Volver arriba

Desmotivacion total

  1. Vicente, creo que tendrías que hacer un balance de qué es lo que te gusta, y que es lo que te disgusta de viajar en bici, y de esas conclusiones sacarás tu propia respuesta.
    Si lo que aborreces es, la parte del cicloturismo que conlleva la hora del desayuno, comida y cena. La parte en la que llega la hora de plantar " el alojamiento " para esa noche... buscar un buen sitio, normalmente montar la tienda a oscuras o a última hora de la tarde para evitar ser visto, la pereza de, tras levantar, tener que volver a recoger todo como si estuvieras jugando al tetris con todos los bártulos... cargar con todo el peso que requiere toda esta incomodidad, que nuevamente volverá a llamar a tu puerta en cuanto comience a caer el sol...
    Si lo que te gusta es viajar en tu bici ( solo o acompañado ), disfrutar de todo lo que te pueda ofrecer el viaje, el placer de disfrutar de la bici mientras viajas... si esta es la parte que realmente te gusta del cicloturismo... entonces eres de los míos.
    Como ya te he comentado, yo viajo de Hostal/pensión y restaurante, suelo buscar hostales baratos, ya que se supone que solo lo voy a usar para asearme y dormir, por lo que, en principio, no me importa, ni si es bonito o feo, o si la habitación es grande o chica.... me he alojado en cuartos en los que dos personas habrían tenido dificultades para moverse libremente, pero tenían aire acondicionado, el cual, al ser estancias muy pequeñas, se enfriaban rápidamente, por lo que podía dormir fresquito, aunque fuera del hostal, hiciera más calor que en el infierno.
    Me he alojado en habitaciones donde la bañera era un poco más grande que un barreño... pero tenía un lavabo con agua caliente y fria para asearme, y la ducha, aunque de juguete, me permitía darme una soberana ducha de una o dos horitas... no hay nada como meterte bajo una ducha de agua tibia, tras una larga jornada de esfuerzo continuo, calor, polvo y sudoración incontrolable.... homenajearte con una ducha sin límite de tiempo... eso es que no tiene precio.
    Me he alojado en " zulos ", donde daba hasta miedo tocar las llaves de la luz, pues pegaban chispazos al accionarlas.
    Me he alojado en hostales de una estrella donde lo que me han ofrecido superaba con creces al servicio de un hotel de tres estrellas... y por solo 25€+desayuno.
    Me he alojado en hostales de una estrella, los cuales me han ofrecido salones-comedor por habitación, con dos camas para mi solito ( supongo que por si no podía dormir en una, me pudiera pasar a la otra je je je ), con televisión por cable, ducha multichorro, A/A... y lo mejor, tras asearme y volver a sentirme " persona ", tras ponerme la ropa de calle, bajar una o dos plantas y sentarme a cenar en el propio resturante del hostal, donde encima, los camareros estaban pendientes de que no me faltara de nada... y yo tan feliz.
    También te digo que me he visto obligado, con todo el dolor de mi corazón, a tener que soltar 80 € por dormir en el único hotel que había en donde he terminado ruta ( Jalance, Valencia... cerca de Cofrentes ), ya que me falló el albergue que, supuestamente había en dicho pueblo, el cual, cuando llegué, me enteré por la propia dueña del albergue que llevaba dos años cerrado, así que no me quedó más remedio que alojar en el único hotel del pueblo... uno de 3 estrellas... y en cima, llegué tan tarde al hotel, que la piscina ya estaba cerrada... encima de pagar los 80 pavazos, encima ni tan siquiera me puede dar un bañito en su puñetera piscina... llegué, pagué, me duché, ( aquí si que me tiré mis dos horas largas bajo la ducha... tenía que darle sentido a ese pastizal que había pagado ), cené unas latas que llevaba y un pedazo de melocotón que me regaló la dueña del albergue, y me metí en la cama... a la mañana siguiente, que le levanté temprano, desayuné todo lo que pude... y más... ( me puse como el kiko ), pues el desayuno entraba dentro del precio... faltaría más, y tras desayunar... a pedalear. Me fui con la sensación de haber desperdiciado 80€.
    Mi equipaje suele ser liviano, suelo llevar solo dos alforjas, en una llevo la ropa y los necesares que necesito para el aseo, así como un pequeño botiquín, el cual siempre viaja conmigo. En la otra alforja suelo llevar repuestos para la bici, un segundo calzado, un antirrobo Abus, y un par de botellas de aluminio con agua.
    No suelo llevar nada sobre la plataforma del portabultos, ya que con las alforjas me sirve para dejar el casco y las prendas que lleve encima cuando para en alguna terracita a tomar un tentempié, porque... yo tengo un mantra en todos mis viajes... parar un par de veces en la ruta, a poder ser en terrazas de bares o restaurante, donde no perdono una jarra... o dos, de medio litro de cerveza sin alcohol y con limón... es el combustible de mis piernas... el de la bici e la batería, pero el mio es la cerveza je je je.
    No me tengo quepreocupar de comprar la comida, cuando el cuentakilómetros de la bici marca la hora de comer, busco un restaurante con terraza, aparco la bici junta a la mesa, y que me traigan la carta.
    no busco donde pasar la noche, ya lo hice unos meses antes de iniciar el viaje, me creo un listado de alojamiento, donde pongo en el primer puesto del listado los alojamientos más económicos que haya localizado, y en el que haya hecho la reserva, allí recalo... eso sí, cuando realizo la reserva le pongo en aviso de que viajo con una bicicleta, por lo que necesitaré un sitio donde aguardarla, al mismo tiempo le pongo en aviso de que no tendré hora de llegada, por lo que será muy probable que no llegue hasta bien caída la tarde.... o incluso de noche.
    Si tengo que parar a hacer fotos, paro y hago mis fotos. Si quiero visitar algún sitio... si puedo dejar la bici de forma segura, lo visitaré, si no... ajo y agua, y a seguir viaje.
    Como voy ligero de equipaje, puedo mantener medias bastante elevadas, o incluso recorrer mayores distancias... ya sabes que el peso manda
    Esta forma de viajar, como ya te he comentado, no es barata, perooo, que leches, te tiras todo el puñetero año currando, aguantando a cabestros y a HdP, tanto fuera como dentro del curro... problemas en casa que en la mayoría de las ocasiones te impiden poder hacerte una escapada... estás todo el puñetero año con el calendario en la mano, contando los meses que faltan para tus vacaciones. Encima la mujer me propone ir a la playa, una semana, o 15 días... odio a muerte la playa... soy más de monte y turismo rural... por ello hace muchos años llegamos a un acuerdo mutuo, yo le llevo a la playa, se queda con los crios ( eso me lo propone siempre ella ), dejo el coche allí, me vuelvo para Madrid en autobus o tren, cargo mi bicicleta y regreso a buscarlo... lo que tarde... 8 o 10 días... me da igual, a ella no le importa si tardo unos días más o unos menos, a mi tampoco, por lo que aprovecho la coyuntura para meterme, entre pecho y espalda, un señor cicloviaje vacacional, y como comprenderás, en este viaje no caben las penurias ni " el pasar calamidades "... es un viaje de placer en bici... aunque me toque sufrir sobre ella dando pedales y pasando más calor que un pollo en un horno... ¿ y lo mucho que lo disfruto, solo teniendo que preocuparme solo de mi mismo ?.
    Te animo a que te pegues un cicloviaje de placer como los que yo me pego... verás como vuelves a ver el cicloturismo con otros ojos

    Publicado hace 7 meses #
  2. Pues a mí hoy.pot hoy me.pasa lo contrario. Espero con ilusión ese momento de buscar dónde poner la tienda, cómo ducharme, la cenita, ese rato después de cenar mirando las estrellas o repasando la ruta del día siguiente... De hecho cuando tengo mucho "mono" y no puedo hacer una escapada en bici, , me intento escapar aunque sea solo a dormir en el monte...

    Si te fijas en las flores de la cuneta, la cuesta termina antes de que te des cuenta...
    Publicado hace 7 meses #
  3. Esto ni es un problema ni hay que hacer nada.

    Estamos hablando de una actividad estrictamente de ocio. Si no apetece no se hace. Está completamente en nuestras manos. El ocio es para hacer cosas que nos reportan satisfacción, no para mortificarse ni agobiarse.

    Tranquilidad.

    Publicado hace 7 meses #
  4. danienbici dice: Pues a mí hoy.pot hoy me.pasa lo contrario. Espero con ilusión ese momento de buscar dónde poner la tienda, cómo ducharme, la cenita, ese rato después de cenar mirando las estrellas o repasando la ruta del día 

    siguiente... De hecho cuando tengo mucho "mono" y no puedo hacer una escapada en bici, , me intento escapar aunque sea solo a dormir en el monte...

    ...

    Opino lo mismo.

    Si por mí fuera haría todo en autosuficiencia que es la manera de tener pendientes todos los sentidos para de alguna manera sobrevivir a las adversidades sin renunciar a cierta comodidad.

    Actualmente al viajar con eléctrica dependo de tener la posibilidad de hacer noche en algún camping por lo menos cada dos noches y aprovecho para darme una buena ducha que es muy gratificante, por lo demás sigo poniendo mi tienda y cocinando por lo menos desayuno y cena, para comer me he mal acostumbrado a hacer alguna comida de restaurante.

    Cada uno es cada uno pero a mí no me motiva viajar en bicicleta y que me lo den todo hecho por ahora.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 7 meses #
  5. Se trata de hacer lo que te llena, yo tampoco soy de marcarme límites a lo bestia, voy más disfrutando, dejándome llevar, hay  días que me bajo cien veces de la bici para hacer fotos, otros el cuerpo me pide rodar y rodar... 

    Publicado hace 7 meses #
  6. Buenas, me presento, que soy nuevo. Nacho, 29 años, de las rozas de Madrid. Algunos viajes a mis espaldas, caminos de santiago, otros por España, carretera austral...
    Me ha dado por presentarme aquí porque como muchos me he sentido identificado. Solo quiero compartir mi ejemplo: este verano, después de unos meses de bastante estrés, tenía todo preparado para hacer el camino de santiago, esa variante que pasa por Zamora y usa el camino sanabrés. Bueno, pues cuando llegué a Puebla de Sanabria... Me cansé. Me quedé allí, hice un par de rutas por la montaña, subí al lago a acampar... y no terminé el Camino.
    Me sirvió para ver todo un poco distinto, esos caminos en los que la gente avanza y avanza de forma casi mecánica, y llegué a la conclusión de que efectivamente debemos preguntarnos por qué viajamos. Puede que durante algún tiempo viajásemos para demostrarnos que podíamos viajar, creo que es una de las motivaciones más comunes, aunque no siempre sea la motivación más consciente.
    Pero a veces nos olvidamos de los otros motivos para viajar, que una vez que se nos ha bajado un poco el ego, (si sé que puedo hacerlo, si sé de sobra que podría, ¿ para qué hacerlo?). Hay que reencontrarse con lo que cada camino ofrece: tener un interés real en la botánica, por ejemplo, en la historia de las ciudades, en sus gentes, son cosas que a mí me han mantenido motivado en cierto grado, y creo que debería empezar a valorarlas un poco más por encima que el simple esfuerzo físico del viaje. Pararse a hablar con la gente, tratar de reconstruir algo, una historia, o tratar de comprender una geología de la zona, o cualquier cosa... Creo que la motivación viene por ahí.

    Yo por ejemplo estoy aprendiendo a pintar, pinto fatal, pero estoy empezando a pensar que tal vez haga algún viaje, con la excusa de llevar un cuadernillo, y buscar paisajes, o luces, o lo que sea. No me pondré objetivos de km como hacía por Chile, ni buscaré fotitos para el Instagram. 

    La bici no es lo único! un Saludo !

    Publicado hace 7 meses #
  7. Mi opinión personal, sin valor contractual alguno. Creo que tampoco hace falta hacerse pajas mentales con estas cosas. Los viajes en bici no dejan de ser lo que son, unas vacaciones, así que cada cual debería pasarlas, dentro de como pueda, como más le apetezca, y aquí paz y después gloria.


    Un saludo.

    Gandulus maximus. Vires acquirit eundo. Et Iniuriam.
    Publicado hace 7 meses #
  8. nachoroque dice: Buenas, me presento, que soy nuevo. Nacho, 29 años, de las rozas de Madrid. Algunos viajes a mis espaldas, caminos de santiago, otros por España, carretera austral...
    Me ha dado por presentarme aquí porque como muchos me he sentido identificado. Solo quiero compartir mi ejemplo: este verano, después de unos meses de bastante estrés, tenía todo preparado para hacer el camino de santiago, esa variante que pasa por Zamora y usa el camino sanabrés. Bueno, pues cuando llegué a Puebla de Sanabria... Me cansé. Me quedé allí, hice un par de rutas por la montaña, subí al lago a acampar... y no terminé el Camino.
    Me sirvió para ver todo un poco distinto, esos caminos en los que la gente avanza y avanza de forma casi mecánica, y llegué a la conclusión de que efectivamente debemos preguntarnos por qué viajamos. Puede que durante algún tiempo viajásemos para demostrarnos que podíamos viajar, creo que es una de las motivaciones más comunes, aunque no siempre sea la motivación más consciente.
    Pero a veces nos olvidamos de los otros motivos para viajar, que una vez que se nos ha bajado un poco el ego, (si sé que puedo hacerlo, si sé de sobra que podría, ¿ para qué hacerlo?). Hay que reencontrarse con lo que cada camino ofrece: tener un interés real en la botánica, por ejemplo, en la historia de las ciudades, en sus gentes, son cosas que a mí me han mantenido motivado en cierto grado, y creo que debería empezar a valorarlas un poco más por encima que el simple esfuerzo físico del viaje. Pararse a hablar con la gente, tratar de reconstruir algo, una historia, o tratar de comprender una geología de la zona, o cualquier cosa... Creo que la motivación viene por ahí.

    Yo por ejemplo estoy aprendiendo a pintar, pinto fatal, pero estoy empezando a pensar que tal vez haga algún viaje, con la excusa de llevar un cuadernillo, y buscar paisajes, o luces, o lo que sea. No me pondré objetivos de km como hacía por Chile, ni buscaré fotitos para el Instagram. 

    La bici no es lo único! un Saludo !

    ...AMEN!!!

    Publicado hace 7 meses #
  9. nachoroque dice: Buenas, me presento, que soy nuevo. Nacho, 29 años, de las rozas de Madrid. Algunos viajes a mis espaldas, caminos de santiago, otros por España, carretera austral...
    Me ha dado por presentarme aquí porque como muchos me he sentido identificado. Solo quiero compartir mi ejemplo: este verano, después de unos meses de bastante estrés, tenía todo preparado para hacer el camino de santiago, esa variante que pasa por Zamora y usa el camino sanabrés. Bueno, pues cuando llegué a Puebla de Sanabria... Me cansé. Me quedé allí, hice un par de rutas por la montaña, subí al lago a acampar... y no terminé el Camino.
    Me sirvió para ver todo un poco distinto, esos caminos en los que la gente avanza y avanza de forma casi mecánica, y llegué a la conclusión de que efectivamente debemos preguntarnos por qué viajamos. Puede que durante algún tiempo viajásemos para demostrarnos que podíamos viajar, creo que es una de las motivaciones más comunes, aunque no siempre sea la motivación más consciente.
    Pero a veces nos olvidamos de los otros motivos para viajar, que una vez que se nos ha bajado un poco el ego, (si sé que puedo hacerlo, si sé de sobra que podría, ¿ para qué hacerlo?). Hay que reencontrarse con lo que cada camino ofrece: tener un interés real en la botánica, por ejemplo, en la historia de las ciudades, en sus gentes, son cosas que a mí me han mantenido motivado en cierto grado, y creo que debería empezar a valorarlas un poco más por encima que el simple esfuerzo físico del viaje. Pararse a hablar con la gente, tratar de reconstruir algo, una historia, o tratar de comprender una geología de la zona, o cualquier cosa... Creo que la motivación viene por ahí.

    Yo por ejemplo estoy aprendiendo a pintar, pinto fatal, pero estoy empezando a pensar que tal vez haga algún viaje, con la excusa de llevar un cuadernillo, y buscar paisajes, o luces, o lo que sea. No me pondré objetivos de km como hacía por Chile, ni buscaré fotitos para el Instagram. 

    La bici no es lo único! un Saludo !

    ...


    Es mi objetivo, enfocar mis viajes a lo que son: VACACIONES. Ultimamente me iba de vacaciones y necesitaba 1 mes para recuperarme. Tambien me estaba pasando que en el dia a dia, en las salidas con los colegas o la mujer tenia muchos bajones animicos. En estas salidas estoy mejor pero en el aspecto del viajar con autosuficiencia creo que es algo mas reto, que no esta mal pero creo que hay epocas para todo. ahora toca viajar con pulsera y disfrutar

    Ya hemos llegado?
    Publicado hace 7 meses #
  10. Me parece que Ángel lo ha descrito muy bien. No hay problema. Si no apetece realizar el viaje que hemos preparado, lo dejamos para otra ocasión. Si lo que no queremos es ir de vivac, nos buscamos un alojamiento. Que tenemos una temporada de "perreria" y no cogemos la bici más que para hacer alguna compra, no pasa nada. Ya nos entrará el "gusanillo". Todos tenemos épocas de desmotivación o de realizar otras actividades. Yo estoy pasando una racha un poco extraña y no me agobio. Todo se acaba. Ya pasará.

    Publicado hace 7 meses #
  11. Mi mayor motivación siempre fue estar al aire libre e ir de un sitio para otro y si es posible hacer palique con los paisanos que me voy encontrando. Les cuento mi vida, ellos me cuentan la suya y poco más. Preferiblemente prefiero pasar por pueblos pequeños y no me fijo mucho en sus monumentos ni en su pasado... La verdad, por profesión ando saturado de arte, de historia... 


    Publicado hace 7 meses #
  12. Cuando me organizo un viaje de varios días, mi objetivo no se basa solo en alcanzar el final del viaje, entre medias me propongo varias proposiciones que le den un sentido a cada jornada...
    Siempre pongo mi último viaje... que ya hace de él dos años ( se me quedaron dos proyectos en el tintero, pero ahí siguen, aguardando la ocasión ).
    Este viaje lo proyecté por jornadas, y en cada jornada le incluí sitios a lo que quería ir con la bici a visitar.
    En la primera jornada visité el Despoblado de Oreja y La Laguna de Noblejas,
    En la segunda jornada visité El Monasterio de Uclés
    En la tercera jornada recorrí todo el casco antiguo de Cuenca, así como sus cañones, y desde Cuenca fui a visitar Las Torcas, en el Parque Natural de Palancares y Tierra Muerta... esta jornada se me fue solo en estos dos cometidos.
    La tercera jornada, que fue corta, recorrí el cañón del río Gritos... e intenté visitar el yacimiento romano de Valeria... pero no me dejaron acceder con la bici.
    La cuarta jornada fui a visitar la presa de Alarcón, y el pueblo de Alarcón.
    La quinta jornada fui a visitar la presa de Contreras, el Parque Natural de Las Hoces del Cabriel, el Santuario de La Virgen de La Consolación, en Villalpardo y el puente mesteño del Vadocañas, el que dicen que es uno de los puentes de este tipo más grande de España y de Europa.
    Terminé tan machacada en esta jornada, que me quedé un día más de hostal en Casas Ibáñez.
    La sexta jornada la destiné a recorrer parte del cañón del Jucar, con intención de visitar Alcalá de Júcar, ( precioso municipio albaceteño que bien merece unos días de visita relajada ), La ermita del Cristo de La Vida, en Villa de Ves, un lugar espectacular que ofrene unas panorámicas impresionantes del cañón del Júcar y del embalse del Molinar ( absteneros si sufrís de vértigo )... esta jornada me llevó a recorrer otro de los tramos más duros por lo que he podido ciclar con una bicicleta, pero mereció la pena.
    La séptima jornada fue de transición, el único objetivo fue alcanzar Caudete, desde Jalance.
    La octava jornada consistió en recorrer el Camino de La Lana a la inversa, para visitar los municipios que atraviesa, y de paso, recorrer parte del cauce del río Vinalopó, así como visitar el precioso santuario de La Virgen de La Magdalena, en Novelda, Atravesar Elche por su parque central, el cual atraviesa de Norte a Sur el cauce del Vinalopó y Visitar la Laguna de La Mata, antes de terminar mi viaje.
    Creo que hay que ponerse pequeñas metas a la largo de todo el viaje, pedalear por pedalear termina siendo aburrido, y un sinsentido... y termina desmotivando mucho.

    Publicado hace 7 meses #
  13. Aunque el propósito de muchos mensajes parece ser "motivar de nuevo" a nuestro amigo Vicente JF, y eso es muy loable (no cabe duda de que en este foro somos un grupo de buenos amigos), insistiría en que esa intención puede ser contraproducente. Andar en bici no es una religión opresora con mandamientos obligatorios y condenas eternas a quien no los cumple. Andar en bici es un placer... cuando apetece. Y nada más. Vicente no es culpable por que ahora no le motive andar en bici. Y él no debe sentirse así. Ni es una víctima de un contubernio o una concatenación de circunstancias que le impiden disfrutar de la "actividad más divertida del mundo". Si el tiempo que antes dedicaba a andar en bici ahora lo dedica a otra cosa y lo disfruta, perfecto. Y si el año que viene le vuelve a apetecer viajar en bici, estupendo. Y si no, también.

    Aquí siempre tendrá a este grupo de amigos para charlar de los que sea (para eso está el subforo "Y dos huevos duros"); ande en bici o dedique su tiempo libre al repujado del cuero.

    Un abrazo

    Publicado hace 7 meses #
  14. Cuando encontré a mi cube hybrid con motor bosch...volvió mi motivación

    La equipación no hace al ciclista
    Publicado hace 7 meses #
  15. Hombre, pues claro que si! Yo también me motivó con alguna novedad o cierta mejora en la bici. Pero lo de pillar bicicleta nueva, motiva a cualquiera! Je, je, je ya sabes, toca ir de compras!!!

    Publicado hace 7 meses #
  16. Hola

    Es verdad que te motiva modificar el viaje, o la bicicleta.    El hacer viaje a conocer una región , con campamento base (si puede ser una mobilhome en sitio con piscina o playa, mejor... ) ,  es una opción muy buena diferente a la opción de viaje lineal que tiene su encanto, pero también te limita a la hora de parar a entrar a sitios, y el esfuerzo de ir siempre con la bici cargada...

    Qué alegres vamos con la bici de asistencia, verdad Manin?  Y será cierto que en en vez de el 100 % de ejercicio hacemos el 80 o el 70  (o lo que cada uno vea que necesita), pero llegas más tranquila,  menos hecha polvo, sin sobreesfuerzos en rodillas y pie que ya no me puedo permitir... o no debería... La ruta , el paisaje y las visitas culturales y de naturaleza las disfruto igual que con la bici normal  ; )

    Queriendo seguir disfrutando de lugares y bicicleta, hay opciones.  Y si no  que ya prefieres otras actividades, pues a disfrutar cada uno con lo que le haga feliz,  y tener buen recuerdo de lo pasado. 

    Saludos

    Publicado hace 7 meses #
  17. Buenas, yo veo algo muy normal no viajar en autosuficiencia. Los ingleses lo llaman “credit card touring” y el nombre lo dice todo, llevas ropa, unas cuantas cosas imprescindibles y listo. Eso sí, no creo que se pueda viajar así un mes! O a lo mejor sí, depende del presupuesto de cada uno.

    Saludos!

    Enviado desde mi iPhone utilizando Tapatalk

    Publicado hace 7 meses #
  18. Pues no se si al hacerse uno más viejo, se va convirtiendo en una persona mas realista, pero cuanto mas viejo me hago, menos me apetece ir cargado o dormir a la intemperie.

    Publicado hace 7 meses #
  19. Yo entiendo perfectamente lo del stress de buscar sitio donde acampar, controlar las horas de luz diurna, montar y desmontar el vivac, cocinar, disponer de agua, etc...  Pero como dice Vicent, lo haces porque te gusta. Ahora bien, si notamos que esa forma de viajar nos crea un poco de tensión y ya no tenemos ganas de hacer largas etapas en bici, lo mejor es replantearse el tema y cambiar de sistema. No pasa nada por utilizar los camping o los hostales. Es otra forma de organizarse. Creo que también influye la edad. Hacer vivac cuando se es joven no supone la misma carga que cuando ya hemos pasado los 40. Lo del kilometraje es más de lo mismo. Si no tenemos ganas de hacer largas tiradas, es mejor no abusar de nuestras energías y pensar en acortar las etapas. Al final esto se hace por gusto, no por obligación. Yo lo tengo claro y aunque salgo a disfrutar de la naturaleza y me gusta montar un picnic, la verdad es que cada vez hago menos vivac. Me voy a pasar el día, cocino algo sencillo o simplemente me llevo el bocata y un poco de fruta para pasar un día tranquilo en el campo. Pero a mi mujer ya no puedo engañarla para dormir en el monte. Ja,ja,ja!

    Publicado hace 3 meses #
  20. Hola! yo soy nuevo por estos lares y un total inexperto en cuanto a  biciviajes pero tengo claras varias cosas respecto a mis aficiones:

    1-el ocio no es una obligación
    2- si supone un esfuerzo, carpetazo y a otra cosa
    3- si no me apetece, no lo hago. no tengo que dar explicaciones ni demostrar nada a nadie (ni a mi mismo). Si vuelven las ganas pues fantástico y si no, pues también.
    Yo siempre he estado relacionado con dos mundos: el surf y la música y en ambos mundos he sufrido apagones, incluso de años. no pasa nada.
    En mi caso cuando dejo alguna aficción, generalmente, es porque he encontrado otra cosa que en ese momento me motiva más. 

    Esta es la humilde opinión de un culoinquieto

    Publicado hace 3 meses #
  21. Angel dice: Aunque el propósito de muchos mensajes parece ser "motivar de nuevo" a nuestro amigo Vicente JF, y eso es muy loable (no cabe duda de que en este foro somos un grupo de buenos amigos), insistiría en que esa intención puede ser contraproducente. Andar en bici no es una religión opresora con mandamientos obligatorios y condenas eternas a quien no los cumple. Andar en bici es un placer... cuando apetece. Y nada más. Vicente no es culpable por que ahora no le motive andar en bici. Y él no debe sentirse así. Ni es una víctima de un contubernio o una concatenación de circunstancias que le impiden disfrutar de la "actividad más divertida del mundo". Si el tiempo que antes dedicaba a andar en bici ahora lo dedica a otra cosa y lo disfruta, perfecto. Y si el año que viene le vuelve a apetecer viajar en bici, estupendo. Y si no, también.

    Aquí siempre tendrá a este grupo de amigos para charlar de los que sea (para eso está el subforo "Y dos huevos duros"); ande en bici o dedique su tiempo libre al repujado del cuero.

    Un abrazo

    ...Totalmente de acuerdo contigo.

    Publicado hace 3 meses #
  22. He leido el hilo y he encontrado una reflexión que me ha encantado por parte de nachoroque:
    "Me sirvió para ver todo un poco distinto, esos caminos en los que la
    gente avanza y avanza de forma casi mecánica, y llegué a la conclusión
    de que efectivamente debemos preguntarnos por qué viajamos. Puede que
    durante algún tiempo viajásemos para demostrarnos que podíamos viajar,
    creo que es una de las motivaciones más comunes, aunque no siempre sea
    la motivación más consciente.
    Pero a veces nos olvidamos de los otros
    motivos para viajar, que una vez que se nos ha bajado un poco el ego,
    (si sé que puedo hacerlo, si sé de sobra que podría, ¿ para qué
    hacerlo?). Hay que reencontrarse con lo que cada camino ofrece:"

    Diría que la motivación que el describe es la que ha movido ay sigue moviendo a  muchísimas personas. Incluso escaladores del himalaya han explicado cosas parecidas que están detras profundamente de muchos de nosotros: ego, probar, demostrar... Somos humanos!

    Publicado hace 3 meses #
  23. Por añadir algun enfoque distinto. Puede que el motivo no sea psicologio, aunque podria ser cualquier problema de salud, la causa podria ser alguna falta de cualquier nutriente.  Puedes probar a tomar vitaminas y oligoelementos durante una temporada  a ver si notas alguna diferencia.



    Publicado hace 3 meses #
  24. Nomas que el coronavirus llegue al pueblo vecino van a dar muchas ganas de viajar en bicicleta.

    Publicado hace 2 meses #
  25. A mi me pasa un poco al revés. Viajo para escapar de la desmotivación. Cuando estoy tiempo en la ciudad acabo hastiado y un poco depresivo.

    Necesito hacer escapadas, normalmente con la bici, para oxigenar las ideas y el cuerpo. Y suelo volver bastante renovado. Es un ciclo que a veces se reproduce en pocos meses y otras se alarga más. 

    Publicado hace 2 meses #
  26. A mi también me pasa a veces no estoy muy motivado para madrugar y montar en bicicleta pero en cuanto doy 4 pedales me encuentro agusto y me alegro de vencer la pereza.

    Si la desmotivación es total me pienso que habría que preocuparse y buscar la causa pero si se sustituye por otra afición lo veo normal.

    Publicado hace 2 meses #
  27. Hay alguna manera de sobrevivir en una ciudad entre asfalto, paredes , cemento, sin ver el horizonte, ruidos , sirenas, aceras sucias , tráfico, etc , etc ?

    Eso si que a mi me enferma .

    Sigue dando pedales
    Publicado hace 2 meses #
  28. ta dice: Hay alguna manera de sobrevivir en una ciudad entre asfalto, paredes , cemento, sin ver el horizonte, ruidos , sirenas, aceras sucias , tráfico, etc , etc ?

    Eso si que a mi me enferma .

    ... A mi pedalear al trabajo diariamente me da mi porcion de aire fresco y sonrisas , si aun no lo haces eso podria renovarte cada mañana.

    Publicado hace 2 meses #
  29. Que va , la ciudad me mata aún en bici.

    Solo espero el día de salir . 
    Me pueden dar todo el oro de mundo que no puedo vivír en una ciudad , ahora sobrevivo 

    Publicado hace 2 meses #
  30. ta dice: Que va , la ciudad me mata aún en bici.

    Solo espero el día de salir . 
    Me pueden dar todo el oro de mundo que no puedo vivír en una ciudad , ahora sobrevivo 

    ...

    Una opción - a veces, y dependiendo de muchas circunstancias, claro- es irte a vivir a un pueblo razonablemente cercano que te permita seguir trabajando en tu lugar habitual. Puede que incluso ahorres en gasto de vivienda y puede que también sea viable ir en bici a trabajar.

    Publicado hace 2 meses #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies