Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

PENEDÈS: VIÑAS Y BOSQUES (Crónica)

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)

  1. Durante este puente pasado Kim me propuso ir con las bicis al Alt Penedès. Yo conocía algo de una ruta que hicimos hace años, la Ruta del Cava, en BTT, pero en esta ocasión queríamos pedalear por asfalto, ya que en el Penedès abundan las carreteras con encanto. Una vez decidido el destino me tocó buscar alojamiento (hablo en primera persona porque la encargada de buscar chollos soy siempre yo, jejeje). Nos alojamos en Sant Martí Sarroca, un pueblo del centro de la comarca, en la casa rural Cal Manescal. Nos adjudicaron una habitación amplia y cómoda, con nevera y todo. ¿Se puede pedir algo más por 100 euros las tres noches? Además, los anfitriones, Nati y Joan son gente encantadora, así que recomendamos sin duda el alojamiento (por cierto, Joan tiene guardadas en el garaje seis bicis antiguas, una de ellas con frenos de varilla, que quiere vender pero no sabe cómo hacerlo, así que si hay por aquí algún interesado...).


    De todos modos el primer día decidimos dejar las bicis tranquilas, queríamos subir a pie al Montmell, el "ochomil" del Penedès  Era una buena manera de integrarnos en el lugar, mirándolo a vista de pájaro.


    Ya por la tarde, después de acomodarnos en Cal Manescal, nos fuimos a dar una vuelta por el pueblo. Por supuesto, subimos a La Roca, un montículo donde se encuentra la iglesia románica de Santa Maria...


    ... Y el Castell dels Santmartí.


    El día siguiente ya tocó coger las bicis. La ruta recorrería la zona este del Alt Penedès, la cuna del cava. Ese día pedaleamos entre viñas, viñas y más viñas.


    De par de mañana hacía una rasca... Basta con ver la escarcha acumulada en las zonas de sombra para comprobarlo.


    Pero era igual, el sol lo iluminaba todo de una manera tan bonita que el frío era lo de menos.


    Estoy acostumbrada a las masías catalanas todas de piedra, por eso me llaman la atención las del Penedès, porque suelen ser de un blanco inmaculado. Resaltan mucho en el entorno (las de piedra se mimetizan mucho más), y entre esto, los cipreses que siempre están presentes dándonos la bienvenida y los pinos piñoneros que les proporcionan sombra en verano, forman unos conjuntos en medio de las viñas que me resultan encantadores.


    La pista de tierra dio paso al asfalto. Cada vez son más los caminos entre viñas que están asfaltados, lo cual hace la ruta aún más plácida.


    Estamos en época de recogida de la oliva, y nos detuvimos para ver cómo lo hacían.


    Esas arbequinas tan maduras más parecían uvas que aceitunas...


    El 90% de la ruta fue por asfalto, bien por caminos como los anteriores, bien por carreteras tranquilas (evitamos todo lo que pudimos las carreteras transitadas). Ésta que pasa por Santa Maria de Bellver era preciosa.


    Y siempre teníamos como referencia la impresionante Montserrat, la montaña sagrada de los catalanes.


    Al pasar por Cavas Nadal me vinieron recuerdos de cuando pasamos por ahí, en la Ruta del Cava. Aquel día hicimos la visita guiada, allí es donde aprendí el proceso de elaboración del cava, pero lo que mejor recuerdo fue la cata. Porque, la verdad, me puse un poco piripi y luego teníamos que seguir la ruta... El caso es que teníamos que bajar por una trialera y no os imagináis la precisión con la que lo hice, se ve que el cava me quitó el miedo, jajajajaja.


    El siguiente objetivo eran las Cavas Codorníu, me hacía ilusión pasar por allí, y para eso tuvimos que abandonar por un ratito la carretera.


    Allí estaba, "la catedral del cava". Con lo que me gusta a mí el modernismo industrial, me quedé con unas ganas de hacer la visita... Por suerte dos días después pude quitarme la espinita.



    Pero bueno, ya estaba bien de llanear, mis piernas pedían subidas. Fueron unos pocos kilómetros de una subida suave, pero sirvieron para quitarme el gusanillo y tener unas vistas de la plana del Penedès bien bonitas.


    A pesar de ser las horas centrales del día el sol estaba bastante bajo, de modo que todo tenía un brillo, un color y una luz incleibles... Es lo que tiene el otoño.


    Nuevamente íbamos alternando entre carreteras y caminos asfaltados, algunos tan bonitos como éste.


    Pero no todo iban a ser viñas, también había tiempo para el arte, como la bonita iglesia románica de Sant Sebastià dels Gorgs.


    Llegó la hora de comer y conocíamos el lugar perfecto: el bar de Sant Cugat Sesgarrigues. Nos comimos unas deliciosas tostadas con butifarra negra a la plancha y una coca-cola... El problema fue ésta última... ¡mirad qué coca-cola me sirvieron! ¿Será posible? Estuve a punto de hacerles un "sinpa" por tamaña felonía. Mira que llamarme abuela, brrrrr... 


    Pero bueno, la última parte de la ruta fue tan bonita que se me pasó el disgusto, jajaja. Una vez pasado todo el lío de AVE, autopista y vía de tren convencional sin mayores problemas volvimos a ir enlazando caminos asfaltados. Una delicia para ir haciendo la digestión.



    Me extrañó ver un rebaño de ovejas en medio de una viña ¡pero allí estaban!


    Ya quedaba poco para llegar a casa. Ante nosotros asomaba Villafranca del Penedès, la capital de la comarca. Quisimos evitar el paso por allí por el tema de tráfico, pero es una ciudad que sin duda merece una visita.


    Nosotros preferimos volver a Sant Martí Sarroca por caminos tranquilos, buscando las curvas y no las rectas en un vano intento de que la ruta no terminara nunca.


    Pero ante nosotros apareció de nuevo la Roca, con su iglesia y su castillo, y los últimos rayos del sol iluminando sus torres. No había duda, la ruta había llegado a su fin.


    Al día siguiente nos dirigimos hacia el oeste. Sin perder de vista las viñas, la ruta se dirigía a las montañas y bosques del Penedès. Fue una ruta más exigente pero igual de bonita.


    Volvió a amanecer un día con un cielo escandalosamente azul. Esas primeras luces de la mañana, ayyy, que me entra la nostalgia...


    ¿Cuántos años tendrán estas viñas? No me digáis que no son preciosas.


    Y esas carretera desiertas en suave ascenso, mmmmmmm...



    Conforme íbamos subiendo comenzaban a escasear las viñas y a aumentar los bosques, pero en cuanto había un trocito de terreno llano... ¡otra viña!


    Y más masías dispersas por aquí y por allí...


    Tras la subida, la bajada, nos dirigíamos hacia Torrelles de Foix.


    Kim me tenía preparada una sorpresa. Después de pasar por Torrelles de Foix me dijo, vamos a dejar por un momento la carretera y candar las bicis. Eso hicimos y nos fuimos a visitar Les Dous, una fuente de 35 caños que surge del río Foix en un rincón encantador. Una bonita sorpresa.



    Nuevamente nos tocaba subir, esta vez durante unos cuantos kilómetros. Pero no era una subida dura, y si además el entorno era tan bonito como este desfiladero del río Foix, pues se hacían como si nada.


    Eso sí, para atravesar el pueblo de Pontons la carretera se empinaba de verdad.


    Llegamos a una especie de meseta, un valle agrícola y ganadero, y allí volvimos a ver un rebaño de ovejas. ¿Por qué tendré yo esta fijación con las ovejas? Oveja que veo, oveja que fotografío, jajajaja.


    Pedalear por esta zona ondulada en suave sube-baja fue una delicia.




    De vez en cuando asomaba por allí algún roble que se mimetizaba perfectamente con las viñas.


    El caso es que ya íbamos teniendo mucho hambre, así que nos desviamos hacia Aiguaviva y entramos a un restaurante. En la carta tenían amanida de xató. Se trata de una ensalada de escarola, bacalao, anchoas, atún y olivas, aliñada con salsa romesco (a base de tomates, almendras, ajos y avellanas). Es una ensalada muy típica de la zona y muy apreciada, de la que ya me había hablado Kim. Y quise probarla. Estaba muy rica pero la verdad, ojalá la hubiera pedido como plato único, ¡cómo llenaba! Porque ese plato, aunque no lo parezca, era muy hondo. No pude acabarla pero me gustó mucho (mira que no me entusiasma la escarola, pero con esa salsa, mmmmm).


    Al igual que el día anterior, habíamos diseñado la ruta para que la última parte, después de comer, resultara sencilla. Primero teníamos ante nosotros un largo y revirado descenso. Antes de comenzarlo echamos la vista atrás para despedirnos del Montmell, al que habíamos subido el primer día.


    El descenso del puerto fue una gozada, no sólo por las continuas curvas y contracurvas sino también por las magníficas vistas de la plana del Penedès que se abrían ante nosotros.


    Una vez en Sant Jaume dels Domenys abandonamos de manera definitiva la carretera. Volvimos a los caminos asfaltados entre viñas y masías. Podría insistir en lo precioso que estaba todo, pero creo que será mejor que las fotos hablen por sí solas.





    Eso sí, estos caminos a veces esconden trampas en forma de fuertes pendientes. No hay problema si, como en esta ocasión, te tocan en bajada, jajaja.


    No me digáis que viendo esta foto no os entran ganas de teletransportaros y comenzar a pedalear por esos caminos, buaaahhhh... ¡yo quiero estar allí!


    Pero las sombras no engañan. Eran tan largas que quedaba claro que el día se acababa, lástima...


    Y como por arte de magia, ¡plop!, estábamos de nuevo en Cal Menescal, a punto para ver la puesta de sol.


    Habían sido unos días tan bonitos que daba pena irnos de allí. Pero aún teníamos una cosa pendiente. Yo me había quedado con muchas ganas de visitar las Cavas Codorníu, así que de vuelta a Sabadell, al día siguiente, hicimos una parada para hacer la visita guiada (quedaban dos plazas libres, tuvimos mucha suerte). Están consideradas como la "catedral del cava". Construidas entre finales del siglo XIX y principios del XX están declaradas Monumento Histórico Artístico. Fueron encargadas al arquitecto Josep Puig i Cadafalch, importante representante del modernismo catalán.


    Era la típica visita en la que te van explicando el proceso de elaboración del cava, pero eso ya lo recordaba de la visita a Cavas Nadal. Lo que más me interesaba en este caso era el tema arquitectónico. Y se me caía la baba...


    La mansión de los amos es una auténtica potxolada.


    La antigua zona de prensa es ahora una zona de museo.


    Y las cavas subterráneas, buffff, unos laberintos kilométricos a lo largo de cinco pisos, ¡excavados hace un siglo a pico y pala! Alucinante.


    Me encantó la visita. Creo que fue el perfecto colofón para unos días preciosos en el País del Cava.


    En fin, que el Penedès es otro paraíso ciclista. Si viviera por allí nunca me cansaría de meterme por caminitos asfaltados e irlos enlazando. Una maravilla a la que ha contribuido, sin duda, el tiempo tan espectacular que nos ha hecho.

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 7 años #
  2. Es una crónica, absolutamente deliciosa como todas las vuestras. Pero en esta, hay un detalle que me ha gustado mucho: No se si habrá sido casualidad o cosa propia de la época pero en casi todas las fotos hay un color dorado que me enamora.

    Enhorabuena y muchas gracias por contarlo... y hacerlo tan bien.

    Publicado hace 7 años #
  3. sargantana ("la abuela" ) (y Kim), como siempre una magnífica crónica, gracias !!
    Lástima que no pasasteis por Les Deus de Sant Quintí de Mediona, otra maravilla de fuentes ... queda pendiente ...
    Y por cierto, hay un forero que conoce la zona de primerísima mano y amante de las bicis ... y que podría dar solución al tema de las bicis de Joan ... es Carsol (nada más y nada menos que Carles Soler el padre y alma de la Pedals de Clip !!)

    Salut
    Publicado hace 7 años #
  4. Doy fe que es una ruta fantástica.
    Enhorabuena.

    Publicado hace 7 años #
  5. Que ganitas tenía de que Sargantana y Kim hicieran otra de sus estupendas rutas......................y como lo describen.........................y que fotos.
    Joé, que envidia me dan.

    Vale más un "por si acaso" que un "quien lo iba a pensar".
    Publicado hace 7 años #
  6. Que ruta más bonita. Me ha encantado.


    Bajar trialeras bajo los efectos del Cava... jajja 


    Muy bonita

    Publicado hace 7 años #
  7. Todo un lujo, como siempre.

    Gracias!!!

    Aquí yace Raffaello Sanzio.
    Cuando nació la naturaleza temió ser vencida por él. Cuando murió temió morir con el.
    https://esdeslow.blogspot.com
    Publicado hace 7 años #
  8. Vicent, no lo dudes, es el otoño. No hay nada como las luces de otoño.


    Lluís, me apunto lo de Les Deus de Sant Quintí de Madiona, ¡muchas gracias! En cuanto a las bicis, le enviaré un privado a Carsol por si le interesa echarles un vistazo.

    Y a los demás... ¡pues que muchas gracias por leer la crónica!

    Publicado hace 7 años #

  9.    Como ya es costumbre buenas fotos, buena crónica y muy buen trazado de la ruta. El Penedés es sin duda un escenario perfecto en esta época con el esplendor cromático del otoño. Esta comarca resulta sorprendente y apetecicle para quien la recorre en bici o a pie. El Montmell es una cima que conozco bien y que es   una atalaya perfecta con unas vistas espectaculares, a medio camino entre Barcelona y Tarragona.  Lo veo a menudo a poniente desde mi casa. Los alrededores del Montmell son un escenario perfecto para el mtb y el senderismo. En Aiguaviva también he comido en ese restaurante El Celler (cerraban antes entre semana, creo que los martes), lugar con 360º de vistas sobre las viñas, una maravilla.  Del pueblo de Juncosa del Montmell parte una estupenda ruta por pista que passa por una área de picnic y  que lleva por campos, caminos sorprendentes incluso a un pueblo abandonado y bastante oculto y desconocido. En Sant Martí Surroca es también obligado, por bueno y por precio contenido el restaurante Ca la Cati y por supuesto, la cita anual con el encuentro y  ruta de bicicletas clásicas Pedals de Clip que ya tiene fecha para el próximo Mayo. Por cierto, que ya va siendo hora de pasearme en bici  de nuevo por el Penedés que esta ruta me ha hecho venir ganas de ir.   Bici, xató, cava fresquito...qué dura es la vida!!!!
       Edito y pruebo de colga  la ruta de nuevo    

    http://www20.gencat.cat/portal/site/PalauRobert/menuitem.3a97132b95fbcfb78417bfaeb0c0e1a0/?vgnextoid=f37f97ee8dd23110VgnVCM1000000b0c1e0aRCRD&vgnextchannel=f37f97ee8dd23110VgnVCM1000000b0c1e0aRCRD&vgnextfmt=default&idioma=ca_ES&id=687&comarca=12&municipi=&mitja=&epoca=&dificultat=&tipologia=&georeferenciada=


    El vent a les cames, l´horitzó als ulls, l´aventura al cor...
    Publicado hace 7 años #
  10. Felicitaciones, hermosas fotos y gracias por compartirlas

    "Quién sueña lo absurdo, logra lo imposible."
    Publicado hace 7 años #
  11. lluistrell, la subida al Montmell la hicimos precisamente desde Juncosa del Montmell, pasando por esa área de picnic y subiendo por la ermita de Sant Miquel y la cruz, luego bajamos por la vertiente norte, pasando por el Pi de les tres Soques. Una excursión sencilla y preciosa. Después de leer tu comentario ahora soy yo la que me muero de ganas de volver, jajaja. Por cierto, el enlace que has puesto me da error, y me he quedado con una curiosidad...

    Publicado hace 7 años #
  12. He colgado de nuevo el link de la ruta recomendada  y esta vez parece que funciona.   

    Publicado hace 7 años #
  13. Sargantana, Kim, buenos embajadores de vuestras tierras sois, magnifica cronica, preciosa Comarca....

    PD_decirle a los amigos del Hotel que las bicis las ofrecen en Cicloclasica http://www.cicloclasic.com/  y habra interesados...


    un saludo

    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 7 años #
  14. Estoy de acuerdo la ruta es preciosa y la alegria del dia es descubrir en Sant Mart Sarroca el simpatiquįssimo hostal El Menescal para poder disfrutar del merecido descanso en compañia de sus propietarios Joan y Nati quienes ofrecen una formidable oferta gastronómica  a base de productos locales y de temporada donde además también se puede escuchar buena música.NO dudeis en animaros a hacer la ruta de enoturismo del Penedés sea en bici, en coche o a pie y hacer esta parada obligada en Sant.Marti. :D

    Publicado hace 7 años #
  15. Vicent tiene razón, todas vuestras rutas son preciosas, pero hay algo especial en ésta...


    De nuevo una tierra que atravieso a menudo a toda mecha y a unos cuantos metros sobre el suelo por los viaductos de la AP-7/AP-2, pero que hace ya mucho tiempo que no visito de forma más relajada (voy de Up in the Air a Taxi Driver y tiro por que me toca).

    Pero bueno, todo llegará, mientras tanto a buen recaudo la pongo...

    Gracias por compartirla !

    Gandulus maximus. Vires acquirit eundo. Et Iniuriam.
    Publicado hace 7 años #
  16. Buenas !! 


    No soy muy asiduo al foro, la verdad que lo sigo cada semana, pero me falta tiempo.

    Fantástica ruta y fantástica tierra el Penedès. Se oye por ahí que tiene semejanza a la Toscana, algunos la llaman "la Toscana catalana"
    Yo, que he leído por ahí arriba organizamos la http://www.lapedalsdeclip.cat, una marcha cicloturista con bicicletas clásicas en la zona, justamente con salida de Sant Martí Sarroca y la llegada arriba en el castillo. El Penedès tiene una red de caminos asfaltados entre viñedos impresionante, somos muchos que cada día encontramos uno de nuevo. La gente de estas tierras lo nombramos el Gran Penedès, uniendo las tres comarcas, Garraf, Baix Penedès y Alt Penedès, la zona es muy polivalente, entre viñedos y bosque de la sierra del litoral. El inconveniente mas grande, como siempre lo trae el progreso, la comarca está partida por el paso de la nacional, autopista, ave y cercanías. Pero por arriba del mapa de esta linea, te puedes perder por lugares fantásticos, como los sitios que narra la crónica de Sargantana, Font-rubí, Pontons, La Llacuna, Torrelles, Aiguaviva, l'Arboç, les Massuques, el Pantano de Foix con su castillo Castellet, La Juncosa con su montaña emblemática el Montmell, etc, etc ...
    Aquí también tenia lugar La Trobada de Tándems, única en el Estado (http://trobadatandem.blogspot.com.es/) 
    Se está apostando mucho en la zona, enoturismo, bicis eléctricas, paseos a caballo, ... habrá que tener cuidado en no masificar la zona y mantenerla como está. No dejemos que nuestro paso deje huella !!

    Sobre lo que hablaba arriba de la Toscana Catalana, la verdad que no me gusta mucho la definición. Yo he estado en la Toscana varias veces participando en l'Eroica, tiene su belleza, pueblos pintorescos, mucho turismo de dinero, ... Pero yo evidentemente me quedo con lo mio, El Penedès. 
    Os animo a rodarlo, tanto en la Pedals de Clip, como por vuestra cuenta, en btt o por carretera, en primavera está precioso y en otoño también.

    Publicado hace 7 años #
  17. Yo por lo poco que conocía del Penedès tenía una buena imagen de la comarca, pero es que ahora he vuelto enamorada. Afortunado tú, carsol, que tienes siempre a mano esa red de caminos encantadores

    Publicado hace 7 años #
  18. es que no me dejais trabajar! entre videos,  crónicas tan buenas como esta , el viaje de slow, la bici del otro, el que se va a los USA ...

    la foto de la abuela..jajaj

    Por cierto, una pregunta. Yo siempre había comido el xató sin tortilla de patatas, ahora veo en la foto que hay dos trozos. Antes de ayer fui a cenar  y alguien pidió xató i también llevaba tortilla...és una nueva moda?

    salut!

    Publicado hace 7 años #
  19. Felicidades Sargantana, una ruta preciosa.


    Conozco muy bien la zona porqué mi suegra tiene casa en La Bisbal del Penedès, al pié del Montmell. Doy fe de todo lo que dicen lluistrell, carsol y más. Es una comarca preciosa y el cromatismo de las viñas hace que disfrutes de un paisaje distinto en cada época del año. Además al estar en una zona cercana al mar hace que los inviernos sean suaves.

    He desayunado varias veces en Aiguaviva, subiendo desde Sant Jaume dels Domenys, pero no he almorzado nunca. Pero si los almuerzos son como los desayunos "de forquilla" no me extraña que con el primero te quedaras saciada. Por cierto sobre el xató hay una discusión eterna de si se sirve solo o con pastel de tortillas. También existe discusión sobre su paternidad que se la adjudican Sitges, Vilanova i la Geltrú y El Vendrell. 

    Ah! y lo de la Coca Cola de "abuela" es que el camarero no te conocía, que sinó... 

    Publicado hace 7 años #
  20. LittleJohn, tómate lo que quieras, yo invito 

    Publicado hace 7 años #
  21. Sargantana, vaya reportajes que nos montas ¡¡¡ Increible.

    Cuando veo a un adulto sobre una bicicleta, aún creo que hay esperanza para la humanidad.
    "Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí". Confucio
    Publicado hace 7 años #
  22. Sargantana una pasada como lo explicas..... y como lo disfrutais... nos lo transmitis a nosotros.
    GRACIAS... :D

    Publicado hace 7 años #
  23. Soy un fan de tus crónicas, Sargantana.
    Maravillado me he quedado, como siempre.

    Publicado hace 7 años #