Volver arriba

LA RUTA DEL TER (Crónica)

  1. Este año durante nuestras vacaciones veraniegas tan sólo hemos hecho un viaje cortito en bici. La razón es que teníamos ganas de hacer también otras cosas, como una travesía a pie y alguna ruta en kayak. Aunque esta entrada es para hacer una crónica de la ruta en bici, os pondré alguna fotico del resto de cosas que hicimos (muy pocas, tranquilos, jejeje), simplemente para justificar el diseño de la camiseta de este verano

    Comenzamos con una ruta en kayak por el río Ebro. Era la segunda vez en mi vida que me montaba en un kayak, y nuevamente me encantó. Además, hacerlo en este río tenía un encanto especial para nosotros. Fue un día espectacular.

    Desde Flix, y sin salir de Tarragona, nos desplazamos a Paüls donde comenzamos una preciosa travesía de cinco días a pie por el macizo dels Ports de Beseit, "Estels del Sud". Tuvimos suerte con el tiempo (el verano está siendo un poco rarito en Catalunya) y disfrutamos un montón, con cierto esfuerzo, eso sí, ya que es una travesía durilla, aunque totalmente recomendable para todo aquél al que le guste el trekking. La terminamos con éxito, por lo que nos ganamos la correspondiente camiseta.

    Así pasamos la primera semana de vacaciones. La segunda, la que importa aquí, la empleamos haciendo una ruta a la que teníamos ganas desde hacía tiempo: La Ruta del Ter. Se trata de una ruta que está señalizada para hacer tanto en bici (señales granates) como a pie (señales verdes). Lógicamente ambas rutas sólo coinciden en ocasiones, ya que la ruta a pie discurre por caminos que a veces no son ciclables.

    El inicio oficial de la ruta en bici es la estación de esquí de Vallter 2000 (al nacimiento verdadero del río Ter sólo se puede acceder a pie). Nosotros nos desplazamos hasta Ripoll en tren y desde allí, el primer día, lo único que hicimos fue ir en bici hasta Setcases, donde nos alojamos (Hostal La Cabanya, 34 euros/persona, alojamiento y desayuno). La idea inicial era, por la tarde, subir hasta la estación de esquí para poder hacer el primer tramo de la ruta. Sin embargo el frío que hacía, los amenazadores nubarrones, la niebla de las cumbres y el miedo a sobrecargar la rodilla de Kim, cuyo menisco está fastidiadillo, nos hicieron desistir. Comenzaríamos la ruta en Setcases. De haber hecho un buen día me habría gustado subir, pero en esas circunstancias no me importó nada no hacerlo. Eso sí, los más puristas lo tienen muy fácil: no tienen más que seguir por la carretera que sube a la estación de esquí: son sólo 12 km más aunque, eso sí, bastante duros (se ascienden 900 metros).

    ETAPA 1: SETCASES-RIPOLL: 38,76 Km y 157 m de desnivel.

    La primera etapa fue muy sencilla. En realidad se trataba de deshacer el camino que habíamos hecho la víspera, pero en vez de hacerlo por carretera como entonces, hacerlo por la ruta oficial, más bonita, que evita en lo posible el asfalto.

    Como os he contado, nuestra Ruta del Ter comenzó en…

    Setcases es un bonito pueblecito pirenaico, con casas de piedra, tejados de pizarra y agua, agua por todas partes:

    A su paso por Setcases el Ter todavía es tan sólo un riachuelo saltarín:

    Allí mismo vimos la primera señal de la Ruta del Ter, ¡qué ilusión! El primer tramo, entre Setcases y Camprodon, es por asfalto y no hay otra alternativa ni siquiera para los que hacen la ruta a pie. Por esta razón la señal era bicolor:

    Aquel día nos despertaron los truenos y los relámpagos, buffff, más vale que la etapa era corta y podríamos salir tarde… ¡a ver si dejaba de llover! Pero no tuvimos que esperar mucho, empezó a soplar la tramontana y limpió el cielo en un plis-plas. Fue todo un placer poder comenzar con sol, con lo negro que estaba el cielo cuando nos levantamos…

    Como os he dicho, lo primeros kilómetros eran por asfalto, pero por carretera muy tranquila. Tras pasar por Vilallonga de Ter llegamos a Llanars:

    En Llanars pasa lo mismo que en Setcases, el agua es protagonista:

    Como lo es la bonita iglesia románica:

    Y así, casi sin enterarnos, llegamos a Camprodon. Camprodon es un pueblo precioso, muy turístico (eso sí, turismo del caro, en el bonito Paseo de Maristany ves unas mansiones que quitan el hipo), pero lo que nos ocupaba a nosotros era ir viendo como poco a poco el Ter iba ganando en caudal:

    No podía faltar la “foto oficial” junto al famoso puente de Camprodon:

    Tras el correspondiente paseo por el pueblo dejamos por fin el asfalto, que prácticamente no volveríamos a pisar hasta llegar a nuestro destino, Ripoll. La pista cementada por las que nos llevaban las señales todavía brillaba por la reciente lluvia, aunque para brillo el de todo el verdor que nos rodeaba:

    Enseguida comenzamos a ver lo que fue una constante a lo largo de todo el río: construcciones que, de una forma u otra, se aprovechaban de la fuerza del agua:

    Y también encontramos el primer panel con el mapa de la ruta:

    Tras unos bonitos kilómetros por pista asfaltada el camino se hizo estrecho:

    Fueron innumerables las veces que cruzamos el rio Ter, casi siempre por puentes:

    Aunque ese primer día teníamos que cruzarlo en una ocasión a pelo, por un paso en el que normalmente hay poca agua, a la altura de la Colònia Llaudet, pero ese día bajaba bastante caudal (hacía pocas horas llovía con fuerza). Como habíamos visto que pocos metros atrás había un puente colgante en el que ponía “Paso privado”, nos arriesgamos a cruzarlo, viendo que todo estaba muy tranquilo y que por allí no había nadie… Madre mía, cómo se movía el puñetero puente, pero qué divertido fue atravesarlo:

    Por fin empezó a hacer calor y pudimos quitarnos el jersey. Por una ondulante y bonita pista enlazamos con la última parte de la etapa, que transcurría enteramente por la Vía Verde de la Ruta del Ferro i del Carbó:

    A la altura de Sant Joan de Les Abadesses nos desviamos de la ruta para visitar el bonito pueblo. El acceso a través de su espectacular puente es encantador:

    El Palau de l’Abadia se merece una visita:

    Tras callejear por el pueblo volvimos a la Vía Verde. Lo que quedaba hasta Ripoll era pan comido:

    Al llegar a Ripoll las nubes nuevamente iban ganando terreno, pero no evitaran que la entrada a la ciudad fuera preciosa, directos hasta el Monasterio de Ripoll:

    Ripoll es una ciudad que me ha encantado. Está considerada el bressol (la cuna) de Catalunya, ya que aquí Wilfredo el Velloso fundó la nación catalana. Y eso se nota en la gran cantidad de senyeras que hay por todas partes, incluido el interior del propio monasterio, que merece una detenida visita:

    El casco antiguo tiene edificios preciosos:

    Y desde el puente sobre el río Ter se tiene una estampa de la ciudad que recuerda, en escala pequeña, a Girona:

    Nos alojamos en el Hostal Ca la Paula, cuyo dueño, Agustí, resultó encantador. Es un lugar sencillo pero su localización, junto al Monasterio y el Ayuntamiento, es inmejorable (26 euros/persona, sólo alojamiento, garaje para bicis incluido).

    ETAPA 2: RIPOLL-COLÒNIA BORGONYÀ-PANTANO DE SAU: 51,31 Km y 911 m de desnivel.

    A partir de Ripoll hay un problema con la ruta en bici: todavía no se han acabado las obras para acondicionar la ruta hasta la Colònia de Borgonyà. Por la nueva carretera, tipo autovía, no se puede pasar, y la ruta a pie no es ciclable. Por esta razón este tramo hay que hacerlo en tren (son apenas 15 minutos). Así que aunque la etapa comenzó en la estación de Ripoll:

    No fue hasta la Colònia de Borgonyà donde comenzamos a pedalear. Me resulta muy interesante el fenómeno de las colonias textiles catalanas. Las fábricas textiles aprovechaban los saltos de agua de los ríos para mover sus máquinas y con el tiempo, alrededor de estas fábricas, se iban construyendo todos los servicios necesarios para que pudieran vivir los trabajadores y sus familias sin necesidad de salir al exterior. Esta autosuficiencia escondía, en realidad, una clara voluntad de control. Esta colonia en concreto pertenecía a la conocida marca textil Fabra i Coats:

    De camino a Torelló volvimos a pedalear a la misma orilla del rio:

    Nos desviamos un poco de la ruta, tras pasar Torelló, para visitar el Santuario de la Mare de Déu de Rocaprevera:

    Y continuamos plácidamente la ruta, sin perder de vista las señales:

    El paisaje de la segunda etapa ya era muy diferente al del primer día: nos encontrábamos en la plana de Vic. La ruta iba pasando por diferentes explotaciones ganaderas, de algún sitio tienen que salir las toneladas de embutidos catalanes ¿no?

    Pero no, la plana no es tan plana…

    Recorrimos Manlleu por el paseo fluvial, después de atravesar el canal industrial:

    Y llegamos fácilmente a Roda de Ter:

    Al dejar Roda de Ter la ruta discurrió por pistas rurales asfaltadas. No sólo fue sencillísimo el paso por ellas, sino que el paisaje era de lo más relajante:

    A la altura de Tavèrnoles la ruta siguió por la carretera que lleva al Parador de Sau.

    Nosotros decidimos, nuevamente, apartarnos momentáneamente de la ruta para acceder, tras una fuerte subida (con rampas de más del 15%) al Monasterio de Sant Pere de Casserres. Este monasterio está situado en un lugar muy curioso, en el extremo de un pronunciado meandro del río Ter, y es una pequeña joya del románico catalán por su buena conservación (está restaurado, pero de forma muy fiel a como fue en su época gloriosa). Mereció la pena la visita, no sólo por el santuario en sí sino por disfrutar de las vistas del Ter desde allá arriba:

    Igual que mereció la pena quedarse a comer en el restaurante, ¡buaaahhhh, qué tranquilidad y qué bien se estaba!

    De vuelta a la ruta oficial hicimos la pertinente paradita en el Parador de Sau, donde se firmó el Estatuto catalán de 1979, razón por la que hay una escultura conmemorativa:

    Y entramos de lleno en la zona de los embalses del Ter. El primero de ellos, el de Sau, lo teníamos que recorrer en lo que quedaba de etapa, y no resultó demasiado complicado, a pesar de las subidillas:

    Por aquella zona no es fácil encontrar alojamiento, casi todo son casas rurales de alquiler completo en Vilanova de Sau, así que no nos quedó más remedio que alojarnos en el Hotel La Riba. Se nos escapaba del presupuesto medio (55 euros/persona, alojamiento y desayuno), pero os aseguro que mereció la pena. Con el calor que hacía, ese baño en la piscina, con las vistas del Cabrerés delante, no tuvo precio:

    Resultó ser la etapa más dura de toda la ruta (una ruta que, por otra parte, es de nivel medio-bajo). A pesar de que, al ir siguiendo un río, lógicamente en cada etapa hay más desnivel descendente que ascendente, ese día hicimos un desnivel positivo de 911 metros, lo cual da idea de que no todo fue descenso…

    ETAPA 3: PANTANO DE SAU-GIRONA: 59,65 Km y 290 m de desnivel.

    Volvió a amanecer un día radiante, ¡bien, podía volver a ponerme maillot sin mangas! Y encima estaba perfectamente conjuntada con las hortensias del jardín del hotel, jejeje:

    Tras hacer la foto oficial en la presa del pantano de Sau

    Nos dispusimos a recorrer el segundo gran embalse del Ter, el de Susqueda. Lo hicimos por la larguísima pista que lo recorre, sin perder de vista los imponentes roquedales del Cabrerés:

    Parecería que recorrer una pista que bordea un pantano, y con tendencia descendente, debería ser muy sencillo, pero no os creáis… A tramos la pista está bastante deteriorada, y en otros tramos la típica arenisca de la zona (sauló) nos daba la sensación de estar pedaleando por la arena de la playa. Vamos, que no era coser y cantar, pero a mí me resultó de lo más divertido. Eso sí, empleamos media mañana para recorrer los 20 Km de la pista:

    Y por la cara que tiene Kim, parece que él tampoco se lo estaba pasando mal…

    Pudimos contemplar la Illa del Mal Sopar (Isla de la Mala Cena). Estas tierras eran el hábitat del famoso bandolero Serrallonga. En una ocasión, mientras se disponía a cenar con su cuadrilla en lo alto de un cerro, se vio rodeado por sus enemigos, lo que le obligo a escapar como alma que lleva el diablo. Desde entonces ese lugar quedó bautizado como Turó del Mal Sopar (Cerro de la Mala Cena). Lógicamente, lo que antes de existir los embalses era un cerro, después de ellos quedó convertido en isla…

    Por fin llegamos a la presa del pantano de Susqueda y, al igual que hicimos con la de Sau, la inmortalizamos:

    Tras estos dos grandes pantanos el pobre río queda un poco raquítico, ¡y aún queda otro pequeño embalse, el del Pastoral!

    Tras unos sencillos kilómetros por asfalto, siempre cuesta abajo, empalmamos con la Vía Verde del Carrilet que iba a llevarnos hasta nuestro destino, Girona:

    Una vía verde que en muchos tramos discurre paralela a la nacional por lo que en principio no tiene mucho que reseñar…

    Aunque siempre te puedes encontrar construcciones interesantes, como la Central Hidroeléctrica de Vilanna (modernista):

    O el Pou del Glaç (Pozo del Hielo), también de Vilanna:

    La llegada a Girona, atravesando la zona de huertas, fue sencillísima, sin necesidad de contactar con el tráfico de la ciudad:

    Lo primero que vimos del centro de Girona fue la típica y bonita visión de la ciudad desde el río Onyar (por Girona pasan nada más y nada menos que cuatro ríos, el Ter, el Onyar, que es el que da carácter a la ciudad, el Güell y el Galligants):

    ¡Cómo me gusta Girona! Es una ciudad que conozco todavía sólo superficialmente, pero me encanta. Su casco antiguo está lleno de rincones con encanto, su barrio judío es precioso, su catedral, con sus 90 escalones que subí al trote, llama poderosamente la atención, su… Volveré, pero para estar más de un día conociéndola a fondo. Me supo a poco, pero al menos pude degustar, tras mucho buscarla, la curiosa butifarra dulce de Girona.

    Nos alojamos en un hotel de la cadena Etap. Un hotel cómodo, funcional y barato (26,40 euros/persona, alojamiento y desayuno buffet), y que contaba con la gran ventaja de estar situado, a las afueras de Girona, al lado mismo de la Ruta del Ter.

    ETAPA 4: GIRONA-L’ESTARTIT: 55,85 Km y 238 m de desnivel.

    La última etapa de la Ruta del Ter es un paseo. Poco desnivel y caminos sencillos. Nada más salir de Girona se llega a Sarriá de Ter, por un tramo con bastante tráfico, aunque el paseo fluvial nos dio un respiro:

    Pero después de Sarriá nos olvidamos del tráfico. Todo fueron pistas, caminos sencillos y carreteritas tranquilas.

    La abundancia de agua enla zona se notaba por la cantidad de campos de maíz:

    Pero este verano está siendo más lluvioso de lo normal por esas tierras, y pasos por lo que podríamos pasar sin dificultad en situaciones normales, en esta ocasión nos obligaron a descalzarnos y hacerlos a pie:

    Y en las choperas que tanto abundaban a orillas del río, los charcos eran inmensos. En muchas ocasiones nos veíamos obligados a salir de pista para esquivarlos (en uno de esos grandes charcos yo pretendí, toda chulica, atravesarlo por la parte central, que tenía un caminito de tierra y… ¡choffff!, terminé en el fondo del charco, llena de barro, con la rodilla magullada y mi orgullo herido, si es queeeee…, bueno, ahora Kim y yo nos reímos mucho al recordarlo):

    Afortunadamente, aún había lugares en los que atravesar el río no nos suponía ninguna dificultad:

    En la segunda parte de esta etapa la ruta se bifurca: se puede avanzar por el Ter por ambas orillas. Nosotros decidimos hacerlo por la orilla derecha hasta llegar a Torroella de Montgrí, allí cruzaríamos el río y llegaríamos a su desembocadura. Al día siguiente, como teníamos que trasladarnos en bici hasta la estación de tren de Flaçà, lo haríamos por la orilla izquierda. La ruta elegida discurría en gran parte por asfalto, por carreteras sin tráfico, como ésta que pasa por el bonito Molí de la Barca:

    Por esas carreteras descubrí cómo se dice “Parking privado” en catalán

    La ruta de la margen derecha discurre por carreteras que forman parte de la estupenda y extensa Red Ciclista del Baix Empordà:

    Tras dejar el asfalto volvimos a las pistas. Pronto tuvimos al alcance de la vista el inconfundible Montgrí con su castillo, señal inequívoca de que nos estábamos acercando a la desembocadura, nuestro objetivo:

    De nuevo a orillas del Ter ya veíamos el último puente que cruza el Ter, el de Torroella de Montgrí:

    Puente que cruzamos, afortunadamente, separados del intenso tráfico:

    Nos quedaban muy pocos kilómetros, ya olía a mar, se acercaba la meta…

    Y la alcanzamos, allí estaba, la Gola del Ter, la desembocadura.

    Allí apoyada, viendo las Illes Medes frente a mí y nuestro destino a la derecha, me quedé pensando, un poco melancólica, “qué ilusión y qué pena llegar a la meta, Kimet”, le dije a mi chico, “nunca sientas pena por llegar a la meta, maitia”, me contestó él. Y tenía razón. Pocos días antes de las vacaciones, por distintas circunstancias, no teníamos nada claro que pudiéramos hacer todo lo que habíamos pensado, pero lo habíamos conseguido. Teníamos que estar contentos.

    Desde allí nos dirigimos a L’Estartit donde nos alojamos en el Hotel Les Illes (48 euros/persona, alojamiento y desayuno). Habíamos empezado el viaje en los Pirineos, en plena montaña, y lo terminábamos en el mar. Una gozada.

    ETAPA 5: L’ESTARTIT-FLAÇÀ: 35 Km y 201 m de desnivel.

    Aunque la Ruta del Ter había acabado, todavía nos quedaba un paseo para llegar hasta Flaçà y coger el tren que nos llevaría a Barcelona. Y lo aprovechamos. Como ya he comentado, tras llegar de nuevo a Torroella de Montgrí, en esta ocasión seguimos la orilla izquierda del río:

    Esta variante de la ruta discurre menos por asfalto y más cerca del río:

    Atravesamos inmensos campos de frutales:

    Y pasamos junto a pueblos como Verges, muy conocido por su Semana Santa (seguro que muchos de vosotros conocéis su Danza de la Muerte):

    A la altura de Colomers nos dirigimos hacia la presa:

    Para cruzar por última vez el Ter, por el paso que se ha habilitado en la presa, específico para cicloturistas:

    Pero queríamos despedirnos del río de una manera especial, ¿y qué mejor forma de hacerlo que desde dentro, desde un kayak? Acabaríamos las vacaciones tal y como las comenzamos, remando. Era como cerrar el círculo. Por eso alquilamos un kayak doble en Colomers e hicimos una rutilla de apenas una hora y media. Lo suficiente para despedirnos con alegría de nuestro compañero de viaje.

    En fin, ¿qué decir de esta ruta? Es preciosa, interesante, accesible, variada… me ha encantado. Tengo la sensación de que siempre digo lo mismo en mis crónicas, todo me parece precioso, todo es interesante… pero bueno, lo digo como lo siento.

    Si alguno de vosotros está interesado en tener más información, hay un libro editado sobre la Ruta del Ter, de la Editorial Alpina. Pero en la página web de la ruta hay tanta o más información, incluso te puedes descargar tracks y rutómetros. Si os decidís a hacerla, seguro que no os arrepentís. La ruta en sí es perfecta para hacer en cuatro etapas. Se puede hacer en menos, pero no le veo mucho sentido. Si queréis conocer el Ter en profundidad, no os bastará con hacerlo sobre la bici…

    He dicho...

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 7 años #
  2. !!! Que pasada !!!...gracias Amaiita.

    Publicado hace 7 años #
  3. bueno, nos sigues descubriendo cosas de este rincon de la peninsula, alguna de ellas son las que consolidan la fama de ser de una u otra manera de las gentes de esta tierra, en la que abundan como es la variada geografía de esta peninsula pequeñas y grandes maravillas.

    dices que te repites y yo al igual que tu lo voy a hacer de nuevo

    me ha encantado!!!

    No hay incendio como el de la pasión, no hay ningún mal como el odio. Buda.
    http://www.bicigarraf.com/usuarios/95-slow.html?sec=3
    Publicado hace 7 años #
  4. Que pasada Amaia...Menudo reportaje, deja que os dedique un OOOOOOOOOOOEEEE!!!
    Anda que no he pasado dias y dias de tramontana en San Pere Pescador

    Gracias por compartir amiga, sois la reostia!!!

    Publicado hace 7 años #
  5. que chulada de pueblos y paisajes la transpirenaica tiene que caer como sea.

    Publicado hace 7 años #
  6. Una pasada esta ruta,
    como siempre sargantana,
    que bien las escogeis
    y este tiempo que estamos teniendo
    la hace mas bonita y mas agradable si cabe
    no pensais lo mismo ??

    Gracias
    Sed/somos felices

    Publicado hace 7 años #
  7. Herrmosa ruta, como todas ls que hacéis y hermosa crónica, como también suele ser habitual. Me apunto la rutilla, me la apunto para el futuro. ¡Gracias, Amaia!

    Publicado hace 7 años #
  8. Pues muy Chula... como siempre las fotos me han encantado... La que estas en el puente de colgante es preciosa... Esa es una de las grandes diferencia entre viajar solo y acompañado .. En los diez segundo que da mi camara de autodisparo.. tengo que pulsar.. correr (6 seg max) colocarme (3 seg) y poner cara de "no me estoy haciendo autofoto (1seg)

    Pues otro que se apunta la ruta al completo.. desde el Trekking hasta el Kayak incluida la bici claro... La verdad es que es muy buena idea el combinar un poco.. de vez en cuando hay que dejar la bici en casa (aunque cuesta).

    Ruta y crónica preciosa... como siempre primero me veo las fotos y después me la leo

    Un Saludo,

    Juanjo.

    Publicado hace 7 años #
  9. Preciosa tierra y mas bonita aún la crónica y las fotos Amaia !!!

    Me ha encantado !!

    "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar."
    Publicado hace 7 años #
  10. sargantana, gracias, como siempre, por compartir ruta, fotos, etc.
    "Vatua l'olla, acollonant", que en castellano vendria a ser fantástico, maravilloso (y más literalmente, "cáspita, acojonante").

    Un abrazo.

    Salut
    Publicado hace 7 años #
  11. Preciosa ruta y las fotos, como siempre espectaculares.

    Un abrazo.

    Publicado hace 7 años #
  12. Reconozco casi todos y los recuerdo con sonrisa al igual que vosotros.
    Me a encantado todo pero el fin en el mediterráneo lo mejor con el agua. No muy lejos recuerdo a ver dormido encima de Casta en la misma orilla del nuestro mar.
    El puente de T. Mongri siempre esta igual, el sábado vi pasar un tanden del ter a ese puente que maravilla.
    Gracias por compartir.

    Siempre amiga de la naturaleza; para poder respirar la brisa del mar, con el sabor de los pinos.
    Somos mediterráneos.
    Publicado hace 7 años #
  13. Pero qué rebonico pareja!
    Saludos

    Publicado hace 7 años #
  14. Me encanta que compartas con nosostros los amantes del cicloturismo, paisajes tan hermosos e interesantes. Me gustaria saber qué recomendaciones tienes con respecto al tipo de bici que debo usar ya que sé que hay algunos tramos un poco difíciles. También es importante saber que tiene muy buena señalización. espero hacer este paseo pronto en compañía de mi familia.

    Publicado hace 7 años #
  15. Contxu! Sargantana, si quieres botifarra dolça sólo tienes que pedirla! Y hay otra todavía más curiosa: la botifarra del perol, que es como de callos y tripa en su interior. Y la próxima vez que vengais Kim y tu por Girona envíame un MP y os hago de guia de la ciudad! (trabajé casi tres años en el museo de Historia de Girona).

    Fotos magníficas!

    Pau

    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 7 años #
  16. Estupenda la crónica, como siempre reincides en malacostumbrarnos...

    A mí Girona también me parece especial. Un sitio ideal para hacer una escapada de fin de semana y patear arriba y abajo.

    Que sigáis así de bien y ánimos a Kim con su menisco. Daba yuyu verle con la rodillera por la zona de rocas chungas...

    Ah y no olvidéis engrasar bujes y pedalier, que con ese vadeo que tuvisteis que hacer les habrá entrado agua.

    Gracias, siempre es un gusto leerte.

    Salud y coronas,
    Javi.
    Publicado hace 7 años #
  17. Chicos, chicas, como siempre, muchas gracias por leer la crónica y escribir los comentarios, así da gusto compartir . Bueno, y disculpas por contestar tan tarde, pero entre que he estado fuera, desconectada del mundo virtual, y que he tenido problemillas con el foro, no he podido hacerlo antes

    patytour, esta ruta se puede hacer casi con cualquier bici (que no sea de carretera, obviamente). A nivel técnico el tramo más complicado puede ser el de la pista que bordea el pantano de Susqueda, porque está bastante estropeada y la tierra arenisca hace que la bici resbale bastante, pero con un poco de pericia y equilibrio no hay problema. En cuanto a la señalización, no hay demasiadas señales pero éstas están situadas en los lugares necesarios (en casos muy puntuales hay alguna señal rota), por lo que la ruta es fácil de seguir.

    Pau-i-amor, me encantaría probar esa botifarra del perol, pero cuando he leído que está hecha con callos y tripas... ¡Vade retro, Satanás! (no soporto la tripicallería, jejeje). Y muchísimas gracias por el ofrecimiento de hacer de guía, lo tendremos en cuenta, eres un solete

    fjperez73, la resonancia que le han hecho a Kim ha confirmado nuestros temores, que tiene el menisco roto, así que durante una temporada nos tomaremos las cosas con calma . En cuanto a lo de engrasar bujes y pedalier... te aseguro que a Kim no hace falta recordarle esas cosas, no te imaginas cómo mima a las bicis, ¡y cómo me aprovecho yo!

    Publicado hace 7 años #
  18. Vaya Sargantana... eso de Kim... pues nada a cuidarse y una pronta recuperación.
    Esta crónica no me ha gustado más que las otras... es que todas me gustan... es que... jooooooo....

    Saludos

    Publicado hace 7 años #
  19. Creo, y me quedo corto, que sois una pareja que mas rutas conoceis y "fabricais., vuestra aportacion a compartir paisajes desconocidos para mi , me hace considerados y nombraros: como "Vuestras majestades", y para mi.. asin sera.
    (((no me ha gustado nada, el uso que habeis dado a los cascos jjj ))))
    seguir viviendo me la manera que mas !os! (!me!) gusta..
    Salud suerte y claro esta, muchas Gracias
    ser felices

    Somos energia..
    de ti depende, si positiva o negativa
    Publicado hace 7 años #
  20. Gracias a los dos por compartir con todos nosotros vuestras rutas.
    Ahora a descansar esa rodilla.

    El que ríe el último ríe, rie mas tarde
    Publicado hace 7 años #
  21. Por favor. "pa la proxima, viaje en globo". je je.

    El kayak estaba muy bien disimulado en las alforjas.

    He tenido que comprarme un nuevo teclado, el que tenía no ha soportado tal cantidad de baba.

    Como siempre, "de libro".

    Un saludo

    No te enfades, esto es para divertirse.
    Publicado hace 7 años #
  22. Nuestros mejores deseos de recuperación para Kim y que podamos ver pronto nuevas crónicas vuestras dando pedales.
    Paco, en las alforjas quizá no, pero no descarto verlos así algún día:

    Saludos:
    Pepe

    Adjunto

    1. 4d8544b7df1a2.jpg (36.4 KB, 1 descargas) 7 años antiguo
    Publicado hace 7 años #
  23. Jajajaja, blendius, no cuelgues esas fotos, me ponen... ejem, digamos que me ponen nerviosa

    En cuanto a las crónicas, lo bueno de las lesiones de menisco es que no es bueno el reposo, conviene hacer ejercicio (con moderación, claro) para mantener el tono del cuádriceps, así que hasta que no le operen continuaremos con las rutas y, mientras nadie me diga ¡cállate, pesada! , con las crónicas

    Publicado hace 7 años #
  24. Pues nada, desearos lo mejor para el pre, el operatorio y el post.

    Publicado hace 7 años #
  25. Sigue pesada sigue!

    Publicado hace 7 años #
  26. Fantástica crónica del viaje. Gracias sargantan, muy útil toda la información que das.
    En cuanto a la Ruta en si, a día de hoy (septiembre 2012), alguien sabe si el tramo entre Ripoll y Borgonya esta operativo, o si sigue siendo mejor coger el tren ?
    Saludos.

    "El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho."
    Miguel de Cervantes Saavedra
    Publicado hace 6 años #
  27. Hola Fernand,


    Hay varias noticias en algunos diarios digitales que indican, a fecha de enero de este año, que se ha realizado la conexión entre Ripoll y Borgonyà. Aún así, parece algo provisional, y la ruta actual, según se puede leer, no es aconsejable a personas mayores o que no realicen actividad física, y se recomienda tener experiencia e ir en BTT, puesto que indican que el tramo pasa por caminos pedregosos.


    Todos ellos están en catalán (por si eres de por aquí o lo entiendes) pero dicen lo mismo, más o menos lo que he resumido arriba.

    En otro orden de cosas, felicitar también a Sargantana por el completo e interesante relato! Supongo que esta pequeña ruta será mi primera prueba en esto del cicloturismo.

    Saluete!

    Publicado hace 6 años #
  28. Aprovechando que Fernand ha rescatado este hilo, quisiera preguntaros a quienes la habéis hecho y/o conocéis la zona cuál serían las mejores opciones para llegar al punto de salida de la ruta desde Barcelona y sin usar coche y aun así que el día sea aprovechable en términos ciclistas. ¿O es que para poder salir a una hora "presentable" toca hacer noche en Setcases o cercanías? 


    Saludos.

    «A bike should look good on its own but it's not complete until a person rides it». (Shinya Kimura).
    Publicado hace 6 años #
  29. Hola Fernand,

    Hay varias noticias en algunos diarios digitales que indican, a fecha de enero de este año, que se ha realizado la conexión entre Ripoll y Borgonyà. Aún así, parece algo provisional, y la ruta actual, según se puede leer, no es aconsejable a personas mayores o que no realicen actividad física, y se recomienda tener experiencia e ir en BTT, puesto que indican que el tramo pasa por caminos pedregosos.


    Entonces yendo como voy con alforjas casi mejor que me pienso lo del tren.

    Publicado hace 6 años #
  30. Aprovechando que Fernand ha rescatado este hilo, quisiera preguntaros a quienes la habéis hecho y/o conocéis la zona cuál serían las mejores opciones para llegar al punto de salida de la ruta desde Barcelona y sin usar coche y aun así que el día sea aprovechable en términos ciclistas. ¿O es que para poder salir a una hora "presentable" toca hacer noche en Setcases o cercanías?

    En tren lo mas cerca que te deja es en Ripoll. Y en bus el único que tienes desde Barcelona es por la tarde [url=http://www.teisa-bus.com/default.asp?origen=7&desti=17&data=10%2F09%2F2012&Enviar=Cercar+Horaris&buscar=si&c=1][/url]

    Yo también lo he estado mirando el como llegar y la verdad es que la cosa esta complicada. Lo mejor es hacer noche en Camprodon o Setcasas y salir al día siguiente de buena mañana.

    Saludos

    Publicado hace 6 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies