Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

Información sobre seguridad en Via de La Plata.

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)


  1. Publicado hace 1 año #
  2. Completando la pregunta. Sobre precauciones con las reses "bravas" en las dehesas de Extramadura, Salamanca, etc

    Publicado hace 1 año #

  3. Pues sangre fría, tranquilidad de movimientos, la bici entre el toro y tu.....
    En el caso de la foto, al principio estaban en medio del camino. Esperé menos de diez minutos (un piti) y se movieron más a la derecha, y fui yendo sin prisa pero sin pausa. No se ve, pero al fnal hay una puerta. Conforme me acercaba a la puerta, los toros se empezaron a acercar, cuando la cerré (conmigo ya fuera) estaban a tres metros.
    Probablemente si hubiera seguido simplemente sin esperar no me hubieran atacado. Parecían más curiosos que cabreados


    Adjunto

    1. IMG_4173.JPG (726.2 KB, 0 descargas) 1 año antiguo
    Publicado hace 1 año #
  4. Yo animales sueltos salvajes he encontrado cantidad pero los peores sin duda son cazadores con sus perros en época de caza de todas maneras los animales están dentro de vallados y si no quieres movidas raras no te metas en su terreno.desde albacete a balazote te encuentras muchos tramos de camino vallado con animales y la solución es rodearlos,sales de la vía verde y te metes por la ruta del quijote,camino de santiago...

    si te cansas de pedalear bájate de la bici y camina pero no te pares
    Publicado hace 1 año #
  5. Hay ocasiones que, cuando se recorren territorios ganaderos, en muchas ocasiones las sendas, o caminos, se adentran en las dehesas, atravesando varias cancelas, y encontrado en medio de dichos caminos ganado, mayormente vacuno, que pasta a su libre albedrío. En principio no tiene por qué suponer un peligro caminar, o ciclar, entre las reses, ya que en la inmensa mayoría de las veces, se trata de ganado manso, acostumbrado a la presencia humana. En cualquier caso, hay que tener ciertas precauciones, ya que, a pesar de lo anterior, el ganado se puede poner nervioso, e intentar envestir... sobre todo si se pasa muy deprisa cerca de ellos, o incluso peor aun, si hay terneros cerca... en este último caso, mi consejo es evitar, en la medida de lo posible, pasar muy cerca del ganado, pues puede sentirse amenazado y reaccionar de modo... imprevisto.
    Cuando uno ha de atravesar una dehesa donde hay ganado suelto, antes de atravesar la cancela hay que asegurarse de dos cosas, una, que no trate de reses bravas... normalmente suelen ser toros de lidia que pastan a sus anchas. Es complicado de distinguir una res brava de una mansa, pero algo que puede ponerte en alerta es el color de su pelaje... si es de color negro... yo me lo pensaría dos veces antes de adentrarme en sus dominios, pues, aunque se encuentren a gran distancia, si te perciben, lo primero que harán será acercarse a ver qué es... o quien es, el que ha invadido sus dominios... si son bravas y no te reconocen ( solo reconocen a sus cuidadores ), lo más probable es que se arranque hacia ti sin ningún reparo.
    Si son de color marrón claro, son las reses que se suelen conocer como " reses de carne "... ( creo que no necesita más aclaración ); por lo general son reses mansas que pastan a sus anchas, y no suelen provocar encontronazos, al no ser, por cosas como las que ya he comentado... que se pase muy deprisa junto a ellas, o que haya terneros... entonces sí es probable que alguna de ellas... o todas al unísono, carguen contra esa persona que las atemoriza... no con la intención de embestirla para aniquilarla... más bien con idea de atemorizarla y que se aleje lo más rápido posible de ellas.
    En cualquier caso, y por norma general, en las cancelas suelen poner, los dueños de las reses, carteles indicando las precauciones que hay que tener en cuenta antes de atravesar dicha cancela, como por ejemplo " peligro, reses bravas ", o simplemente " peligro, ganado suelto ".
    Otra cosa que hay que tener siempre en cuenta es que, su una cancela está cerrada al paso, eso significa que, una de dos, o se trata de una finca a la que se prohíbe el acceso a toda persona ajena a ella, o porque el ganado que hay puede ser peligroso, por lo que, mejor abstenerse de atravesar la cancela, siendo mejor buscar una alternativa menos... inquietante.
    Si por contra, la cancela es de libre paso ( no tiene ninguna cadena o candado ), entonces es porque el propietario de dicha cancela permite el tránsito de personas... pero con al menos dos condiciones siempre, una la de cerrar siempre la cancela al atravesarla, y la más importante, no molestar al ganado suelto... en muchas cancelas de paso libre suelen poner letreros con las condiciones de paso... siempre hay que cumplir con dichas condiciones, pues lo contrario podría llevar al propietario a cambiar de opinión y cerrar la cancela a cal y canto.
    Otra de las medidas de precaución que hay que tener muy presentes es que jamás hay que fiarse de la parsimonia del ganado... y por descontado, nunca intentar acariciarlo, pues es probable que los animales lo malinterpreten... y salgan por peteneras.
    Si el ganado se encuentra en medio de la senda, es preferible aguarda a que se aleje de ella... siempre procurando guardar una distancia prudencial del ganado... el ganado se suele mover por todo da la dehesa... no suele permanecer mucho rato en un mismo sitio... hay que tener paciencia.
    En cualquier caso, atravesar un lugar donde hay ganado suelto es siempre muy inquietante, e impredecible, por lo que, si se dispone de una alternativa viable... creo que es mejor tomarla, pues aunque es una pasada atravesar una dehesa cerca del ganado... puede ser también muy peligroso.
    Cuando hicimos el Camino de San frutos, mi colega y yo, atravesamos varias cancelas que daban acceso a dehesas de ganado manso, en las cancelas siempre había algún cartelito que te ponía al corriente de las condiciones de paso, y siempre procurábamos pasar distanciados del ganado... y nunca nos parábamos... mucho menos para sacar fotos... es mejor atravesar estas fincas lo antes posible. Si el ganado está distante, mejor es pasar deprisa, pero si está cerca, o relativamente cerca... mejor pasar a ritmo tranquilo, pero constante... y nunca detenerse... y siempre siempre cerrar las cancela cuando se atraviese por ella.
    Por cierto, no solo te puedes encontrar reses en las dehesas, en algunas fincas suelen tener caballos sueltos; normalmente en este último caso no suele estar disponible el acceso libre a la finca, pues los caballos suelen ser muy asustadizos, y al asustarse pueden reaccionar de forma muy agresiva, por ello, en las fincas en las que suelen tener caballos, el acceso suele estar restringido... aun así, si por un casual se pudiera atravesar una cancela, y hubiera caballos sueltos... lo mejor es abstenerse de pasar, pero si uno se adentra en la finca, y descubre que son caballos en lugar de vacas, lo mejor es darse la vuelta y volver por donde se ha llegado... o de seguir adelante, tomar antes la precaución de hacerlo cuando los animales se encuentren distantes... y aun así, con mucha precaución, pues los caballos corren mucho, y se plantan en cualquier lado de la finca en un decir Jesús.
    PD.
    En tierras gallegas es fácil toparse con vacas lecheras sueltas por los caminos o en sus lindes... por lo general suelen ser animales que nos ignoran al pasar cerca de ellos... o incluso a su lado, pero aun así no hay que bajar nunca la guardia, pues las vacas de leche también pueden envestir si se sienten amenazadas, por ello lo mejor es seguir las mismas pautas, pasar despacio y no detenerse. Normalmente, en el caso de las vacas de leche, siempre suele haber un cuidador cerca que controla el rebano... pero a pesar de ello, mejor no confiarse... las vacas pueden ser muy fotogénicas, pero mejor evitar estar muy cerca de ellas si el cuidador no está presente.

     

    Anímate que mañana también saldrá el Sol
    Publicado hace 1 año #
  6. Lo importante es no perder la serenidad, sean bravas o no si están en medio del camino yo no me doy la vuelta unos metros antes de llegar a ellas las regaño con decisión como si fuera el vaquero ...vacaaa..vacaaa iaakk .iaakk te miran y se apartan...son peor los perros y es la misma regla en principio evitarlos pero si te ves acorralado, con un palo, la bici, la botella de agua, o lo primero que encuentres hay que amenazarlos tusooo...me cago en tooo.. y se van..como huelan que los tienes miedo estas perdido.

    Con caballos íbamos en grupo y tuvimos un encontronazo con uno nos perseguía y relinchaba, pensamos que estaba loco o muerto de hambre..uno de los compañeros que se enfrentó a él se quedó con el mote de ¡¡ Caballo loco!! JEJE que tiempos.

    Ojo también con levantar piedras en algunas zonas te puedes encontrar con un alacrán ya me paso una vez afortunadamente le vi y le mate con un palo, con víboras no me he encontrado o no las he reconocido pero también las hay, me dan más miedo las culebras pequeñas de campo precisamente por si son víboras, las grandes o las de agua no hay problema...el campo es lo que tiene hay que saber un poco convivir con los animales, luego están las avispas, abejorros, moscas, mosquitos etc etc..siempre dispuestos a incordiar.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 1 año #
  7. Gracias por vuestras experiencias al respecto.

    Publicado hace 1 año #
  8. Hace tres años en la ecopista del Miño a mi compañero le saltó una enorme serpiente verde a su paso. Yo iba detrás y vi como esa cosa se catapultó con la mandíbula abierta hacia su pierna. Afortunadamente con la velocidad que llevábamos solo le rozó la bota. Realmente acojonan esos bichos.

    Publicado hace 1 año #
  9. Jeje.

    Publicado hace 1 año #