Volver arriba

De Murcia a Caravaca de la Cruz - en familia y con niños

  1. El
    pasado puente de San José, aprovechando que los niños no tenían
    colegio el viernes y que en Madrid era festivo el lunes, hemos ido
    junto con otras dos familias de amigos a recorrer la vía verde que
    une Murcia con Caravaca de la Cruz, con el añadido además de que
    este 2017 es Año Santo Jubilar, con lo que además hemos peregrinado
    a uno de los santuarios importantes.


    VIERNES
    17 DE MARZO


    Como
    el comienzo de la Vía Verde está en la Universidad a las afueras de

    Murcia, y no queríamos ir con los niños callej
    eando hasta allí,
    hemos comenzado la ruta por el carril bici que sigue el cauce del río
    Segura aguas arriba. El coche lo hemos aparcado en la explanada que
    hay junto al río y la variante A-30, cerca del paseo del Malecón.
    Lo malo es que al final hemos llegado bastante tarde (hacia las 16,30
    h) y no hemos podido dar la vuelta por el centro de la ciudad que nos
    apetecía, ya que teníamos que llegar a dormir a Alguazas antes de
    que se nos hiciera de noche. Cargamos mi bicicleta y la de mi mujer
    con alforjas con la ropa de todos para esta noche, y estrenamos el
    Follow-me con la bici de la pequeña de la familia, que con 5 años
    va a estrenarse en esto de los viajes (hasta ahora ha ido en sillita
    en mi bici, pero ya no cabe), y adelanto que aunque caro (bastante
    más que el otro sistema del Trailgator) funciona fenomenal, y ella
    ha ido muy entretenida pedaleando siempre que le pedía un pequeño
    empujón (y alguna vez frenando a traición).

    La
    salida siguiendo el río es muy cómoda por el carril bici
    perfectamente asfaltado, y por un espacio que no deja de ser bonito,
    con el río que en esta época lleva bastante agua, y los campos
    agrícolas y algunas fincas. Este carril que sigue los mil meandros
    del río, termina en un parque en La Contraparada. Allí se cruza el
    río por un pequeño trecho, se pasa bajo la A-7 y luego se vuelve a
    descruzar volviendo a la derecha (según se mira río arriba), por un
    puente con escalones que requiere un esfuerzo de subir y bajar bicis
    cargadas. No hay pérdida en ningún momento porque está
    perfectamente señalado con flechas el camino hacia Caravaca de la
    Cruz (y así en todo el viaje). Desde el final del carril el suelo es
    de pista de tierra pero en buen estado, y llegamos a los primeros
    pueblos, que se tocan sólo de refilón (Ribera de Molina y
    Torrealta). Luego entramos en Molina de Segura, donde entroncamos ya
    con la Vía Verde del Noroeste, y donde tenemos que encender los
    faros ya que la luz se va (hemos tenido un bonito atardecer). Desde
    aquí a Alguazas queda muy poco por la Vía, y enseguida se llega a
    la estación entrando en paralelo con la vía de tren que sigue en
    funcionamiento (han sido unos 25 km). Nos vamos a alojar en el
    albergue que hay en la propia estación. Hay que llamar antes para
    que lo abran, pues está claro que tienen poca afluencia (de momento
    y hasta que se ponga más de moda este peregrinaje) aunque más tarde
    llega un peregrino a pie que también lo aloja. Nos instalamos en una
    habitación de tres literas toda la familia y aprovechamos para cenar
    en el restaurante de la misma estación, bastante bien. El albergue
    está bien, pero merece alguna crítica negativa. Está nuevo, pero
    poco equipado (nuestro armario en la habitación está lleno de
    material de obra y no se puede usar), y lo peor, en las duchas el
    agua caliente se hace de rogar (tras más de 10 minutos esperando y
    ya aclarado con agua fría ante la desesperación, empiezan a salir
    algunas gotas templadas: soy el único de la familia que se ducha, a
    los demás no les entusiasma el agua fría). Como nota positiva tiene
    ropa de cama por lo que no es necesario llevar saco de dormir.

    Adjunto

    1. IMG_20170317_171632777.jpg (1166.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. IMG_20170318_130717253_HDR.jpg (254.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. IMG_20170317_182001708_BURST000_COVER..jpg (1017.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. IMG_20170317_181948048_HDR.jpg (214.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  2. SÁBADO
    18 DE MARZO


    Como
    hasta que cambien la hora amanece tan temprano ya, no me cuesta
    levantarme. Mi idea es bajar en bici a Murcia para recuperar el
    coche. Los demás amigos que se nos unen hoy para el viaje no llevan
    alforjas sino que piensan llevar el coche de apoyo con los equipajes,
    y ya que el viaje se plantea así no vamos a ser los únicos tontos
    en ir cargados.


    Así
    que me desayuno un batido y una chocolatina y con el fresco de la
    mañana, y algo de niebla que cubre el valle a primera hora, salgo
    hacia las 8 de vuelta. Al llegar a Molina decido seguir de frente por
    la Vía Verde hasta su inicio, por explorar algo nuevo. Me cruzo con
    grupos de ciclistas que salen para disfrutar el sábado, en plan
    deportivo, y con algún que otro corredor y paseante. El paisaje es
    más feo que junto al río, me parece, pero en seguida (se ahorran
    unos 8 km) llego a Espinardo donde está el campus universitario.
    Desde aquí por calles, intuición y algo de suerte consigo llegar de
    vuelta al coche que sigue en su sitio (no las tenía todas conmigo
    porque tiene pinta de ser muy solitario el sitio por las noches). A
    mi ritmo una hora donde ayer fueron casi dos horas y media, pero
    viajar con los niños es todo menos deportivo.


    De
    vuelta en Alguazas me da tiempo a desayunar con la familia y hacer
    tiempo hasta que sobre las 11 llegan los amigos (en total iremos seis
    adultos y nueve niños entre 14 y 5 años de edad). Preparamos todas
    las bicis y empieza la jornada, para nosotros la segunda. Enseguida
    entramos en la zona de los Bad Lands que en ésta época del año y
    con las recientes lluvias no lo son tanto. Los campos se ven verdes
    en la medida en que es posible, las ramblas llevan algo de agua o se
    notan empapadas, y en todo caso tienen su propia belleza. El perfil
    de la vía es llano, con alguna subida y bajada, pero nada serio.
    Pronto llegamos al pueblo de Campos del Río, donde junto a la
    estación (también convertida en albergue) hay un campo de juegos
    donde los pequeños recuperan mágicamente las fuerzas perdidas en
    cuestión de minutos. Hacemos un picnic y luego un café en un bar
    cercano. Se nos van las horas pero no tenemos prisa. Hay que reponer
    la crema solar, porque aunque sin los excesos de calor del verano, la
    verdad es que ya va picando y alguno está rojo de más.


    Seguimos
    con pequeña parada junto a la estación de Baños de Mula (que está
    en ruinas, aunque se aprecia como en todas las demás una bella
    arquitectura combinando el ladrillo con baldosines verdes), y pronto
    llegamos a Mula, donde nos espera un moderno y cómodo hotel
    (Alcázar) junto a la carretera de Pliego. Hoy han salido 26 km,
    etapa corta y tranquila.


    Durante
    el camino nos ha acompañado la vista de las ruinas del castillo de
    la Puebla de Mula en lo alto de un impresionante cerro, y ya al
    fondo, el castillo mejor conservado del propio pueblo de Mula.


    Aprovechando
    que un coche a venido con nosotros, regresamos a por los otros dos
    coches a Alguazas y al poco estamos de vuelta con los equipajes. Esa
    noche ducha fantástica, cena en el hotel y paseo los mayores por el
    centro de Mula que resulta sorprendentemente cuidado y con un
    mercadillo medieval que ambienta las calles. Nos ha faltado subir al
    castillo, otra vez será.


    Adjunto

    1. IMG_20170318_165116928.jpg (218.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. IMG_20170318_163923975.jpg (1089.6 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. IMG_20170318_163044601_HDR.jpg (225.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. IMG_20170318_162201866.jpg (212.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    5. IMG_20170318_141614552.jpg (235.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    6. IMG_20170318_134418534.jpg (203.2 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  3. Más fotos del sábado:

    Adjunto

    1. IMG_20170318_223016391_HDR.jpg (249.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. IMG_20170318_222526965.jpg (205.3 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. IMG_20170318_170528834.jpg (210.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. IMG_20170318_165116928.jpg (218.9 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #




  4. DOMINGO
    19 DE MARZO


    Tras
    arreglar un pinchazo que arrastrábamos desde ayer, salimos buscando
    la Vía Verde en la entrada a Mula. Los primeros kilómetros van por
    donde puede, siguiendo caminos agrícolas entre fincas, todo menos
    recto. La sensación es que la vía está ocupada y perdida entre
    esas fincas, y se ha intentado una salida por vías sin coches para
    el uso de bicis y peregrinos. Finalmente llegamos junto a El Niño
    donde retomamos ya la Vía Verde por su trazado original (hay otro
    apeadero) y empieza la larga subida hacia Bullas. El paisaje cambia y
    se hace abrupto, montaña, pinares, varios túneles, pero ningún
    pueblo en kilómetros. A la tropa infantil esta parte se le hace muy
    dura. Aunque la pendiente es moderada, resultan muchos kilómetros de
    subida sin descanso. Una breve parada para disfrutar de unas naranjas
    dulcísimas recién cogidas del árbol, y vuelta al pedaleo. La
    llegada a Bullas se hace escalonada, según las fuerzas de cada uno.
    Alguno tiene que ser rescatado con el coche de apoyo, pero finalmente
    nos instalamos en una terraza en una placita y reponemos fuerzas en
    forma de bocatas y cervecitas (los adultos).


    Luego
    hay que seguir, ya en teoría todo cuesta abajo hasta Cehegín (la
    guía dice que es el tramo más cómodo), pero alguno se ha rajado ya
    del todo y se va en coche. Es una pena porque efectivamente es un
    tramo precioso. Salvo la salida de Bullas que es cuesta arriba (por
    las calles del pueblo), luego hay una bajada larguísima, pasamos
    bajo la autovía que va hacia Caravaca y seguimos por pinares y
    cruzando barrancos en los que se oye correr el agua (sin verla por lo
    denso de la vegetación. Parece mentira que sea Murcia). Pasamos a un
    grupo numeroso de peregrinos a pie, y entramos en Cehegín casi sin
    darnos cuenta. Han sido 36 km, la etapa más larga.


    El
    alojamiento aquí en la Pensión España es por decirlo de alguna
    forma, sencillo, o más bien salido de una serie de los años 60, de
    cuando se debió hacer la última reforma. Pero nos vale. Volvemos
    los de siempre a por los otros coches y luego ya cambiados nos damos
    un paseo por uno de los pueblos más bonitos que recuerdo. Un
    descubrimiento Cehegín. En lo alto de un par de colinas, cada una
    con su iglesia y mirador, unas calles escalonadas flanqueadas de
    palacios de portadas barrocas, una plaza del Castillo (que ya no
    existe) con un pórtico de columnas precioso, en fin, un disfrute
    para el turista, que además está orgulloso de que sus suegros
    (arquitectos) hayan tenido mucho que ver con la restauración de la
    parte monumental (y aún así nunca habíamos venido a verlo).


    Cenamos
    de tapas en una tasca con mucho sabor local, y para la cama a
    descansar.

    Adjunto

    1. IMG_20170319_195155326.jpg (181.5 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. IMG_20170319_192324075.jpg (185.7 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. IMG_20170319_162952489_HDR.jpg (1051.1 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. IMG_20170319_155741916.jpg (196.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  5. LUNES
    20 DE MARZO


    Madrugar
    para dar un paseo bajo la primera luz por el pueblo, vale la pena.
    Luego a buscar una cafetería donde desayunar todos, lo que es algo
    más complicado de lo que parece.


    La
    etapa hoy es muy corta. Ya se ve al fondo Caravaca de la Cruz antes
    de salir. Son algo más de 8 km, por el final de la vía, pasando un
    último túnel (el más largo de todos) y un viaducto sobre el río
    Argos. Desgraciadamente el último kilómetro de Vía está ocupado
    por varias naves y hay que dar vueltas siguiendo las flechas (siempre
    muy bien indicado) hasta salir a la última estación (también
    albergue) donde un cartel anuncia el final de la Vía. Nos hacemos
    las fotos de rigor, y descansamos para la subida que nos falta hasta
    el santuario. Poco a poco y callejeando nos adentramos en el casco
    antiguo, y luego empujando la bici, que también es un buen deporte
    entramos por el arco que nos lleva a la explanada del santuario de la
    Vera Cruz. ¡Hemos llegado! Somos peregrinos y recogemos nuestro
    certificado (la Caravaquensis, especie de Compostela de la que es
    clara copia) que nos hace mucha ilusión. Han sido 96 km desde Murcia
    (sin contar mi regreso del primer día), y lo hemos llevado todos muy
    bien al final. Lo duro se olvida pronto, es lo bueno.


    Todavía
    volveré a Cehegín en bici con a recoger el coche, pero esa ya es
    otra historia, que solo se hace en un momento. Y el regreso a Madrid,
    con ganas de nuevas aventuras (en Semana Santa si hace bueno por qué
    no la vía de Ojos Negros desde Teruel a Sagunto, otra vez en
    familia).


    Adjunto

    1. IMG_20170320_121137136.jpg (288.2 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    2. IMG_20170320_112154716.jpg (224.4 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    3. IMG_20170320_112123928.jpg (343.8 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    4. IMG_20170320_083543659.jpg (196.5 KB, 0 descargas) 3 años antiguo
    Publicado hace 3 años #
  6. Una fantastica pedalada,en la mejor compañia posible

    Alla van mis mejores aplausos!!!!!!!!

    Caballo loco......pica pero pica poco
    Publicado hace 3 años #
  7. Maravilloso... 

    Yo estoy preparando para el puente de mayo la vía verde de la jara. Por ahora, seremos 4 adultos y 5 niños, entre 14 y 5 (Ceci habrá cumplido 6 para esa fecha...) casi igual a vosotros, la peque en trail gator conmigo, algunos en plan "bike packing", otros con carro autoconstruido, otros con alforjas... vamos, todas las opciones posibles. 
    Me muerdo las uñas con el deseo de volver a viajar en bici... hacen ya 15 ó 16 años de mi última salida con pernocta. 
    La única diferencia con vosotros es que pensamos llevar tienda y ser "semiindependientes". 
    ¡¡¡Aupa Adriano &Co!!!

    Publicado hace 3 años #
  8. Muchas gracias por compartir la crónica y las fotos! Me apunto esta vía verde, nosotros vamos a intentar la Vía verde de la Sierra en Semana Santa.

    Saludos!

    Publicado hace 3 años #
  9. profesorbacterio dice: Maravilloso... 

    Yo estoy preparando para el puente de mayo la vía verde de la jara. Por ahora, seremos 4 adultos y 5 niños, entre 14 y 5 (Ceci habrá cumplido 6 para esa fecha...) casi igual a vosotros, la peque en trail gator conmigo, algunos en plan "bike packing", otros con carro autoconstruido, otros con alforjas... vamos, todas las opciones posibles. 
    Me muerdo las uñas con el deseo de volver a viajar en bici... hacen ya 15 ó 16 años de mi última salida con pernocta. 
    La única diferencia con vosotros es que pensamos llevar tienda y ser "semiindependientes". 
    ¡¡¡Aupa Adriano &Co!!!

    A nosotros también nos gusta ser autónomos, y de hecho cuando vamos solos la familia cargamos con todo (aunque vamos a hostales u hoteles por imposición de la jefa), pero es lo que tiene ir con amigos, que a veces hay que plegarse para contentar a todos.
    La vía verde de la Jara la hice hace mil años con mi mujer y otros amigos (no había nacido ninguno de mis hijos), esa sí en plan autónomo, y tengo un gran recuerdo, habrá que repetirla.
    Y respecto al trailgator ya contarás, a mí lo que leía no me convencía mucho, por eso rascando el bolsillo me compré el Follow me que hemos estrenado en el viaje, y sólo puedo hablar bien del invento.

    Publicado hace 3 años #
  10. Ya he utilizado el trailgator con dos de mis hijos, es un poco pesado ajustarlo, pero cuando consigues que la bici quede recta va bastante bien, notas que de vez en cuando "entra el turbo" ( se ponen a pedalear) o frenan 

    Publicado hace 3 años #
  11. Me a gustado mucho tu bonito viaje de la via verde, el dia 23 de abril la voy a hacer yo en solitario en una mañana, me puedes explicar eso de la caravaquensis y donde lo consigo? muchas gracias por tu aporte me a servido de mucho.

    Publicado hace 3 años #
  12. Barber dice: Me a gustado mucho tu bonito viaje de la via verde, el dia 23 de abril la voy a hacer yo en solitario en una mañana, me puedes explicar eso de la caravaquensis y donde lo consigo? muchas gracias por tu aporte me a servido de mucho.


    Pues a nosotros nos la dieron por la cara (supongo que ver aparecer a tantos niños en bici ayudó), aunque le conté que veníamos desde Murcia: una por familia al módico precio de dos euros (en latín, y en nuestro caso con los apellidos de los hijos). La oficina donde te la dan está en la misma plaza explanada donde está la entrada al santuario, a la izquierda entrando, en una especie de quiosco donde también venden recuerdos (hay un cartel muy claro).
    Oficialmente nos dijeron que hay que llevar una especie de pasaporte (tipo el del Camino de Santiago) para ir sellándolo, y que se pide en el Arzobispado de Murcia antes de salir. Mira por Internet, debe haber información.

    Publicado hace 3 años #
  13. Nosotros, recorrimos hace unos años la Vía Verde de la Jara y dormimos en el tren hotel que hay en una de las estaciones. A mi hija el encanto la experiencia. También merece la pena tomarse algo en la terraza de la misma estación.

    Publicado hace 3 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies