Volver arriba

La Velodyssee. Unax y Roberto. ( La Rochelle-Arcachon)

  1. Bueno pues ya
    estamos de vuelta de nuestra ruta por la velodyssee, han sido cuatro
    días fantásticos a pesar de algunos imprevistos k acaban surgiendo
    en todos los viajes, hemos ido mi hijo de 15 años y yo. Llevamos
    unos cinco años escapándonos todos los años una semana en la que
    hacemos diferentes rutas y ya se va notando el salto generacional y
    el declive físico de su viejo, hace dos años tenía k tirar de él e
    ir animándole por el camino, ahora soy yo el k va a rueda con la
    lengua fuera a mis 49 años, en fin mejor no darle muchas vueltas.

    Paso a contaros la
    experiencia que ya digo ha sido fantástica, y eso k era la primera
    vez k yo hacía noche en una tienda de campaña.

    Como digo la
    aventura comenzó en La Rochelle, para llegar hasta allí, viaje en
    la compañía FLIXBUS, de lo k encontré era la más barata y k nos
    permitía llevar las bicicletas previo pago de nueve euros por cada
    una, viajamos de Vitoria a Burdeos y allí trasbordo y viaje hasta La
    Rochelle, las bicis con la rueda delantera desmontada y forradas en
    film de color negro.

    Llegamos a La
    Rochelle y en un primer momento muy impresionados por lo bonito k era
    y el ambiente k había, era el lunes 12 de agosto.



    Casi a las afueras
    estaba el albergue donde nos alojábamos,habitación compartida por
    cuatro personas y cena por nueve euros, el personal de recepción
    encantador.Las vistas desde la
    terraza impresionantes:


    Los precios de las
    cañas igual de impresionantes, ya sabeis salen a cojón de pato.

    Al día siguiente
    nos levantamos temprano, el desayuno incluído en la tarifa del
    albergue en el k por cierto, para alojarse es necesario el carnet de
    alberguista, nosotros lo sacamos en un centro cívico como bien me
    indicó un compañero en el foro general.


    Y nuestra foto de
    inicio de aventura, Unax y yo:



    La primera etapa iba
    a ser de calentamiento, La Rochelle- Rochefort,aproximadamente 50 km,
    estaba bien señalizada y sin incidentes, disfrutamos del paseo por
    la costa y llegamos rápidamente al segundo alojamiento k era el
    albergue de Rochefort.


    El trato en
    recepción al igual k en La Rochelle fue estupendo, en el precio
    estaba también incluído el desayuno k por cierto se hacía en un
    edificio anexo k parecía el buffet de un hotel.

    El miércoles
    haríamos Rochefort- Les Mathes, como sobre el papel me salía una
    etapa un poco larga decidí acortarla pillando un barquito k pasaba
    el río al sur de Rochefort muy cerca del albergue, con ello nos
    ahorrábamos unos 17 km de etapa, ahí comenzó la odisea:


    El paso en barco
    asequible teniendo en cuenta el ahorro en kilómetros k supondría, 3
    euros los dos con las bicis.A la salida del
    barco vimos un cartel de la velodyssee y ahí k lo seguimos sin
    plantearnos nada más, ahí comenzó el error, yo resumiría lo k
    hicimos como algo así:




    El caso es k después
    de seguir señales durante bastante tiempo k nos hacían avanzar y
    retroceder al mismo tiempo, decidimos llegar hasta cerca de Saint
    Agnant y retomar la ruta original k tenía trazada , el resultado
    habíamos hecho 40 kilómetros y no habíamos cubierto ni la mitad de
    la ruta, decidimos parar a comer e intentar reponer el cuerpo y los
    ánimos:




    Comimos a la entrada
    del pueblo y nos subió un poco la moral para seguir ruta.Una vez que volvimos
    a la ruta original fue todo mucho más fácil, pero el
    cuentakilómetros no engañaba, al final fueron:



    Llegamos al destino,
    el camping Le Palombiere, allí montamos la tienda de campaña y nos
    fuimos a la ducha a eso de las ocho de la tarde, primera vez k yo
    dormía en tienda de campaña, no así Unax k es boyscout,
    afortunadamente la noche fué bien y pudimos descansar.

    Al día siguiente la
    etapa era en un principio hasta Royan donde cogeríamos el ferry
    hasta Le Verdon sur Mer :



    Allí nos
    encontramos con decenas de ciclistas k hacían la misma ruta k
    nosotros, en la imagen se ve la zona de paso:





    Después del paso
    nos esperaba una ruta sin más sobresaltos k los sube y baja con
    continuas pendientes, llegamos al camping Du Pin Sec, estaba lleno de
    surferos y las botellas vacías a la entrada de las tiendas me
    hicieron pensar k tendríamos una noche movida, la verdad es k me
    equivoque y no se oyó ni una sola voz,




    En el primer camping
    nos dejaron adaptador para nuestra alargadera de corriente, en este
    camping no tenían , así k no nos quedo más remedio k pedir, los
    vecinos de parcela muy amablemente nos dejaron una alargadera
    enchufada a su propia toma, muy agradecidos.

    A la mañana
    siguiente fuimos a desayunas a unos chiringuitos cerca de la playa,
    unos bollos , café y colacao y comenzamos, esta vez el destino era
    Le cap ferret, donde cogeríamos otro barco para  ahorrarnos la vuelta
    de la bahía de Arcachon, ( algún día contaré como habiendo unas
    doscientas personas esperando en el muelle, nosotros nos colamos y
    montamos los primeros en el barco )



    Después unos ocho
    kilómetros hasta el camping municipal Verdalle, a pesar de k mandé
    mails a todos los alojamientos para asegurarme de k a nuestro paso no
    habría problemas para alojarnos, este camping a nuestra llegada
    estaba completo...bueno miento….había una parcela reservada por
    una chica k a las siete de la tarde no había aparecido, hablando con
    la recepcionista de dije k ya llevábamos 105 kilómetros y ke iba
    con un chico de 15 años ( no me atrevo a llamarle niño después del
    ejemplo k me ha dado este viaje sin una sola queja a pesar de los
    kilómetros) , entendió la situación y empezamos a hacer la
    reserva, a los tres minutos aparece la chica ke había reservado,
    afortunadamente venía en bicicleta y con tienda y llegamos al
    acuerdo de compartir la parcela, todo un alivio por k por la zona
    estaba todo ocupado, allí conocimos a una pareja encantadora, ella de
    Bilbao y el de Donosti con los k nos liamos a hablar durante la cena
    y nos dieron más de las once.

    Al día siguiente
    había dos opciones: ruta en bici hasta burdeos, unos 60 kilómetros
    o montarnos en el tren y llegar hasta allí para pasar el último día
    hacer turismo y descansar, no hubo k negociar mucho, los dos
    decidimos k la segunda opción era la mejor.Afortunadamente no
    había k desmontar las bicis,



    Aunque las
    condiciones del viaje fueron un poco precarias. El traslado de bicis
    es gratuito.

    Y llegamos a
    Burdeos, nos alojamos en el albergue de la ciudad, tenían cocina con
    lo k pudimos cocinar, cosa k agradecimos bastante .



    Buscamos en internet
    la típica guía de como ver burdeos en un día y no morir en el
    intento: y éste fué el resultado de la visita:






    Y esta es nuestra
    foto de despedida de Burdeos y de la Velodyssee, al día siguiente
    tren desde Burdeos a Hendaya, otro de Hendaya a Donosti y otro de
    Donosti a Vitoria.

    Como conclusiones
    como siempre agradecer a Unax k me acompañe en estos viajes y k a
    pesar de las incomodidades e inconvenientes ha sido un viaje
    acojonante, ya estoy pensando en cual será la aventura del próximo
    año, en principio me mola la idea de los castillos de Loira, aunque
    acepto cualquier sugerencia k me hagáis, perdón por k ésta es mi
    primera crónica y gracias a todos los k me aconsejaron en el foro
    general antes de realizarla, gracias a todos.

    Publicado hace 9 meses #
  2. Enhorabuena compañero, por la ruta y por tan buena compañía, qué envidia!

    Publicado hace 9 meses #
  3. Mi enhorabuena por rodar con el chaval! Así se forjan los campeones. Por poco que puedas, procura repertir el próximo verano con algún reto -no tanto de kilómetros como de aventura- al que no pueda decir que no.

    Leonor, tu serás SIEMPRE la princesa...
    Publicado hace 9 meses #
  4. Hola


    Gracias por compartir.  Muy bonito y que recuerdos!

    Publicado hace 9 meses #
  5. Muy buena crónica Roberto, seguro que a Unax le marcará la aventura vivida y estará deseando que venga la siguiente.

    La del Loira aunque no la he hecho en bici muy chula, mucho donde elegir, y permite hacer final de etapa en París con un pequeño traslado.

    Y... Llegó el día?

    Publicado hace 9 meses #
  6. Gracias por compartir vuestro viaje, Roberto y Unax. Muy  buena crónica, contando esos incidentes que en ruta se nos presentan como contratiempos pero que también terminan siendo los que dan salsa a los viajes y los que nos enseñan cosas para el siguiente.

    Saludos.

    Publicado hace 8 meses #
  7. Buena ruta pareja.

    Adjunto

    1. 228e4d6079bbed36d86420419c171e4b_-_cop.jpg (13.5 KB, 0 descargas) 8 meses antiguo
    Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona el Puerto seguro... Atrapa los vientos en tus velas... Explora... Sueña... Descubre
    Publicado hace 8 meses #
  8. ¡Bravo! Experiencias así con los hijos perduran siempre en el recuerdo. Apuesto a que no será la última... ¡Enhorabuena a ambos!

    Publicado hace 8 meses #
  9. enorabuena , a estas edades es cuando les pica la aventura  por seguir viajando , 

    Publicado hace 8 meses #
  10. Que bueno!!
    En breve espero tener yo a mi compi de 11 años haciendo algún viajecillo conmigo también.
    Yo no puedo ver las fotos, no sé por qué.

    Publicado hace 8 meses #
  11. Lo pasarás bien con tu chaval, Richi. Y él también.

    Las fotos de la crónica de Roberto estarían alojadas en un host (photobucket) en el que están vigentes sólo un tiempo.

    Saludos.

    Publicado hace 8 meses #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies