lugar.
      Muchas gracias por tus comentarios, seguro que nos darán fuerza para seguir haciendo más viajes.

    • Joaquim Giol dice:

      Estan hechos de una muy buena pasta, yo los conozco de subir montañas, las suben i las bajan como si nada a pie o en esqui de travesia.
      El esqui de travesia les vuelve locos, te pegan cada paliza i al dia siguiente otra.
      Eso si nunca van a batir records, si hay que parar se para, si hay que comer se come, admiran el paisaje, etc.
      Son gente secilla con una vida sencilla.

  9. Jose Julián dice:

    Pedazo viaje, con mayúsculas. Hay que tener las cosas muy claras para cerrar la puerta de tu casa e irse a dar una vuelta durante año y medio, mira!! ya tengo alguien más a quien admirar…
    P.D.: He buscado en Mercadona la sangre de pollo cruda con cacahuetes y no la he encontrado, je je je …

    • Pep & Imma dice:

      No te creas, nos costó dar el primer paso para decidirnos a partir. Pero después también nos costó volver.
      P.D.: No te desanimes, sigue buscando, seguro que dentro de un tiempo habrá bricks con sangre cruda.
      Un abrazo

  10. Genis dice:

    IMPRESIONANTE!!

    Que suerte disponer de tanto tiempo para poder conocer mundo en bici!!.

    Enhorabuena y gracias por compartirlo!!

  11. coocker dice:

    de todas formas tb hay q ver las cosas malas q os pasaron, habra alguna? que haciais con el agua?

    buen viaje saludos

    • Pep & Imma dice:

      Hombre claro, siempre hay cosas malas, pero al final intentamos ver el lado bueno. Por ejemplo cuando me encontré mal y con el medicamento nuestro no solucionábamos el problema, es divertido descubrir el sistema que utilizan en otros países, el suelo del hospital en Paquistán estaba sucio de sangre y en una estantería había una cáscara de plátano tirada.
      Sobre el tema del agua, durante este año y medio no echamos nada para desinfectarla eso que la cogíamos de riachuelos y de pozos (sólo echamos tintura de yodo en Mongolia y seguro que aquí no era necesario). La suerte también cuenta en los viajes.
      Saludos

      • coocker dice:

        como se llamaba la tintura de yodo, con el foro de agua que hicieron me quede con varios, pero cual usasteis, que yo lo de los filtros no lo usaria pero si quiero llevarme un desinfectante cuando valla al viaje del 2011 estambul-santiago, y ahay zonas que hay que desinfectar, saludos

        este año hay otros caminos ya previstos

  12. Txibi dice:

    Gracias por contar ese viaje… ¿No habéis pensado en traducir el libro a la lengua de Cervantes? Escribís muy bien.

  13. carlos zapatera dice:

    Hola chıcos, lo prımero daros la enhorabuena por ese ”pedazo” de vıaje, lo segundo y un poco egosıta haceros unas preguntas: yo estoy ahora mısmo en Erzurum (Turquıa) y estoy vıajando en bıcı y queıro llegar hasta el Nepal. Tengo el vısado para Iran pero solo me lo han dado para 15 dıas. ?como lo hıcısteıs vosotros con los vısados de los ”tan” y de chına.

    un saludo.

    • Pep e Imma dice:

      Hola Carlos
      Gracias por el comentario. El tema visado siempre es un coñazo, los sacamos por el camino. Nosotros conseguimos un mes para Irán (lo intentamos en Kirguizistán y no lo conseguimos, tuvimos que hacerlo en Uzbekistán), esto depende de la embajada y del día que tienen. Nos dijeron que se podían hacer ampliaciones, pero sólo estaba permitido el último día que vencía el visado. Para Turkmenistán, cogimos un visado de paso, en 4 días lo cruzamos (el visado de un mes era muy caro y necesitábamos muchos días de espera). Kirguizistan y Uzbekistán fueron bastante fáciles y el de Kazakstán nos tuvimos que hacer la prueba del SIDA y tuvimos que esperar mucho. El de China depende de muchas cosas y de la embajada, nosotros a veces hemos conseguido un visado de tres meses y otra vez sólo para un mes; en China se podían hacer varias extensiones, pero esto también es muy variable. Perdona que no podamos darte más información porque esto va variando, de todas formas no te desanimes, al final siempre se encuentra alguna solución.
      Mucha suerte y muchos ánimos

  14. FIL dice:

    Estoy impresionado. Casi 32.000 kilómetros. ¡Que barbaridad! Me encanta Asia, en general, y Turquía, en particular. Me dáis una envidia terrible.

    Quisiera preguntaros por los paisajes. ¿Cuáles os parecieron más impresionantes? Y la gente, por ejemplo, ¿cómo reaccionaban las mujeres al ver a Inma pedaleando con atuendo de cicloturista? También quisiera saber en qué idiomas os entendiais con la gente.

    Felicidades. Creedme que estoy impresionado.

    • Pep / Imma dice:

      Hola
      Gracias por tu comentario
      Mira para entenderte con la gente a veces con gestos o dibujos en la arena te vas apanando.
      Referente a pedalear con atuendo de cicloturista, a partir de DElhi en la India dejamos el atuendo de cicloturista por pantalon largo y ahora siempre cuando viajamos no vamos nunca con pantalon corto
      Los paisajes mas impresionantes para nosotros fueron Paquistan, China y Kirguizistan y Mongolia

      Un saludo desde Senegal en donde estamos pedaleando en estos momentos

  15. Muy bonito escrito el relato ! Un viaje incre´bley maravilloso ! Buenas rutas ! adónde van ahora ? Un abrazo Ivana elmundoenbici.com

    • Pep Imma dice:

      Hola

      ahora te escribimos desde el Senegal, hemos estado en Burkina, Mali y Guinea Conacry. Muy interesante pero muy diferente.
      Un abrazo

  16. Marciano Cárdaba dice:

    Ya veo que llego con años de retraso, porque he leído vuestro libro De Mongòlia a Istambul la semana pasada. De un tirón, todo sea dicho, y ha sido un placer, porque el relato de ese envidiable viaje está redactado desde la humildad que da la sabiduría de conocer mundo y, además, rezuma autenticidad. Ni que decir tiene que también leeré vuestro relato africano, donde, como deja intuir la portada, me encontraré con los himba, las arenas rojas del Namib y quizás, de nuevo, con melones, esta vez silvestres y del desierto. La enhorabuena por todo y las gracias por compartirlo. Un saludo.

  17. Marciano Cárdaba dice:

    Acabo de terminar De Windhoek a Lesotho y también ha sido una lectura amena y apasionante. Si desde la seguridad del camión impresiona el desolado paisaje de Namibia, la valentía de recorrer esos caminos sobre una bicicleta emociona a los que no tendríamos el suficiente valor para hacerlo. Además, leyendo vuestro relato descubrimos que hay más vida de la que podemos vislumbrar desde las ventanillas de un vehículo. Es la diferencia entre deambular por Namibia y estar en Namibia. Reitero mi enhorabuena y las gracias por compartir con los demás vuestra experiencia.

Deja tu mensaje al oir la señal

Pueden porque creen que pueden

— Virgilio

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies