Volver arriba

Mi primera microaventura

  1. Pues el viernes pasado estaba yo leyendo la primera microaventura de Chussone y me entró una envidia de esas que no son sanas ni nada, pura envidia, así que me puse a mirar el calendario, a ver como lo tenía para salir de viaje con la bici y me dí cuenta que hasta mitad de agosto tenía todos los findes ocupados, lo que más tiempo me ocupaba era el entrenamiento para la brevet nocturna de la PC Massamagrell del 30 de julio, hay que hacer muchos kilómetros para meterse una tirada de 300 km y tengo que hacer las pruebas pertinentes, además el cambio de sillín de la Domane a un Duopower, que la punta que trae el sillín de origen me está matando. Así que al buscar findes libres, horror, me dí cuenta que o me iba ese mismo viernes, para volver el sábado, por la noche tenía cena familiar y el domingo fútbol en Castalia o la cos no podía ser hasta mitad de Agosto por lo menos. Repasé mentalmente lo que me faltaba para la microaventura y eran dos chorradas que podía pillar en la tienda de los chinos de enfrente de casa y si no me iban bien, podía ya con más tiempo buscar algo mejor. Así que no me lo pensé, comí corriendo, monté las alforjas Ortlieb, que me llegaron el miércoles, empecé a meter cosas, la tienda, el saco, algo de comida enlatada por si acaso no encontraba nada abierto para cenar y desayunar y esperé a que abrieran la tienda de los chinos. Compré un candado que al menos da el pego y una colchoneta hinchable de playa con su bomba de aire para no dejar los pulmones en el intento de hincharla.

    La ruta la tenía clara, el maps me llevaría por los caminos que no conocía y así tocaría poca general. En resumen la idea era por carril bici hasta Benicasim, de ahí por Vía Verde hasta Oropesa y Ribera de Cabanes por Marina d'Or, nada de general y a partir de ahí a confiar con el Google Maps que me llevaba hasta Alcossebre, dormir en el camping Ribamar, 57 km y al día siguiente por la pista sin asfaltar y Torre Abadúm hasta Peñíscola, almorzar en Peñíscola y luego por la N-340 todo tieso hasta Oropesa, Via Verde y por carril bici a casa de nuevo, 92 km para la vuelta..

    El plan salió como estaba previsto, invirtiendo un poco más de tiempo por el peso que llevaba, pero bueno, mas o menos dentro de lo previsto.

    La bici cargada hasta los topes y yo antes de coger la Vía Verde a Oropesa

    To emocionao que iba yo con mi bici y mis cositas para pasar una noche fuera de casa

    Al dia siguiente mientras desmontaba el campamento, el chaletito del fin de semana, por cierto que dormí divinamente sobre la colchoneta de playa de los chinos que puse sobre una esterilla por si alguna piedra la pinchaba, no se pinchó y dormí muy bien.

    Ese día tocaba pista de tierra con sorpresitas incluídas, aparte los consabidos conejos que abundan por esas tierras y salen corriendo como demonios de cualqueir sitio, un jabalí cruzó la carretera a toda velocidad a unos 10 metros por delante de mí, si me da un golpe me manda a la cuneta fijo, así a ojo le calculé que pesaría entre 70 - 80 kilos, menudo susto me dió el verlo correr y el ruido de las pezuñas contra la tierra de la pista.

    El principal escollo del día fué la subida, cementada a Dios gracias, a Torre Abadum, la subí con el plato pequeño y el piñón más grande, en un tramo que me marcaba el Garmin un 13%, la bici hacía caballitos a cada pedalada y eso me hizo divertirme mientras subía todo aquello. Al final de la subida la vista compensa, el esfuerzo merece la pena y me parece que Serrat se refería a una cosa así cuando cantaba aquello de " a mi enterradme sin duelo entre la playa y el cielo, en un lugar mas alto que el horizonte quiero tener buena vista".

     De ahí a Peñíscola ya nada, por cierto, ya no vuelvo a Peñiscola hasta el mes de octubre por lo menos, está plagada de turistas, no se puede ni circular en bici, molestas a los coches y a los viandantes que se meten a caminar por el carril bici, les sabe mal apartarse para que pase la bici por el sitio que es para ella.



    A la salida de Peñiscola me encontré con unos residentes de todo el año que se trasladaban de estanque y como estan muy educados,.cruzaron por el paso de peatones, que los peatones van a dos patas y no se especifica si tienen que llevar ropa o plumas.



    Los coches les respetaban el paso y los patos tan contentos paseando por la calle, me hizo gracia y pensé que a vosotros tambien os gustaría ver la imagen.

    Pues de ahí a casa por la N340, estresante, hasta la Ribera de Cabanes y por carreteras menos concurridas hasta la Via Verde, Benicasim y a casa, llegué un poco más tarde de lo planeado, pero feliz y contento por haber hecho mi primer cicloviaje, microaventura o como se llame.

    La Xcaliber de 29" muy bien, con su pedalada potente que va tan bien en caminos de piedras como en asfalto, el sillín que lleva no pasa de hoy, mañana tendrá un Duopower Nelox montado, eso que lleva es una tortura, espero que el Nelox me de tan buen resultado como el Aero que le pondré a la Domane y que ya llevaba en la Mendiz que tenía antes.

    Pues otro que se une al club, compañeros, ya se lo que es viajar en bici y dormir en camping, o sea, que si los astros se alinean, en la próxima aventurilla contad conmigo.


    Dios creó la cerveza, el diablo la Coca-Cola.
    Publicado hace 4 años #
  2. Bravísimo Agustín

    Comparto sensaciones contigo. Estas primeras experiencias no se olvidan!! (ni los patos, peatones! )

    Tomo nota de tu "cama hinchable" como interesante opción a valorar. No se me había ocurrido! (aunque supongo que bastante susceptible de pinchazos)

    Me alegra haber sido uno de los motivos de tu aventura. Todo un honor!

    " Hay un sapo en la sopa "

    Ser Cabra en la ciudad, no mola = http://montunerias.blogspot.com
    Publicado hace 4 años #
  3. Genial Agustín. Enhorabuena y ándate con ojo que esto engancha mogollón y ya no te podrás librar de esas ganas enormes de salir... pa volver ya veremos cuando...

    Publicado hace 4 años #
  4. Enhorabuena Agustin, pero eso te lo haces tú en un mañanita con la Domane  :lol: 

    Publicado hace 4 años #
  5. Gracias chicos, la verdad es que fue toda una aventura, asfalto, tierra, nubes de mosquitos, navegación con el maps de noche, sin saber muy bien si el camping estaría abierto o cerrado, si habría plazas, la subida cementada de Torre Abadum con todo el peso que llevaba, cuando ví que iba subiendo el porcentaje y al mirar hacia arriba no veía el final creía que no se acabaría nunca, era como una pared, pero yo sabía que sólo se trataba de dar otra pedalada y después otra, cuestión de ritmo y tiempo, me decía, mas pronto o mas tarde terminará y vaya si acabó, en un lugar más alto que el horizonte y con buena vista. 


    También aprendí que levantarse a dar pedales con carga es peligrosillo, lo aprendí a la segunda pedalada, cuando casi me vence la bici de un lado y después de otro, así que sentadito que era más seguro y a meter desarrollo, que para eso se lleva, para usarlo.

    Chussone, lo de la colchoneta tiene su truco, la tienes que poner encima de la esterilla, que fué la que se quedó marcada por las piedrecillas puntiagudas, con lo que la colchoneta no recibió ni una punta, no se podía pinchar y a la vez la colchoneta no la debes hinchar a tope, para saber cuando está bien la tienes que ver a medio hinchar, con forma y al apoyar una mano tienes que tocar el suelo solo con esa mano apoyada, el resto de la colchoneta se hinchará por efecto de la presión de tu mano, medio hinchada debe quedar, si está muy dura es incómoda y se pincha fácil, pero si esta medio hinchada no se pincha y es más cómoda. Cuando te tiendas encima de ella no estará dura, sino que se adaptará a tu cuerpo y caerás en brazos del propio Morfeo tooooda la noche. Al mismo tiempo tu cuerpo no debe notar la dureza del suelo, si tocas el suelo con tu cuerpo es que le falta un poco más de aire. Por cierto, que aún no te lo ha dicho Vicent, pues te lo digo yo, te falta un trípode plegable para sentarte tras montar el campamento, en el Deca 5 Euros y vale su peso en oro cuando te sientas en él para pensar en todo lo que acabas de hacer, en mi caso me fumé un cigarrito que ya me lo merecía. 

    Soul, tienes razón, la ida y vuelta de Castellón a Peñíscola es uno de mis entrenamientos para brevets, son 150 km. y sí, lo hago en una mañana, pero con tanto peso, uuufff, cuesta un montón, 7 horas y media para 94 km, pero valió la pena incluso como entrenamiento de brevets, aún hoy siento las piernas duras del esfuerzo del sábado.

    Vicent, ya estoy preparado, a partir de Agosto quedamos para ir a donde haga falta, que ya se que tengo el material adecuado, que puedo con lo que sea y además quiero salir de aventura y seguir aprendiendo de vosotros que sabéis mucho de viajar en bici.

    Un abrazo para todos


     

    Publicado hace 4 años #
  6.        Enhorabuena Agustín por tu debut ,desde luego haces honor a la frase tan valenciana de "pensat i fet"(pensado y hecho). Yo en cambio teniendo pensada una escapada de fin de semana,me arrugue.Hablaban de posibilidad de chubascos y desistí de la escapada.El Sábado salí con la flaca y cayeron tres pequeños chaparrones,con la rara habilidad de coger los tres.Debutar con una etapa a la vuelta de 94 km,no esta nada mal,felicidades de nuevo. 

    Publicado hace 4 años #
  7. Enhorabuena por el bautizo Agustín, tanto Chussone como tu sois bastante inspiradores. Me da que el apartado de crónicas se va a reactivar 

    Publicado hace 4 años #
  8. Collonut, Agustín! Lo de rebajar el peso con las alforjas se consigue más con poner lo justo que se necesita que con artículos carísimos que aligeran solo unos gramos.... Quizás algo más de peso delante, o las alforjas situadas no tan atrás (justo que no toquen el talón al pedalear) te puede evitar los caballitos.


    Bienvenido al club. Esto es una droga (mala)  

    Leonor, tu serás SIEMPRE la princesa...
    Publicado hace 4 años #
  9. Pau-i-amor dice:...
    Quizás algo más de peso delante, o las alforjas situadas no tan atrás (justo que no toquen el talón al pedalear) te puede evitar los caballitos.
    ...

    Curioso... Fue también uno de mis pensamientos bisoños iniciales... "tanto peso atrás, se me va a poner de manos la montura..."
    Pero también pensé que me compensaría en las pedaladas de pie, aumentando el agarre en la tracción.

    Sólo me levanté una vez sobre los pedales, y sí noté mucho ese agarre. Sólo me levanté una vez, no por lo que comenta Agustín de los balanceos de la bici, sino porque yo soy de pedalear sentado aun en rampas.

    Sí noté el exceso de peso en las reacciones de la bicicleta, sobre todo en las bajadas bacheadas. No se puede ir a lo loco!!

    Publicado hace 4 años #
  10. Enhorabuena Agustín, y gracias por compartir.

    Tal como te ha dicho Pau, si algún día repartes algo de peso delante, te asombrarás de cómo mejora la estabilidad (siempre y cuando no lo pongas con el centro de gravedad demasiado elevado). 

    Publicado hace 4 años #
  11. Lo de los caballitos fué sólo durante el tramo duro del 13%, luego volví a la estabilidad al bajar piñones y no tener tanta tracción en las pedaladas, de todas formas, eso me divirtió y me ayudó a superar la cuesta, me reía yo sólo de ver levantarse la rueda de delante unos centímetros, fué divertido y la confirmación de que había acertado con la bici para las excursiones, si ahí no me bajaba a empujar era buena señal, más vale llevar mucho desarrollo y utilizarlo aunque sea sólo unos metros, que no llevarlo y que tengas que poner pie a tierra o te ahogues en las cuestas.

    Publicado hace 4 años #
  12. Pau-i-amor dice: Collonut, Agustín! Lo de rebajar el peso con las alforjas se consigue más con poner lo justo que se necesita que con artículos carísimos que aligeran solo unos gramos.... Quizás algo más de peso delante, o las alforjas situadas no tan atrás (justo que no toquen el talón al pedalear) te puede evitar los caballitos.


    Bienvenido al club. Esto es una droga (mala)  

    Siempre digo que el peso que molesta no está en la bici, es el que llevo incorporado en la zona del ombligo, jajajajaja, ese es más sano y barato de rebajar que el de la bici.

    Se nota un montón, ya he perdido 10 kgrs, de los 95 que pesaba hace año y medio, ahora estoy en 85, me caen los pantalones y he tenido que hacer agujeros nuevos a los cinturones y renovar vestuario con un par de tallas menos, no es broma, de la talla 52 a la 48 que estoy ahora.

    A ver si organizamos una kedada de fin de semana para conocernos todos en persona y montarnos una buena fiesta.

    Publicado hace 4 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies