Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

Mis rutas por Navarra

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)

  1. Está preciosa tu zona!!!!!!

    (Y la bici,está viviendo una buena vida,ha tenido suerte)

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 5 años #
  2. Muchas gracias Sargantana, la zona preciosa en cualquier época.
    Genial la idea de volver a poner a flote este hilo, nunca defrauda.
    Saludos.
    p.d. ¿Cómo va el Arkel?, aguanta bien vibraciones y carga.
    Yo ahora gasto una bolsa pequeña de manillar, pero me parece menos engorroso y con mas capacidad el sistema que llevas.

    Publicado hace 5 años #
  3. Me alegro de que os haya gustado la ruta, yo me lo pasé pipa.

    Paco Asecas, el portabultos aguanta de maravilla. Hombre los sitios más complicados por donde lo meto son pistas de cemento y asfaltos rotos, no me meto en más berenjenales, pero ni me entero de que lo llevo. No se mueve, no vibra, no hace ruidos... Hace ya muchos años que estoy enamorada de la bolsa Arkel, pero para esta bici el complemento del portabultos es perfecto.

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 5 años #
  4. sargantana dice: Me alegro de que os haya gustado la ruta, yo me lo pasé pipa.

    Paco Asecas, el portabultos aguanta de maravilla. Hombre los sitios más complicados por donde lo meto son pistas de cemento y asfaltos rotos, no me meto en más berenjenales, pero ni me entero de que lo llevo. No se mueve, no vibra, no hace ruidos... Hace ya muchos años que estoy enamorada de la bolsa Arkel, pero para esta bici el complemento del portabultos es perfecto.
    ----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
    Ok, gracias Sargantana, es para la bici de carretera, para ir con poca carga y un uso similar al tuyo, la "flakita"que tengo no lleva "ojales" y me da miedo que unas abrazaderas pudiesen estropear los tirantes. Hace años usé un portabultos parecido al Arkel pero sólo tenía la abrazadera a la tija del sillín y no acabó de convencerme, éte parece que también agarra al sillín.
    Lo dicho, una idea estupenda reflotar este hilo

    Publicado hace 5 años #
  5.   Sargantana,con esos paisajes no sacar la bici siempre que se pueda debería ser un crimen. Increíbles los paisajes de tu tierra y preciosa también la domane.

                          Y como a Paco  a Secas  otra cosa que me ha llamado la atención(ya desde que presentaste la domane )   y cada vez me gusta mas,es el portabultos para bici con tija de carbono y su correspondiente bolsa arkel. Yo cuando salgo con mi flaca (con tija de carbono también) y quiero llevar algo de muda,comida,en verano a veces una tolla,etc. Como mal menor llevo una pequeña mochila ( pequeñisima y con poca capacidad,ya que odio llevar nada a la espalda).Creo recordar que la compraste directamente en su pagina web y supongo que tendrán un buen servicio.
                          Voy a ver si los reyes se quieren portar bien conmigo.Pero la verdad es que ya estoy pidiendo mucho  que si la chaqueta del foro,que si las arkel..... en fin ya veremos.   

    Publicado hace 5 años #
  6. Sí, jav, todo lo que tenemos de Arkel lo hemos comprado en su página web (es muy difícil encontrar la marca en tiendas online) y el servicio es bueno, nunca hemos tenido ningún problema 

    Publicado hace 5 años #
  7. Sargantana,gracias por la aclaración.

    Publicado hace 5 años #
  8. Navarra es realmente bella pero me he dado cuenta que por donde pasa Sargantana todo se vuelve igual de bello.

    Cuando veo a un adulto sobre una bicicleta, aún creo que hay esperanza para la humanidad.
    "Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí". Confucio
    Publicado hace 5 años #
  9. :oops: 

    Publicado hace 5 años #
  10. Qué ruta más maja!! Como crece y crece la ruta de pendientes...

    Pues eso, aquí, tan a gustito.... http://aquitanagustito.blogspot.com
    IG @biciyoga
    Publicado hace 5 años #

  11. Siempre tengo tendencia a hacer rutas por el norte de Navarra, de Pamplona para arriba, los bosques y los puertos son lo que más me tiran, pero la zona media de Navarra tienes muchos lugares interesantes que merece la pena visitar. Hoy los pronósticos no eran muy buenos hacia el norte, así que hemos ido hacia el sur, hasta Olite, y a partir de allí hemos hecho una rutilla por la zona vinícola de Navarra. No es el mejor momento de los viñedos, están tristes (es lo que tiene el invierno) pero bueno, la ruta es bonita de todos modos. Hemos dejado atrás el majestuoso Palacio Real de Olite y hemos comenzado a pedalear hacia el este.



    Nuestro primer destino era San Martín de Unx. Desde el inicio ya nos ha tocado ir subiendo constantemente, pero como hacía bastante frío lo hemos hecho con ganas, y bien abrigados...



    Hemos llegado a San Martín de Unx casi sin darnos cuenta. Es un pueblo muy bonito y merece la pena callejear por él...



    Y subir hasta la iglesia de San Martín de Tours, una preciosa iglesia románica, con una cripta que merece la pena visitar. Desgraciadamente hoy todo estaba cerrado...



    Mientras curioseábamos, nuestras bicis nos esperaban pacientes, si es que tienen un mérito...



    A partir de San Martín de Unx ha comenzado la subida de verdad, para llegar a Ujué. De todas formas tampoco es una subida del otro mundo, y si haces alguna que otra parada para hacer fotos ni te cuento.



    Y así, parando en diferentes miradores, es como nos hemos encontrado de repente con la inconfundible silueta de Ujué, situada en un lugar estratégico.



    Ujué es un pueblo medieval precioso, de estrechas y empinadas callejuelas...



    Un pueblo lleno de rincones con encanto...



    Y con el imponente santuario-fortaleza de Santa María de Ujué dominándolo todo.



    Después de comprar una bolsa de almendras garrapiñadas (está prohibido irse de Ujué sin probar sus almendras garrapiñadas, las mejores del mundo, o sus famosas migas de pastor, aún mejor si se puede hacer las dos cosas), hemos seguido nuestro camino disfrutando de otra perspectiva del precioso pueblo.





    A partir de entonces hemos disfrutado de una carretera que, a pesar de estar en bastante mal estado, nos ha permitido unas bonitas vistas hacia el valle vinícola. En primavera esa carreterrilla tiene que ser preciosa...



    Como os digo la carretera está bastante estropeada, pero nuestras plegables pasaban como si tal cosa. Hacía bastante tiempo que no hacía una ruta como Dios manda con esta bici y hoy me he dado cuenta de lo mucho que la echaba de menos...



    Hemos llegado a la sencilla ermita de La Blanca, un lugar con historia. Según cuenta la leyenda, allí había un poblado. En una ocasión un pastor descubrió como, de un agujero de una peña, entraba y salía una paloma. Extrañado se acercó y vio que ésta no se movía de allí, continuaba aleteando. Se acercó más y descubrió en su interior una imagen románica de la Vírgen. Conmovido avisó a sus vecinos y todos decidieron mudarse al lugar donde había aparecido la Vírgen. El lugar pasó a llamarse Uxue (Ujué en castellano), que en euskera quiere decir paloma.



    Tras acabar esta especie de meseta por donde ha sido tan agradable pasar hemos comenzado un rápido y larguísimo descenso. Cuando hemos llegado a Murillo el Fruto ya estábamos medio muertos de hambre así que hemos parado en un bar. Un plato combinado en el que no podían faltar los pimientos del piquillo y la txistorra, ¡hay que hacer patria!



    A partir de entonces empezaba la parte final de la ruta, muy llana, por lo que no tenía que presentar ninguna dificultad... ¡ja!... No contábamos con la aparición del temido cierzo, madre mía, cómo pegaba... Más vale que aún nos quedaba una última visita, a la Laguna de Pitillas, una excusa perfecta para descansar un poco...



    La Laguna de Pitillas es una Reserva Natural, Zona de Especial Protección para las Aves y Humedal de Importancia Internacional. Este rimbombante nombre nos da idea de la importancia de la laguna.



    Unos últimos kilómetros de lucha incansable contra el cierzo con alguna parada entre medio para hacer una foto, como ésta en el puente de Beire...



    Y Olite ha aparecido de nuevo en el horizonte... "¡Quimet, que estamos haciendo la Ruta del Vino de Navarra y aún no hemos hecho ni una foto de viñas!",  "Aquí la tens, noia"



    En fin, que el día ha sido tristón, frío y ventoso (puñetero cierzo), y el paisaje no estaba en su mejor momento (ay, qué lejos queda aún la primavera...), pero hemos disfrutado como unos enanos. Y es que... ¡BICIBIZIVICI!



    Publicado hace 4 años #
  12. ¡¡¡¡¡Di que si!!!,(a ver quien se va a estar sin salir con su bici hasta la primavera)- si parece que la bici, las alforjas, la chaquetilla.....todo te pide aventurillaaaaaasssss , en silencio,sin palabras.........

    ¡¡¡viva el otoño y el invierno!!!!, (rutillas bien entendidas y con cabeza, que no se trata de padecer, sino de disfrutar.)...como se ve en este relato que acabamos de leer.......

    Publicado hace 4 años #
  13. Hoy los pronósticos hacia el norte también eran regulares, así que hemos hecho una nueva ruta por la Zona Media de Navarra, haciendo ya frontera con Aragón.



    Hemos comenzado la ruta en Lumbier. Para llegar hasta allí en coche hemos pasado unas treinta veces del sol a la niebla y de la niebla al sol. Confiábamos en que a lo largo de la mañana el sol ganara la batalla definitivamente, así que no nos preocupaba demasiado la nieblilla del comienzo de la ruta. Eso sí, hacía una rasca...



    Como la ruta desde el mismo inicio tiende a subir, cada vez el cielo se volvía más azul. Subiendo el alto de Aibar las luces ya eran espectaculares.



    Y el paisaje... ¡Veíamos el paisaje!



    Estaba tan contenta que he puesto pose de "pa chula yo"



    Pero ha sido llegar al alto, comenzar a bajar y, brrrrrr, una niebla que no nos dejaba ver ni diez metros se ha apoderado de nosotros... ¡Más vale que al llegar a Aibar había un cartel que mostraba el pueblo, porque nos hemos perdido su silueta!...



    Pero bueno, hemos podido dar una vuelta por sus empinadas calles empedradas. Un bonito pueblo, sin duda...





    Aibar es conocido como "el pueblo de los duendes". No está claro el motivo de este apodo pero hoy, con el aspecto fantasmagórico que tenía, parecía que efectivamente tras cualquier recodo podría salir un duende...



    En Aibar hemos parado a tomar un café en un bar con la esperanza de que para cuando saliéramos la niebla hubiera desaparecido... ¡ja!, cuando hemos salido aún era más espesa. Con luces adelante y atrás y tapados hasta arriba hemos emprendido camino hacia el siguiente pueblo, Cáseda. Entre medio ni una foto, lógicamente. Pero al llegar al pueblo, situado a orillas del río Aragón la foto era obligatoria. Yo he aprovechado la parada para calentarme las manos, brrrrrrr...





    Entre Cáseda y Sangüesa, por una carreterita bonita pero en bastante mal estado, el sol hacía tímidos esfuerzos por coger fuerza. Nuestras esperanzas de volver a verlo seguían intactas. Sangüesa merecía, tras atravesar el puente de hierro sobre el río Aragón, un buen paseo por sus calles.



    Y, cómo no, era obligatorio detenerse un rato para admirar cada detalle de la portada de la iglesia de Santa María la Real...



    Hemos dejado Sangüesa para dirigirnos hacia el Castillo de Javier. Parecía que, ahora sí, la niebla daba sus últimos coletazos.





    Efectivamente, subiendo el sencillo puerto de Javier podíamos ver ya claramente la Sierra de Leyre. El sol no nos abandonaría ya durante el resto de la ruta, qué gusto...



    Hemos dado un rodeo para llegar al castillo desde el mismo pueblo de Javier. 





    Llegar al castillo desde donde lo hemos hecho nos permite disfrutar de su perspectiva más bonita, ya que apenas se aprecia el pegote de la basílica adjunta. Es éste un lugar especial para los navarros, ya que San Francisco Javier es nuestro patrón. Bueno, en realidad es un santo pluriempleado ya que es patrón de Navarra, del euskera y de las misiones. Ahí es nada...



    Estábamos ya muertos de hambre, así que tras dar una buena vuelta por los alrededores del castillo nos hemos dirigido hacia Yesa, donde pensábamos comer. Afortunadamente, excepto el repecho final para llegar al pueblo, todo era bajada. Y digo afortunadamente porque yo tenía tanta hambre que ya no era persona... 



    Un delicioso plato combinado nos ha dado fuerzas para seguir nuestro camino hacia Liédena. Este tramo entre Yesa y Liédena antes era una tortura por el tráfico (sobre todo en temporada de esquí), pero desde que hicieron la autovía adjunta pedalear ahora por la antigua nacional es una gozada.



    Así de tranquilos hemos llegado a Liédena, donde hemos comenzado el tramo más bonito de la ruta, la Vía Verde del Irati. Es una vía verde muy corta, apenas seis kilómetros, pero es una preciosidad. Como os he dicho comienza en Liédena, en la Calle de la Estación.



    Al poco de comenzar queda interrumpida por la nueva autovía y hay que dar un pequeño rodeo para volver a conectar con ella, pero no hay pérdida, está bien señalizado.



    Con sol y buenas luces hemos llegado al primero de los dos túneles de la vía verde. Entre ambos se encuentra la Foz de Lumbier, el tramo más espectacular.



    Los túneles no están iluminados por lo que, aunque no son largos, conviene llevar luces, especialmente en éste primero, ya que al ser en curva hay un momento en el que te quedas completamente a oscuras.



    Mira que he estado veces en esta foz, desde bien pequeña, ya que era una de nuestras excursiones favoritas cuando, en verano, queríamos darnos un refrescante baño. Pero nunca me cansaré de visitarla...



    Disfrutando de los últimos rayos de sol y bajo la atenta mirada de los buitres, hemos acabado los últimos kilómetros de la vía verde.



    Al salir de la foz nos hemos plantado en un par de kilómetros en Lumbier, y allí hemos cerrado el círculo. Un día precioso a pesar de la gélida niebla inicial.



    Como os dije en mi anterior crónica, mi tendencia natural cuando salgo en bici es dirigirme hacia el norte, hacia las montañas, hacia los bosques, pero no se puede negar que la Zona Media de Navarra también tiene encanto


    Publicado hace 4 años #
  14. Preciosas rutas. 


    Aunque no en bicicleta, este verano Carme (mi santa) y yo hemos estado visitando estos parajes a caballo de Navarra y Zaragoza. Y solo puedo decir... que me quedaron muchas más ganas de volver a verlos.

    Gracias Sargantana y Quim por compartir estas rutas!

    Leonor, tu serás SIEMPRE la princesa...
    Publicado hace 4 años #
  15. Pues preciosa ruta y gélida.

    No os quejareis los navarros de tener donde escoger en cuanto a paisajes
    bellos se refiere.
    Otra cosa que me gusta es el haberla realizado con vuestras todoterrenos
    Dahon speed TR.

    Saludos.

    Publicado hace 4 años #
  16. Tercera crónica en pocos días... No pretendo resultar pesada, pero es que mi chico está pasando unos días conmigo en Pamplona y estamos aprovechando el tiempo todo lo que podemos, haciendo excursiones tanto a pie como en bici. Ayer hicimos una excursión a pie preciosa por las montañas de Irurtzun y desde lo alto veíamos cómo la Sierra de Aralar se recortaba, nítida y preciosa, sobre el cielo azul, "¿por qué no subimos mañana a San Miguel de Aralar en bici?", le propuse a Quim. No tuve que repetírselo dos veces... Estos son días de niebla cerrada por la Cuenca de Pamplona y el sur de Navarra por lo que nos estamos escapando hacia el norte. Yo feliz, porque la cabra tira al monte y mi cuerpo me pedía puertos, así que esta mañana nos hemos plantado con el coche en Irurtzun y desde allí hemos comenzado una preciosa ruta hacia el Santuario de San Miguel de Aralar. Una ruta de no muchos kilómetros, pero intensa...



    Hemos salido de Pamplona con -6º C y niebla cerrada pero no nos preocupaba, pasaría como el día anterior, al dejar el coche en Irurtzun (a escasos 20 km al noroeste de Pamplona) la niebla se habría disipado como por arte de magia y las temperaturas subirían rápidamente. Pero hemos llegado, hemos salido del coche y... brrrrrrr... niebla cerrada y -3ºC... y no sólo eso, había tanta humedad que la niebla se convertía en microcopos de nieve que nos comenzaban a poner blancos. Le he mirado de reojo a Quim quien, sonriendo, me ha dicho, no te preocupes, en cuanto empecemos a subir se va la niebla y sube la temperatura. Que San Miguel de Aralar te oiga, he pensado yo, madre mía, qué frío hacía durante los tres primeros kilómetros...



    Pero, efectivamente, en cuanto hemos ganado un poco de altura la niebla ha comenzado a disiparse, ¡mira Quim, cielo azul!



    ¡Ya tenemos hasta sombras!



    Tras la primera curva del puerto el paisaje era ya espectacular. Un intenso cielo azul que no nos ha abandonado en toda la ruta, estaba yo más contenta...



    El de Zuarrarrate es un puerto muy bonito, seis kilómetros sin grandes pendientes y con unas vistas espectaculares hacia la Sierra de Andía. El invierno no es su mejor momento, es lo que tienen los bosques de caducifolios, pero hoy no podía estar más bonito, con ese cielo azul y ese mar blanco de niebla a nuestros pies, buaaaahhhhh...



    Poco más que contar de este puerto, tan sólo un par de fotos que hablan por sí solas:





    Tras coronar Zuarrarrate hemos comenzado el suave descenso. Si bonita es la subida, por las vistas, no lo es menos la bajada, entre prados, una carretera idílica.





    Los pueblicos se van sucediento, Madotz, Oderitz, Astitz...



    Qué delicia de carretera, madre mía, qué delicia...



    Sin tiempo para relajarnos, tras el descenso ha comenzado inmediatamente el ascenso de lo que ha sido el gran puerto de la jornada, la subida al Santuario de San Miguel de Aralar. Una foto de la Sierra de Aralar, justo antes de empezar la subida.



    Un pequeño desvío para que la bici no se olvide de lo que es pasar por pistas...



    Y en Baraibar hemos conectado con la carretera de subida a San Miguel. He planteado la ruta de modo que hemos subido San Miguel por su parte "fácil", no por la cementada que hemos hecho de descenso. He entrecomillado lo de "fácil" porque en realidad no lo es tanto, son 16 km al 4% de pendiente media y con varias rampas del 10%, no son grandes rampotas pero es un puerto largo, y se nota. Pero es que la vertiente de cemento tiene 10 km al 8% de media y eso, a estas alturas del año, hace pupa... Así que lo hemos subido por la parte más suave, que se disfruta un montón. Cuando tenía ante mí nuestro objetivo, allí al fondo, la boca se me hacía agua...



    Todo el puerto discurre en medio de un tupido hayedo. En verano se agradece la sombra y en invierno se agradece que el sol se cuele entre los árboles desnudos. Una preciosidad.



    El suelo estaba completamente tapizado por hojas que nos proporcionaban bonitas imágenes de nuestras sombras avanzando lentamente...



    Los kilómetros iban pasando sin prisa pero sin pausa y poco a poco el paisaje comenzaba a abrirse.



    ¡Por fin, el santuario ha aparecido ante nosotros! San Miguel de Aralar es un lugar de leyendas, un lugar especial para todos los vascos, un lugar, en definitiva, al que le tengo un cariño inmenso.



    Un kilómetro más y allí estábamos, en lo alto, frente a la Sierra de Andía y con la Sakana a nuestros pies...



    Foto para la posteridad, una nueva subida a San Miguel con las plegables. Hemos comenzado la ruta, en Irurtzun, con tres grados bajo cero, y allí arriba ha habido un momento en el que el termómetro se ha puesto a ¡¡¡18 grados!!! ¡Viva la inversión térmica!



    Tocaba comenzar el descenso, la "terrorífica" bajada por pista de cemento (de terrorífica no tiene nada, es por darle emoción al asunto...). Si vais alguna vez por allí no hagáis ni caso al cartel de "prohibido bicis". En una ocasión un listillo quiso sacar partido de una caída con la bici por esta pista y denunció al pueblo por la existencia de grietas en ella. Como respuesta, y para evitarse problemas, se decidió poner la prohibición de pasar por allí en bici, prohibición que en la práctica no es tal, todo el mundo sube o baja por allí, pero así se evitan futuras denuncias. 



    Lo cierto es que es una bajada muy empinada, que tiene alguna grieta, vamos, que hay que bajar con un poco de precaución, pero eso es todo. Nosotros, no podía ser de otra forma, la hemos disfrutado un montón, parando aquí y ahí para hacer fotos panorámicas. Es que hoy era un día para hacer panorámicas...





    A nuestros pies se encontraba ya Uharte Arakil y yo ya no pensaba más que en el restaurante Txomin, donde nos esperaba un suculento menú del día. Es un restaurante que ya conocemos de otras veces, muy castizo. Te hacen subir al primer piso y es como si estuvieras en su casa, entre fotos de recuerdos, banderas de Osasuna, trofeos... Muy casero todo. Tanto como las alubias que se ha metido Quimet entre pecho y espalda... Yo, más discreta, he optado por unos espárragos (de Navarra, of course!).



    Ya apenas nos quedaban trece kilómetros de ruta sin ninguna dificultad, algo que agradecían nuestros estómagos llenos... "¡Mira, Quimet, desde allí hemos bajado!"



    Como os digo, la ruta ya no ofrecía ninguna dificultad, así que nos hemos podido ir entreteniendo con lo que veíamos por el camino, Que si mira que perrico más mono...



    Que si mira qué ovejas más potxolas... (y pensar que uno de esos cordericos puede ser el que nos cenemos en Nochevieja, snif...).



    Así de plácidamente hemos ido acabando la ruta. Si mirábamos hacia atrás veíamos claramente hasta dónde habíamos subido...



    Y si mirábamos hacia delante ya veíamos la inconfundible silueta de las Dos Hermanas y, a la derecha, Irurtzun, nuestro punto de partida.



    Y colorín colorado, esta ruta se ha acabado.



    Publicado hace 4 años #
  17. No es nada cansado ver fotos y relatos tan majos

    Que dias mas buenos para largarse con la bici estan haciendo
    (A mi siempre me pilla justo al reves,cuando se lia a llover es cuando tengo tiempo disponible.
    Cuando estan los dias asi como estàn ahora,no puedo salir)....en fin,........

    Publicado hace 4 años #
  18. Que rutas mas bonitas haceis Sargantana y encima tan bien contadas--

    Quien dijo que las bicicletas eran para el verano??? Yo estoy convencido que es al reves..fijate que si por esos -6º de naa decidis daros la vuelta os habriais perdido esas vistas fantasticas..
    Aprovecho para comentar que tengo mono de hacer una visita a Navarra de varios dias en plan de acampar en algun camping que me viniera bien para hacer rutas desde alli..me puedes aconsejar alguno que este abierto en invierno??.
    Un saludo.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 4 años #
  19. Triski, según vayacamping éstos son los campings navarros que abren en invierno (no sé si el dato será fiable, tendrías que confirmarlo). Entre todos se cubre bastante bien Navarra, sería cuestión de elegir zona...

    Publicado hace 4 años #
  20. Guau, que sitios tan majos y alucinantes tenéis para disfrutar... aunque eso de casi de disfrutar.
    Digo eso, Sargantana, porque en septiembre estuve de turismo y deporte por allí. Subí en coche al Santuario de Aralar por la dura cara de Uharte Arakil, y me asombró su dureza.

    Pues si, me llamó la atención el cartelito de la prohibición en bici, pero ya vi que algunos ciclistas se hacían los despistados.
    Me quedé con las ganas de subirlo en bici por primera vez, pero esa mañana ya tenía bastante con lo que había realizado, subiendo los bellos puertos de Urbasa y Lizarraga (En el 2009 ya los coroné, pero me faltaba la fotillo de puerto).
    Que maravilla de lugares tenéis por esa zona, seguir disfrutando mucho de aquello, que es una gozada.

    En la superación deportiva, en los buenos actos, en la vida misma... Quien la sigue la consigue!
    Mis Montañas: https://www.google.com/maps/d/viewer?hl=es&authuser=0&mid=zJn7delIdbfs.kEJB_PUuxou4
    Facebook: Tomás GO Alonso Canal YouTube: https://www.youtube.com/channel/UChf3FKXq148KuE2EDsfmwvA
    Publicado hace 4 años #
  21. sargantana dice: Triski, según vayacamping éstos son los campings navarros que abren en invierno (no sé si el dato será fiable, tendrías que confirmarlo). Entre todos se cubre bastante bien Navarra, sería cuestión de elegir zona...


    Muchas gracias Sargantana.

    Le he echado el ojo al camping de Arbizu que queda cerca de la sierra de Aralar, tambien  Ochagavia  en el Pirineo Navarro  aunque no se si la nieve dejara hacer rutas por esa zona??..ire viendo donde me viene mejor pues llevaria el coche y podria hacer desplazamientos para visitar 3 o 4 zonas a ver si los Reyes me traen alguna ruta por Navarra que le tengo ganas aunque habria sido mejor en Otoño pero bueno el invierno tambien tiene dias buenos.

    Publicado hace 4 años #
  22. El camping de Arbizu está muy bien, tanto para hacer rutas por la Sierra de Aralar como por Urbasa/Andia. El de Ochagavía también está muy bien, y el entorno es maravilloso, a los pies de la Selva de Irati, pero en esta época te puedes congelar por allí...

    Publicado hace 4 años #
  23. Pongo esos parajes en mi carpeta de asuntos ciclistas pendientes. 

    El vent a les cames, l´horitzó als ulls, l´aventura al cor...
    Publicado hace 4 años #