Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

os voy a contar un historia

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)

  1. hoy, por el pueblo pare por que vi a un aleman, tengo su foto, solo su bici pongo, estaba en la puerta de la tienda de bicicletas, hablando con el mecanico, habia un problema, habia pinchado, estaba lloviendo y no tenia dinero. Al pasar,le pedi permiso para hacer unas fotos, siempre lo hago, cuando por el pueblo, pasa alguien con remolque o alforjas. Me dijo que no tenia ni chubasquero, que asin se ducharia, yo me rei, ya no sabia que pensar, un mendigo, un rodadista (jjjj) la cuestion que esto no podia quedarse asin. Pasaron unos colegitas de mi hijo, y les dije: Mirar, viene de alemania,portugal por que no le pagamos la averia, no tiene dinero, a eso el mecanico dijo quela mano de obra la ponia el. Sacamos monedas y la mirada de agradecimiento que me echo, cuando podia arreglar su burra,fue total. Es una pequeña historia, pero hace de la vida , mas grande. fue esa mirada tocandose el corazon con la mano y el agradecimiento.
    saludos y ser felices

    Adjunto

    1. IMG_0367_opt.jpg (47.7 KB, 1 descargas) 12 años antiguo
    2. IMG_0368_opt.jpg (37.9 KB, 0 descargas) 12 años antiguo
    3. IMG_0366_opt.jpg (49.4 KB, 0 descargas) 12 años antiguo
    Somos energia..
    de ti depende, si positiva o negativa
    Publicado hace 12 años #
  2. Pollo11 como me emocionan estas historias.

    El alemán nunca olvidará ese gesto por vuestra parte...........

    Publicado hace 12 años #
  3. Bravo por tí, por el mecánico y por los chavales!! A mi me han prestado algun que otro cable y no veas como se agradece. Con estos gestos ponenmos nuestro granito de arena para que La Tierra sea un lugar mejor, ya sabeis, cadena de favores...

    Publicado hace 12 años #
  4. Pollo11, un gesto muy, muy bonito y solidario de vuestra parte. Si rompo alguna vez en ruta, espero que no estéis muy lejos

    Este mismo fin de semana, he tenido la oportunidad de experimentar todo lo contrario; la falta de ayuda.
    El domingo por la mañana, yo y otros dos amigos, nos dimos una vuelta desde Almería al pueblo de Cabo de Gata por carretera (ellos llevaban "flacas" y yo mi BTT). Mis compañeros son novatos en esto de salir en bici fuera de la ciudad y por el camino tuvieron diversos problemas; por un lado, un cambio que saltaba cada dos por tres y, por otro, un pedalier inestable, por lo que nos paramos varias veces para intentar solventarlos. Mientras intentábamos arreglar alguna de las averías, nos pasaban de largo grupos de ciclistas sin tan siquiera mirarnos. Tras llegar al Cabo de Gata, mis amigos dieron la vuelta y yo seguí hacia San José, ya por caminos ideales para mi BTT, y volví para Almería con ciertas prisas porque cada vez había menos luz. Ya en el carril-bici de la Universidad, me encontré con un chico y su bicicleta embarrados a un lado del camino. Me detuve, le pregunté si estaba bien y me comentó que había golpeado una piedra y había destrozado el cambio (lo llevaba colgando). Yo siempre llevo un kit de herramientas, pero, como no servía de nada para un daño te tal magnitud, el chico me dijo que no pasaba nada y que continuaría caminanado hasta la ciudad. Le dejé y fui hasta un lavadero cercano para darle un repaso a mi BTT. Justo cuando acababa de limpiarla, volvió a aparecer el chaval para lavar la suya ("Si aparezco así en casa, mi mujer me mata"). Mientras la limpiaba, hablamos un poco comentando las rutas del día y qué lugares nos gustaría pedalear... De repente, se acabó el tiempo, pero su bici distaba mucho de estar limpia y él no tenía más dinero, así que le presté algo como compensación por no poder ayudarle antes con lo del cambio.

    A mí me educaron en el respeto a los demás y ayudarles en caso de estar al alcance de mi mano el poder hacerlo. No me cuesta nada romper el ritmo de un viaje para interesarme por un ciclista en apuros. Es algo que también aprendí de la cultura motera que bebí de mi padre y sus amigos. Podría contar infinidad de anécdotas acerca de la solidaridad entre moteros.
    En fin, que me dio rabia el ver cómo nos pasaban tantos ciclistas sin interesarse por otros compañeros con problemas.

    Publicado hace 12 años #
  5. Enhorabuena TREK, por tu actitud. Pertenecemos a una tribu en extinción, me gusta conocer personas solidarias en cualquier circunstancia.

    Publicado hace 12 años #
  6. ¡Bravo, pollo11!

    Yo hasta le habría invitado a comer con mucho gusto. De mano, ese viajero ya está haciendo algo que ya me gustaría a mí tener arrestos para hacer ¡Cuantas experiencias podrá contar, seguramente!

    La esperanza nunca se pierde, cualquier día ese aléman podría ser este español bajo la lluvia y agradecerá un gesto de buen corazón y solidaridad para constatar que aún queda gente buena en este cochino mundo.

    Editado tras leer el post de Trek.

    Me identifico totalmente con esa actitud. Soy de los que piensan en hacer bien y no mirar a quien y sin mérito porque la recompensa es quedar agusto con uno mismo. Tampoco lo puedo evitar ¿Deberíamos fundar un club de tontorrones en estos tiempos que corren?

    Je, je, je. Me estoy acordando de una de las hazañas de super cedila...

    Una vez que volvía en coche de mi trabajo, tarde, lloviendo y por una ruta inusual, me encuentro con un Citröen Dyan 6 volcado en la cuneta. Dos mujeres en el exterior y dos ancianas dentro que no podían salir, de pie las prubinas sobre los cristales laterales. Me dio un coraje que no puedo explicar. Me las apañé para encaramarme en el lateral del coche, colarme por la ventanilla, coger las llaves del contacto y salir para abrir el portón trasero y liberar a las ancianas. Parece fácil pero hubiera jurado que yo no tenía la agilidad necesaria ¡Ah! Pero no acabó ahí la cosa. Una vez vacío el coche, os juro que no sé de dónde saqué la fuerza, pero creéroslo o no ¡agarré el techo por el otro lado y logré volver a poner el coche sobre sus ruedas! Al final las cuatro damas continuaron el viaje en su coche y yo me pasé un par de días resfriado y con agujetas pero ¡más contento! ...

    Publicado hace 12 años #
  7. Pues sí, hay gente que está tan pendiente de sus pulsaciones, sus cronos y lo mucho que molan, que pueden pasar al lado de alguien con problemas y "no verlo".

    llenemos nuestros años de vida antes que nuestra vida de años
    Publicado hace 12 años #
  8. <<<<Enhorabuena TREK, por tu actitud. Pertenecemos a una tribu en extinción, me gusta conocer personas solidarias en cualquier circunstancia>>>>>

    y para pollo11 lo mismo.

    No se por que no ha entrado este párrafo en el anterior, "mensa" . Pues eso

    Publicado hace 12 años #
  9. Os dais cuenta de el tipo de gente que nos estamos juntando aquí...veis los valores que tenemos. Sois geniales...estas i otras que ya os he comentado me hacen creer de nuevo en el ser humano.

    Publicado hace 12 años #
  10. ¿No tenía dinero para arreglar un pinchazo? No entiendo nada, sé que rompo el aire romántico del hilo pero de verdad que no lo entiendo.

    Publicado hace 12 años #
  11. Como bien dijo Pollo11 podría ser un mendigo, un trotamundos, quién sabe, por ahí anda un loco payaso en bicicleta que la mayoría de las veces tampoco tiene dinero para arreglar un pinchazo, y la cuestión no es mirarle los bolsillos a ver si es verdad, sino lo que sale de uno espontáneamente, y lo raro es que los ciclistas no se paren a ayudar, o como mínimo a preguntar, si es que a uno se le paran las piernas solas cuando ve a alguien encogido sobre su bici y ves que tiene problemas, pero bueno como siempre hay gente para todo, lo bueno y lo bonito es saber que hay mucha gente que para, y si puede ayuda y sino, reconforta, que también es ayudar.

    bss

    Publicado hace 12 años #
  12. Me gustan este tipo de historias, me hacen confirmar algo que ya sé, que hay mucha gente buena... Pero reconozco que al leer lo que ha puesto Pollo11 me ha pasado como a Caduco, lo primero que he pensado ha sido ¿está haciendo semejante viaje sin saber arreglar un pinchazo?, ¿ha pinchado llevando semejantes Marathon plus que parecen recién estrenadas?, ¿no tiene dos euros para comprar unos parches? (no, no me imagino a un mendigo con semejantes cubiertas, lo siento). No es desconfianza (suelo pecar de lo contrario), es más bien curiosidad...

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 12 años #
  13. Si que es raro ese tipo.Ir con esa carga y ese recorrido y no llever parches??

    Publicado hace 12 años #
  14. Espero que no os importe que rescate el relato de una experiencia en el que el salvado fui yo y por un alemán precisanmente. Fue cuando estabamos haciendo un viaje por el Danubio, en Ulm.

    La cosa empezó al día siguiente de llegar a Munich, a los pocos minutos de empezar a pedalear en una vuelta turística por la ciudad me di cuenta de que mi pedal derecho tenía algún problema, y tras examinarlo el veredicto fue que nos habíamos cargado la biela enroscando mal, poco,mucho... el pedal, la biela era de aluminio y la rosca del pedal sencillamente desapareció, en unos cientos de metros más se podía sacar y meter el pedal sin girarlo. Diagnóstico: bielas muertas, tratamiento, intentar que me las cambiasen al día siguiente. Lo que conseguí al día siguiente fueron unas bielas nuevas y un extractor para cambiarlas yo mismo porque si me lo hacían en la tienda nos quedábamos días parados. Así que las monté y las apreté como pude (poco) con el extractor que tenía una especie de llave de cubo en el otro extremo, y una llave inglesa pequeña.
    El resultado fue que en un repecho, un par de días después, me puse de pie y como no soy precisamente una sílfide y las bielas no estaban bien apretadas, cedieron con el resultado de que los platos oscilaban a cada pedalada y la cadena bien se salía, bien cambiaba de plato en cada giro. En aquel momento yo sólo sabía que los platos estaban torcidos, no si el problema era de las bielas o del eje del pedalier o de qué. Como pude coloqué el desviador para que la cadena aguantase en el plato mediano y así me hice los siguientes 70 km hasta Ulm, menos mal que la ruta es más o menos llana que si no...

    Al llegar a Ulm y en contra de la opinión de mis compañeras me puse a desmontar otra vez las bielas en la calle para ver si averiguaba cuál era el problema antes de ir a una tienda a que lo arreglasen (curioso y cabezón que es uno). Pues en esas estaba cuando del patio de la casa frente a la que había parado salió un hombre y me pregunta en inglés si tenía algún problema, le mostré los platos y su vaivén, y me dijo que me espere un momento así que entró en su patio, descolgó su bici de un soporte de taller en el que estaba trabajando y me dijo que pasase con la mía. Allí la subió al soporte, desmontó los pedales y las bielas y me dijo que las bielas que compré en Munich eran una caquilla, que ese era el problema pero que iba a mirar si podía encontrarme algo que me sirviese. Se metió en su casa, y al rato salió con unas bielas Deore LX usadas que me montó en la bici además de ajustarme los dos desviadores perfectamente, enroscó los pedales, me pidió disculpas por que las bielas que ha encontrado no tenían cubreplatos y me dio la bici. Le dije que cuánto le debía y abrió unos ojos como platos diciéndome que nada por supuesto, le insistí diciéndole que por lo menos se tomase una cerveza conmigo a lo que me respondió que no bebe y que lo único que espera es que si él se encuentra en una situación parecida alguien haga lo mismo por él, me dio la mano, se despidió y volvió a trabajar en su bici, una Peugeot preciosa. No me dijo ni su nombre.

    A mí por lo menos esta situación me dio que pensar,... que cada uno saque sus conclusiones, yo pienso seguir en el Taller de Seco o de donde sea aprendiendo mucho y enseñando lo poco que sepa, tratando de volver a la vida bicicletas e intentando que las cosas cambien en esta ciudad hostil que es Madrid. Estas cosas son esas con las que se puede cambiar un poco (o mucho, quien sabe) el mundo.

    Si os habéis tragado el ladrillo gracias, espero que os haya gustado.

    Salud, coincidencias afortunadas y pedal.

    Pablo C.

    Publicado hace 12 años #
  15. a mi me ha encantado tu historia, Pablo C, y reafirma la buenísima impresión que nos trajimos de los alemanes este verano, son gente muy maja sí, y de que hay mucha gente buena por el mundo.

    Aunque tengo que decir que he reflexionado un poco más sobre la historia del alemán, y quizás resulte un poco extraño que no llevara parches, que es lo básico, aunque es posible que se le acabaran ayer, y no le diera tiempo a comprar. y no quisiera gastarse dinero, a saber. lo único que sé que al hilo de la historia de Pollo11 están saliendo otras muchas bien chulas. no está mal para un día lluvioso de invierno.

    Publicado hace 12 años #
  16. Pequeños gestos que bien poco cuestan y mucho se agradecen en este mundo cochino donde van escaseando la bondad, la amabilidad, la hospitalidad, la ingenuidad, la generosidad, la solidaridad, la compasión, el honor, la dignidad...

    Yo es que me estoy haciendo viejo y nunca he creido en dogmas, revoluciones, ni valores absolutos. Sospecho que en el juego de la vida uno puede optar por el papel del bueno y tal vez tonto perdedor, o el malo y egoista que se sale con la suya y medra a costa del prójimo. O tal vez no sea así y cada uno vengamos ya con nuestra programación inalterable. No creo en revoluciones pero sí me gustraía creer en el poder de la educación y a mis hijos trato de inculcarles mis valores. No quiero que sean tontorrones viviendo en el país de la piruleta, quiero que se enteren de lo que realmente hay en el Mundo, pero me gustaría que luego optaran a ser posible por hacer el Bien.

    No sé por qué os he metido este rollo... lo siento, disculpad, la vieyera...

    Lo cierto es que no importa si el alemán tenía o no para parches sino el cómo reaccionaron pollo11 y las otras personas que lo ayudaron. Eso es lo que a mí me gusta más de esa historia. Y también de la de Pablo C: lo que es interesante es que había alguien con una dificultad y alguien que ayudó y eso creó lazos. Harían falta muchos de esos lazos para acabar con la miseria en el mundo.

    Publicado hace 12 años #
  17. pablo me encanta tu historia. no se si hago bien a el no le importaria, pues solo es para que sepamos quien es, y si pasa por vuestra ciudad, pues lo saludeis.

    Adjunto

    1. IMG_0365_opt.jpg (45.2 KB, 1 descargas) 12 años antiguo
    Publicado hace 12 años #
  18. Como se dice en mi tierra, mira que soys jartibles, no se trata de explicar porque un tio viene desde Alemania y no tiene un duro para arreglar un pinchazo. De lo que se trata, al menos eso entiendo yo, es de la solidaridad sin mas, lo que describe Franarboleas. Continuamente paso por un camino muy frecuentado entre Sevilla y Alcala de Guadaira, y ahi te cruzas con gente que si estas pinchado al menos te pregunta si tienes de todo para arreglarlo, tambien te cruzas con cansinos que van a toda ostia como si perdieran la carrera, entrenando para no se que supongo. En una ocasion en ruta me cai y rompi el casco de la ostia que di, tambien me cargue el cambio y estaba solo a 20 km de mi casa con 15 años sin el permiso de los pupas, y en una epoca en la que no tenia movil aun. Me cruce con un tipo en bici que me presto su ayuda y herramientas para dejar la cadena en una sola velocidad y llegar a casa ya de noche, le di las gracias como no puede ser de otro modo y me dijo algo que no se me olvidara;
    - De nada, solo te pido que si alguna vez me pasa a mi puedas ayudarme.....

    Desde entonces nunca paso al lado de alguien en apuros sin al menos preguntarle si necesita ayuda.

    Publicado hace 12 años #
  19. Hola a tod@s!! Siquiendo con el ejemplo de los compañeros voy a contar una pequeña historia que nos sucedió este verano.

    El caso es que estábamos bajando por una carretera en algun punto comprendido entre Lisboa y Setubal, yo descendía por el arcén a unos treinta y pocos Kms/H siguiendo la rueda de mi compañero cuando depronto el dió un rápido bandazo esquivando una señal de obra triangular que se encontraba tumbada y boca abajo (seguramente a causa del viento). A mi no me dió tiempo de esquivarla, total, que me la comí de pleno e intentando evitar el impacto lo único que conseguí fue que las patas de la señal se me colaran entre los radios traseros y acabara de bruces en el asfalto. El resultado fue la rueda trasera inservible, el cambio destrozado, la cadena hecha añicos y yo a más de 600 kms de cualquier persona conocida (al margen de mi compañero de ruta).

    Dos coches pararon asustados por la violencia de la caida y se afanaron en preguntar si necesitábamos que nos llevaran al hospital. Como yo estaba en estado de shock no respondí y fue mi amigo al verme el que tomó la iniciativa (además el habla portugués) y al ver que estaba bien les dijo que un hospital no, pero que una tienda de bicicletas si que necesitábamos. Uno de los conductores, que venía en un Smart nos dijo que no nos preocupáramos que se iría hasta su casa (a más de 10 Kms), cambiaría de coche y vendría a recogernos. Estuvimos un rato esperando al sevicial portugués entre incrédulos por su gesto y desconfiados por si no aparecía. En menos de 30 minutos apareció con un audi tipo berlina, tumbó los asientos, metió las 2 bicis detrás, a nosotros nos acomodó en el asiento del copiloto (cosa que a los de tráfico no les hubiera gustado mucho, pero a él no le importó) y nos acompañó personalmente hasta la tienda de bicicletas.

    Por si esto fuera poco, el mecánico de allí perdió más de 3 horas con mi bici (imaginad como estaba!) y no me quiso cobrar la mano de obra, tan solo el precio de los materiales ¡y hasta me los rebajó!

    Muy agradecidos con los 2 reemprendimos la marcha sabiendo que como decía Ali (http://quieroentenderelmundo.wordpress.com/2009/11/17/la-gente-es-buena/), la gente es buena.

    ... y aun os podría contar alguna que otra historia de estas.

    Publicado hace 12 años #
  20. A mí una vez me pasó una cosilla sin importancia; íbamos un amigo y yo haciendo mtb y de pronto nos encontramos con un pavo arrastrando una lapierre de 1200 cucos, con un traje fashion y unas botas que valían lo que mi bici y el tío había pinchado y no llevaba ni cámara ni parches ni bomba. Por supuesto no sabía desmontar ni la rueda, total que se la desmonté, le puse yo mismo la cámara mía que llevo siempre y el tío, con dos huevos, cuando acabo el apaño coge su cámara pinchada ¡y la tira al suelo en mitad del monte para dejarla ahí! Yo creía que me daba algo, suelo ser más bien recatado en lo que hago, pero no pude contenerme y cogí la cámara del suelo y se la metí en el bolsillo de la chaqueta soltando improperios que no puedo repetir.

    El tío rezongó algo de que "pensaba volver a por ella mañana" y total que nos acompañó el resto de la ruta y encima haciéndose el gallito en las cuestas.
    No sé, yo soy un tío poco hábil y bastante despistado para muchas cosas, pero cuando voy en bici procuro ir preparado para no tener que molestar a nadie por mi incompetencia y dejadez. Cuando comenté ayer lo de que me extrañaba que el alemán no tuviera dinero para arreglar el pinchazo no es porque pensara mal de él o porque piense que no hay que ayudar a la gente, siempre paro con el coche o con la moto si veo un ciclista o un motorista en el arcén por si acaso, pero es que la actitud esa de "ya aparecerá alguien que me lo solucione" no me parece ni adecuada ni guay ni romántica ni nada.
    Insisto en que no prejuzgo al alemán, que lo mismo le habían robado el día antes, pero lo mismo que uno está pendiente de comprarse unas marathon plus me parece que es normal estar pendiente de llevar cámaras. Otros casos son los de averías chungas de bielas o cambios que comentáis.
    Pienso que una de las premisas del ciclista es procurarse cierta autosuficiencia que tan poco necesaria parece ya en otros ámbitos.

    Espero que se me entienda y que el alemán llegue muy lejos.

    Publicado hace 12 años #
  21. [b]franarboleas
    si te vuelve a pasar algo asi y no tenéis arreglo ,porque sea la patilla del cambio rota o se destrozase el cambio como dices, lo solucionas si tienes un tronchacadenas.

    dejas la bici como las de antes ,sin cambios, pones un plato y piñon cómodo para el pedaleo ,quitas un trozo de cadena y sin cambiar hasta casa,por lo menos se puede pedalear la mayor parte del camino,y ya en casa reparar

    Publicado hace 12 años #
  22. ya, tu no sabes las cuestas que hay por tivisa, un piññon muy comodo hay que poner para subir,,mejor toco madera para no romper por que si no me toca andar, y mi burra nunca me dejo tirado de momento,, jj

    Publicado hace 12 años #
  23. Gracias por el consejo Baldau! La verdad que lo pensé después, pero en el momento no se me ocurrió.
    Pero, como dice Pollo11, si le pilla en una cuesta, lo verá todo de colores

    Por cierto, hoy (bueno, ya ayer) por la mañana me ha pasado otro caso.
    Suelo salir a entrenar un poco por las mañanas para mantenerme en cierta forma (no, tranquilos, no soy un Lance Armstrong, jejeje). Hago un viaje de ida y vuelta por una ruta llana paralela al aeropuerto en el que invierto poco menos de una hora y cuarto aproximadamente. Después del paseo, vuelvo a casa, me ducho rápidamente y me preparo para ir al curro.
    Total, mientras rodaba a buen ritmo, me la pegué al pisar un poco de grava a la salida de una rotonda. Mientras me levantaba intentando recuperarme del golpe (no recordaba que el asfalto dañaba tanto), me pasó otro ciclista en su flaca, el cual yo había discernido tras de mí un ratillo antes... y, como ejemplo de mala hostia, el tipo me pasa de largo riéndose de la leche que me había dado, mirando hacia atrás con gesto burlón al pasarme. Así de sencillo. Vio que me había caído y, en lugar de pararse y ver si estaba bien, el "chaval" se ríe y se aleja con gesto gracioso.
    En fin, me recompuse como pude sobre la bici y decidí seguir con la vuelta.
    Pero, unos metros más adelante... ¡Sorpresa, sorpresa! ¿A quién me encuentro en un lado de la carretera con la rueda delantera hecha un ocho? ¡Sí! ¡Al burlón de hacía unos minutos!
    Me paré a su altura y le pregunté si se encontraba bien y qué le había pasado. Mientras me explicaba que se había distraído por un fallo en el cambio y, al volver a mirar a la carretera, se la pegó al pisar tierra, era evidente que al tipo le comía la vergüenza de su actitud anterior y de ver que yo me había parado a interesarme por su estado. Como la rueda no tenía ningún arreglo, le dejé allí mientras llamaba a su mujer para que fuera a recogerlo.
    Señores, a eso lo llamo yo KARMA y lo demás es tontería. Y no es que me alegrara de verle en problemas, sino que se me hizo aún más evidente lo de "compórtate con el prójimo como quieres que éste se comporte contigo".

    Publicado hace 11 años #
  24. ¡Ole Trek! Con tronío, sí señor. Muy buena anécdota. La verdad es que cada vez hay más desapensivos en todas las actividades humanas. Para andar en bici debería haber un 'carné de gente legal' Si no pasas la prueba, a coger el autobús y a despejar los arcenes.

    Hace unos meses, una noche me encontré con una chica sudamericana detenida con su mountain en el carril bici. Se le había quedado aflojado el asiento, estaba loco y no lograba montar en condiciones, en la bici, claro. Como también suelo llevar herramienta en la 'flaca' (me encanta el nombre, gracias gente) le apreté el tornillo y listo. La chica estuvo muy a la defensiva todo el tiempo, como si temiese que quisiera ligar con ella. No sabía que soy de Bilbao y que allí eso del sexo no es pecado, ¡es milagro! y que por eso no estamos acostumbrados a tales prácticas.

    Hace poco, siempre en el carril bici (¡como no!), aquí en la Alameda de Osuna, en un tramo en el que no hay más vía transible que el camino rojo, por lo que es compatido por todos, tuve un encuentro en la tercera fase. Yo iba, a velocidad de paso, detrás de un grupo de personas mayores, esperando poder adelantarles un poquito más adelante. De pronto apareció un correlindes de 10 y siempre o venti nunca, que me atizó una rozada del 13 y se metió a cuchillo entre los viejillos gritándoles "que el puto carril bici es pa las putas bicis".

    Sentí ganas de saltar tras él y hacerle un tracto rectal con la tija de su bici, pero 1).- No creo que hubiese sido capaz de darle alcanzarle.
    2).- Para hacerlo habría tenido que pasar por encima de la excursión del Inserso.
    3).- Me detuve pare ver cómo estaban los del frente de juventudes. Afortunadamente no les había sucedido nada más que el susto, eso sí, mayúsculo.

    Desgraciadamente, cada vez hay más cretinos de este tipo y mnenos gente legal como vosotros.

    ¡Ánimo tropa!

    Publicado hace 11 años #
  25. Un tracto rectal con la tija!!!!!!!jajajajajaajajajajjaaj

    Publicado hace 11 años #