Volver arriba

LA RUTA DEL CAVA (Crónica)

  1. Justo hace diez años, en la Semana Santa de 2007, hicimos la Ruta del Cava, una ruta preciosa diseñada por mi chico. En aquella ocasión los días anteriores había diluviado, por lo que muchos caminos estaban impracticables por el barro. Eso nos obligó a hacer gran parte de la ruta por asfalto y obviamente no es lo mismo, porque no es lo mismo ver las viñas que sentirlas desde dentro... Me quedé con la espina clavada de hacerla entera tal y como la había pensado Quim y, aunque nos ha costado, diez años después lo hemos conseguido, y con pequeñas variantes que han hecho la ruta aún más interesante. Espero que os guste la crónica

    La ruta está concebida para hacerse en tres días, entre la estación de tren de Castellbell i el Vilar y la de Vilanova i la Geltrú, desde la montaña de Montserrat hasta el mar Mediterráneo, pasando por cuatro comarcas (Bages, Anoia, Alt Penedès y Garraf) y acompañando a tres ríos, el Llobregat, l'Anoia y el Foix. Vamos, que no hay lugar para el aburrimiento. Eso sí, es una ruta bastante betetera, especialmente la primera y tercera etapas, por lo que decidimos dejar en casa las alforjas y cargar lo imprescindible en las mochilas (yo preferí repartir el peso entre la mochila y la bolsa del portabultos, para no cargar la espalda).

    Las previsiones meteorológicas eran inmejorables, teníamos ante nosotros tres días de un tiempo espléndido, así que cuando bajamos del tren en la estación de Castellbell i el Vilar no podíamos estar más contentos. Buena señal cuando al empezar una ruta tengo que ponerme cacao de protección solar en los labios...

    Nada más comenzar cumplimos con nuestro pequeño ritual, coger un poco de agua del Llobregat para, si todo iba bien, terminar 170 kilómetros después entregando este agua al Mediterráneo.

    Esos primeros kilómetros fueron deliciosos, pedaleando a orillas del Llobregat, junto a la mole de Montserrat y bajo un sol de justicia, mmmmmm...

    Tras este tramo precioso nos tocaba pasar al asfalto, pero antes teníamos que subir hasta el puente...

    Un pequeño esfuerzo y ¡ale hop!, ya estábamos arriba, ahora tocaba disfrutar de seis kilómetros de carretera para llegar hasta Collbató. Es una carretera preciosa, discurre bajo las paredes imponentes de Montserrat y pasan como un suspiro...

    Justo antes de llegar al pueblo está el desvío a las Coves de Collbató. No hicimos la visita porque ya las conocemos, pero es muy recomendable. Dicen que en su interior se inspiró Gaudí para hacer la Sagrada Familia, ni más ni menos...

    Aunque si soy sincera en lo que pensaba yo en esos momentos era en la terraza de Collbató donde teníamos previsto hacer una parada, jejeje...

    Porque pocas cosas hay que me gusten más cuando hacemos rutas en bici, que hacer la parada de las once para tomar un café con cruasán, jajaja... Da igual que sean las diez o que sean las doce, siempre es "la parada de las once", jejeje.

    Después de reponer fuerzas volvimos a pedalear. Estábamos ya en la Anoia, una comarca complicada de atravesar porque continuamente te encuentras con barrancos. Yo prefería no pensar en las subidas y bajadas bestias a las que nos íbamos acercando y me dedicaba a contemplar el paisaje, como esta preciosa encina centenaria...

    ...o lo bonita que se veía mi bici con semejante marco.

    Pero llegaron las cuestas... Para arriba no hay problema, poner todo el desarrollo que tengas y echarle riñones, pero había después un par de bajaditas... La primera la hice sin grandes sobresaltos, eso sí con tanta piedra suelta a la que tocabas un poco el freno la bici derrapaba y se desbocaba, pero bueno, la bajé...

    Eso sí, cuando llegó la segunda, la salvaje (que yo bauticé como asesina, pero dice Quim que soy una exagerada, jajaja) y vi cómo él la bajaba sobre la bici pero con la rueda trasera cimbreando me dije, quita, quita, tú a pie, que el cementerio está lleno de valientes, jajajaja...

    Bueno, se habían acabado los sobresaltos, así que cuando llegamos a una zona más sencilla y nos topamos con la primera viña mi alegría fue inmensa.

    Avanzábamos a paso lento, pero a lo tonto cada vez teníamos Montserrat más lejos...

    Dando vueltas y rodeos llegamos a Els Hostalets de Pierola, un tranquilo y cuidado pueblo, antiguo lugar de reposo de los viajeros (de ahí su nombre).

    Sé que insisto mucho con el tema de Montserrat, pero el hecho de que sea una montaña mágica y que nos haya acompañado como referencia durante casi toda la travesía le ha dado un protagonismo extra en nuestras fotos. 

    Poco después llegamos a Piera, otro pueblo interesante, el típico pueblo-camino que se situaba en la ruta entre Barcelona y Aragón. Interesante pasarse un rato admirando los esgrafiados de Cal Sastre...

    ...o su bonito castillo.

    Nos acercábamos al Penedès, y aquello ya olía a cava...

    Pero aún nos faltaba atravesar otro de los barrancos que tanto abundan en la Anoia, así que después de cruzar el río ya sabíamos que nos tocaría volver a subir, y con las tripas ya quejándose por el hambre...

    ¡Madre mía, qué repechones, pero por donde me metes, Quimet!

    Por allí abundan los saltos de agua, pero para visitarlos hay que desviarse un poco de la ruta, Quim eligió ir a echar un vistazo al Salt de la Mala Dona, ¿sería un mensaje subliminal?, jajajaja...

    Por fin llegamos a Canaletes y pudimos reponer energías en el Casal municipal, un bocata de tortilla que nos supo a gloria. Con fuerzas renovadas y ya sin grandes dificultades por delante seguimos nuestro camino, qué gozada...

    Estábamos en plena frontera de comarcas, a nuestra izquierda la boscosa Anoia, a nuestra derecha las viñas del Alt Penedès, dos comarcas claramente diferenciadas.

    Nuestro siguiente pueblo fue Sant Pere de Riudebitlles, dimos una vuelta por el casco antiguo pasando por el Palau dels Marquesos de Llió.

    Como os digo nos quedaban algunas cuestas pero lo más difícil ya estaba hecho, ahora llegaba la parte más contemplativa de la etapa, con miradores estupendos sobre la plana del Penedès, como éste, el de la Cadira (la Silla).

    Ahora sí que estábamos ya en plenos viñedos. Es lo que os comentaba al principio, el Penedès hay que vivirlo desde dentro, no desde las carreteras, sólo así podremos sentir de verdad las viñas.

    Porque no me digáis que no es enternecedor ver cómo la vida surge, espléndida, de los troncos viejos y arrugados...

    Llegamos a Torrelavit, eso quería decir que estábamos ya muuuuy cerca de terminar nuestra primera etapa de la Ruta del Cava, una etapa durilla pero preciosa.

    Nos alojamos en el Hotel Sol y Vi, al lado mismo de cavas y viñedos, fue una gozada despedir un día tan bonito desde su terraza...

    La segunda etapa es un poco laberíntica, ya que hay que hacer algún bucle para hacer visitas y, sobretodo, hay que pedalear, pedalear y pedalear entre viñedos. Y es que, señoras y señores, esto es La Ruta del Cava.

    Comenzamos el día tal y como acabamos el día anterior, echando un vistazo desde la terraza del hotel. Volvía a presentarse un día espléndido.

    Nos despedimos del hotel...

    ...y emprendimos el camino.

    Teníamos concertada visita a las bodegas Nadal, muy cerca de allí, a las diez y media, así que para hacer tiempo nos entretuvimos pedaleando entre iglesias (como la de Sant Joan Salerm)...

    ...rutas vitivinícolas...

    ...y caminos rurales.

    Así, entretenidos, llegó la hora de nuestra visita.

    Interesantísima toda la explicación del proceso de elaboración del cava.

    Salimos de allí con aún más cariño hacia ese paisaje, así que no nos perdimos detalle de todo lo que encontrábamos de camino a de Sant Martí Sarroca, nuestro siguiente destino.

    Seguíamos pedaleando entre cavas,

    Junto a la iglesia de Santa María de Vallformosa,

    Y allí donde no había viñas, había flores y más flores, cómo está la primavera, madre mía...

    Por fin teníamos Sant Martí Sarroca a la vista.

    Paramos a comer y después subimos al castillo, se disfruta mejor de la visita con el estómago lleno, jejeje.

    El Castell dels Santmartí y la iglesia románica de Santa María forman un conjunto monumental precioso.

    Tras la visita comenzamos la bajada hacia la riera de Pontons.

    ¡Qué rincón más bonito! No me esperaba semejante vergel situado bajo el castillo, fue precioso dejar el pueblo por ese sendero.

    Tuvimos que atravesar tres o cuatro veces la riera, pero con el calor que hacía era una gozada que el agua nos salpicara las piernas.

    Echando la vista atrás nos despedimos de Sant Martí Sarroca con una panorámica espectacular.

    Volvíamos a la encantadora rutina de pedalear entre cavas...

    Y viñedos...

    No podíamos parar de hacer fotos.

    Fue una parte de la ruta muy contemplativa, de la que guardo muy buen recuerdo.

    Ya quedaba poco para acabar la etapa, pero seguía habiendo cosas que nos llamaban la atención, como la iglesia de Santa Margarida, en Cantallops...

    O la capilla románica de Sant Sebastià dels Gorgs, una potxolada.

    Últimas fotos, ya con luces de tarde...

    Y nos plantamos en Vilafranca del Penedès, donde nos alojamos. Ducha rápida y a dar una vuelta por la ciudad, que cuenta con un casco histórico peatonalizado que merece mucho la pena, con espléndidos palacios...

    La Basílica de Santa María...

    Sus casas modernistas...

    Y su pizzería donde repusimos energías, jajajaja... Seguimos callejeando un rato de vuelta al hotel, fotico al ayuntamiento y ¡hala!, a descansar. 

    Ya nos quedaba sólo la última etapa, la que nos llevaría hasta el mar.

    Amaneció otro día espléndido. Con energías renovadas emprendimos camino hacia Moja, muy cerca de Vilafranca del Penedès.

    Tocaba comenzar a despedirse de cavas...

    ...y viñas.

    ¡Adiós, Penedès!

    Entrábamos en el Parc d'Olèrdola, entre las comarcas del Alt Penedès y el Garraf, volvían las subidas y bajadas, porque si complicado es atravesar la Anoia no lo es menos atravesar el Garraf.

    Llegamos al conjunto monumental de Olèrdola, donde os aseguro que merece la pena pasarse un buen rato. Venga, Quim, pon tu mejor sonrisa, que ahí junto al castillo estás muy guapo...

    ¡Inmortalizado!

    También visitamos la necrópolis del Pla dels Albats, con sus tumbas antropomorfas, qué penica daba ver unas tumbas tan chiquitinas...

    Una última foto panorámica desde el Pla, un lugar especial...

    Tocaba seguir subiendo porque queríamos conquistar dos cimas, la del Puig de l'Àliga y la del Puig dels Tres Partions . La primera nos hizo sudar de lo lindo...

    Pero cuando la conquistamos, con esas vistas al mar, guaaaauuuu...

    La segunda fue más fácil porque era muy corta, ahora, con tanta gravilla y luchando por mantener el equilibrio (era muy pendiente) como te despistaras un poco te desequilibrabas, pie a tierra, y a ver quién era el guapo que conseguía volverse a montar en la bici, jejeje...

    La bajada fue pedregosa y divertida. Se notaba que estábamos ya en pleno Garraf, un paisaje que no tenía nada que ver con lo que habíamos dejado atrás.

    Casi sin darnos cuenta nos plantamos en la presa del pantano de Foix.

    Pantano que teníamos que bordear. Podíamos hacerlo por la parte fácil, por carretera, o por la difícil (y mucho más bonita), por el sendero. Yendo con Quimet no había duda de que iríamos por la difícil, ¡afortunadamente! Ese aparentemente inocente sendero tiene sus partes complicadas, pero es precioso y muy divertido.

    Y vuelta a subir. En el Garraf, como dos días antes en la Anoia, si no subes, bajas y si no bajas, subes...

    Por esos caminos empedrados tan típicos del Garraf nos ganamos la comida...

    Y después de reponer fuerzas emprendimos con ganas la última subida de la etapa y, por tanto, la última subida de la Ruta del Cava. ¡Quién nos iba a decir que, después de las rampotas que habíamos superado esos días, iba a poder con nosotros una subida asfaltada en plena urbanización. Madre mía, vaya subida más criminal, más vale que apenas era de cien metros...

    El resto de la subida, ya por sendero, también fue complicada por las piedras, por eso al llegar arriba estábamos exultantes por haberlo conseguido.

    Y tras la última subida, la última bajada...

    Y allí estábamos ya, en el Espai Natural de la desembocadura del riu Foix, junto al mar...

    ¡Lo habíamos conseguido!

    Pero quedaba cumplir con el ritual. Echar al Mediterráneo el agua que, al inicio de la ruta, habíamos recogido del río Llobregat. Misión cumplida.

    Tan sólo nos quedaba seguir el Camí vell de Cubelles a Vilanova i la Geltrú...

    Continuar por antiguos caminos recuperados...

    Y llegar a Vilanova i la Geltrú para hacer la foto oficial de fin de la Ruta del Cava, junto a Pasífae, la escultura que representa la unión de los pueblos del Mediterráneo.

    Bueno, ésa era la última foto oficial, pero la última foto de verdad fue ésta, con nuestro premio de fin de ruta, jejeje...


    En fin, eso fue todo. Una ruta que enamora, un tiempo espectacular y el mejor guía del mundo, no se puede pedir más. Como colofón dejo esta panorámica hecha desde el Puig de l'Àliga en la que se puede apreciar la ruta completa, desde Montserrat hasta el Mediterráneo, pasando por la plana del Penedès. Un resumen perfecto.


    Sirva esta crónica para celebrar el Día Mundial de la Bicicleta. Espero que os haya gustado.

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 2 años #
  2. Ahora empezaré a leerla, sólo escribo que como este verano suba al norte en vacaciones te buscaré por toda Pamplona para que me enseñes a meter un montón de fotos en el hilo, que yo las tengo que subir de seis en seis.  8O 

    Vale más un "por si acaso" que un "quien lo iba a pensar".
    Publicado hace 2 años #

  3. Adjunto

    1. aae064f13332706feeab6b0708993946.jpg (26.1 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona el Puerto seguro... Atrapa los vientos en tus velas... Explora... Sueña... Descubre
    Publicado hace 2 años #
  4. Deliciosa la crónica Sargantana... como todas... muuuchas gracias!!!

    Publicado hace 2 años #
  5. Muy chula la ruta. 

    El vent a les cames, l´horitzó als ulls, l´aventura al cor...
    Publicado hace 2 años #
  6. Que fotos mas chulas y la cronica, por supuesto ¡gracias por compartir!

    Un saludo.

    Publicado hace 2 años #
  7. Parece la ruta perfecta para llegar a casa con otros aires. Muy bonita y bien  contada.

    Publicado hace 2 años #
  8. Gracias, muchísimas gracias por esta estupenda crónica, Sargantana. Pasaste al lado de mi pueblo, Sant Quintí de Mediona, es pequeñito pero tiene algunos rincones chulos como la font de les déus, por si los quieres anadir en une eventual-futura repesca de la ruta (tal vez dentro de otros diez años?  )


    (Llevo unos añitos lejos de casa y leeros "por allí" me hace muchísima ilusión, ¿sabes?)

    Un saludo.

    Publicado hace 2 años #
  9.  Estupenda crónica y fotos  :D

    Publicado hace 2 años #
  10. Que ruta más chula! Me ha entrado mucha morriña!
    Me pasa lo mismo que @Brakepad, hace meses que no piso mi tierra. Yo soy de Vilanova, aunque llevo viviendo en Madrid 10 años, y he crecido en la bici recorriendo (y cayendome en) esos caminitos. Ir a la Pasifae a oler el mar, es lo primero que hago cuando voy de visita.
    Espero que lo hayais disfrutado y gracias por la crónica!
    rubén

    Publicado hace 2 años #
  11. Una ruta chulísima y muy bien contada, perfecta, gracias por compartirla.


    La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices. B.Franklin
    Publicado hace 2 años #
  12. Una ruta guapísima y 'cercana' también, ya que pasé unos muy buenos años en Vilanova en su día

    Gracias !!

    Gandulus maximus. Vires acquirit eundo. Et Iniuriam.
    Publicado hace 2 años #
  13. Muy guapa la rutilla y todavia mas la cronica

    Apetece ir ya mismo!!!!!
    Gracias,Sargantana

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 2 años #
  14. Una ruta preciosa. Gracias por compartirla.

    Publicado hace 2 años #
  15. taffer dice: Una ruta guapísima y 'cercana' también, ya que pasé unos muy buenos años en Vilanova en su día

    Gracias !!

    que mundo más pequeño:D

    Publicado hace 2 años #
  16. Reconozco que uno es mas bien cervecero, pero con tal de recorrer la ruta que has compartido estaría dispuesto a dar algunos sorbitos a un espumoso...
    Sargantana, tus crónicas son un lujo, muchísimas gracias por compartirlas y dedicarles el tiempo que necesitan.
    No se si te has planteado alguna vez editar algún libro con una recopilación de algunas de tus rutas.
    Supongo que hoy en día, con internet y tal, este tipo de literatura tiene poca salida, pero si alguna vez lo haces que sepas que en mi biblioteca tiene un lugar reservado 
    Gracias de nuevo. 

    Publicado hace 2 años #
  17. Maravillosa crónica y fotos.

    Gracias por compartir. 

    Publicado hace 2 años #
  18. Gràcies per compartir aquests moments, Sargantana!

    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 2 años #
  19. Vaya, mirando las fotos de la crònica he visto que la foto que he colgado en el hilo de bicis Brompton està hecha en el mismo lugar que una de las de Sargantana, no lejos de Sant Martí Surroca, en un campo de cereal inmenso lleno de amapolas.      



    Adjunto

    1. 18056531_10211678814520106_13872344635.jpg (115.8 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    Publicado hace 2 años #
  20. Muchas gracias por los comentarios, chicos, moltes gràcies 

    Especial ilusión me ha hecho que os guste a los que sois de por allí pero vivís fuera, por estas cosas merece la pena hacer crónicas  Brakepad, la antigua versión de la ruta sí que pasaba por Sant Quintí de Mediona (qué bonita la Font de les Deus, por cierto...), pero ahora, con la C15 toda vallada, se complica la cosa, es más rollo tener que andar buscando pasos para atravesarla...

    Paco Asecas, todos nuestros viajes y rutas los voy recopilando en una especie de diarios muy bien editados con fotos y texto (como álbumes de fotos pero con texto) para consumo propio, vamos ya por el cuarto tomo, pero como bien dices a otro nivel no tendría mucha salida, pero oye, que me ha hecho mucha ilusión tu comentario, me has puesto colorada y todo, jajaja 

    Y sí, Lluistrell, una casualidad que sacaras una foto desde el mismo sitio, cómo está la primavera ¿eh? Cuando volvía a casa en el autobús y pasé por la Segarra, buffff, vi cada campo de amapolas... ¡qué ganas de volver por allí!

    Publicado hace 2 años #
  21. De eso hace diez años?
    hay fotos que podrían haberse hecho ayer...
    una gran parte de vuestro recorrido es bastante conocido por mi.
    la foto de la playa del Bou, conocida de esa manera pero que en nada tiene que ver ese animal con la leyenda del Minotauro, precursor de nuestra cultura en la lejana Creta.
    O la del "camino" antiguo que unía Vilanova con Cubelles que se llama Cami Ral.
    En estos diez años he pasado en infinidad de veces por esa playa de cantos rodados donde vacías el contenido de la botella.
    Ahora no podrías pasar sobre la bici por esa pasarela junto a la desembocadura del río Foix, es una zona protegida y por ello debes de pasar con la bici caminando.
    pero lejos de todo eso nos has hecho un nuevo regalo.
    Muchas gracias por ello y por todo.

    No hay incendio como el de la pasión, no hay ningún mal como el odio. Buda.
    http://www.bicigarraf.com/usuarios/95-slow.html?sec=3
    Publicado hace 2 años #
  22. Otra rutaca más para el cuerpo!

    ¡Pedalea, y da ánimos al más lent@... Venga, Vamos!
    En la superación deportiva, en los buenos actos, en la vida misma... Quien la sigue la consigue!
    Publicado hace 2 años #
  23. ¿Que hay fotos que podrían haberse hecho ayer, slow? ¡TODAS las fotos podrían haberse hecho ayer, si son de la semana pasada! Hace diez años hicimos la ruta por primera vez, pero la repetimos esta Semana Santa. La crónica es de esta segunda vez 

    En cuanto a la desembocadura del río Foix, no teníamos ni idea de que no se podía pasar por ella pedaleando, no hay ningún cartel que lo indique (o al menos nosotros no lo vimos). Somos muy respetuosos con estas cosas, así que para la próxima vez ya lo sabemos. Gracias por la info, guapo 

    Publicado hace 2 años #
  24. Muchas gracias, Sarga!

    Desde luego, tras diez años, había que celebrarlo con un brindis!! jejeje

    Publicado hace 2 años #
  25. Magnífica crónica para disfrutar en familia, como siempre.

    Gracias sargantana, es un placer leerte.

    Publicado hace 2 años #
  26. Vaya tela....

    Pero si hasta a Kim se le ve con el maillot verde!!!!
    Bueno, penitencia pa mí por no fijarme más
    Y penitencia, semanisantera, para vosotros por no ver la señal y sobre todo por no avisar, hubiéramos podido tomar un kafetito

    Hoy he pasado por allí.

    Publicado hace 2 años #
  27. Padrenuestro que estás en los cielos... 

    Publicado hace 2 años #
  28. Como siempre una gozada leer vuestras crónicas, gracias por compartir Amaia.
    (no se me ha pasado por alto la camiseta de uvas, jeje)

    Publicado hace 2 años #
  29. Ídem de ídem... ¡Preciosa crónica!


    Gracias Sargantana  

    Publicado hace 2 años #
  30. ¡Qué ruta tan interesante! Como todas las vuestras, pareja  

    Enhorabuena y gracias

    Publicado hace 2 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies