Volver arriba

Relato de la ruta del Sábado,( No tiene desperdicio)

  1. Así lo vivimos y lo pasamos este Sábado.

    08:15 Área recreativa a las afueras de Las Rozas. En el punto de encuentro esperaba ya Alberto cuando llegué yo, apenas saludarnos apareció Fede y poco más tarde Miguel que junto con Mariano íbamos a ser los osados integrantes de esta ruta.

    Por delante, unos 70 Km, 1600 m aproximadamente de subidas y por supuesto otros tantos de bajadas. ¿El tiempo? Sinceramente aconsejaba haberse quedado en la cama, puesto que después de una semana de lluvias, ese día no iba a ser menos y todos coincidíamos en como habíamos amanecido en nuestros respectivos lugares de residencia: lloviendo. Pues bien a pesar de que en las Las Rozas no llovía, estaba nublado, la temperatura era ligeramente fresca y sobre todo la humedad se dejaba notar en forma de enormes charcos ya en el mismo punto donde dejamos los coches.

    A las nueve menos cuarto comenzamos a rodar, Mariano se une ya que los compis que iban a acometer la ascensión al pico “tres provincias” se habían rajado por el tiempo y acertadamente pensó en nosotros, ¿Quiénes si no iban a ser tan inconscientes como para meterse en un berenjenal así un día como este? Pues bien, poco más de 600m de altura respecto al nivel del mar en el punto de partida y nada más empezar 5 o 6 Km. de duras rampas sobre un piso completamente embarrado en el que en ocasiones era difícil coger tracción e incluso mantener el equilibrio. Hasta llegar a los 850m de altitud, no hacías más que esperar que lo que estuviera por venir realmente mereciera la pena, porque la verdad es que se hizo muy duro. Comenzábamos la parte circular del recorrido tirando dirección Colmenarejo donde después de ciertas dudas, rápido pudimos seguir el track gracias al Garmin del tío Miguel y dirigirnos hacía el pantano de Valmayor.

    El pantano se encuentra cerca del 90 % de su capacidad por lo que presentaba un gran aspecto, como presagiándonos de lo que nos esperaba. Durante varios kilómetros recorrimos sendas sinuosas y cerradas entre una espesa vegetación en la que varias veces nos detuvimos unos y otros para ir filmando y recogiendo el material para luego editar esta superproducción que como bien dijimos tuvo de todo y está sería la parte de la acción.

    Dejando a la derecha la pedanía de Navalquejigo recorrimos una pista embarrada que iba paralela a la línea C-8 de cercanías entre Madrid y El Escorial – Cercedilla. Continuamos por esta pista hasta topar con un murete de piedra que hacía de linde de una finca que supusimos para el ganado y esperamos que fuese vacuno y que no se tratase de reses bravas ya que nuestra intención era atravesar la finca para salir al camino que nos condujese a El Escorial. Durante unos minutos hubo cierta incertidumbre, esta sería la parte del suspende, y aunque los grandes cencerros de las vacas no invitaban a pensar en que correrían mucho, quizás alguna si quisiera divertirse viendo como 5 tíos saltaban la tapia dejando sus monturas en el camino.

    Afortunadamente no hubo que lamentar ninguna cornada y salimos airosos de la finca, eso si, tampoco nos entretuvimos demasiado ya que tampoco había que tentar a la suerte. Como estaba previsto y así lo confirmaba el GPS, salimos al camino de Navalquejigo a El Escorial y después de pasar por un puente que salvaba la vía del tren pronto empezamos a vislumbrar San Lorenzo de El Escorial con su majestuoso monasterio. Apenas nos internamos en el pueblo puesto que rápidamente cogimos la M-400 durante unos metros hasta desviarnos por camino en dirección a Peralejo dejando a mano izquierda la urbanización Pinosol.

    Posiblemente algunas cosas se me hayan pasado u otras no corresponda con la zona o su situación en el tiempo pero en cerca de 7 horas de ruta… uno pierde un poco la noción de este. Recuerdo que íbamos por pista camino de Valdemorillo cuando Mariano nos hecho el alto y nos aconsejo coger la alternativa a este que se suponía más divertida. Hay amigo! Nos lo queríamos perder, estuvimos un buen rato bajando por una serpenteante senda, aprovechando sus peraltes y salvando con soltura las zonas más técnicas y sueltas de esta, disfrutamos como enanos vamos. De ahí fuimos a parar a la carretera M-600 en las cercanías de Valdemorillo y seguimos por esta unos cientos de metros hasta llegar a un túnel que nos permitió pasar al otro lado y retornar el track original. Aunque realmente nunca perdía la fé en nuestros guías si es cierto que en ocasiones había ciertas dudas, la justa expectación necesaria para mantener espectador conectado.

    Tras pasar el túnel nos dirigimos hacía la urbanización Pino Alto y una vez dejada esta, nos adentramos en un trepidante descenso que no podía terminar de mejor forma que vadeando el río Aulencia. Curiosa sensación cuando pasando por el río metimos ambos pies en él debido al caudal y parecía estar más calido el agua que la temperatura ambiente y es que hasta ahora apenas me he detenido en hablar de la climatología pero durante esa mañana, aunque en las primeras horas imperaba la calma según fué llegando el mediodía del calabobos pasamos a cortos pero intensos chubascos que nos obligaban a tirar de chubasquero aunque luego te lo tuvieras que quitar una vez escampara si no querías cocerte. Así que eso, frió lo que es frío no pasamos, pero entre la lluvia, los ríos y el barro sobre todo, nos pusimos de mierda hasta los ojos.

    En este punto, la acción y el suspense dieron paso al drama ya que una vez vadeado el río comenzamos una durísima ascensión más si cabe teniendo en cuenta como estaba el piso, completamente embarrado por lo que continuamente las ruedas patinaban y en ocasiones se hacía prácticamente imposible. Así que entre unas cosas y otras algunos nos vimos obligados a echar pié a tierra, primero porque los Km. iban pasando factura (llevábamos más de 50) y segundo por esto que comento. Yo me fui descolgando y la verdad es que empecé a encontrarme bastante mal, esa sensación de vacío, de flojera, de desánimo… yo sabemos lo que es, así que pensé en que algo había que hacer y aprovechando me detuve unos minutos, me quité el chubasquero, me comí dos barritas que me quedaban y pegué unos buenos tragos de agua dispuesto a reanudar la agónica subida. Tirando de fuerzas de flaqueza conseguí salvar esa zona y encontré al resto de la cuadrilla detenida poco más adelante.

    Os describo el panorama, Fede en la cuneta con su bici patas arriba, lo mismo Miguel pero este en medio del camino, Alberto aprovechaba para comerse unos frutos secos que luego compartió, que buenas que supieron esas almendras…Mariano acababa de llegar también y se preguntaba lo mismo que yo, ¿Qué pasa aquí? Pues por lo visto Fede había pinchado, bueno literalmente había destrozado la rueda trasera ya que estaba rajada la cubierta y todo. ¿Y ahora que? Aún quedan 15 Km. por lo menos y la dichosa urbanización esa. Mariano cogió y de su mochila sacó una aguja con un hilo algo particular y Fede descubrió su verdadera vocación de costurera para hacer un zurcido maestro. Parecía solucionado cuando al montar la rueda, descubrió en otro punto una raja por el estilo ¿Y ahora que, ya no queda más hilo? To be continued…

    Drama con suspense, que peliculón. Pues McGuiver Mariano sacó un cordón y todos mirábamos asombrados como se suponía que iba a arreglar el desperfecto. Enroscando el cordón sobre la cubierta y la llanta trataría de contener la cámara en la cubierta, en fin juzguen ustedes mismos, ¿Llegaríamos al coche vivios? ¿Lo haríamos por la noche? ¿Nos matarían las respectivas novias/mujeres al llegar a las mil y monas llenos de mierda, con mas hambre que el perro un ciego y encima con ganas de descansar y echarnos la siesta? Esa es la parte del terror, para la cual se aconsejo no quitarse el casco hasta una vez apaciguada la situación en el domicilio conyugal.

    La verdad es que durante el tiempo que estuvimos detenidos mientras Fede y Mariano reparaban la rueda no dejamos de reírnos y como que le quitamos importancia al asunto a pesar de que de no encontrar solución Fede no iba a poder continuar. En fin, en esta superproducción no faltó el humor aunque de las sonrisas casi pasamos a las lagrimas ya que después de un gran descenso en el que ya las fuerzas flaqueaban lo que estaba por venir… en fin trato de olvidarlo, jaja. La p*** urbanización esa de los coj**** la verdad es que faltó poco para que soltase alguna lagrimilla y aún así algunos tuvimos que echar pié a tierra, yo el primero. En fin, una urbanización Las Cuestas de gente de bien, por lo menos apariencia tenía, en la que viviendas unifamiliares de 2 y 3 alturas se agolpaban en la ladera de la montaña. Unas vistas del valle increíbles como increíbles son las rampas yo diría que del 20 % y más en algunas tramos, un calvario vamos. Menos mal que tampoco fué muy largo pero la verdad es que después de eso, ya me había comido un gran trozo de mi vitalidad y me quedaban muy poquitas fuerzas.

    Recuerdo que en el descenso ya de vuelta a Las Rozas me flojeaban ya hasta los brazos, cada repechito que encontrábamos se hacía un suplicio, más si cabe para Fede que después de los problemas con la rueda, tampoco podía cambiar al plato pequeño y tuvo que afrontar esas rampas con plato mediano, que dolor!!!

    Resumiendo, cerca de las 4 de la tarde llegamos a los coches desde las 8:45 que salimos con la sensación de haber compartido una ruta increíble, en la que creo hemos experimentado la mayoría de las sensaciones que la bici nos ofrece, del júbilo al sufrimiento, de la risas a los llantos, de la acción al drama pasando por el suspende, el humor y finalmente el terror cuando nos cogiera la parienta, las horas que son y mira como vienes!!! En fin, ¿Peor sería llegar borracho perdio a las 7 de la mañana no?

    Duración: 7 horas aproximadamente, 5 horas y media en ruta.

    Frecuencia cardiaca: 184 Max. 140 Med.

    Gasto calórico: 3507 Kcal 45% grasa.

    Distancia: 72 Km aproximadamente.

    Velocidad: 53,3 Km/h máxima 13,3 Km/h media.

    Un saludo a todos los heroicos compañeros de esta ruta!!!

    Puedes ver el vídeo en http://www.xc-trail.com

    Publicado hace 9 años #
  2. Vaya crack's.... Y ese mac giver... tios sois los heroes de la semana!!!!. Muy buena cronica, y buena ruta!!!! maquinas, que sois unos maquinas....

    "No me sigas, que ya te he dicho que no se a donde voy ..."

    J.F
    Publicado hace 9 años #
  3. La verdad es que es un fantastici relato. Creo que leyendo las preciosas y precisas palabras a todos se nos viene a la memoria situaciones como esta que en nuestros periplos hemos vivido
    Gracias por el relato
    Saludos
    Andrés

    El objetivo no es llegar allí, es disfrutar de cada kilómetro hasta que llegas....., y sobre todo "ser feliz".
    Publicado hace 9 años #
  4. Excelente, bonito relato del que podemos aprender muchas cosas. Felicidades campeones

    Un abrazo

    Publicado hace 9 años #
  5. Fantástica la crónica ,menuda aventura .El caso es disfrutar y desde luego mejor es esto que otras cosas .Saludos y feliz rodada

    avanza con paciencia
    Publicado hace 9 años #
  6. ... ja,ja,ja !!! Flipo contigo Alberto, de verdad, es q lo flipo ... menudas rutas q os marcais ... ja,ja,ja !!!

    Un relato fantástico, cuando hagais una mas "light", avisame y me uno a vosotros ...

    Sois unos "Crack" ...

    "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar."
    Publicado hace 9 años #
  7. jajajaja, muchas gracias, la verdad es que nos pasa cada una que ni te cuento. he puesto el vídeo de la rotura y como lo solucionamos, no os lo perdais,
    un saludo rodadores y viajantes.

    vídeo

    Publicado hace 9 años #
  8. Muy buena, y yo que pensaba que la ibais a hacer a pie!!!!!

    Agus

    "APRENDERÁS EN LOS BOSQUES, ALGO MAS QUE EN LOS LIBROS. LOS ÁRBOLES Y LAS PIEDRAS TE ENSEÑARÁN COSAS QUE NO PODRÁS APRENDER DE LOS LABIOS DE NINGÚN MAESTRO"
    Publicado hace 9 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies