Volver arriba

&bnps; err!= Title Not Found










  1. Acababa de pensar "Después de lo que me está costando, ¿todavía me falta todo eso para Lesaka?", cuando dos curvas más adelante me truena el cambio y bajo mi mirada la cadena se me escurre de los engranajes. No llevo el troncha encima y se me parten a la vez la cadena y el corazón. La primera reacción instantánea es buscar un eventual bulón por las arrugas del asfalto gris (peor que una aguja en mil pajares), pero me doy cuenta de que está todo y 'tan sólo' se me ha abierto un eslabón. La Ley de Murphy ha actuado ya a los veinte kilómetros de salir: no puedo creerme que el tronchacadenas se me haya olvidado literalmente en el último momento. (¡Y encima lo había comprado para la ocasión!). Cinco minutos después me vería dándole golpes al bulón con una piedra, a ver si encajaba; sin resultados por supuesto.



    Tenía la posibilidad de dar media vuelta y volver; de abortar el viaje; o de dejarme convencer por un chico que desde su coche familiar se ofrece a llevarme a casa. Un mundo de posibilidades, pero las ganas de vivir experiencias me llevan a proseguir. Prosigo pues para adelante, o mejor dicho para arriba, empujando la bici cargada durante unos cinco kilómetros más.
    Aunque mi actitud es positiva, en esos momentos se produce un apagón fotográfico, y la euforia cede el paso a un serio ahorro de energías. Sin embargo, ese silencio fotográfico es roto un par de veces por la belleza de lo bucólico, o por lo menos del ideal de bucólico que tengo metido en la cabeza:







    ¡Alguien que me pueda coser la cadena seguro que habrá en Lesaka!









    Adjunto

    1. P1030303.JPG (105.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030304.JPG (106.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. 2.JPG (86.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    4. 1a.JPG (74.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  2. !!!!!Me apunto¡¡¡¡¡

    ya estoy enganchado, a ver como sigue esto..............

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 4 años #

  3. Había salido de casa bastante ligerito, aunque por el volumen no se diría. No lo llamaría bikepacking, ¡pero sí "bike-paqueting"!

    Adjunto

    1. 3a.JPG (44.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  4. El primer objetivo había sido cruzar las Peñas de Aia...




    ...valiéndome de la vía verde del Arditurri y una carreterilla local. La Naturaleza me había envuelto entres sus brazos hasta el momento, pero no del todo; pues el Hombre y sus normas imperan aún por la misma vía verde: por lo menos así me lo había estado recordando esa linea blanca que marca y divide los espacios asignados a los ciclistas y a los peatones. ¿Sería así durante el resto del viaje? ¿O acaso conseguiría reencontrarme totalmente con la Naturaleza ? (¿Y de paso conmigo mismo?)




    Aun y todo, también es cierto que la presencia humana no se hace nada pesada cuando es equilibrada, integrada... pacífica.




    Adjunto

    1. 6.JPG (86.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. 5a.JPG (57.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. 4a.JPG (40.9 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  5. Eso es lo que había estado viendo y viviendo antes de que la avería truncase la euforia:

    bosques en los que zambullirse de cabeza...




     


    ...mares en donde esconderse, y una maqueta viviente de Donosti:


    Adjunto

    1. P1030296.JPG (36.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030294.JPG (92.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. P1030295.JPG (73.5 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #







  6. ...y flores, para empezar a ponerse uno tierno o sentimental.


    Adjunto

    1. P1030297.JPG (81.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030294.JPG (92.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  7. Así como pequeños y grandes premios...









    ...e incluso hasta un intento de protección en negro sobre amarillo:


    Adjunto

    1. P1030299.JPG (63.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030302.JPG (130.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. P1030298.JPG (80.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #


  8. Y así estoy, empujando curva tras curva la bicicleta. La actitud posibilista me da fuerza, de todas formas.
    Cuando empieza la bajada me monto y me dejo llevar. Un par de rebaños de obejas se dan a la fuga delante de mí y de nada vale decirles que se calmen y que no les voy a hacer nada. ¿Y ellas? Estando yo sin cadena y bajando sólo por la inercia, me da por pensar qué podría pasar si de repente, en el medio de la estampida, viniese un repecho que me frenase y que me dejara ahí en medio y vendido. ¿Vendrían todas a por mí?




    Con un cielo así de bonito, el atardecer no se me hace siniestro ni siquiera en estas circunstancias. Algo haré, algo encontraré, en algún lado acamparé.
    Todavía no estoy suelto del todo, no he calentado del todo. Me cuesta parar coches y pedir información o auxilio. Es a las puertas de Lesaka cuando al ver una fábrica abierta se me ocurre buscar un mecánico. En realidad, un apaño que le he hecho a la cadena me deja rodar. Dura un par de minutos nada más, pero me permite rodar en llano. La fábrica queda atrás.
    Rompo la timidez cuando en un garaje veo colgando un montón de llaves inglesas y herramientas de todo tipo. Me paro a preguntar al chico que estaba ahí dentro. Murphy quiere que tenga de todo, pero no un tronchacadenas. Entiende mi situación, pero nada puede hacer. Empatiza conmigo aún más confesándome que aunque ande en bici, no lo tiene: "Los que hacemos carretera no lo llevamos" me comenta disculpándose.
    También me dice que en Lesaka no hay mecánico de bicis y que tengo que ir a Bera. Por la vía del tren puedo ir tranquilamente, me dice. Esa sugerencia me inquieta y pregunto hasta caer en que me habla de la vía verde del Bidasoa. "¡¡Si es la que quería coger yo!!"
     
      

    Adjunto

    1. P1030305.JPG (61.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  9. Estimado Oreja, me encantan esas ganas de seguir adelante que nos cuentas y vencer las adversidades, míralo por l lado positivo, has visto cosas que pedaleando te las hibieras pasado de largo y seguro que en nada encontraras un tronchacadenas, yo compré uno la semana pasada y un eslabón de unión por si aca.

    Suerte en la busqueda y ánimo.

    Dios creó la cerveza, el diablo la Coca-Cola.
    Publicado hace 4 años #
  10. Hola Oreja!
    Me apunto a seguir tu crónica por tierras de Gipuzkoa y Navarra, tiene muy buena pinta. Por donde y por las Peñas de Aia que comienzas!! Lugar chulo de verdad. Esos viajes en los que tienes que superar grandes adversidades, como por ejemplo que se rompa la cadena nada más salir, suelen ser los más legendarios.
    Me quedo por aquí desvelado esperando la próxima entrega. Saludos!!

    Publicado hace 4 años #
  11. Sí es que si no pasan esas cosas


    Donde queda la aventura???

    No hay incendio como el de la pasión, no hay ningún mal como el odio.( Buda.)
    http://www.bicigarraf.com/usuarios/95-slow.html?sec=3
    https://esdeslow.blogspot.com/
    Publicado hace 4 años #
  12. Venga, a ver qué más pasa!

    Publicado hace 4 años #
  13. ¡¡¡Venga  Oreja..que nos tienes en ascuas!!!


    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 4 años #
  14. Lesaka se convierte así en otro punto de paso más por el cual seguir empujando la bici a mano. La meta ahora es Bera, a cinco kilómetros..
    Me acerco a las personas que veo, pregunto y dejo que me indiquen el camino; sutilmente pido que redunden la información; recapitulo con ellas los recorridos. ¡No tengo ninguna gana de equivocarme y empujar envano!
    La única foto que saco es esta, bajo la mirada curiosa de dos hombres uniformados cuya ocupación no llego a deducir. ¿Cruz Roja, Protección Civil, Bomberos, Brigadas Forestales?

    En la oscuridad del ramal que conduce a la carretera general me convenzco de que no vale la pena racanear las pilas de las luces. Las enciendo, sintiéndome por ello menos cutre. Al minuto todos los bultos se me caen al suelo y tengo que remodelar la carga. Al principio del viaje la alforja la había subido a la parrilla, pero se ve que el conjunto no funciona: así que la engancho donde corresponde. Mientras trajino, una mujer se me acerca con una luz tenue y actitud circunspecta. A mi vez la ilumino, pensando que la situación es muy rara. "¡Hola!" le digo de lejos normalizando la situación. "¿Estás parado aquí?". "Sí, se me han caido todos los bultos". "Es muy peligroso estar aquí. Yo estaba subiendo por ahí y he visto algo raro y me parecía un accidente y he bajado nerviosa pensando que debería llamar una ambulancia. Si te ven los Guardias o los Forales parado aquí, ¡seguro que te multan!" Le contesto que no es que esté parado así como así en el arcén, sino que estoy recogiendo la carga del suelo para poder marcharme. Ella sigue agitada pero aliviada, y me empieza a decir que qué animado me ve, aunque por el ritintín ya percibo que más que animado quiere decir alocado. Hablamos un poco, le satisfago todas las curiosidades y nos despedimos.
    ¡Qué mal rato ha pasado! Creo que por la aprensión del momento no ha acabado de entender que no estaba parado por placer en el borde de la carretera, sino por necesidad. En fin... mi peregrinaje continua.
     

    Adjunto

    1. P1030306.JPG (42.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  15. me imagino la conversación...

    que me recuerda a la de un libro que copio y pego...

    El viajero, al descubrirlo, (al niño) se incorpora, endereza a duras penas la figura y espera a que se aproxime.
    —Oye, niño.
    —Yo no soy un niño —protesta el otro, ofendido.
    —¿Ah, no? Pues ¿cuántos años tienes?
    —Doce. Y hago trece en septiembre.
    El viajero le mira sorprendido. La verdad es que, así, a primera vista, el niño (o lo que sea) no aparenta más de nueve. Pero, como a esas edades las fronteras son equívocas y él no es ningún experto, el viajero decide seguir preguntando y obviar todo tratamiento.
    —¿Tú sabes dónde se juntan los ríos?
    —Depende.
    —¿Cómo que depende?
    —Pues eso. Que depende.
    —Que depende ¿de qué?
    —Pues de que le pregunte a uno de Barrio o a uno de Ambasaguas.
    —Ah.
    El viajero lo ignora, pero hace ya muchos años que Ambasaguas y Barrio, separados solamente por el río, se disputan el orgullo de acoger en sus términos el lugar de confluencia del Porma y el Curueño. Y, aun cuando toponímicamente al menos aquél haya logrado arrogarse de momento tal honor, la disputa sigue siendo motivo de discordia y discusión entre los habitantes de los dos pueblos. Pero el viajero lo ignora y, como, además, es dado a entrometerse, insiste en solucionarlo.
    —¿Tú de dónde eres?
    —¿Yo? De Ambasaguas.
    —O sea, que, según tú, se juntan en Ambasaguas.
    —Depende.
    —Depende ¿de qué?
    —De a qué lado esté del puente.
    El niño (o lo que sea) no sólo no se encoge ante el interrogatorio del viajero, sino que, a lo que se ve, además de aseado, es diplomático. El niño (o lo que sea), desde el pretil del puente, le indica con la mano.
    —¿Ve aquellos chopos? Pues un poco más abajo.
    El viajero contempla la chopera que el niño (o lo que sea) le señala. Desde donde ellos están, debe de haber apenas unos mil metros. El viajero comprueba una vez más que las fondas y el bar siguen cerrados y decide acercarse hasta el lugar de la unión de los dos ríos y hacer tiempo hasta que aquéllos se dignen finalmente a abrir sus puertas. Al fin y al cabo, y puesto a andar de extremo a extremo el Curueño, ése es exactamente el verdadero punto de partida de su viaje.
    —¿Y por dónde se llega hasta allí abajo?
    —Pues puede ir por el camino de Barrio o por el de Ambasaguas.
    —¿Y por cuál se llega antes?
    —Depende.
    —Ya estamos.
    —Es que depende, señor. No se enfade.
    —Depende ¿de qué?
    —De lo rápido que ande

    Publicado hace 4 años #


  16. Ya no hay personas con las que hablar. No me cruzo con nadie más. Tan sólo oscuridad y un camino de tierra batida. Mi foco de atención se me reduce a dos metros más allá. Me entretienen los charquitos y las irregularidades de la pista. El paso constante, el canturreo. Al otro lado del río, camiones, focos potentes y velocidad.
    Serán las diez y media, y a las puertas de Bera encuentro donde plantar la tienda y tumbar mi bicicleta:


    Adjunto

    1. P1030309.JPG (42.1 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030307.JPG (20.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  17. La mañana me trae alegría y luz. ¡Por fin me falta poco ya para arreglar el desaguisado! Aun y todo es pronto todavía. Tengo tiempo para enterarme de donde está el mecánico; me da tiempo a ociar y explorar el lugar. Me da también para jugar a fotógrafos, dejando posar mi bici ante la cámara antes de que pase a quirófano:

         


         

     

    Adjunto

    1. P1030320.JPG (33.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  18. Todas las personas que me habían estado guiando hasta su puerta me habían hecho el mismo comentario: "Está ahí, entre calles. Trabaja bien". Una buena presentación, de entrada, lo que me hacía presagiar que solucionaríamos pronto el problema, pero lo flipante ha sido el ver con mis propios ojos con qué pasión y pericia trabajaba.
    Entre observaciones, comentarios chistosos y búsquedas de soluciones, él va trabajando... pim pam, pim pam. Me explica qué es lo que puede haber pasado: quizás el día anterior, por la roña o lo que fuese, no hubiesen remachado bien la cadena en el taller en que le habían montado un nuevo desviador delantero. O quizás, ese desviador, montado de mala manera y encima de un diámetro inadecuado, se haya rotado a nada que tuviese tensión, enganchando la cadena y provocando la ruptura.
    Por la atención que me prestó, por la mano que me echó y por su competencia, más que Katea [Cadena] Bike, le rebautizaría la tienda, llamándola sencillamente "Ka[lita]tea Bike", en donde la mención a la Calidad cabe de lleno.
    Así de feliz posa mi bici tras la operación. Con otro desviador, usado, pero funcional:

    Adjunto

    1. P1030323.JPG (75.9 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  19. Silbando a todo pulmón "Take it Easy" de los Eagles [DJ Pau, ¡pínchela por favor!] me vuelvo a la vía verde, deshaciendo el camino de la noche anterior...


    Adjunto

    1. P1030324.JPG (71.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  20. Todo un mundo a explorar. Sensaciones, sentimientos y emociones que fluyen. Toda cerebralidad sobra, y cuanto más pedaleo más aún me dejo llevar. Contemplación, juego, deleite fotográfico... ¡Qué chula es la vida!

    No hay propósitos en este viaje. Simplemente "dejar fluir" es la consigna que me surgió la tarde del día anterior, al salir de ruta. Y mientras me sentía libre, cantaba "Nothing Else Matter" de Metallica [DJ Pau, disculpe, haga el favor de nuevo] entrelazando con la voz la letra y los pofundos golpes del bombo.

    Publicado hace 4 años #







  21.  

    Adjunto

    1. P1030326.JPG (52.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030325.JPG (49.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #


  22. Una vaca aburrida me pide que le deje dar una vuelta con mi bici. Pero las piernas no le llegan, así que se sube al transportín, como un bulto más. Ahora es a mí a quién las piernas no les dan...





    Adjunto

    1. P1030328.JPG (56.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030327.JPG (63.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #


  23. Rectas...


    Adjunto

    1. P1030329.JPG (74 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #



  24. ...curvas y...

     


    Adjunto

    1. P1030333.JPG (64.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

  25. ...tuneles.


     

    Adjunto

    1. P1030330.JPG (88.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  26. (En donde de nada sirve darle al interruptor de la luz)






    Adjunto

    1. P1030330.JPG (17.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. P1030332.JPG (42.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  27. Haya o no haya luz en el tunel no es importante.
    Es fuera en donde no puede faltar. Y no me quejo. Me sorprendo, más que nada. ¡Qué espectáculo!


    Adjunto

    1. P1030334.JPG (51.5 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  28. [Madre mía! Entre tanto reducir kilobytes y las incompatibilidades gráfica de mi obsoleto sistema operativo, he acabado desfondado, medio epiléptico y con un picor en los ojos que no veais!! Poco a poco iré subiendo el resto. Un abrazo, "Oreja"]

    Publicado hace 4 años #

  29. Un mundo bonito...


    Adjunto

    1. P1030337.JPG (95.5 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #



  30. ...hecho de madera...

     

    Adjunto

    1. P1030338.JPG (123.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #

Etiquetas:

Aún sin etiquetas.

  • (No hemos encontrado ningún hilo silimar)

↑ PUBLICIDAD



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies