Volver arriba

El Árbol Peregrino, La Crónica.

  1. El Tejo Peregrino después de un tiempo de descanso se ha puesto a los mando del Blog y esta escribiendo su crónica.


    Así que me ha dado envidia, y yo me voy a poner al lío también, y que mejor sitio para escribir la crónica que en el foro, después de leer tantas, ya me tocaba a mi.

    Como en el anterior viaje, La Alemana quedo cargada de madrugada, sobre la 1, ahora que habíamos incrementado peso, sobre todo en la horquilla delantera, tocaba acostarse sin haber dado un vueltecita con el nuevo peso. 



    Esta vez me acoste más tranquilo, la anterior vez aunque solo cargue atrás, me fui a la cama más acojonado, esta vez ya tenia la experiencia de pensar que llevaba un peso exagerado y no fue para tanto, aunque claro un poco de run run que me había pasado pululaba por la cabeza, pero me dije a dormir, no se revisa nada, lo que hay en la bici es lo que va.

    Desperté  acojonado no lo voy a negar, así que solo quedaba una opción, empezar a dar pedales, cerré la casa y ya solo quedaban unos 600 y algo km hasta Santiago. La casa cerrada y la bici cargada era una imagen que se venia repitiendo en mi mente desde hacia tiempo.



    Así que empece a pedalear, con la novedad de las alforjas delanteras, las cuales me había prestado Tachijardon al que estoy muy agradecido, y sobre todo acompañado muy bien acompañado por nuestro querido Tejo, El Árbol Peregrino.


    Salí del pueblo, por el repecho al que me enfrente el primer día de montar en bici, y me destrozo como si hubiera subido el Galibier, es de esas rampas cortas, que no tienen pinta de tener un exceso de porcentaje pero que si tienen un exceso de gravedad y te hacen pegarte a ellas, 

    Estaba flipando en esos momentos, el repecho, las alforjas delanteras, la estabilidad de la bici, el árbol, no se ni como lo subí, pero lo hice, en un momento de bastantes nervios, solo me di cuenta que quizá me he pasado con el peso, pero ya no hay vuelta atrás. 

    después del repecho una suave bajadita hasta lo que llame "la primera en la frente", no había salido del pueblo y tenia enfrente de mi, lo que serian las rampas mas duras de todo el viaje en cuanto a porcentaje, mucho más cortas eso si. Paré a hacer una foto, desde un mi encinar, un sitio en el que me gusta pasar tiempo.



    Ahí estaba parado, ahora tocaba una bajada por tierra de gran porcentaje, para luego llegar a la carretera y empezar "la primera en la frente" sin calentar.

    Los nervios se quedaron en esos dos primeros km, ahora entro el miedo. 

    Miedo al repecho, miedo al siguiente repecho que también conocía, miedo al tramo de la N VI... en fin miedos varios.








    Miedos varios que se pasaron en cuanto deje de transitar por terreno conocido, acabo de salir de la tan últimamente famosa zona de confort, y ya se esta convirtiendo en mi zona de confort, el no estar en ella ;-P.




    Publicado hace 4 años #
  2. Jxdxr... he leído en tus palabras los mismos sentimientos que sentí yo. 'Miedo', 'miedo a las rampas' (aun conocidas), verse fuera de la "zona de confort". Si parecería que el inicio de ruta fuera el mismo!!

    Eso sí. Me inclino y me quito el sombrero al ver y pensar en todo el peso que llevabas, y además... con un arbolito!!!!

    FLIPANTE

    Suscrito a tu crónica heme

    " Hay un sapo en la sopa "

    Ser Cabra en la ciudad, no mola = http://montunerias.blogspot.com
    Publicado hace 4 años #
  3. Los miedos desaparecen cuando te enfrentas a ellos.

    Los repechos con peso son muy duros, pero plato pequeño, piñón grande, no enfrentar la pendiente recta, sino hacer curvas, y paciencia, no cebarse en el esfuerzo y como leí por aquí hace un tiempo, observar las flores del camino.

    La N VI si mucho camión, todos muy rápidos por ella, pero el arcén muy ancho, me resulto fácil ese tramo, que me estuvo quitando el sueño unos días.

    Deje lo conocido atrás y salió el sol. 

     



    Atravesé pueblos pequeños, rodé por carreteras sin coches, y sonreía, gozaba, alucinaba, me inundaba por dentro la felicidad, y gritaba de alegría en cualquier bajadita, unas sensaciones difíciles de explicar pero que muchos conoceréis y otros estaréis apunto de conocer., animo a por ellas.
    En un pueblo de estos pequeñitos encantador y precioso, en el soportal de un club social para a hacer la comida, ademas empezaba a llover.





    Mi primera experiencia con el hornillo, ni lo había probado, la siguiente comida saldría mas rica, pero estuvo bien jajajjajaja.




    Adjunto

    1. IMG_7027.jpg (572.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. IMG_7024.jpg (746.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. IMG_7022.jpg (770 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    4. IMG_7017.jpg (760.4 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    5. IMG_7064.jpg (752.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  4. Sigo identificándome.
    Mismo hornillo. Mismo Pot. Mismo timbre (y color)
    Sólo que tu caballete no es el del LIDL

    Publicado hace 4 años #
  5. Entramos en la Tierra de Pinares y ya os contara más en detalle el Tejo, pasamos a carreteras secundarias con más trafico, y pueblos más grandes, dirección Coca (Segovia) para enlazar con el Camino de Madrid, dejando atrás las carreteras terciarias sin apenas trafico y los pueblos pequeños, sin duda para mi es donde mas me gusta rodar. 

    Después de unos 65km aprox, llegamos a Coca (Segovia), pinchazo una vez ya parados reparar y  a la Casa del Peregrino, cenita con el hornillo que solo tienen microondas, y así  sí en el entorno controlado de una cocina en la segunda vez que usaba el hornillo me salió un cenote, y a descansar que ya tocaba.








    Adjunto

    1. IMG_7067.jpg (752.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. IMG_7072.jpg (642.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. IMG_7071.jpg (731.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    4. IMG_7054.jpg (816.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  6.  Chusone Jjajajajajaj yo también me he identificado en tu crónica con lo del peso de atrás entre otras, en mi anterior salida que solo lo llevaba atrás, tengo también tu mismo aislante que es super ancho, y dije va lo cambio por el del deca que este es muy ancho, no pensé en ponerlo como tú a lo largo, jajajajajjaja


    Y lo del peso no es pa tanto, para lo que aquí se estila es poco jajajjaajja

    Saludos

     

    Publicado hace 4 años #
  7. He dejado de ver las fotos del post y no se por que 

    Publicado hace 4 años #
  8. Soul dice: He dejado de ver las fotos del post y no se por que 

    Yo sí las veo

    Publicado hace 4 años #
  9. Soul dice:... tengo también tu mismo aislante que es super ancho, y dije va lo cambio por el del deca que este es muy ancho, no pensé en ponerlo como tú a lo largo, jajajajajjaja ...

    Notedigoná las distintas configuraciones que pensé y probé en casa. Hice unas fotos, pero las he terminado borrando, por lo absurdas que resultaban
    Finalmente, simplificación, que al final fue lo que mejor resultó. Dos cintas "de ajuste" (magic Deca) en vez de pulpos, y a tirar! (los pulpos, o tienes mucho cuidado con ellos, o las puntas te pueden rasgar algo, aun con protector)

    Publicado hace 4 años #
  10. Yo también veo las fotos, lo del acojone al ver las cuestas, sobre todo si son por terreno conocido también me pasa a mí, cuando empiezas a subir ya sabes lo que hay, a padecer, pero a medida que voy dando pedales y subiendo piñones, me va pasando, hasta que en vez de mirar para arriba, miro para atrás y viendo lo que he subido me digo, si eres un maquina, habiendo subido todo esto, lo que queda es nada, así que una pedalada tras otra a ritmo y sin parar.


    Menudo paseo le estas dando al tejo, acuerdate de regarlo con agua que no solo de sudor del ciclista viven los tejos. :D

    Dios creó la cerveza, el diablo la Coca-Cola.
    Publicado hace 4 años #
  11. Gracias Soul!! Por tu sinceridad y espontaneidad, para empezar...y por muchas cosas más. Menuda aventura!! Menos mal que viajaste con un Tejo...que si era con un Pino sonaba mal: "Me voy a plantar un pino a Santiago en bicicleta!" Como que no, jejeje. Un abrazo

    Publicado hace 4 años #
  12. Venga compañero, esperamos con ansia viva!!!

    Publicado hace 4 años #
  13. ¡¡¡Como mola este viaje !!! 

    Comparto lo del miedo a las cuestas conocidas y las que hay para salir de tu pueblo que tambien las conozco son para tenerlas muuucho miedo.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 4 años #
  14. Por curiosidad  el Tejo con su maceta y tierra regada cuanto pesaba ???

    Publicado hace 4 años #
  15. Que viaje tan bonito y que bien contado... esperando más 

    Publicado hace 4 años #
  16. Ya ves, guapetón, el viaje del tejo nos tiene enganchados, sigue, sigue... 

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 4 años #
  17. Gracias a todos. cuanta expectación con el poco tiempo que tengo, pero me esta encantado escribir, mientras se me ponen los dientes largos, con La Gata en el taller desde hace una semana, y La Alemana desmontada en el pueblo, y sin tiempo de ir por allí.


    Pues si pesaba el Tejo, no me di cuenta hasta que monte sin él, de la plaza del obradoiro hasta el albergue, y se notaba un montón, también me quite responsabilidad que pesa su parte, calculo que unos 2-3 kilos fácil.

    A ver si me pongo con la crónica por aquí que el Tejo se me adelanta.




    Publicado hace 4 años #
  18. Apenas dormí esa noche, la primera noche fuera, una Casa de Peregrinos, humeda, fría, antigua, atendida por una mujer muy amable, pero eso no evitó que en la primera noche se aparecieran todos fantasmas del pasado, del presente y del futuro a la vez, sin concesión ninguna.

    Fue difícil dormir, pero estaba en el mejor sitio posible para la aparición de esos fantasmas, tenia mas de 500 km por delante para merendarmelos. Esta mañana fue distinta, las ganas no eran por salir a vivir algo nuevo, las ganas de salir eran para pedalear y pedalear, la única forma de abandonar la tempestad que se había impuesto en mi cabeza.

    Salí en la dirección equivocada, o al menos no era por donde había previsto ir, hoy tampoco encontraría muchas flechas amarillas, hoy tocaba seguir mi dirección.

    Y después de dar alguna vuelta la encontré, no hay nada mejor que una buena señal.



    Vuelta a las deliciosas carreteras sin coches, rodeado de pinos, predominando el sol, y en la cabeza tormenta, pedaleando con ritmo. 



    Había algo que no me cuadraba en esos pinares, miraba hacia atrás, buscando la justicia que solo encontré kilómetros más adelante dentro de mí y vi que es en el único sitio que puede estar para mí, donde la entiendo, puedo comprender y existe, siempre para mí.



    Con el paso de los kms todo se calmaba paraba a comprobar en los cruces si dirección que llevaba era la correcta, yendo con calma siempre es la correcta.



    El planing que tenía para guiarme me dio en "to la frente" que ademas yo la tengo amplia, me había hecho unas rutas con una app, simplemente puse el sitio del que se supone que partía y al sitio que llegaba, y ni lo había mirado, daba la opción de imprimir, pero pase de hacerlo, pensaba que las tenia en el móvil siempre (ofline) pero que va, eran online y había que tener cobertura e incluso tenias que entrar en el perfil y esas cosas. Total que cuando llegaba a un cruce pues miraba, y ya esta, solo me preocupaba del siguiente cruce, y la verdad que me gustó guiarme así, total estamos en España y haciendo el Camino, aunque no había visto ni una flecha amarilla ni un cartel, como voy a verlas aun si me estaba encontrando. 

    En uno de esos cruces, esta vez en mitad de Pinares, después de haberme dado la vuelta al ir en dirección contraria, cosa que noté por tener el viento a favor, tuve que tomar la decisión de seguir por una pista rotisima de asfalto al que esta venciendo la naturaleza o por una carretera donde los camiones alteraban la serenidad que me había ganado a golpe de pedal. 

    Opte por la pista rota.


    Ya no me encontraría nada más que pinares y pinares hasta casi llegar a Valladolid y quedaba por lo menos media jornada. La pista rotisima duro un poco más de lo que pensaba, pero me lo tome si tengo que ir como una tortuga voy como una tortuga, estoy encantado de lo que me rodea, no quiero camiones. Tuve que parar a apretar una biela, segundo día, segundo problema mecánico. La apreté y listo. Al final salí de la pista rotisima y se quedo en rota, ya podía coger inercia, cambiando de lado de vez en en cuando previendo los baches con anticipación al lado que menos venían, incluso hubo tramos sin baches y tramos de tierra, lo que si era siempre una recta interminable de pinos delante y detrás sin ver el final, un entorno bonito, con un punto extraño, que me incomodaba un poco...








    Adjunto

    1. IMG_7087.jpg (850.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. IMG_7105.jpg (956.7 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. IMG_7085.jpg (843.5 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    4. IMG_7081.jpg (934.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    5. IMG_7082.jpg (752.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    6. IMG_7075.jpg (872.1 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  19. Detrás tenia esto.




    Y delante esto.



    O al revés pero así era durante kms y kms y os juro que había una barbaridad de baches al principio, luego muchos, luego bastantes y luego lo de la foto, jajjajajajajaj, creedme.

    La interminable recta seguia y seguia y en un cruce con un camino de tierra me dio por mirar y rezar por tener cobertura, la tenia analice la situación, ya estaba fuera de  la ruta marcada, y tome el camino de tierra, tenia pinta de compacto y daba menos vuelta. 

    El hambre hacia mella y pare a comer. 

    Mola lo de llevar lo necesario encima, sobre todo si no llevas muy planeada la historia. 










    Los fantasmas estaban casi extinguidos, o al menos no tenían allí cabida, pero mi amigo Tejo y yo no estábamos lo suficiente relajados ni a gusto, para estar en un entorno natural que a ambos nos da la vida, había un "no se que" que alejaba el buen rollo. 

    Así que después de comer le dimos un rato más por la pista, aun seguimos un buen rato (voy sin cuentakm ni reloj y el móvil solo lo consulto en momentos, así que un buen rato esta bien como medida jejejejej) y aparecieron 2 mountainbikers, que me guiaron justo en un cruce que estaba parado, aunque estaba ya casi en la salida, me pusieron dirección Puente Duero ya por carretera, nuestro segundo día estaba a punto de concluir. 

    Me encontré la primera flecha amarilla y me guío mal. Era para el día siguiente, me hizo pasarme el Albergue de largo.

     





    Adjunto

    1. IMG_7109.jpg (771.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    2. IMG_7107.jpg (851 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    3. IMG_7090.jpg (808.9 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    4. IMG_7091.jpg (859.2 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    5. IMG_7088.jpg (753.8 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    6. IMG_7087.jpg (850.3 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  20. Y llegamos al Albergue, donde nos sentimos como en casa gracias a la atención recibida!!!


    Adjunto

    1. IMG_7101.jpg (850.6 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  21. Me está agradando un montón la peripecia

    ese puente sobre el Duero....
    pasarse el albergue de puente Duero.....
    la pinarada.......
    todo este relato realmente me agrada,soul

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 4 años #
  22. No se porque???.. pero me agradan las rutas que atraviesan grandes pinares, el Tejo se debio sentir un poco asustado rodeado de tantos pinos.

    Animo Soul, sigue contandonos la aventura.

    Publicado hace 4 años #
  23. Rectifico: creia que te habias pasado el bonito albergue de peregrinos de Puente Duero, pero veo que no

    ha sido un lapsus

    Publicado hace 4 años #
  24. Jxdxr... yo me he emocionado y todo...
    He tenido la sensación de sentir lo que Soul describe.

    Publicado hace 4 años #
  25. Adjunto

    1. aplauso.jpg (10.9 KB, 0 descargas) 4 años antiguo
    Publicado hace 4 años #
  26. Muy emocionante, Soul!!! ;D

    Publicado hace 4 años #
  27. Esto engancha más que Breaking Bad... esperando el siguiente capítulo 

    Publicado hace 4 años #
  28. Soul dice :

    Soul, has hablado de "fantasmas"

    No pretendo entrar en terreno personal, por supuesto. Nada más allá de lo que tú quieras contarnos.
    Pero si esos fantasmas (supongo que miedos y preocupaciones) tuvieran que ver con el viaje, ¿podrías mencionarnos algunos de ellos?
    Pienso en aspectos técnicos, miedos infundados, previsiones, etc. que puedan servirnos de ayuda y aprendizaje.

    OJO, insisto. Sólo si no son tan personales como para hacerlos públicos

    Publicado hace 4 años #
  29. Otro que se apunta a este hilo, una crónica estupenda.
    Me encanta la carreterilla entre los pinos, es mi ideal de carretera para rutear, incluso con el asfalto roto -especialmente con el asfalto viejuno roto - .

    Publicado hace 4 años #
  30. Me alegro que os guste eso me anima a buscar huecos, 


    Sí que me lo pasé Rafa, el Albergue jajjajajaj, llegue a Puente Duero y me tire a la flecha amarilla, que es la de salir del Albergue al día siguiente, pero me vino bien pasarmelo, así me tomé una cervecita.

    Los fantasmas eran como los del cuento de navidad, pasado, presente, futuro, totalmente personales, los miedos del camino o viaje desaparecieron en cuanto empece a rodar por terreno desconocido. 

    Publicado hace 4 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies