Volver arriba

Madrid-Gijón-Madrid 2013

  1. Hoy es la salida de esta prueba del tipo de la París-Brest-París. Aprovechando que me pilla cerquita de casa tengo pensado pasarme esta tarde-noche por la salida a ver un poco el ambiente 
    La salida es el polideportivo de Algete a las diez de la noche, no se si algún forero estará por ahí. La verdad es que este tipo de pruebas me han llaman bastante la atención desde que supe de su existencia y quién sabe a lo mejor en este 2014 me planteo hacer alguna brevet de 200 km o 300 km 
    A ver si me llevo la cámara y tiro algunas fotos.
    Saludos

    Publicado hace 6 años #
  2. Os cuelgo una cronica del ultimo ganador para calentaros las neuronas 


    MGM:
    Pasados unos días desde esta magnifica prueba ciclista, creo que es momento de analizar, recordar y contaros a todos lo acontecido, vivido y sufrido en 57:55 largas horas.

    Aunque esta prueba se inicia antes de que J.M. Campos nos diera la salida en Algete, me ceñiré a la prueba en si, dejando para el final algunos detalles técnicos que supongo os habréis preguntado estos días.

    La salida se escalonó en tres tandas espaciadas en 10´ cada una, y tenía claro que yo quería salir en la última: prefería ir viendo luces rojas delante que indicaran el camino a seguir que llevar luces blancas detrás que deslumbraran. Total que empecé a dar pedales a las 10:20 horas del martes 18/08/09.

    Marque un ritmo vivo poniéndome en cabeza de mi grupo llevando a bastantes compañeros a rueda que fueron descolgándose a medida que pasaba los kms. Antes de enlazar con los últimos del segundo grupo ya rodaba en solitario.

    Pasado el segundo grupo por Viñuelas, se une a mi un compañero Valenciano, su intención era acompañarme toda la prueba pero un ruido bastante extraño que salía de la caja de pedalier, el fallo en su iluminación y algún detalle que se me escapa y sólo a el corresponde explicar, hicieron que una vez pasado Atienza, iniciando la subida hacia el Alto de la Pela, nos separáramos y el decidiese dar por finalizada esta aventura.

    En Cogolludo adelantamos a Raul (Ragar en el foro) y Manuel Morente (quien antes de salir me iba presentando a todos cómo “Fran, el que va a llegar primero”, esto para ir sin presión...) y me dijo que donde iba tan deprisa, que me estaba pasando. Claro, el creía que los grupos saldrían cada 20´ en vez de cada 10´ y yo le había dicho que le pasaría por Atienza, pero yo sabía que era mi ritmo y que no estaba forzando para nada, estaba sobre mi horario previsto.

    Ya liado con la subida hacia el Alto de la sierra, llevaba a rueda a 3 participantes, 2 Ingleses y un Francés que tras insistir yo en que dieran algún relevo, vi claramente que no estaban por la labor y en cuanto el terreo empezó a empinarse, arree de lo lindo y me quedé solo en unos kms. Ninguna luz por detrás, y en la terrible bajada antes de Ayllon, (terrible por el estado lamentable de la carretera) me pasa un ciclista a toda leche, a unos 5 kms de Ayllon, Era el Francés, que ahora si me ofrecía insistentemente su rueda, pero a esa velocidad y por esa carretera era imposible seguirle sin jugarme una caída. Seguro que ha participado en la Paris-Roubaix y por eso su dominio en carreteras en mal estado....

    Le pasé en el pueblo de Ayllón y salí algún minuto antes que el del control. Estaba sobre mi horario y todo marchaba a la perfección: bicicleta, luces, piernas, motivación... De vez en cuando hacía un Checkup, a modo de piloto de aviones, para ganar más confianza en mi mismo. 

    Conocía el camino perfectamente hasta Tortoles de Esgueva, bueno todo no, al hacer la brevet de 600 kms que organizó el C.C. Pueblo Nuevo Raúl, Manolo y yo ya nos perdimos en Aranda de Duero, y justo pasó otra vez: 50´ minutos deambulando por el polígono industrial de Aranda hasta que encontré la dichosa C-619, momento en el que, cómo un poseso, me dispuse a recuperar el tiempo perdido, forzando bastante la máquina. Vi luces blancas detrás de mí, pero yo seguí en mi lucha contra el crono, adelantando a un compañero de Girona que se pegó a mi rueda y que de vez en cuando se ponía a mi lado para decirme “lo estoy flipando, ¿seguro que estamos en la misma prueba?” Y es que no era para menos, velocidades de 40/45 kms por hora era lo que mis piernas desarrollaban en esos momentos de acaloramiento y de enfado conmigo mismo por haberme perdido de nuevo.

    Llegamos a Tortoles y allí estában Campos, Benayas, Eva Montero y Jesús Triviño que saben de mi equivocación ya que me han visto por el polígono de Aranda.
    243 kms, pero en hora, (¡¡vaya ahora podía ir 50´ por encima de mis cálculos!!) pero tampoco pasa nada voy dentro de lo previsto.

    A los 10´ llegan la grupeta del Francés y los Ingleses, que al igual que yo se han perdido. Bueno, mal de muchos..... aun así estoy enfadado conmigo mismo ya que el esfuerzo me deja los cuadriceps tocados y sé que he soltado mucho ácido láctico en las piernas y ahora me preocupa, esto no ha hecho nada más que empezar y ya con molestias....

    Descansé algún tiempo, calculo unos 20´ y salí despacio. Mi compañero de Girona ya había salido. Me dijo que ya le pillaría y la grupeta seguía en el control de Tortoles cuando salí. Parecía que ellos también acusaban algo de cansancio, aunque si observé a estas alturas miradas de reojo entre ellos y yo.

    Di alcance al participante de Girona en Astudillo: se quedó sorprendido y me dijo ¡¡pensaba que me cogerías antes!!, esta vez iba regulando: sin prisa pero sin pausa.

    Llegamos a Fromista y paramos un buen rato para avituallarnos y refrescarnos porque a estas horas ya hacía calor. Calculé y estaba en tiempo y sobre el horario previsto y como sabía lo que me esperaba ahora, nos lo tomamos con calma hasta Cistierna, con paradas en Saldaña y en Carrión de los Condes. Desde antes de Saldaña notaba cómo algo le pasaba a la rueda trasera. Intenté alejar malos augurios de mi cabeza pero la cosa fue en aumento, llegando muy preocupado a Cistierna, (en esta zona es donde Campos y Benayas nos hicieron un amplio reportaje fotográfico que todos habéis tenido ocasión de ver) Por suerte este control, además de contar con abundante comida y bebida, contaba con un buen mecánico que enseguida cuando le dije que mi rueda trasera de palos, estaba descentrada me dijo que no, que lo que ocurría era que la llanta estaba totalmente desgastada y se había abombado una parte.
    Me desinchó la rueda trasera, anuló el freno trasero y desde este puesto se pusieron en contacto con el de Gijón para que me consiguieran una rueda, pero claro quedaba lo más emocionante de la etapa; El puerto del Portón y Cangas de Onis, 178 kms con la rueda y el freno en estas condiciones...

    Antes de llegar a Riaño mi compañero da claras señales de flaqueza y casi me obliga a que le abandone y que siga yo a mi ritmo, que sin ser excesivo, no bajaba. Así lo hago y enfoco la larga bajada del Pontón con miedo y sorpresa por el maravilloso espectáculo que contemplaban mis ojos, algo cansados a estas horas. Al no llevar freno trasero y la rueda algo desinflada el descenso se convierte en un quiero y no debo por lo que pierdo mucho tiempo para llegar a Cangas de Onis.

    Encontrar el punto de control fue un poco complicado. Cuando no llevaba ni 10´minutos aparece mi compañero de Girona, señal de que mi descenso ha sido tranquilo. Nos refrescamos y cambio impresiones con Eva y Triviño.
    Según salimos vemos cómo el trio internacional llega: primero el Francés, que me saluda haciéndome el signo de disparo de Contador ,cómo diciéndome que ya me había pillado (algo que no me sentó muy bien) y a dos calles llegan los Ingleses, también con caras alegres. 

    Ya en el control de Cistierna preguntaron que cuanto tiempo hacía que habíamos salido y al decirles que 15´ , el Francés soltó algo cómo ¡¡sólo eso, bien, bien!!.. un tipo muy calculador que, por lo que me han contado, lleva varias PBP acabadas entre los primeros haciendo muy buenos tiempos.

    De camino hacia Gijón mi compañero me comentó que se les veía muy enteros, que nos tenían controlados y donde querían y que nos pasarían pronto. En esos momentos empecé a ir enfocando la prueba desde otra perspectiva: tenía mi objetivo, que era claro y que a muchos compañeros de la MGM ya les había confesado antes de salir en Algete: quería hacer la prueba en 60 horas, (algo que parecía osado, aunque en realidad mi objetivo eran 58 horas, y por eso no me atreví a confesarlo antes). Había estado sopesando toda la prueba, ya conocía la ida del brevet de 600 kms, Algete-Gijon y sobre todo, creo que algo juega mucho a mi favor: es que me conozco muy bien a mi mismo y sabía que podría intentarlo y que salvo complicaciones mecánicas o lesión estaba entrenado para cumplir con ese tiempo.

    Bueno de Cangas a Gijón volví a irme sólo y preocupado más que otra cosa por la rueda. En Gijón costó también un poco encontrar el punto de control.
    Aquí quiero hacer mención especial al pedazo de control que me encontré:
    Arco hinchable, a modo de meta de MGM, muchos voluntarios esperando, duchas, toallas, jabón, cena, masajista, colchonetas, mantas y sobre todo y lo que yo más ansiaba: un mecánico con una rueda.

    Llegué por delante de mis previsiones más optimistas, eso y el cansancio hizo que parara a descansar, ducharme, cenar algo, darme un masaje para aliviar los cuadriceps e intentar dormir. El trio perseguidor llego a Gijón 10´ después que yo y luego el compañero de Girona, que me dijo que tiraba la toalla y que dormiría por lo menos 8 horas.
    Tumbado en las colchonetas veía y oía cómo los demás dormían placidamente: sus ronquidos no me dejaban dormir y además estaba echo un mar de dudas. Empezada a darle vueltas a si quería llegar el primero o cumplir con mi objetivo. Al final pudo la ambición y pensé que podría matar dos pájaros de un tiro porque no eran incompatibles. Primero pensé en salir cuando ellos e ir a rueda, pero fui sincero conmigo mismo y me dije,: ¿¿¿eres capaz de ir a rueda y no tomar tu las riendas??? Pues la verdad es que no, con lo cual y tras dos horas y media de dar vueltas de un lado a otro, pensé y me dije: “Serán muy calculadores pero a mi no me conocen, sudan, comen, tienen sueño, tienen dolores... pues entonces estamos empatados, si pueden, que me pasen”. Me levanté, desayuné y salí para Cangas. Antes de salir me indicaron que un compañero Francés había salido una hora antes pero que había dicho que dormiría en Cangas. Bueno, yo a lo mío, en algún sitio tiene que dormir y una hora no es nada. 

    Mientras avanzaba, descontando kms para motivarme y decirme: “ ya queda menos”, me cruzaba con muchos compañeros que iban dirección Gijón y con emoción me acuerdo de los gritos que nos dábamos, ¡!todo un festival de luces!!.

    Una vez en Cangas, me indicaron que había llegado un Francés antes que yo pero que estaba durmiendo. Bueno pues en cabeza de nuevo, sin saber nada del trío perseguidor y con el incomparable puerto del Portón de por medio.
    Ya amanecía cuando empecé la subida y a mitad de puerto recuerdo la grata sorpresa de cruzarme con los últimos compañeros de esta prueba, bajando muy animados y rompiendo el silencio de la mañana saludándonos
    Este puerto no se acaba nunca??,¡¡madre mía, que hartón a subir y subir y subir...!!! Sabía que era largo, pero se hizo eterno. Vi la fuente del infierno pero pensé que ya estaba arriba y que pararía en Riaño a refrescarme. Fue un error y me quedé sin agua subiendo.

    Una vez coronado el puerto, a los dos kms, vi una fuente a mano izquierda y esta vez si paré en seco y bebí agua. ¡¡Que fresca y rica que estaba!!. Luego en Riaño paré también y me preguntaba por donde andarían mis perseguidores...A esas horas me sentía Tarzán.... lo peor había pasado, el temido puerto ya superado, había amanecido por completo y daba la sensación de haber estado durmiendo toda la noche porque me encontraba descansado y sobre mi horario previsto.

    Continuo hacia Cistierna con muy buenas sensaciones. Cuando llegué me recibe Ivan (el voluntario y mecánico) y recuerdo que por lo menos comí 5 rebanadas de sandía. Estuve descansando con las piernas en alto por lo menos media hora y continué camino, sabiendo que ahora venía una de las partes más feas y largas del recorrido y encima con las horas de más calor. Recuerdo pensar, “ venga que si te quedas un poco más aquí, al final echas raíces y formas familia...” Costaba salir de este control, con lo bien que se estaba....

    De camino a Fromista quedaban unas cuantas subidas ( de las de 10%) que con lo que caía, se hicieron algo más que duras. Una vez pasado Saldaña empezaba una zona larga y recta, donde sopló el aire de costado y me hacía muy difícil mantener un ritmo vivo.

    Bueno he de deciros que desde Gijón rodaba completamente sólo: nadie de la organización acompañando y ningún ciclista. Esto me ha dado muchas más tablas en el largo camino de conocerme a mi mismo ante situaciones límite.

    Empiezo a padecer con el tibial izquierdo y me cuesta llevar cadencia. El dolor sube casi desde el tobillo hasta la rodilla, “joper, joper, pero si no queda nada unos 350 kms y estoy en Algete”. Joer 350 kms, no veía que con ese dolor pudiera completarlos sin parar. Empecé a pensar y a buscar algún remedio, pensé bueno pues paras en un pueblo y compras Radiosalil y tiramos para adelante, que va son más de las 20:00 horas y estará todo cerrado y el pueblo más cercano ya es el punto de control de Tortoles.
    De repente lo vi claro, te pones un manguito que sujete el músculo y en el control te metes dos o tres hielos en la pierna. Así lo hice y funcionó.

    La llegada a Tortoles fue de película: una chiquillería aguardaba y gritaban ¡!ya llega el primero, es Fran!! ¿pero cómo saben mi nombre?, luego Almudena me aclaró que se iban llamando entre los controles para seguir la prueba y claro sabían que yo llegaría el primero y que detrás estaban mis compañeros, el Francés y los Ingleses.

    Tal era la expectación en el pueblo que cuando me senté en el bar a comer dos rebanadas de melón y algo de espárragos, Almudena tubo que espantar a los niños que estaban casi sentados en mis piernas, les dijo -pero dejarle respirar- en las ventanas no cabía nadie más.... Preparé todo para la noche, y salí con muchísimos ánimos, vi cómo se seguía la prueba y cómo me animaban para que llegase el primero.

    Lance la bici y el aire favorecía la velocidad que no bajaba de 40 kms hora, la pierna se aguantaba y esta vez encaraba la noche (la última) con ganas, ya que estaba achicharrado de todo el sol que habíamos tenido que soportar. Hasta Aranda todo es un sube baja, pero que prácticamente se hace a plato y enseguida me vi otra vez atravesando Aranda por el medio en vez de haber pillado el desvío.
    Ya en Fuenteespina pregunté a un lugareño y le dije: ¿esta es la carretera que lleva a Ayllon?, a lo que me contestó: si, ¡to tieso para arriba!.
    Según avanzaba vi la carretera marcada cómo BU, en vez de C-114, me di la vuelta y volví a preguntar al buen hombre: ¿pero usted está seguro? por que en mi papel me pone...... y el buen hombre me contestó, ¡hombre te aseguro que esta es la carretera que te lleva a Ayllon y que pasa por Fuentelcesped y el pantano...!, ¡!!me lo vas a decir a mi que llevo 60 años viviendo aquí...!!! Seguí pero a estas horas a toro pasado estaba claro que acusaba un claro estado de desorientación. 
    A un km antes de llegar a Ayllon me acuerdo de ver a unos muchachos con MTB y puse el pie en tierra y les pregunté, ¿queda mucho para Ayllon?, ¡¡¡estás aquí venga Fran que ya has llegado!!!, (joer con que todo el mundo me conozca), y dicho y echo una subida y todas las luces de Ayllon iluminaron esa fría y oscura noche.
    De verdad que si no lo habéis experimentado a lo mejor no sabéis muy bien de que os hablo, pero ver en el puesto de control de Ayllon a las dos de la mañana a toda una terraza abarrotada de gente ponerse en pie a aplaudir, gritando ¡Bravo, bravo, venga campeón! es algo que no creo que pueda borrar nunca de mi mente. Es una sorpresa que desde luego no me esperaba y que me dio, entre otras cosas mucha vergüenza.
    Un ciclista solitario cómo yo no sabe reaccionar ante tanta muestra de cariño y de admiración. Posé para alguna foto, y recuerdo el comentario de un hombre mayor, diciéndole a otro: “Esto es un hombre”. Cuando oyes algo así sobre ti cae una losa de responsabilidad y a la vez era la chispa que necesitaba para afrontar lo que todavía quedaba.

    La subida al puerto de la pela: me acuerdo de salir escoltado del puesto de control de Ayllon por un grupo numeroso de ciclista a MTB que me acompañaban y que en las primeras cuestas se decían entre ellos: “míralo, con 1000 kms y no podemos seguirle”, y dejando de oír poco a poco los gritos de apoyo, me quedé sólo de nuevo.
    La subida larga y agotadora, las piernas y sobre todo la cabeza ya no están para nada, sólo quieren llegar y descansar. Se me hace duro continuar pero mi cabeza busca alicientes y los encuentra, me digo a mi mismo: “tienes que continuar, ya no sólo por tu objetivo, también por esta gente, por mi familia, por mis amigos, por todos los que te apoyan en tus aventuras/locuras”, y esto funciona: las piernas dicen basta pero quien manda es la cabeza y ordena una pedalada más, otra , venga que estamos arriba y dicho y echo, me encontré con los molinos de aire en una carretera más o menos llana en la que siempre he mantenido buenas medias de velocidad. Recuerdo pasar mucho frío y de intentar ponerme lo único que podría hacerme entrar en calor, un chubasquero de plástico comprado en una tienda de todo a un euro.

    Me preocupo, si no puedo ponerme una simple bolsa de basura encima, si pincho ¿que pasará?.... Pues menos mal que no ocurrió, porque se hubiese acabado todo, estoy seguro que no podría haber cambiado la cámara si pincho, y esto me preocupaba, además de alguna alucinación y mi desorientación constante que aunque pasaba por los pueblos y lugares que con anterioridad había recorrido en las brevets, creía siempre estar equivocado y circular por carreteras distintas.

    En Cogolludo tardé otro buen rato en encontrar el control y reconozco que me puse muy nervioso. Pido disculpas a los voluntarios que aguardaban allí por mi cara larga, fruto del cansancio y las ganas de llegar, más que por mi forma de ser.
    Cogí una manzana y salí pitando sabiendo que ya Algete era la próxima estación y final de recorrido. 
    Mis preocupaciones en ese momento eran: no pinchar y que la luz no se agotase, ya que había puesto la última pila en la linterna del manillar.

    Rodaba muy fuerte intentando alcanzar mi objetivo, 58 horas. Pero veía que no era fácil tenía que mantener una velocidad alta y no decaer ni en las subidas. Más o menos en Viñuelas me cruce con Benayas que va en moto, nos saludamos, da la vuelta y me anima comentándome: “joer Vacas cómo vas”. Miro el cuenta y marcaba 42 kms hora, es un tramo llano y que siempre se me ha dado bien, me desea que llegue sin contratiempos y me felicita.
    Me siento seguro, ha amanecido, no tengo frío y ya puedo casi ver Madrid a los lejos, veo que esta aventura toca a su fin, pero mi objetivo todavía no está cumplido, en Alalpardo miro el reloj y marca las 8:00 horas, ¡joer por poco, mecaguen!, lo he tenido en la mano...

    Llego a Algete polideportivo, veo que alguien avisa a los de dentro y salen dos o tres para hacerme fotos. Me lo tomo con calma, recordando la foto de la anterior MGM en la que un grupo de 5 ciclistas llegaban de la mano y saludo a los fotógrafos.

    Entro en el recinto, sello y entonces empiezan a echar cuentas: “Enhorabuena Fran”, me dice mi voluntario de lujo, J.M. Campos. Le digo ¿cuanto ha sido al final?.
    Me dice 57 horas 55 ó 53 minutos, no me acuerdo, digo ¿Qué? esta mal, si a las 8:00 horas son 58 horas y son las 8:13 horas, no puede ser, y me dice: “pero tu saliste en el tercer grupo a las 10:20 horas”. (Parece la novela de Julio Verne la vuelta al mundo en 80 días)., lo he conseguido al final, lágrimas y una emoción indescriptible.

    Me bloqueo y todo el cansancio me cae de golpe: necesito una colchoneta. Dejo la bici, se me hace eterno el pasillo que me conduce a ella. Campos me acompaña y caigo en un sueño reparador, durante 1:40 horas. De vez en cuando en mi cabeza, llegan pensamientos cómo lo has conseguido al final por 5 minutos de ventaja. Cuidado que te cogen, otra cuesta más, etc....Me levanté y en ese momento, más o menos, llegaban mis compañeros el Francés y los Ingleses: saludos, felicitaciones mutuas y entablo una conversación con el Francés, (ya que su mujer y su suegra hablan castellano), en la que me dice, que me han seguido sin descanso hasta que han tirado la toalla en Ayllon, y me insta a que si participo en la PBP, yo a tu rueda, tu primero y yo segundo, jajajjajaa. muy buen rollo, nos intercambiamos correos y nos damos un abrazo. Ese buen rollo entre “adversarios” y ese saber estar es otro de los momentos que no podré olvidar nunca.
    Muchas felicitaciones recibí en esos momentos, el abrazo a Benayas cuando regresó, el abrazo a mis hijos y a mi mujer, las charlas comentando la prueba con la organización y participantes que llegaban. Uno de ellos mi amigo Manuel Morente, quien también sufrió lo suyo el y su grupo para que no les pasaran 4 italianos que les pisaban los talones. Saludos con los amigos Andaluces, Valencianos, Asturianos, el Indio, etc...

    He leído los foros y comentarios escritos en la red y a veces tengo la sensación de tener que pedir perdón por haber llegado el primero. ¿A quien no le gusta/aria decir que ha llegado el primero?. Lo peor es que esos comentarios vienen de gente que nunca ha participado en una de estas pruebas y que ve los toros desde la barrera... pero no seré yo quien entre al trapo.

    LAS COSAS CLARAS; la MGM no es una carrera, es una superbrevet no competitiva donde cada uno decide su ritmo, donde cada uno mantiene la velocidad que puede, y donde cada uno se lleva una experiencia y pelea contra el reto que supone acabar.
    Mi objetivo estaba claro, dije 60 horas, aunque siempre pensé y en mis cálculos y de ello es testigo Eva, eran de 58 horas. Un objetivo ambicioso, difícil, pero por eso mismo era un reto.
    Al final disputé la prueba y quise llegar el primero, pero quise estar presente cuando llegase el último para felicitarle por haber podido con semejante empresa y para poder saborear más si cabe ese aroma que ha envuelto a esta estupenda prueba.
    Todos los que hemos acabado y los que lo han intentado tenemos el mismo reconocimiento y el mismo merito: somos Finisher en la prueba ciclista más larga de las que se celebran en España y de las mayores del mundo. Cada uno a su ritmo, pero todos con nuestras dudas y nuestras penurias.

    En cuanto a la organización:
    Un 10, y no tengo porque hacer la pelota, me ha parecido todo increíble, desde cómo se nos ha tratado, a los voluntarios voluntariosos, al trazado, a las atenciones, etc....
    Es verdad que he puesto que a veces a costado encontrar algún puesto de control, pero es responsabilidad del participante estar informado de la ruta a seguir. Hemos tenido cumplida información de las direcciones de los puntos de control, con la anticipación suficiente cómo para haberla podido buscar en San Google, o en cualquier mapa. Pero nos es más cómodo enfadarnos con el de enfrente que con nosotros mismos.
    Emotiva la entrega de trofeos.
    Emotiva la nota redactada por Campos.


    Algunos datos que creo que más de uno se pregunta:

    Bici: Argon 18, element 114.
    Cultote: Etxeondo Raider.
    No utilice cremas.
    Zapatillas de ciclismo: Shimano tr50 de triatlón. Sin calcetines, toda la prueba.
    Guantes cortos, Manguitos, sin chaqueta.
    Maillot: el de la MGM.
    Dos bidones en la bici.
    Iluminación: Dos focos de 300 w cada uno y 10 pilas lo que me dio una autonomía de 30 horas.
    Foco: DealExtreme: $14.56 TrustFire TR-801 Cree Q5-WC 230-Lumen LED Flashlight (1*18650)
    Pilas: DealExtreme: $8.18 TrustFire Protected 18650 Lithium Battery (2500mAh 2-Pack Blue)
    Soporte: DealExtreme: $1.54 Universal Bicycle Mount
    Cargador: DealExtreme: $7.44 OEM 2*18650 Lithium Battery Charger (110V~240V AC)
    Todo esto puesto en casa en 10 días, por 90 euros más o menos. Olvidaros de Cateye ni de caros sistemas.

    Un frontal en el casco del decarton., No necesitais más. Bajé de noche a 50 kms hora sin problemas.
    Cubiertas: Vittoria Open Corsa, evo cx. 23mm

    Pedaleando:
    Velocidad media: 26.7 kms hora.
    Horas de Pedaleo: 46:44 horas.
    Horas de descanso/control: 11:11 horas.
    Cadencia media: 82.
    Desarrollos:
    54/44
    12/27

    Mi entrenamiento:
    Tengo entrenador, Pablo Cabeza, Agua - Viento - Tierra
    (entrena entre otros a David Arroyo).
    Horas semanales de entrenamiento: 25/30 horas.
    Entrenamiento tipo: Triatlón de larga distancia.
    4 sesiones de bici, 4 sesiones de carrera, 4 sesiones de natación.
    Este año más de 20.000 kms de bici.
    Pulsaciones en reposo antes de la MGM: 40/42.
    Mis zonas de entrenamiento:
    R1: 120- 136 pulsaciones
    R2: 137- 147 pulsaciones
    R3: 148- 155 pulsaciones
    R4: 156- 166 pulsaciones
    R5: 167- 175 pulsaciones
    Edad: 40 años.
    4 años en el triatlón.
    Este ha sido mi primer año como ciclista de ciclomaratones.
    No me importa nada dar estos datos, que también guardados tienen otros ciclistas, al contrario tengo ganas de compartirlos con vosotros por si os pueden orientar y ayudar.


    Cualquier duda/pregunta, sobre lo que os he contado, intentaré responderla, quiero aclarar que no es fruto de la casualidad que haya conseguido mi objetivo, creo más bien que es fruto de mi esfuerzo y de mi trabajo, de haberme visto envuelto en otros retos similares y de mi espíritu combativo ante las adversidades. Mis “adversarios” lo pongo entre comillas, han sido duros y por tanto veo mayor logro en la consecución de mi Reto principal.

    Esta es la primera crónica pero espero que todos los participantes foreros colgueis la vuestra, porque a mi personalmente, me apetece mucho leerlas y ver lo que me perdí de vuestro reto.
    Creo que la prueba se lo merece y que este post tendría que llegar por los menos a las 100 páginas, para que más compañeros se animen en la próxima edición.

    Pocas cosas me marcan tanto cómo para querer hacerme un tatuaje sobre ellas.
    Organizadores: No cambieis el Logo de la prueba, ya que me lo pienso tatuar.
    Seguro que por esto también leeré algún comentario pero bueno...


    Saludos.
    Fran Vacas.

    Publicado hace 6 años #
  3. Sinceramente... te he leído de cabo a rabo... y he sacado una sóla conclusión... tu no eres de mi equipo (y eso no se si es bueno o malo) pero vaya, que no ser no eres... Joder!

    Publicado hace 6 años #
  4. Sí, bueno, lo del carácter no competitivo parece que alguno tiene una forma curiosa de enterderlo.

    Publicado hace 6 años #
  5. Encontrareis de todo, algunos mas frikis de lo que pensais y la filosofia en general es muy parecida a la de cualquier viaje en bicicleta, claro esta hay quien se lo toma en serio, como el caso que os he colgado.

    Aqui esta especialidad no es muy conocida pero cuando viajamos por Europa nos cansamos de ver gente viajando asi.
    Estas "carreras" por llamarlo de alguna manera tienen una mezcla de componente reto-aventura que es muy bonito, si bien a muchos de los que viajan a menudo en bicicleta les puede parecer demasiado competitivo, en realidad el ritmo lo pones tu y carreras con menos kilometraje se pueden disfrutar perfectamente, aunque en este pais nos "encendemos" enseguida, en Europa saben tomárselas con su verdadera filosofia.

    Publicado hace 6 años #
  6. Sí, la verdad es esta modalidad me llama bastante desde que empecé a saber de ella y aprovechando que me acabo de montar una bici casi "randonneur" me estaba planteando hacer una brevet de las básicas de 200 Kms. Al menos probar las sensaciones, la siguiente de 300 Kms ya me parece mucho
    Hay tiempo todavía que hasta febrero-marzo no empieza la temporada.
    Saludos

    Publicado hace 6 años #
  7. Pruebalas si puedes, te engancharas.....

    Yo el año pasado sopesaba participar en esta edicion de MGM pero ya a primeros de año me baje del burro y vi que lo tendria muy dificil para conseguir los dias y motivarme lo suficiente para el entreno, asi que siendo realistas creo que me queda bastante por crecer para participar con garantias en este duro reto. Brevets mas cortas si estan ya a mi alcance, pero mas de 1000km son palabras mayores......
    Para el que le interese en esta pagina hay info y varios enlaces interesantes, amen de mas cronicas como las que os colge.  http://www.randonneurs.es/randonneurs.php

    Si bien este es un foro mas enfocado al cicloturismo de alforjas, somos muchos aqui los que alternamos este tipo de viajes con otro tipo de actividades sobre las dos ruedas que hace que disfrutemos de la bicicleta en muchas de sus disciplinas.
    Todas se complementan, el caso es disfrutar de lo que se hace.

    Publicado hace 6 años #
  8. Es una filosofía, y a mi también me atrae. Aunque no se si llegaré a ser un fanático del tema... si que me gustaría probar, y en unos años hacer alguna.... a ver.


    Muy buena la crónica.

    Lo de ser competitivo o no... no se porque se critica tanto, Fran tenía el objetivo de 58 horas, y motivándose lo logró. Que el resto fuesen por detrás o no, es algo secundario.

    Yo sólo he participado en una de 300kms Bilbao-Santander-Bilbao, y se respira bastante buen ambiente. Además de ser muchos conocidos de otros eventos similares. (en La Bilbaina, hay bastantes aficionados y suelen organizada Brevets). Sin embargo he echo varias rutas por mi cuenta de 200, y 300 kms.

    Este año tenía ganas de probarme y por mi cuenta me diseñé una de 500 kms para hacer en dos días. Sin ninguna pretensión más que la de hacer 5 BIGs (cimas puntuables), en la zona de Lieja y Alemania. 
    De echo me metí por caminos de tierra, y disfruté un montón, sabiendo que "llegaba de sobra".

    Al final me salieron 545 kms y 7.680 m
    35 horas en total 27 de bici.



    Yo no tenía avituallamientos, y mis descansos se basaban en hacer fotos y auto-fotos con un mini-trípode.
    Es algo que engancha!

    Publicado hace 6 años #
  9. yo tengo un compañero que hace cosas parecidas por su cuenta el año pasado fue desde santander a tarifa en cuatro dias. a mi me parece un poco bestia, aunque me llama la atencion como espectador, si que me gustaria probar ha hacer 200km en un solo dia.
    por cierto me ha gustado la cronica.
    un saludo.

    Publicado hace 6 años #
  10. Me ha gustado mucho el relato del ganador de la pasada edicion, ha competido contra si mismo, y su fortaleza esta en su cerebro y disciplina, una foto de la bici acompañaría bien el post, gracias por compartir...

    Un saludo

    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 6 años #
  11. Gracias por compartir. No conocía este tipo de rutas organizadas. Me parecen muy interesantes, sobre todo porque son muchos km pero hay mucho tiempo para hacerlos. Lo bonito tiene que ser viajar en plena noche... nunca lo he hecho y me crea curiosidad.


    A entrenar para el año que viene.

    Un saludo

    Entre dos tierras. Bellota al dente
    Publicado hace 6 años #
  12. Me parece a mi que hasta el 2017 no la podemos hacer jeje
    Ayer estuve en la salida y la verdad tiene mérito organizar un evento como estos. Me da la sensación de que muchos patrocinadores no tienen y con todo lo que mueve una marcha como estas no se muy bien cómo pueden cuadrar gastos-ingresos. Me llamó la atención también que ninguna tv mandara alguna cámara, para meter un minutillo por algún lado, a ver si el día de la llegada sí se acercan
    Por lo demás muy buen ambiente, aproximadamente 275 ciclistas, abundaban las bicicletas de carretera más o menos adaptadas, sí pude ver alguna bici tipo audax, sobre todo de extranjeros. También vi una surly lht y una zeus de carretera antigua que llamaba bastante la atención, al menos a mí Mucha bolsa de manillar/sillin y algún que otro ciclista con alforjas pequeñas. También alguno con mochila aunque me parece bastante incómodo para todas las horas que son.
    Un saludo

    Publicado hace 6 años #
  13. Creo que el blog del que cuenta su paso  por la brevet es este:
    http://www.franvacas.org/
    Para los que tengan curiosidad
    Saludos

    Publicado hace 6 años #
  14. Hola, yo he participado aunque no he acabado. Me bajé de la bici en el km 750 porque el agotamiento me pareció que comprometía mi seguridad pero tengo en mi alforja varios 200, dos 300 un 400 y un 600, vamos, que soy novato en esto. Si tenéis curiosidad por esta modalidad de ciclismo y os puedo aclarar dudas no dudéis en preguntar, es algo que engancha.
    Personalmente y con las medias en movimiento que soy capaz de mantener en estas pruebas y los límites de paso por los controles, soy de los del final del pelotón, más de 600 km me parece demasiado y no se si repetiré una tan larga. Al final el tiempo para dormir es poquísimo. Para que os hagáis una idea cuando me retiré llevaba 50h en total e las que había dormido 4 y un amigo que ha terminado ha dormido un poco más de 5h en 89 en total de prueba.
    Lo que si os puedo decir es que el ambiente es buenísimo y que es una modalidad de ciclismo que engancha y en la que se disfruta mucho. Los 200 están al alcance de casi cualquiera con un poco de entrenamiento y es una buena forma de conocer el ambientillo y el planteamiento de estas pruebas. En marzo o así volverá a empezar la temporada por si alguno/a os lo queréis pensar.

    Publicado hace 6 años #
  15. Pablo, eres un valiente, tu y todos los que os plantasteis en la salida.

    Es una carrera que le tengo muchas ganas, de momento toca apuntar mas bajo, pero confio que algun dia pueda con una de estas.
    Este año se rodo mas rapido por los tiempos, no se si tuvisteis menos viento.
    Si te animas y escribes una breve cronica de alguien que la vivio desde dentro me da que muchos la leeremos con ganas.
    Un saludo.

    Publicado hace 6 años #
  16. Normal
    0
    21

    Tú lo has querido ;o)
    Lo primero que quiero decir es que yo he disfrutado
    de la experiencia (que era el objetivo que tenía) un noventa y pico por ciento
    del tiempo y que creo que voy a necesitar un tiempo para asimilarla.

    De Madrid a Atienza me resultó bastante duro, en parte por el ritmo demencial
    que se puso en el segundo grupo que tratamos de aguantar unos cuantos
    kilómetros y en parte porque es duro, eso es así. Una vez descolgados fuimos
    juntos a un ritmo razonable, a ratos hablando y a ratos callados. Hicimos una
    parada breve para rellenar los bidones en Cogolludo donde yo había vaciado los
    dos y seguimos rápido hacia Atienza. Yo llevaba el come-come de no alcanzar al
    resto de nuestro grupo pero, finalmente en Atienza nos reunimos, comimos algo
    rápido, rellenamos agua y seguimos ya los cuatro juntos.

    La subida a la Pela se me hizo fácil y cómoda como ya me había pasado en el 600
    y como la hicimos juntos y de charla pasó enseguida. En la bajada noté que el
    foco delantero con los botes tendía a bajarse e iluminar demasiado cerca y
    después de colocarlo con la mano tres o cuatro veces y tener la sensación de
    que se aflojaba el soporte, gracias a que Agus paró conmigo y tenía una llave
    inglesa pequeña ajusté el soporte bien y seguimos hacia Ayllón por la carretera
    botosa que casi todos conocéis con un frío que pelaba.

    En Ayllón una sorpresa, los chavales del pueblo se habían organizado para
    acompañarnos hasta el control y que no nos perdiésemos y en el control había un
    ambientazo como el que he oído contar de la LEL o la PBP, es el único control
    así, pero es una gozada. Allí tomamos un café y unos bollos que nos supieron a
    gloria y volvimos a la carretera, abrigados todavía porque hacía bastante,
    bastante frío. En este tramo se nos unió un ciclista de Pueblo Nuevo que
    prefería salir un poco antes que el resto de su club porque se había caido y le
    convenía más nuestro ritmo.

    Volvió a amanecernos cerca de Maderuelo, como en el 600 y volvimos a disfrutar
    del paisaje que por esa zona es una preciosidad y decidimos que no íbamos a retroceder
    para desayunar en Fuentespina como a la ida y que ya encontraríamos algo en
    Aranda o antes para desayunar, así fue, en un bar que no superaría la visita de
    un inspector de sanidad pero que a nosotros nos valió. Después de esta parada
    breve continuamos nuestro camino hasta Tórtoles donde ya estaban esperándonos
    nuestro apoyo. Allí todavía no hacía mucho calor y paramos un poco para reponer
    agua, ponernos crema de exterior y de interior, comprar unos bocadillos, comer
    melón que nos compraron y cortaron y seguimos ruta.

    En este tramo en el que hay que superar tres altos no muy largos pero que van
    pesando Agus y Jesús propusieron que los subiésemos con todo el desarrollo y
    tranquilos tranquilos y fue un acierto porque los pasamos charlando y gastando
    poco y cuando llegaron las rectas interminables hasta Frómista estábamos más
    descansados.

    En Frómista yo decidí comer a la sombra de unos árboles con mi equipo de apoyo
    y hubiese salido poco después pero Jesús y Agus necesitaban una siesta y
    decidimos darnos ese rato para salir. Yo intenté dar una cabezada pero no me
    dormí así que esperé de charla con el voluntario del control a que fuésemos
    saliendo. Lo bueno de esto es que salimos con los de Pueblo Nuevo y eso hizo
    bastante más ameno el tramo al que más asco le tengo de este Brevet, de
    Frómista a Sahagún. En este tramo el Pakefte rodó casi todo el tiempo en cabeza
    y tuvimos la suerte de que en Carrión se nos unió un chaval que nos estaba
    esperando que era de los organizadores de la Marcha del Canal de Castilla donde
    nos habíamos conocido así que tuvimos para conversar hasta Sahagún donde
    llegamos sin enterarnos, es increíble lo que influye la cabeza en estas cosas.

    En Cea hicimos una paradita técnica para beber y comer un poco y de allí
    seguimos por las rectas interminables hasta pasar los dos repechones que hay
    antes de Cistierna a donde fuimos llegando un poco disgregados. Scott tuvo que
    parar a resolver un tema gástrico a un par de kilómetros de Cistierna pero me
    dijo que ya nos veíamos allí y Agus y yo llegamos y vimos a Jesús que ya se
    había duchado, cenamos los cuatro y decidimos salir a las tres del día
    siguiente lo que nos dio un margen de casi 4h para dormir.

    En mi opinión lo de dormir en una pensión en esta prueba, con los servicios que
    tiene, es un acierto, creo que así el descanso es de más calidad.

    A la mañana siguiente salimos con fresco que se fue transformando en frío y
    adoptamos un ritmo bastante llevadero con el que íbamos cómodos los cuatro y
    que me permitió superar el alto de la Remolina sin sufrir como un perro como me
    pasó en el 600, algo más adelante tuvimos que parar a abrigarnos porque ya
    hacía bastante frío y a medida que íbamos ascendiendo nos estiramos un poco.
    Scott se quedó atrás y Jesús se quejaba de sueño porque no había pasado muy
    buena noche. En la cima del puerto reagrupamos y empezamos a bajar con cuidado,
    en la cara norte del puerto la temperatura era bastante más alta y a Jesús le
    empezó a entrar una modorra incontrolable por lo que, después de comprobar que
    los bares que pasábamos estaban cerrados, paramos a que durmiese un rato en una
    cuneta ancha. Agus también aprovechó para cabecear y yo me tumbé pero me
    pareció que hacía demasiado frío y no tenía sueño. Después e un rato
    reemprendimos la bajada y a unos dos km de Cangas nos encontramos con Buje que
    subía a nuestro encuentro. Vaya alegría, hay que ver la ilusión que hace algo
    así, además había localizado el control y no tuvimos que buscarlo. Sellamos y
    nos metimos en un bar a desayunar, huevos fritos, lomo, patatas y pan con
    tomate con un café con leche, un desayuno de campeones que quizás nos llevó
    algo más de tiempo del que convenía.

    De Cangas salimos juntos y en cuanto cogimos la carretera general Jesús y Buje
    pusieron un ritmo bastante alegre pero con el que parecía que íbamos cómodos,
    pronto vimos que no era así para todos porque Scott comenzó a tener molestias
    en una rodilla y a descolgarse, recorrimos un buen puñado de kilómetros con él
    haciendo la goma, aflojábamos, nos alcanzaba y le voilvíamos a hacer la jugarreta.
    Buje, que tiene más cabeza que el resto habitualmente y más en estas
    condiciones nos hizo ver que había que afrontar la situación y, después de
    pensarlo un poco decidimos que él se quedase a esperarle y nosotros tirásemos
    hasta Gijón y en Gijón, donde hay que cruzar toda la ciudad para llegar al
    control, un rollazo de semáforos, Scott llegó unos 5 minutos después del resto,
    parece que el ir a su ritmo y la compañía de Buje le hicieron remontar.

    En Gijón comimos a cargo del Ayuntamiento y de unos voluntarios muy majos que
    sin embargo no logran el ambiente cálido y emotivo de Ayllón, nos zampamos todo
    lo que nos pusieron excepto una tortilla que, para un pakefte era prácticamnte
    un insulto. Jesús nos dijo que probablemente en algún punto iba a tirar porque
    estaba viendo que iba a dormir poco y si no acumulaba unas horas al día
    siguiente se iba a retirar, que hablábamos al final del día y al día siguiente
    salíamos juntos de Cistierna.

    Después de embadurnarnos crema para el sol y para donde el sol no llega volvimos
    de nuevo a la carretera con Pueblo Nuevo y Scott nos dijo que él iba a ir a su
    ritmo, que prefería no forzar aguantando en un grupo y que tirásemos. Así lo
    hicimos y comenzamos a subir el alto de la Madera con mucho calor pero
    comprobamos que era muy tendido y, aunque nos hizo sudar, a mi me resultó mucho
    más cómodo de lo que me esperaba.

    A partir de ahí arriba comenzamos a pedalear en grupo con la idea en mi caso de
    que teníamos una zona de toboganes hasta Nava y luego una larga y cómoda
    bajada, craso error, desde Nava la tendencia era favorable, pero teníamos
    toboganes que yo no recordaba. En algún punto antes de Nava Jesús, como había
    anunciado, se adelantó y ya no le volvimos a ver en toda la tarde, Agus, Juan
    Coca y yo, animados por la charla y por lo favorable del terreno empezamos a
    rodar más fuerte, probablemente más de lo recomendable, pero viendo la hora y
    lo que quedaba por delante recortar un poco de tiempo en ese tramo era una
    tentación. En un punto en el que Coca iba un poco más adelantado un guardia
    civil en moto le indicó que circulase por el arcén, él le hizo notar que estaba
    muy sucio, lo que era cierto y al picoleto le sentó mal con lo que estuvimos
    parados un cuarto de hora viendo si le multaban o no y negociando con él. A mi
    me vino bien la paradita aunque fue la única y al solazo con lo que tampoco fue
    muy rentable y después volvimos a rodar rápido, como queriendo recuperar lo que
    habíamos perdido. El resto del pelotón no nos alcanzó porque como supimos
    después paró a comer algo y recuperar fuerzas en algún punto y así llegamos los
    tres a Cangas de Onís, yo completamente fundido a pesar de haber ido comiendo y
    bebiendo en la bici. Me han contado después que se asustaron al verme llegar,
    que venía desencajado. Me senté a las sombra, comí un arroz con leche y algo de
    fruta y me fui recuperando, decidí cambiar de zapatillas porque tenía algunas
    molestias con las que llevaba y quería ver si me dolían distinto los pies con
    las antiguas. Salí con Ramón de Salamanca, un tío con experiencia y buena
    conversación, avisé a Agus a través de uno de Pueblo Nuevo de que iba tirando y
    comencé a subir el puerto. Ramón me dijo que subiésemos cada uno a nuestro
    ritmo que no era momento de forzar ni de ir por debajo de lo que convenía y así
    empezamos, los primeros kilómetros fáciles, quince días antes los había subido
    a 20-23 km/h y ese día llevaba unos cómodos 18 km/h sin forzar, comiendo y
    bebiendo y disfrutando de que la subida la hacíamos a la sombra, con algo más
    de fresco y que el paisaje es muy bonito. Me propuse pedalear una hora, parar y
    comer algo más consistente que dátiles y gominolas y reanudar la marcha y así
    lo hice, pero después de la parada, al pasar las primeras rampas duras del
    puerto empecé a ver que tenía muy pocas fuerzas así que me armé de paciencia,
    metí todo el desarrollo y comencé a subir a un ritmo desesperantemente lento.
    En algún punto, antes de Oseja Agus me alcanzó y se quedó conmigo para animarme
    (nunca se lo agradeceré bastante) y así trabajosamente llegamos hasta Oseja donde
    teníamos pensado parar, reponer líquidos, comer algo y seguir hasta arriba. En
    Oseja paramos y bebimos y yo me tomé lo que me entraba en aquel momento que era
    un gel, el único que he tomado en 750km. Empecé a tener tiritonas que atribuí
    al frío pero que debían responder al agotamiento aunque yo no me diese cuenta y
    sin demorarnos mucho nos volvimos a poner en marcha. Los 12 km que nos quedaban
    fueron larguísimos, con todo metido a un ritmo cansino y tenirendo aún así que
    hacer varias paradas. En la ascensión de prueba que hice dos semanas antes esos
    kilómetros los subí sin usar el plato pequeño (llevo triple) porque ahí el
    puerto suaviza notablemente pero se ve que no me quedaba nada dentro.

    Cuando llegamos arriba, nos estaba esperando casi todo Pueblo Nuevo y Elisa y
    Elías que nos dieron de comer y me ayudaron a ponerme ropa de abrigo. Cuando me
    coloqué lo guantes largos empecé a intentar ponerme le derecho en la mano
    izquierda y no era capaz de entender cuál era el problema, ahí me preocupé
    bastante y, luego lo he sabido, Elisa y Elías se preocuparon mucho más pero
    fueron capaces de no presionarme para que abandonara, no se si yo habría sido
    capaz, un aplauso para ellos.

    Comenzamos a bajar detrás de Pueblo Nuevo pero rápidamente nos quedamos atrás
    porque yo iba inseguro, notaba que iba un poco volado y me daba miedo
    embalarme, en un momento dado oí voces detrás y no venía nadie, probablemente
    fueron ladridos de perros, pero no lo se... Sentía que no iba seguro en la
    bici, y que pensaba cosas raras. Me acordé de Edu contándome que había dejado
    una PBP porque le iba a coger asco a la bici  y vi que estaba en ese punto
    así  que llamé a Agus y le dije que hasta ahí había llegaba, que para mi
    no tenía sentido seguir en esas condiciones. Fui consciente de que le estaba
    dando un disgusto y podéis estar seguros de que había hecho e hizo lo que
    estaba en su mano para ayudarme a superar ese momento y acabar la prueba pero
    mi decisión estaba tomada yo había ido ahí a disfrutar y a partir de ese
    momento, además de estar arriesgándome más de lo razonable para mi, que
    volviese a disfrutar era muy difícil. Agus se fue, saqué el teléfono y me di
    cuenta de que no había cobertura. Seguí avanzando con la conciencia tranquila y
    analizando cómo me sentía y consideré la posibilidad de llegar solo y poco a
    poco hasta Cistierna pero un poco antes de Riaño vi que no tenía sentido,
    busqué un punto con cobertura y llamé a Elisa para que vinieran a buscarme.
    Mientras les esperaba puse en twitter que abandonaba y se lo comuniqué a algunas
    personas que me habían escrito a lo largo de esos días, la respuesta de apoyo
    fue inmediata y abrumadora, mentiría si dijese que no me emocioné.

    Ya en el coche iba yo dándole vueltas a cómo plantear que me gustaría quedarme
    dando apoyo a mis tres compañeros cuando no me acuerdo si Elisa o Elías me
    dijeron que ellos querían quedarse, que ya tenían los días reservados y que se
    lo estaban pasando pipa.

    En un rato llegamos al hotel y me di una ducha, me comí una ración enorme de
    ensalada de pasta y me quedé comentando la jugada con Elisa a la espera de que
    llegase Agustín para abrirle la puerta y ayudarle a preparar lo que necesitase.

    Al día siguiente comenzó mi MGM desde el otro lado, fueron muchas las ocasiones
    en las que me asusté al ver el estado en el que pedaleaban algunos y casi las
    mismas las que me dijeron ¿Pero cómo te crees que estabas tú ayer? Me
    impresionó y me sorprendió ver la incapacidad para realizar razonamientos
    sencillos y para tomar decisiones el tipo "Quieres Melón o uvas" me
    sorprendió también reconocer esos problemas en mi mismo el día anterior.

    Salimos de Cistierna y en Frómista vimos brevemente a Agus que quería salir con
    los de la Sociedad Ciclista Bilbaina con los que había venido muy bien y a
    Scott, se que Scott salió antes de Cistierna porque no había conseguido
    conciliar el sueño pero no se por qué no iban juntos. De Jesús no sabíamos nada
    más que que había fichado cerca de las nueve, o no dejó recado en el control o
    Agus y Scott no se enteraron y tampoco hubo mensaje, parecía claro que no iba a
    haber reagrupamiento del Pakefte. Scott organizó ropa y alguna cosa más con lo
    que llevaba en el coche y salió un poco más tarde que Agus hacia Tórtoles de
    Esgueva, nosotros aprovechamos para comer y fuimos a Tórtoles en este tramo,
    donde tenían el alto de Hornillos, El de Baltanás y el de Tórtoles les debió
    caer una solana de aúpa la verdad es que las caras que se veían al llegar a
    Tórtoles eran un poema, cuando llegamos nos enteramos de que los de Pueblo
    Nuevo se habían perdido y les había caído una kilometrada de propina, cruzamos
    los dedos para que los nuestros no fuesen con ellos y esperamos. Primero
    llegó  Agus con buena cara y comió ensalada de pasta que le preparamos con
    bastante buen apetito, lo que interpretamos como buena señal, mantenía una
    conversación fluida y nos pareció que recuperaba muy bien en esa parada. Un
    poco después de que Agus reemprendiese la marcha llegó Scott totalmente
    fundido, nos contó que había tenido alucinaciones y decidimos hablarle en
    inglés porque le resultaba más fácil. Comió algo, bebió, reorganizó un poco el
    equipaje y le ayudamos a hacer cálculos sobre lo que le quedaba. Él decidió que
    iba a dormir algo allí y la verdad es que nos pareció una decisión excelente
    porque era evidente que necesitaba reponerse. Así que allí le dejamos.

    Al pasar por Aranda vimos que el cambio de carretera estaba bastante
    deficientemente indicado (como casi toda la ruta) y le mandamos un sms con las
    indicaciones precisas a Scott para que no se perdiese, funcionó, aunque lo
    confirmó con otro cruce de mensajes cuando andaba por allí, eso nos sirvió para
    quedarnos más tranquilos comprobando que había recuperado la orientación. En
    Ayllón tomamos posesión de las habitaciones que habíamos reservado, Elías se
    acostó y Elisa y yo nos fuimos a esperar a nuestros chicos al control y a
    disfrutar del mejor ambiente que hay en toda la MGM, con diferencia, son una
    gente estupenda los vecinos de Ayllón, qué gustazo. Al llegar vimos a Jesús que
    estaba bastante cansado, había reventado una rueda y tenido que comprar una
    cubierta, una pena, porque en el coche había tres y quería salir hacia Atienza.
    Nos dijo que animásemos a Agus a ir a Atienza, que se juntaban allí y acababan
    juntos. Se sorprendió al ver que yo había abandonado, no le había llegado la
    noticia.

    Primero llegó Agus que cenó un poco y nos dijo que quería dormir un poco para
    luego tirar a Atienza y probablemente cabecear otro poco allí, yo, teniendo una
    cama libre en la pensión pensé que no era la mejor solución pero vi que no era
    momento de discutir así que sujetamos la colchoneta que tenía en el coche en su
    bici y la chavalería del pueblo y yo mismo acompañamos a Agus al polideportivo
    donde le asignaron una colchoneta y quedaron en despertarle una hora y media
    después, luego Agus nos confirmó que así lo hicieron.  Volvimos a hablar
    con Scott que llamó a Elisa y nos pidió que le dejásemos el chubasquero en el
    control porque iba a seguir hasta Algete sin más cabezadas y lo iba a necesitar
    en La Pela. Cuando Elisa y yo estábamos pensando en irnos aparecieron Paco
    Santos y Jose de Salamanca que tenían ganas de conversación y de cenar así que
    nos quedamos con ellos y les preparamos unos sandwiches de queso y membrillo y
    les dimos unos arroces con leche que yo ya no me iba a comer, se habían perdido
    por la mañana y por eso llevaban un retraso tan llamativo. Ya estábamos
    recogiendo para irnos a acostar cuando apareció Carlos, de Huesca, había roto
    un radio de su rueda trasera y como era de pocos radios y planos tenía muy
    difícil repararla. Como llevaba Shimano de 10v y yo también no me lo pensé y le
    dije  que le montaba la mía y así lo hicimos, la verdad es que él no se
    enteraba mucho de lo que estaba pasando pero nos dejaba hacer. Fue curioso que
    cuando llegó a Algete me abrazó y me dijo que cambiásemos las ruedas y tuvimos
    que convencerle de que fuese primero a sellar, cuando una cabeza en ese estado
    coge una idea... debía llevar desde Ayllón pensando en devolverme la rueda,

    El viernes nos despertamos a las 7.30 y vimos un mensaje de Scott que decía que
    había encontrado a Agus en Atienza y que habían salido Juntos pero, por lo que
    se veía Agus no había encontrado a Jesús. Nosotros nos saltamos el control de
    Atienza y llegamos a Cogolludo después de que hubiesen pasado por poco así que
    comentamos un poco la jugada con los de Pueblo Nuevo y salimos disparados hacia
    Algete donde me dejaron con la rueda del maño y las bolsas de Agus y Scott
    porque Elías quería irse a la playa esa tarde. Entré a ver si había llegado
    Jesús y vi su fichaje pero no le encontré, pensé que estaría durmiendo en una
    colchoneta.

    Al cabo de un rato de ver llegar gente, y hacerles fotos apareció Agus con una
    sonrisa de oreja a oreja y un rato depués, cansadísimo, Scott. Entre uno y otro
    por fin vimos a Jesús que, como cabíamos todos en la Kangoo al haber descargado
    Elisa en casa, se fue que falta le hacía, se le veía cansadísimo.

    Estuvimos un rato largo reponiendo fuerzas, comentando la jugada y haciendo
    fotos y por fin nos fuimos a comer los cuatro, parecía que no nos apetecía
    separarnos.

    Publicado hace 6 años #
  17. Enhorabuena por el relato y la buena experiencia. Pablo C. ya contactaré contigo más adelante porque quiero probar el año que viene, y así me puedes orientar un poco con el entrenamiento.


    Un saludo

    Emilio

    Publicado hace 6 años #
  18. Encantado de poder ayudar, si te animas vas a disfrutar un montón, seguro.

    Publicado hace 6 años #
  19. Buen relato Pablo. Me hago perfecta idea de lo que es correr una carrera de éstas... tremendo, es una prueba sobrehumana. Después de correr algo así, una de 200Km será un chiste para vosotros, jeje. Yo no me veo capacitado para estas kilometradas, tal vez una corta sí... me parece comprometer la integridad física en exceso, y supongo que después de esto hagáis una buena recuperación en condiciones, el cuerpo sufre mucho. Aún así me ha encantado leerlo.


    Una pregunta por curiosidad Scott supongo que será un americano que tiene una surly verde muy chula. Cuando en junio volvíamos de hacer la Vía Verde del Eresma que organizó J.J y pedalibre nos lo encontramos en el tren y nos dijo que se estaba preparando para la MGM. Si es él me alegro que haya terminado. Enhorabuena para todos.

    Saludos

    Fluyendo con la vida
    Publicado hace 6 años #
  20. Normal
    0
    21

    false
    false
    false

    MicrosoftInternetExplorer4

    Me ha gustado mucho leer tu relato Pablo. Enhorabuena a
    todos los que habéis participado este año, la verdad es que solo plantarse en
    la salida en Algete tiene un mérito increíble.

     Como os comentaba este tipo de pruebas me han llamado
    bastante la atención desde que oí hablar de ellas. Creo sin embargo que me
    tendré que contentar con algún día probar suerte en una de 200 Km, a partir de ahí ya
    me parece demasiado para mí. A ver qué tal andamos en el 2014

    st1\:*{behavior:url(#ieooui) }

    /* Style Definitions */
    table.MsoNormalTable
    {mso-style-name:"Tabla normal";
    mso-tstyle-rowband-size:0;
    mso-tstyle-colband-size:0;
    mso-style-noshow:yes;
    mso-style-parent:"";
    mso-padding-alt:0cm 5.4pt 0cm 5.4pt;
    mso-para-margin:0cm;
    mso-para-margin-bottom:.0001pt;
    mso-pagination:widow-orphan;
    font-size:10.0pt;
    font-family:"Times New Roman";
    mso-ansi-language:#0400;
    mso-fareast-language:#0400;
    mso-bidi-language:#0400;}

    Publicado hace 6 años #
  21. Scott es quien crees que es Caos, efectivamente el cuerpo necesita un tiempo para recuperarse después de un esfuerzo de estos pero tampoco se acaba tan machacadísimo como se pudiese pensar, si se hace una preparación prudente el cuerpo va haciéndose y responde bien.
    Yo, de todas formas soy un novato en esto, este año es el primero en el que me he enfrentado a los brevets de 400 y 600 km y a rodar una noche completa y el día que viene detrás y es una experiencia, sorprende ver de lo que es uno capaz.
    Ente 600 y 1200 veo un abismo, hasta 600 creo que se puede hacer bien y disfrutando, los 1200 no lo tengo tan claro.
    Lo de los 200 no os lo penséis, si os apetece un poco es cuestión de hacerse a rodar en  torno a 100km unos meses e ir ampliando la distancia progresivamente, con haber hecho algún día 160 el 200 está hecho. En este tipo de pruebas, teniendo unas piernas mínimamente preparadas, la clave es la cabeza y creedme, si lo hago yo, lo puede hacer cualquiera que se lo proponga, creo que Avo y Ali y alguno más que me conoce lo puede corroborar, soy todo lo contrario a la idea de un ciclista deportivo que podáis tener. Y lo dicho, si os animáis, hasta febrero o así hay tiempo de ir preparando algún 200 y luego... quién sabe.

    Publicado hace 6 años #
  22. Pues sí, pues sí... la de 200Km si que tira, así que quién sabe si en la próxima temporada nos veamos por ahí... Tulga cuando se acerquen las fechas podemos hablar y participar en alguna juntos.


    Pablo creo que te conozco, viniste a la de El Escorial - Madrid por la cañada de las merinas que organizó Luisesúnico, verdad? Yo llevaba la orbea con rueda de 700 y manillar de carretera para que me ubiques.

    Saludos y a prepararse para correr una brevet de 200Km...

    Publicado hace 6 años #
  23. Qué burro soy,  efectivamente nos conocemos.
    Y te corrijo, a prepararse para terminar (y disfrutar) un 200, lo de correr déjaselo a los pros.
    Si no tienes bici de carretera la que llevaste a esa ruta, con unas cubiertas de 23-25 te vale perfectamente.

    Publicado hace 6 años #
  24. Buena matización Pablo. Y lo que dices unas cubiertas finas y a "disfrutar"  de una brevet, pero de las 200Km... ya lo iré viendo.

    Saludos.

    Publicado hace 6 años #
  25. Ahora que el calendario de pruebas randonneur está ya a punto de comenzar pues ya he dado los primeros pasos para poder hacer una brevet de 200 kms, o intentarlo al menos
    De momento este finde ya he hecho una salida larga, habrá que ir sumando kms poco a poco. He tramitado también la necesaria licencia de cicloturista de la Federación Madrileña de Ciclismo, la opción de licencia de un día al menos en la prueba por la que me he interesado no estaba disponible.
    Ya tengo señalada en rojo en el calendario la fecha del 22/03, la brevet de 200 km que organiza el Club Ciclista Pueblo Nuevo. Salida y llegada en Algete y discurre cerca de casa así que tendré la oportunidad de hacer parte del recorrido antes del día D
    Alguién del foro tiene pensado hacer alguna prueba de este tipo este año? Los consejos que me podáis dar serán bienvenidos.
    Gracias y saludos

    Publicado hace 6 años #
  26. Probablemente participe en ese 200 aunque este año estoy bastante perro.

    Con que hayas hecho alguna salida de  en torno a 160km acabando entero estarás preparado de sobra.

    Mis consejos serían que lleves comida para no quedarte vacío por ahí, que no te emociones con el ritmo, en esto de los brevets conviene ser conservador y que te fijes y aprendas de los que llevan años haciendo esto, es de los que más se aprende.

    Ah y un consejo clásico, en los controles lo primero es sellar y luego ya se hace el resto.

    Si voy, nos veremos por ahí. También son una gozada por el ambiente y por los recorridos los que organizan los Amigos de la bici de Salamanca

    Publicado hace 6 años #
  27. Hola tulga, por culpa de este hilo tengo pensado hacer una por mi cuenta de 210km para mayo.
    El caso que yo no llevo ningun plan de entrenamiento especfico, solo salgo a hacer kilometros sin pasarme y ya.
    Aunque estoy abierto a consejos tambien.

    Publicado hace 6 años #
  28. Nada Pablo a ver si coincidimos en Algete. Mi idea es tomármelo con calma, ir con espíritu "viajero" y pasar el día encima de la bici a ver que sensaciones tengo.
    He visto que por la zona centro no hay mucha oferta de brevets. Ya me había fijado en los que organizan Amigos de la bici de Salamanca, recorrer en bici las dehesas salmantinas tiene que estar bien. Puede ser una opción acercarse si le cojo el gusto a esto de las brevets.
    Julian, no le eches la culpa al hilo, seguro que dentro de tí llevas un brevetero escondido
    Saludos

    Publicado hace 6 años #
  29. El tema de las brevets o randonneurs la verdad es que cada vez me parece más y más interesante. Aunque me veo muy lejos en muchas facetas, y la verdad, mis 'grandes distancias' han sido todas en llano.


    Por lo que veo desde Manresa también hay base de operaciones al respecto...

    Os dejo un vídeo que también puse en el hilo de la PBP

    Gandulus maximus. Vires acquirit eundo. Et Iniuriam.
    Publicado hace 6 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies