Volver arriba

Viaje a los Ancares y vuelta por la Vía de la Plata.


  1. Nota inicial.

    Esto de hacer una crónica la verdad es que no me apetecía mucho, intenté convencer a mi compañero Trisqui para que él escribiera algo, pero también me decía que no se le daba bien y no le veía con muchas ganas. Así que como alguien debe hacerlo y le dije a Trisqui que haría lo que pudiera, pues ahí va mi relato.

    Por otro lado, creo que la crónica es la salsa de este foro aunque lleve su trabajo el realizarla, sin embargo pienso que es agradecida para el que la lee como para quién la escribe. Aunque en el foro se vende (yo el primero), se compra, se dan consejos … la crónica del viaje cicloturista con sus fotos, al menos para mí es lo que más me hace disfrutar de este mundo del cicloturismo.

    Agradezco a cicloturismo el Bierzo por habernos dado a conocer estas rutas y estas tierras.

    DIA PRIMERO. Llegada a Ponferrada y Ruta por las Médulas.

    Tomo el autobús de la compañía ALSA a las 1’35 h. de la madrugada que será el que me lleve a Ponferrada, en la estación de Zafra. Cuando la conductora abre las puertas de la bodega del autobús me dice:

    -         ¿Dónde va la bicicleta?

               Donde usted quiera ponerla… contesto.

    -         No hombre, me refería a la población.

    -         Perdón, a Ponferrada.

    El viaje nose me hace pesado, aunque apenas consigo dormir. Pasado Benavente y con las primeras luces del día veo un polígono industrial con varias naves y en una de ellas luce el rótulo “Legumbres Luengo” y se me viene a la memoria las lentejas de Pau en su viaje a Islandia.

    En Ponferrada tras bajar del bus busco un rincón tranquilo donde poder armar la bici y colocar los bultos, tan ensimismado estoy que me hace levantar la cabeza una voz:

    ¡Buenos días!, es Trisqui que ha venido a esperarme a la estación,  él ya, con traje de faena listo para hacer kilómetros.

    Tras tomar un café en la estación partimos hacia el camping O Bierzo situado en la localidad de San Martín de la Abadía, al principio hay un intenso tráfico y luego tomamos  una pistaasfaltada junto a un canal de riego, paralelos ambos a la nacional VI, donde disminuye la circulación.

    En el camping me registro y dejo los pertrechos que no voy a utilizar para comenzar la primera de las rutas que Trisqui recorrió el día anterior. Volvemos a pasar por la pista del canal y salimos a la Nacional 536, cruzamos el río Sil que es el que nutre de agua esta rica vega que vamos atravesando. La carretera poco a poco pica hacia arriba y en Santalla del Bierzo comenzamos una subida hasta el cruce de Borrenes, donde dejando por poco tiempo la nacional nos dirijimos a la pequeña población y de aquí preguntando a un vecino nos acercamos al bar “Las Ventas” que está en la misma nacional que poco ante hemos dejado. Por 12 euros comemos de menú como si fueramos reyes, tanto el primer como el segundo plato son enormes en cantidad y buenos al paladar. Eso sí, los modos y protocolos de alto nivel quedan para eso, restaurantes de nivel.

    Bien satisfechos los estómagos volvemos al tajo y mirando para el frente no veo más que sierras y más sierras, lo que quiere decir que toca subir y mucho. Atravesamos la aldea de la La Chana y en progresiva subida terminamos en el mirador de Orellán, que antes de llegar a él tiene dos rampas de campeonato que para sufrimiento nuestro y deleite por el sufrimiento ajeno de los que bajan de ver el mirador, tenemos que rebasarlas con toda la artillería que llevamos en nuestros desarrollos.

    Desde el mirador contemplamos la zona conocida por Las Médulas que yo las tengo en la memoria de los libros de texto de EGB donde se estudiaban en el apartado de Ciencias Sociales (antes Geografía) y hoy día Conocimiento del Medio. Carteles explicativos para que todo el mundo se empape algo de que es lo que lo ha traído aquí, informan de la zona y las actividades que allí se realizaban ya en la Iberia pre-romana sobre todo, la obtención de oro y en definitiva de riqueza. Curioso que esa tarea no nos la hayamos quitado de encima los humanos con el paso de los siglos.

    Tras alguna fotillo que registren nuestro paso por el lugar, Trisqui me mete por una pista que creo no apta ni para cabras, con unas piedra sueltas que me obligan echar pie a tierra, pero   el puñetero de él se da traza y maña para llegar arriba sin bajarse y no porque lleve apoyo eléctrico solamente,  sino porque sortea con gran agilidad los pedruscos que le salen al paso. Al llegar al alto paramos en el mirador De Pedrices y de otro lado miramos Las Medulas y abajo la localidad del mismo nombre a la que descendemos en veloz bajada hasta llegar a la localidad y ya en ella entro a ver desde la puerta la iglesia dedicada a San Judas Tadeo donde una parroquiana nos enumera las especialidades del mencionado Santo en cuanto arreglar entuertos se refiere.

    Trisqui prefiere recortar algunos kilómetros por carretera pues su track de regreso va más por pistas, en esto tiene en consideración el viaje que he realizado desde Zafra y que he dormido más bien poco la noche anterior. Seguimos en bajada hasta Carucedo y ascendemos de nuevo a Borrenes,  a partir de aquí la ruta es la misma hasta el camping con la diferencia de que bajamos lo subido anteriormente. Al final del día y a pesar del recorte final han sido 97 los Kms. recorridos

    A la salida de Borrenes hacemos un cambio de bici para que yo pueda valorar la asistencia eléctrica (sin comentarios) lo malo es que Trisqui no me la quiere dejar para el resto de los días.

    Ya en el camping montamos tienda y tras una merecida ducha cenamos y al saco que mañana nos espera otra ruta.


    Todo preparado para la salida.

    Paisaje de Las Médulas.

    Mirador de Pedrices.

     


     

     

     

    Publicado hace 3 años #
  2. Tenía muchas ganas de saber qué tal fué ese recorrido ,y ya había perdido la esperanza de que apareciera el relato.....

     Mas vale tarde que nunca....¡¡¡Gracias!!!!!

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 3 años #
  3. Rafa, la verdad es que hacer una crónica medio en condiciones lleva su tiempo y ahora no

    andaba yo con mucho tiempo.  El caso que me he puesto y ya la iré mandando.

    Publicado hace 3 años #
  4. ¡Qué bueno! A la espera quedo de los siguientes episodios con sus fotos... para subir esas cuestas y admirar los paisajes "vicariously", a través de otro, como dicen en inglés 

    Muchas gracias por la crónica, es verdad que da un poco de pereza ponerse...

    Publicado hace 3 años #


  5. DIA SEGUNDO. 2/9/2017. Del camping O Bierzo a Camping de Pereda de Ancares.



    Nos levantamos a las 7’30 h. nos aseamos y veo que Trisqui está tranquilamente sentado con su infernillo calentando agua y en un momento tiene el desayuno preparado, con sus galletas y sus bizcochos. En esto del infernillo si que soy un novato pues no lo he usado antes y lo que suelo hacer es parar en un bar y desayunar. Que bien me sabe el café y sin más demora recogemos tienda, cargamos alforjas y demás bultos y listos para partir. Trisqui queda su coche en el camping mientras estemos recorriendo Los Ancares.

    Cuando voy arrancar, ¡oh! ¡Vaya por Dios!, la rueda trasera está floja de presión, hay una persona en el camping que me deja un inflador de pedal y me doy cuenta que la cámara está pinchada. Con la ayuda eficaz de mi compañero Trisqui desmontamos todo y cambio la cámara (está rota a nivel de la válvula).

    Por fin salimos de verdad y seguimos los caminos marcados en los GPS que nos ha facilitado CicloturismoElBierzo. Volvemos a tomar la carretera del canal que se hace un poco pesada en su rectitud hasta llegar a una rotonda y giramos hacia Cacabelos por la carretera LE 158/7, antes de llegar a la localidad mencionada pasamos por delante del monasterio de Sta.María de Carracedo el cual no  visitamos.

    Salimos por la carretera LE 5202 de Cacabelos y a partir de aquí seguiremos el curso del río Cua remontando su caudal. Al llegar a Quilós paramos en un bar a tomar un café (yo soy más de cafés que Trisqui que por lo que veo es más de infusiones). Retomada la ruta vamos subiendo hasta llegar a la aldea de San Vicente donde acaba el asfaltado y comienza una pista de tierra debidamente señalizada que nos llevará hasta Vega de Espinareda. Este tramo es espectacular con una sombra permanente de la abundante vegetación que crece junto al río.

    Nos encontramos con un padre y tres niños pequeños, uno de ellos lo transporta en el portabultos en una sillita, los otros dos van con sus pequeñas bicis. La niña se ha caído y tiene varias heridas superficiales provocadas por la caída, pero ahí sigue la criatura con toda entereza dando pedales pues viven según cuenta el padre en Vega y quieren llegar lo antes posible para curar las heridas. Yo le digo a la pequeña que es una campeona y que esto nos ha pasado a todos y no tenemos porqué cogerle tirria a la bici.

    Atravesamos Vega de Espinareda que tiene una magnífica piscina natural hecha al paso del río y salimos de la localidad por la carretera LE712 que se mantiene cerca del río hasta llegar a un cruce donde con poco saber se intuye que se empieza a salir del valle y pasar a otro ¡Vaya, que comienza un puerto! La subida es tendida, me imagino que con un 6% de desnivel medio, pero con bastante calor para la latitud en la que estamos. Tras coronar el puerto de Lumeras paramos un rato, la foto e iniciamos descenso intenso hasta la venta Puente de Ancares, donde decidimos parar a comer. Pregunto si hay menú y aunque es un poco tarde la señora nos prepara un plato de embutidos de primero con churrasco de segundo más postre a elegir, que por 12 euros no está nada mal. Hablo con un paisano de lo que hablamos todo el mundo y no suele generar crispación: el tiempo, me dice que ha llovido poco y nevado menos. Yo me pensaba que esta plaga bíblica de la sequía afectaba solo a Extremadura, por lo que se ve no.

    Seguimos ruta pasando el mencionado puente que da nombre a la venta y aquí de forma muy sibilina la carretera empieza a elevarse, dejamos atrás y a nuestra izquierda Candín y llegamos a nuestro destino final que es el camping de Pereda de Ancares, situado a la salida de la población y al lado de la carretera que traemos.Trisqui me venía avisando que tras la subida a Lumeras lo peor estaba por venir, por suerte se equivocó y lo peor lo dejamos para el día siguiente.

    El camping es pequeño y está ocupado por nosotros dos, nos instalamos a nuestras anchas después de registrarnos. Lavo un poco de ropa y al ir hacia la ducha siento un intenso dolor en el tobillo derecho,  me doy cuenta que me ha picado algo pero que no acierto a distinguir que es, el puñetero bicho me da la tarde, menos mal que aplicándome hielo el dolor va cediendo que no quitándose. Al final de la tarde damos un paseo para ver el río, cuyo caudal baja muy escaso, tanto es así que me dice la propietaria del camping que les han prohibido a los vecinos regar así como pescar en el río.

    De regreso cenamosy nos vamos a dormir.


    Primera parada en Quilós.

    En S. Vicente tomamos una ruta señalizada hasta Vega de Espinareda.

    El viajero Trisqui con su bonita bicicleta electrificada Surly, que está perfectamente preparada para hacer cicloturismo, con su Rohloff de 14 velocidades y con dos baterías que le dan energía de sobra para una larga jornada cicloturista.

    El otro viajero el que escribe, con mi Orbea Sate ligeramente modificada para cicloturismo.

    Montando el campamento en Pereda de Ancares.

    Campamento montado.


    Adjunto

    1. DSC_0379.jpg (139 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0374.jpg (156.6 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0371.jpg (217.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. DSC_0370.jpg (214.5 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    5. DSC_0369.jpg (156.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    6. DSC_0366.jpg (129.6 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  6. DIA TERCERO 3/9/2017. Del camping de Pereda de los Ancares a Pousada Campa la Braña.

    Tras levantarnos a las 7`30 h. Trisqui prepara en un momento café en su infernillo y desayunamos, después comenzamos con la recogida del campamento. Los primeros rayos de Sol calientan la zona donde hemos dormido y al mover mi bici para colocarle las alforjas siento de nuevo un gran picotazo en tobillo derecho, igual que ayer con la diferencia que llevo calcetines, me doy cuenta que una avispa la tengo clavada en la zona, esta muere en acto de servicio pues la aplasto con los dedos, aun así me ha dejado dolorida la zona aunque menos que ayer.

    Ahora entiendo el problema, al pasar la rueda de la bici por un terrón de tierra lo que he hecho es perturbar un avispero que está debajo de tierra y las avispas cabreadas a pesar de lo temprano que es revolotean furiosas. Se lo digo a la dueña del camping para que no le piquen a nadie y aproveche el anochecer para echarles gas-oil y acabar con ellas.

    Por fin nos ponemos en movimiento ya de principio vamos poco a poco en ascensión hasta que pasamos la aldea de Tejedo de Ancares y aquí comienza una terrible ascensión que no tiene descanso alguno, tal es así que a mitad del recorrido echo de vez en cuando pie a tierra. Trisqui con su apoyo eléctrico se ha ido hacia delante esperándome de cada cierto tiempo y así seguimos hasta la cumbre, donde se nota debido a la altura,  bastante fresco, nos abrigamos, hacemos algunas fotos y nos acercamos al mirador de Balouta donde hay una preciosa vista de la comarca de los Ancares.

    Iniciamos el prolongado descenso que nos adentra en la provincia de Lugo previo paso por la aldea de Surbiol y a partir de aquí de nuevo comienzan las subidas y bajadas hasta que por fin iniciamos la subida del que será el último puerto de la jornada -que nada tiene que ver con el puerto de los Ancares- y que termina en la pousada Campa la Braña. Aquí hay dos bares que dan comidas y tienen camas para pasar la noche. Nos decidimos por uno de ellos que tras la comida la propietaria nos comenta que aunque hay habitaciones individuales, también hay un albergue que utilizan montañeros cuando vienen por aquí. Nos decidimos por esta  última opción que por 8 euros está bastante bien, además estamos los dos solos en todo el albergue. Hoy el día ha sido corto en distancia pero durísimo en intensidad. Tras la comida de menú aprovechamos para limpiar y engrasar las cadenas de ambas bicis. La cena la hacemos en el albergue y nos vamos a la cama.


    Trisqui llegando al final del puerto de Los Ancares.

    Tremendo puerto de Los Ancares, al ingeniero que lo hizo, le dirían que el presupuesto era escaso y que no hiciera muchas curvas.

    Entrada a los Ancares Lucenses.

    Bonita fuente que nos encontramos cuando subimos el último puerto de la jornada.


    Adjunto

    1. DSC_0393.jpg (195.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0392.jpg (127.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0383.jpg (114.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. DSC_0385.jpg (127 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  7. Anda!!!!!!!,Parece que coincidimos en la eleccion de la tienda

    No puedo hacer casi zoom ,pero estoy casi seguro de que es una firefly!!!!!!como la mia......

    Publicado hace 3 años #
  8. Sí Rafa es la misma ¿no te acuerdas que te pregunté por ella antes de comprarla?.
    El caso es que la tengo en venta porque se me queda chica, pues me gusta meter
    las cosas dentro y sobre todo la Brompton cuando la pliego.

    Publicado hace 3 años #


  9. DIA CUARTO. De Pousada Campa la Braña al Camping O Bierzo.

    Amanece lloviendo el nuevo día, si bien no es una lluvia fuerte nos obliga a ponernos los trajes de agua, tras el desayuno nos ponemos en camino por la carretera LU 1401, hoy sabemos que toca más bajar que subir y ya desde el principio el descenso es acusado hasta que llegamos a Doiras donde iniciamos la subida al puerto de Portelo que separa Lugo de León.

    Con el descenso vamos quedando el agua atrás y poco a poco se abren los cielos. Desde el puerto de Portelos iniciamos una segunda y más vertiginosa bajada que nos lleva a Balboa y siguiendo bajando, aunque de forma más moderada pasamos Ambasmestas y Valcárcel, en esta última población nos topamos con el famoso Camino de Santiago Francés que es delatado por la gran cantidad de peregrinos que nos vamos encontrando a nuestro paso.

    Llegados a Villafranca del Bierzo con bastante calor y un día ya del todo despejado, compramos algo en un supermercado y aprovechamos un parque para comer. Reanudamos la marcha y tras unos 20 Km. volvemos al camping El Bierzo en San Martín de la Abadía donde Trisqui ha quedado su coche.

    La ruta por Los Ancares ha terminado, pero Trisqui ha decidido venirse a Puebla de Sanabria donde me acompañará en mis primeros kilómetros siguiendo la ruta Sanabresa en dirección a Extremadura. Con rapidez preparamos todo, subimos las bicis al coche y llegamos a la caída de la tarde a Puebla de Sanabria quedándonos en el camping “isla de Puebla”a orillas del río Tera. Por cierto, el agua corriente no es apta para el consumo los incendios seguidos por tormentas han contaminado el río que abastece de agua para consumo a la localidad.

    Por la noche Trisqui cocina unas estupendísimas lentejas (Luengo como no, amigo Pau) que las acompañamos de un vino de la zona, bien cenados y contentos nos vamos al saco.



    La bici de Trisqui.

    Puerto de Portero entramos de nuevo en la provincia de León, aquí comienza una bajada que nos
    lleva hasta Villafranca del Bierzo.


    Adjunto

    1. DSC_0398.jpg (139.6 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0397.jpg (156.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0395.jpg (172.5 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #

  10. Adjunto

    1. DSC_0400.jpg (166.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  11. DIA QUINTO.De Puebla de Sanabria a Sta. Marta de Tera.

     Sobre las 9,30 dejamos Puebla de Sanabria y comenzamos la etapa por la nacional 525 que bien es verdad que está muy bien por el poco tráfico que por ella discurre, pero es bastante monótona con rectas interminables y lo que es peor las obras del AVE, con una polvareda de mil demonios y un continuo entrar y salir de camiones.

    Llegamos a Mombuey, paramos en un bar y tomamos café, nuestro último café del viaje pues Trisqui se vuelve de nuevo hacia Puebla de Sanabria tras haberme acompañado casi 30 kilómetros. Luego me contará por teléfono que en su vuelta se pasó porlos Lagos de Sanabria y se bañó, pues hace tiempo  estuvo en ese lugar y quedó con ganas de volver.

    Ha sido una gran experiencia haber conocido y pedaleado con el forero Trisqui y creo que durante nuestro corto viaje hemos tenido buena química y todo ha ido bien. Espero que no sea este nuestro último viaje juntos, ya le he propuesto algún viaje por la frontera entre Extremadura y Portugal que seguro que algún día lo haremos.

    Ya en solitario, voy a sellar en Mombuey una credencial que llevo más que por certificar que he hecho el Camino de Santiago – que en realidad no lo he hecho en su totalidad- , para que me valga el poder dormir en albergues.

    El viaje hacia el Sur me lo he planteado hacer siguiendo como he dicho la Vía Sanabresa y luego la Vía de la Plata, bien por la carretera nacional, por caminos y sobre todo por carreteras locales de escaso tráfico. Ya en Mombuey a la salida de la población me meto por camino aunque voy al revés y no veo las flechas amarillas, llevo el GPS con los tracks. En Rionegro del Puente paro al lado el río a comer un bocadillo y aprovecho para secar la tienda que está algo húmeda de la mañana y alguna ropa que aún no ha secado.

    Continúo por caminos de tierra en bastante mal estado en principio hasta llegar a Villar de Farfón y aquí comienzo a bordear el pantano de Nuestra Sra. de Agavanzal. Paso por Olleros, Calzadilla y Calzada todos ellos de Tera y aquí en esta última población retomo la carretera nacional hasta Sta. Marta de Tera.

    En Santa Marta busco el albergue municipal que por cierto es todo un lujo, con unas instalaciones que ya quisieran algunos hostales privados tenerlas. Saludo a los peregrinos (7 u que van hacia Santiago y después de instalarme charlo conalguno de ellos sobre pormenores del viaje. Tras una vuelta por la localidad me encuentro con el alcalde un hombre  joven que me cuenta los esfuerzos que le hacostado al municipio el poder tener un albergue en condiciones. Yo le felicito por ello y ya me encargaré de proclamarlo a los cuatro vientos. La jornada se acaba con unas pastas en la cocina albergueña y un café en un bar del pueblo.


    Salida de Puebla de Sanabria en el puente sobre el río Tera.

    Iglesia en Mombuey.

    Area de descanso en Rionegro del Puente, aquí hago una larga parada para comer y secar ropa.

    Uno de los muchos albergues que encuentro en mi camino.

    Este es el pantano de Agavanzal, el camino que llevo lo rodea por uno de sus lados.

    Igleisa románica de Sta. Marta de Tera, pueblo donde finalizo la jornada.


    Adjunto

    1. DSC_0412.jpg (103 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0407.jpg (115 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0405.jpg (99.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. DSC_0404.jpg (176 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    5. DSC_0402.jpg (105.5 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    6. DSC_0400.jpg (166.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  12. DIA SEXTO.De Sta. Marta de Tera a Zamora.

    Esta mañana a las ocho ya me encontraba solo en el albergue, cosa que me esperaba pues los peregrinos a pie madrugan mucho, yo sin embargo espero que se pueda ver bien para iniciar el camino.Tras desayunar comienzo a pedalear por una carreterilla local que me lleva por Sta. Croya de Tera, Bercianos de Valverde, Sta. María de Valverde, Pueblica de Valverde y Tábara. Esta última veo que es la localidad más importante de la zona, aquí aprovecho para comprar algunas cosas en un supermercado (pongo en práctica los conocimientos adquiridos en el post “qué hacer con la bici cuando viajas solo y entras en un mercado”), tras la compra me siento en una terraza a tomar un café con un dulce, justo enfrente de la iglesia principal del pueblo.

    Continúo mi viaje pasando por Escober de Tábara, donde me paro hablar con un hombre ya mayor que me cuenta que ha estado toda su vida trabajando en el País Vasco ytras el retiro ha decidido venir a pasar los últimos años de su vida, en el pueblo que le vio nacer. Yo le digo que sabia decisión si es aquí donde más a gusto se encuentra, lo cierto que más paz no se puede pedir en un lugar como este.

    A partir de Escober el terreno se eleva y llego a San Martín de Tábara por carreteras muy poco transitadas. Navianos de Alba, Perilla de Castro y de esta última localidad una carretera en desuso por haber otra alternativa me lleva a la nacional 631 que esta si tiene mucho tráfico y hay que ir con cuidado y a la vez incómodo.

    Atravieso el embalse de Ricobayo y sobre las 3 de la tarde llego a Montamarta donde compró una bebida fresca y me paro a comer. Tras el descanso continúo la marcha paso Roales y entró sobre las 5 de la tarde en Zamora, pregunto por el albergue de peregrinos donde quiero pasar la noche. En el albergue me dicen los hospitaleros voluntarios que hoy está bastante lleno y que supera la media que diariamente suele tener, pero que tengo sitio. Vuelvo a la rutina del día anterior que tras colocarme y asearme aprovecho para dar una vuelta por Zamora.


    Tabara.

    Escober de Tábara.

    Llegada a Montamarta.


    Zamora.

    Adjunto

    1. DSC_0423.jpg (138.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0420.jpg (151.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0418.jpg (119 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. DSC_0417.jpg (89.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    5. DSC_0416.jpg (98.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  13. DÍA SÉPTIMO. De Zamora a Salamanca.


    Me ocurre por la mañana lo mismo que el día anterior, en el albergue sólo quedan los encargados de su cuidado pues los peregrinos aunque algunos van en bici ya han volado todos.

    Tras atravesar el río Duero y hacer alguna foto salgo de Zamora hacia Salamanca, esta vez por el camino Vía de la Plata, pues ya quedé atrás la Vía Sanabresa y los primeros 37 Km. son por caminos de tierra en bastante mal estado, paso por Villanueva de Campeán y de aquí llego a El Cubo del Tierra del Vino, donde entró a tomar café y descansar un rato, en este pueblo engancho con la nacional 630 que me lleva a Salamanca tras pasar por Calzada de Valdunciel,  Aldeaseca de la Armuña y Fuenteserrana.

    Ya en Salamanca me dirijo hacia un pueblo muy cercano a la capital, Cabrerizos queestá a orillas del río Tormes donde he quedado con un familiar en el camping Don Quijote y donde pasaré la noche.

    Paso una tarde muy agradable en buena compañía y aprovechamos para dar un paseo al atardecer por la orilla del Tormes. Esta noche la cena es en el camping y duermo en una bonita casa de madera.

    PD. Continuaré con el relato el día 1/11, pues salgo unos días de viaje.


    Salida de Zamora.

    Señalización en la Vía de la Plata a la salida de Zamora.


    Adjunto

    1. DSC_0428.jpg (139.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0425.jpg (80.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  14. Que evocador relato y fotos!!!!!!!!!!!!!

    (Ni me acordaba de que usabas la misma tienda que uso, es mi memoria ,que hace 'cortocircuito'a veces..... ....)

    Publicado hace 3 años #
  15. Guapa ruta y estupendo relato. Se agradece y mucho el esfuerzo de realizar la cronica .Fotos y narración nos hacen viajar con vosotros, amén de que se aprende mucho y se interesa uno por tan estupendas rutas ,con  la posibilidad de seguir  rodadas seguras y atractivas .
    Muchas gracias compi.

    Adjunto

    1. 715vwvP5ZEL.png (22.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona el Puerto seguro... Atrapa los vientos en tus velas... Explora... Sueña... Descubre
    Publicado hace 3 años #
  16. Pues sí, estuve de paso en Santa Marta de Tera este agosto -como turista, no como peregrino!- y pude ver el nuevo albergue. Del antiguo local municipal que servía para todo se ha pasado a una instalación específica muy bien acondicionada. Es de suponer que ha sido un gran esfuerzo para un municipio de ese tamaño conseguir un buen alberrgue para los peregrinos. 

    Que sirva de ejemplo para otros ayuntamientos!

    Un saludo a Gerardo y al buen amigo Trisqui que está llevando muy bien la jubilación!   Jopetas! Con la envídia sana que me produce....


    Leonor, tu serás SIEMPRE la princesa...
    Publicado hace 3 años #
  17. Hola Gerardo.

    Que bien te esta quedando la cronica, es lo que dices que lleva mucho trabajo pero seguro que le sirve a alguno para animarse a conocer este recorrido o parte de el.y a mi para recordar las anecdotas de los 4 dias que pedaleamos y convivimos juntos sin ningun problema nos llevamos muy bien, espero volver a hacer alguna ruta contigo y ya conocer tu nueva Surly, esa Extremadura con Portugal suena bien.
    Un saludo.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 3 años #
  18. Pau-i-amor dice: Pues sí, estuve de paso en Santa Marta de Tera este agosto -como turista, no como peregrino!- y pude ver el nuevo albergue. Del antiguo local municipal que servía para todo se ha pasado a una instalación específica muy bien acondicionada. Es de suponer que ha sido un gran esfuerzo para un municipio de ese tamaño conseguir un buen alberrgue para los peregrinos. 

    Que sirva de ejemplo para otros ayuntamientos!

    Un saludo a Gerardo y al buen amigo Trisqui que está llevando muy bien la jubilación!   Jopetas! Con la envídia sana que me produce....

    Te devuelvo el saludo Pau, ahora con la electrica me seria mas facil seguirte en la Transpirenaica jejejee, cada vez que me acuerdo los desniveles que nos subimos a pleno pulmon me parece mentira..y no se me olvida cuando se puso a llover en Baqueira y bajamos medio congelados, menos mal que conocias la zona y encontraste enseguida el albergue,  me queda pendiente completarla desde la costa a ver si algun dia me animo y nos vemos de nuevo..


    Publicado hace 3 años #
  19. Para mi será un placer, Trisqui, recorrer el tramo desde el Mediterraneo hasta Puigcerdá contigo!

    Un saludo

    Publicado hace 3 años #
  20. Cierto Otso, la crónica a mi por lo menos hace que me entren ganas de coger la bici y dar una escapadilla.
    Trisqui ya te dije que uno u otro debía quedar registrado el viaje, al final me he arrancado yo, mi única 
    preocupación es que agrade al que la lee pues la escritura no es mi fuerte.
    Pau no veas  como anda este jubilado, como lo vean en la seguridad social nos van a jubilar a los demás
    a  los ochenta años.

    Publicado hace 3 años #
  21. Bien tal como dije el otro día retomo la narración del viaje.
    DÍA OCTAVO. De Salamanca a Aldeanueva del Camino.

    Salgo de Salamanca sobre las 9 de la mañana, paralelo al río Tormes por una senda fluvial hasta que llego al puente lo cruzo y poco a poco voy perdiendo de vista la ciudad. He comenzado por camino de tierra y tras unos 25 Km. llego a Morille donde antes de entrar me encuentro con un ciclista que ha salido de Salamanca a dar una vuelta con su bicicleta de montaña y que me acompaña varios kilómetros hasta San Pedro de Rozados. En este último pueblo paro a desayunar en un bar donde el desayuno, que es bastante exiguo me lo cobra a precio plaza mayor de gran ciudad.

    Continuo ya por pequeñitas carreteras locales prácticamente sin tráfico que me llevan a Frades de la Sierra, pueblo donde nació mi abuelo materno y que me apetecía pasar por él. Paro a comer en el siguiente pueblo, Endrinar, en una sombra que encuentro pues el Sol aprieta de lo lindo. Sigo hacia Los Santos, Valdelacasa, San Medrel, Ledrada, Sanchotello, Navalmoral y Béjar. Toda esta comarca desde Endrinar es un continuo subir y bajar con rampas duras que aparecen de vez en cuando.

    En Béjar retomo la 630 y tras una prolongada subida comienzo un descenso muy rápido hasta Baños de Montemayor donde descanso tomando un café en esta localidad que gira toda su actividad entorno al balneario. Sigo la bajada hasta Aldeanueva del Camino, donde tras un rato de búsqueda encuentro el albergue “Casa de la Abuela”, de titularidad privada pero que por 15 euros con desayuno incluido está muy bien. En el albergue estoy solo en una habitación que tiene varias literas, aparte de mí hay otra pareja de Cáceres que acaba de comenzar su peregrinar hacia Santiago. Tras la cena me voy a la cama pues han sido 118 Km. bastante duros.




    Salida de Salamanca por la mañana temprano, preciosa la imagen de la ciudad,  que aún duerme,  desde el puente.

    Me desvío por carreteritas locales muy poco transitadas para ir a Frades de la Sierra, cuna de mis antepasados.

    Llegada a Béjar en la base de Sierra del mismo nombre.

    Adjunto

    1. DSC_0436.jpg (118.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0434.jpg (156.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0430.jpg (66.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  22. DÍA NOVENO. De Aldeanueva del Camino a Valdesalor.

    Hoy el día amanece encapotado, pero conteniéndose la lluvia, he desayunado en el albergue y tras los preparativos retomo la ruta, que igual que ayer continúa en bajada que con alguna cuestilla ocasional me lleva hasta Plasencia. En la salida de esta ciudad me lío al intentar retomar la 630, pero dicho sea de paso las indicaciones de tráfico confunden más que ayuda, el caso es que me hacen dar una estupenda vuelta de varios kms., llevándome al mismo sitio de donde quería salir. Al intentarlo por segunda vez (llegué a dudar si realmente estaba haciendo lo correcto), me doy cuenta de que en una rotonda donde debería indicarse la carretera que tengo que seguir, no pone absolutamente nada, dejando al viajero que opte por lo que crea más acertado.

    Resuelto el entuerto prosigo, ahora la carretera poco a poco se va elevando hasta que llega al Puerto de Los Castaños y tras el descenso enseguida llego al pueblo de Cañaveral, donde en un supermercado compro algo para la comida que tras reanudar la marcha la hago (la comida),  en las ruinas del puente romano de Alconétar, es curioso que en este mismo lugar paramos a descansar allá por el año 1993, dos amigos y yo que hacíamos nuestro primer viaje en bicicleta a Santiago de Compostela.

    Con bastante calor reanudo la marcha bordeando el pantano de Alcántara y atravesando los ríos Tajo y Almonte, aquí vuelvo a subir durante bastantes km. pero es un subir llevadero con poco tráfico y con un paisaje seco y amarillento por tanto calor y tan poca lluvia. Cuando salgo de la depresión de estos ríos, comienzo adentrarme en los Llano de Cáceres donde la carretera gana en rectitud y monotonía, pero que me va poco a poco llevando a la ciudad de Cáceres. Atravieso la ciudad sin parar pues conozco el terreno y sé que mi destino en el día de hoy está cercano.

    A la caída de la tarde llego a Valdesalor donde he pensado pernoctar, busco el albergue municipal que está a la entrada del pueblo, pero en sentido contrario al que yo llevo. Aquí me encuentro con una señora francesa de edad avanzada, un inglés y un alemán, todos ellos peregrinos a pie y todos se sorprenden de mi camino al revés, pero que entienden cuando les digo que voy a Zafra, que todos conocen pues han pasado por ella desde su salida en Sevilla. Yo no hablo inglés pero tengo unas nociones básicas de francés cuando lo estudié en EGG y BUP -entonces el inglés no era obligatorio como ahora-, a lo que voy, con mi francés me entendía con la peregrina francesa y esta a su vez -tenía conocimientos de inglés como yo de francés más o menos- se entendía con el inglés y el alemán. En resumida cuenta, al final nos entendíamos todos.

    Cuando nos vamos todo el mundo a la cama, aparecen un chico y una chica con bicicletas, que vienen a pasar la noche al albergue. El chico que habla español me cuenta que van hacia el Sur y que quieren llegar hasta Marruecos.

    Hoy ha sido la etapa más larga de mi viaje con 141 Km.


    Estas son las ruinas del puente romano de Alconétar en el embalse de Alcántara. Aprovecho la sombra
    de las ruinas para comer tranquilamente.

    Albergue municipal de Valdesalor, pequeño pero muy bien preparado, donde paso mi última noche de viaje.


    Adjunto

    1. DSC_0438.jpg (117.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0439.jpg (91.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  23. DÍA DÉCIMO. De Valdesalor a Zafra.

    Un bonito amanecer me recibe en el último día de viaje, tras despedirme y desearles buen viaje a mis compañeros de albergue, continúo dirección Sur por el camin Vía de la Plata, este camino tiene tramos en muy mal estado con zonas de arena que fácilmente te pueden hacer besar el suelo. Tras unos kilómetros alcanzo a un ciclista que va dando su paseo matinal de forma tranquila y relajada. Entablo conversación con él, hablamos del tiempo como no, cambio climático, me cuenta que a pesar de la evidente falta de agua sus tomates tampoco tiran como antes aún regándolos. Este ciclista de nombre Juan trabaja en Plasencia y me confirma la mala señalización que ha sido la causante de haber hecho más kilómetros de la cuenta cuando salí de esta ciudad.

    Pedaleamos juntos hasta Casas de Don Antonio, donde él se da la vuelta y yo continúo retomando la nacional 630. En el cruce del Puerto de las Herrerías, paro a desayunar y descansar un poco.

    De nuevo pedaleando,  paso por Aljucén, me desvío hacia el embalse de Proserpina y llegado a este, tomo un carril bici por el que entro a Mérida. En este carril para colmo de ser para bicis tengo el susto del viaje pues hay una zona donde el carril es usado por coches y un listo se me cruza teniendo un stop y sin mirar a ver si viene alguien, a sabiendas que está atravesando un carril bici.

    Le suelto un vozarrón y me dice que no se ha dado cuenta y le digo que el que tiene todas las de perder soy y,  todo por no haber girado su cabeza.

    Ya en Mérida atravieso la ciudad, el río Guadiana y tras 13 Km. llego a Torremejia donde el hambre me hace parar a reponer fuerzas en un parquecillo. De nuevo el calor no da tregua y enfilo la larga recta hasta llegar a Almendralejo y de aquí a Villafranca de los Barros ya sólo quedan 18 km. que van picando un poquito hacia arriba hasta que entro en Los Santos de Maimona, salgo del pueblo por un camino que utilizo con mucha frecuencia en mis correrías a pie o en bici y a las 6 de la tarde llego a Zafra. En casa me están esperando y llego a muy buena hora para tomar un café con bizcocho.

    Esto ha sido todo,y aquí concluyo el relato. Tengo que decir que la primera parte del viaje realizada con Trisqui me gustó más entre otras cosas porque conocía nuevos lugares y aunque cuando salgo siempre voy solo,  a mi modo de ver es mejor hacer cicloturismo acompañado -habiendo buena química- que no en solitario.

    Cuesta arrancar para hacer un viaje cicloturista, pero una vez que has dado las primeras pedaladas no te arrepientes de la aventura que has comenzado.

    Hasta otra.

    Embalse de Proserpina en las cercanías de Mérida. De aquí parte un carril bici que lleva hasta la ciudad.

    Foto del Guadiana desde el puente romano.
     
    El puente Lusitania, que es el último que se ha construido sobre el Guadiana.

    Adjunto

    1. DSC_0441.jpg (102.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. DSC_0444.jpg (94.2 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. DSC_0443.jpg (59.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. DSC_0441.jpg (102.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  24. Felicidades por tu cronica Gerardo, para estar reacio a iniciarla me ha encantado la verdad! Ademas lo has acompañado describiendo cada sitio perfectamente. Igual me animo yo en nuestra próxima aventura a realizar una crónica pero en formato youtube, ya que lo veo mas cómodo aunque claro esta que será imposible captar todos los paisajes de igual manera que tu has logrado hacer!

    Yo personalmente no conocía muchos de los lugares de has atravesado, pero me los apunto para planear quizás algo por esa zona aunque me pilla lejos.

    Publicado hace 3 años #
  25. Gracias Sofía, me alegro que te haya gustado lo escrito. En realidad -creo que lo he dicho ya-, mi idea este año era hacer la

    Vía de la Plata con mi bicicleta Brompton, pero surgió el viaje que quería hacer Trisqui y me gustó más que el que tenía pensado.
    Veo que. te has registrado hoy,  espero que tus viajes sea en el formato que sea, nos los cuentes para satisfacción de todos
    los que leemos este foro.
    Saludos.

    Publicado hace 3 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies