Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

Perdidos por las pistas del Atazar

  1. Seis de la mañana: ¿Qué hora es?

    mmmmmm…. No sé…. Es de noche….

    Zzzzz….zzzzz

    Ocho de la mañana: Oye… ¿Qué hora esss?...

    Zzzzzz….. Silencio….

    Nueve de la mañana: Oye… ¿Hay luz?...

    Joooo!!! ¡Déjame!...

    Diez de la mañana: ¿No deberíamos levantarnos? Se nos va a
    hacer tarde…

    Pfffff…

    Once de la mañana: ¡Ay Diossss!!!! ¡Que nos hemos dormido! 

    Publicado hace 9 años #
  2. Dos y media de la tarde: acabamos de llegar al pueblo de El Atazar. Aún con los ojos cargados de sueño porque no hemos desayunado, sentados en el suelo, a cubierto del viento por el muro de una casa, un poco destemplados, nos preparamos un par de bocadillos de jamón con queso y tomate. Frente a nosotros, en la carretera que baja hacia la presa, un helicóptero inicia la evacuación de un motorista que se ha estrellado subiendo el puerto.

    Tres de la tarde: sacamos las bicicletas del coche y comenzamos a rodar.

    -¿No te parece que es un poco tarde? –le digo a Pilar.

    -¿Tú tienes prisa? Mañana es domingo: tenemos toda la noche por delante. –dice Pilar.

    Y es verdad; lo cierto es que Pilar se ha impregnado de esta filosofía mía de la improvisación y ahora le da todo igual.

    Cruzamos el pueblo; en los bares de la plaza la gente ya ha terminado de comer y está con los cafés.

    Salimos de allí dejando un mirador a la izquierda y bajamos por una pista de tierra inclinada que pasa junto al cementerio y gira a la izquierda, bajando hasta el fondo de un valle.

    Cruzamos un pequeño arroyo y seguimos por la pista a media ladera entre jaras y encinas. A la derecha, al fondo vemos la presa del Atazar.

    La presa del Atazar es como un club privado del que siempre nos echan a patadas a Pilar a mi, porque paramos a hacernos fotos y eso parece que está muy prohibido.

     



     

     

    Publicado hace 9 años #
  3. La pista sube y baja siguiendo los contornos de la montaña y se interna en un bonito pinar. Empezamos a ver algunas pistas que salen a izquierda y derecha. Seguimos por la principal.

    -Oye ¿llevamos un frontal? ¿Verdad?

    -Si; no tiene pilas pero aún alumbra.

    -¿Y el GPS?

    -¡Mierda! Me he dejado el gps y el mapa en el coche.

     

     

    Publicado hace 9 años #
  4. Resulta que, como sucede siempre, al comenzar a dar pedales no sabíamos adónde ir, y a un lado del camino hemos visto un cartel que pone que por aquí se va a un pueblo que se llama Alpedrete de la Sierra, y hemos decidido ir allí. Así que seguimos.

    Llegamos a una bifurcación donde la pista se une con otra que viene de más arriba; no lo tenemos claro, pero decidimos seguir de frente a ver qué pasa.

    Iniciamos un descenso prolongado y la pista se hace más estrecha y el bosque más espeso.

     

     

     

     

    Publicado hace 9 años #
  5. En una curva, en mitad del descenso, sale una pista a la derecha que baja hacia el valle. A falta de GPS marcamos el lugar por donde hemos venido con una flecha en el suelo hecha con ramas porque esto ya empieza a pintar mal. Cae la tarde, está nublado y es muy fácil que volvamos de noche por aquí a la luz de la candela del frontal.

    Decidimos tomar la pista de la izquierda. El terreno se hace algo más abrupto y yo decido estudiar la posibilidad de tomar un atajo para conectar con otra pista…

     

     

    …Pero regreso sobre mis pasos porque no parece una buena idea. Ya tenemos esa sensación de siempre de que la vamos a liar…

     

    Publicado hace 9 años #
  6. Así que seguimos por la pista que traíamos. Los dos a estas alturas ya sabemos que no vamos a llegar a ese pueblo, ¿porqué? Sobre todo porque casi nunca llegamos al sitio que queremos. Empieza a sentirse esa sensación agradable de aventurilla con rodada de noche entre pinos. Y eso nos gusta.

     

     

     

     

    Publicado hace 9 años #
  7. Nos desviamos por una pista en la que un cartel indica “pista sin salida” o algo parecido. Por allí subimos a lo alto de un monte y nos detenemos arriba a observar el paisaje y a tratar de orientarnos. A lo lejos, enfrente, se ven las cárcavas que están situadas por encima del Pontón de la Oliva, y los murallones de escalada de Patones. Ahora ya sabemos más o menos donde nos encontramos.

    Regresamos un trecho por el mismo camino, giramos por una pista a la izquierda y empezamos a descender bruscamente por un precioso bosque umbrío donde el suelo está lleno de musgo. Desciende la temperatura y el camino se estrecha.

     

     

     

    Publicado hace 9 años #
  8. Bajamos y bajamos y la pista se convierte en un camino, hasta que en un punto, en el suelo vemos esta señal:

     

     

    Mal asunto: un poco más adelante, a derecha y a izquierda salen dos pequeños senderos para hacer caminando, pero malos para las bicicletas. Enfrente hay dos postes de metal con un cable que cierran el paso.

    Decidimos pasar y seguir por allí. En este instante pasamos por uno de esos momentos en los que nos miramos uno al otro y pensamos que ya estamos metidos en un lío.

    -Menos mal que mañana es domingo –dice Pilar-, y no tengo que ir a trabajar.

    Pilar ya se ha hecho a la idea de que va a pasar la noche dando pedales por estos caminos de Dios.

    Rodamos un rato por caminos y acabamos en el lecho de un río, por el que continuamos. Ahora estamos en el fondo de un valle. Ni idea de dónde estamos.

     

     

    Publicado hace 9 años #
  9. Aquí abajo hace fresco y ¡qué cosas! Justo aquí empieza una parte simpática del camino. Uno de esos trocillos fresquitos que tanta gracia hacen en invierno. Y empieza lo gracioso del asunto…

     

     

    Observen la cara de concentración y los dedillos de los pies encogidos…

     

    Publicado hace 9 años #
  10. Yo me lanzo como un machote y decido que no meto los pies en esa agua fría… Y los meto… Pies, zapatillas, calcetines… Y no me doy un baño completo de milagro.

    (Justo un metro después de esta foto, cuando ya casi había llegado a la otra orilla,  había un agujero cabrón…)

     

     

    Del chapuzón no hay fotos porque Pilar se estaba retorciendo de risa en el suelo. 

    Publicado hace 9 años #
  11. Al otro lado del río continuamos por una amplia pista a la izquierda. Seguimos y seguimos entre vacas y terneros y empezamos a ver gente.

    Preguntamos y resulta que no vamos al pueblo ese… ¿Cómo se llamaba, Pilar?

    -Alpedrete de la Sierra.

    Si no que vamos en dirección al Pontón de la Oliva. 

    Pues que bien. 

    Continuamos bordeando el río por una pista amplia y transitada, y subimos y subimos…

     

    Publicado hace 9 años #
  12. Dejando las paredes de escalada de Patones a la izquierda, y la pista asciende hasta que quedan por debajo de nosotros. Subimos una fuerte pendiente  que nos deja en una curva de la carretera desde donde hace unas semanas fuimos por pistas hasta Patones de arriba (lo que nos da la idea de repetir este recorrido haciendo El Atazar-Patones de Arriba todo por pistas. Será en otra ocasión). 

    Decidimos regresar al Atazar por la carretera y subimos el puerto que nos lleva hasta el Poblado del Atazar. Por debajo de nosotros se extienden algunas pistas que dan idea de los desniveles que se pueden encontrar por esta zona.

     

    Publicado hace 9 años #
  13. Coronamos el puerto y bajamos por el otro lado. Paramos en un mirador desde donde se ve, al fondo el pueblo del Atazar, donde empezó la ruta, y el principio de la pista por la que empezamos a rodar (la que está justo en el dedo de Pilar).

     

     

    Publicado hace 9 años #
  14. Para los que se preocupan por el estado de mis cervicales debo decir que ya estoy mucho mejor, que hoy no me han dado nada de guerra y, salvo una pequeña contractura y un bultito en la espalda, no me agarroto nada y cuando me bajo de la bici estoy como nuevo.

    Esta foto me la hizo Pilar en el mirador. Como muestra puede valer. Mi columna vertebral vuelve a estar flexible como un junco. Estoy hecho un chaval y cada vez más sexy.

     

     

    Publicado hace 9 años #
  15. Continuamos el descenso del puerto y a nuestra derecha se ve el embalse, preocupantemente bajo de agua por la sequía. Cae la tarde y nos hemos abrigado para esta bajada.

     

    Publicado hace 9 años #
  16. Llegamos abajo, cruzamos la presa y seguimos por la carretera que, superando unas fuertes pendientes, nos lleva ya al pueblo de El Atazar.

    Allí terminamos la ruta sentados cómodamente en la plaza del pueblo, tomando dos cafés calientes y disfrutando de una paz muy especial.

    Hemos salido de aquí a las tres de la tarde y hemos regresado a las nueve. Definitivamente la tarde nos ha cundido bien. Y ni siquiera hemos encendido el frontal.

    La vida es bella.

    Esta foto resume el recorrido que hemos seguido…

     

    Publicado hace 9 años #
  17. Ehhhh vaya rutica chula que os habeis hecho.........apuntarla en la agenda del KTA...............
    Hoy me he acordado de vosotros,tambien de Charly,Seryei...tambien de Luisesunico,Loumas;Noe.............joder que risas me he echado yo solo.......cuando estaba  pescando truchas justo al lado del refugio donde dormisteis y contabas Angel.........los mosqueos de Noe cuando le enchufabas con el frontal.....
    Hoy se ha abierto la temporada de pesca de  trucha en Castilla la Mancha...hoy tocaba cambiar los pedales por la caña....he estado en el Rio Gallo..vareando el rio lentamente.. tentando con el cebo a alguna pintona(como llamaba cariñosamente a las truchas Miguel Delibes)de vez en cuando miraba la carretera por si pasaba algun ciclista......que curioso......nunca me habia pasado.....

    Publicado hace 9 años #
  18. Jeje, enhorabuena por el "paseo" .

    Vamos, me pasa lo que ha vosotros, y mi mujer no vuelve a salir mas en bici conmigo. Ya me ha pasado tres veces haciendo senderismo con ella por la sierra de espadan y...

    Publicado hace 9 años #
  19. jajaja, genial, un relato y una ruta genial !! y, si, realmente tus pantorrillas (Angel Pasos) son muy sexys !! Gracias por contar y compartir.

    Salut
    Publicado hace 9 años #
  20. Una ruta bien bonita. Un saludo, masters del KTA.

    Publicado hace 9 años #
  21. Si es que tenéis un peligro...
    Ya nos pasaréis el fichero con la ruta para el GPS perfectamente documentada. 
    Me alegro de que lo disfrutaseis.

    Salud y coronas,
    Javi.
    Publicado hace 9 años #
  22. ni mapas, ni gps, ni na de na .... eso si, dejamos miguitas de pan por el camino x si al final teníamos q regresar de noche x el mismo sitio, así q fjperez73, tu sigue esas miguitas q es nuestro fichero de ruta perfectamente documentada.....JA!  


    Alfffffffffffffffffff......como hubieras disfrutado esta ruta, tenemos q repetirla contigo xq seguro - seguro q había truchas en ese río !!!!  

    Julian .... yo antes era como tu pareja y ahora, fíjate, si no me pierdo, ni me meto en un lío o no saco el frontal en la ruta .... me decepciono !!!!! 

         Angelillo .... como siempre una maravillosa ruta a tu lado ....

    Como esta, mil massssssssssssssss  !!!!!!
    Mil bss de colores escritor!!!!
    MUACK.-


    "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar."
    Publicado hace 9 años #
  23. Dueno, la verdad... felices si se os ve!

    Publicado hace 9 años #
  24. Esto es aventurarse. La ruta parece muy bonita pero la literatura se te da genial. Me he quedado enganchado como en las mejores pelis de suspense, esperando haver si se os hacia de noche. Deberias escribir un libro.

    Publicado hace 9 años #
  25. Gracias Beni. Ójala algún día escriba ese libro. 

    Publicado hace 9 años #
  26. Bueeeeeno, seguiremos las miguitas a ver si estamos a la altura.... 

    Publicado hace 9 años #