Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

De Donauwörth (Alemania) a Trieste (Italia): por los Alpes y Dolomitas en bici

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)

  1. Mientras queden palomitas yo no me muevo de aquí! 

    Leonor, tu serás SIEMPRE la princesa...
    Publicado hace 2 años #

  2. Adjunto

    1. 5c0536293888478390786153d048bb0a_-_cop.jpg (7.6 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona el Puerto seguro... Atrapa los vientos en tus velas... Explora... Sueña... Descubre
    Publicado hace 2 años #
  3. Desde luego, La seriedad no es precisamente un eslogan de los señores de Flixbus ¿ no ?

    Publicado hace 2 años #
  4. ¡Que buen rato he pasado leyendo tu crónica, Suni! Gracias por el relato y las fotos. Soy un enamorado de los Alpes y me ha encantado.

    Vive y deja vivir.
    Publicado hace 2 años #
  5. ¡Qué delicia de crónica!

    Permanecemos atentos a la pantalla a la espera de esas reflexiones, que prometen ser un estupendo epílogo.

    Publicado hace 2 años #
  6. Para concluir:

    - el reto "sin avión" lo cumplí, pese a todos los desmanes que ya conté. Tengo mis dudas de que en viajes internacionales no vuelva a coger el avión. En viajes nacionales, a ser posible, el tren desde algún punto de la península.

    - la bici y el equipaje: no puedo estar más contenta con mi nueva Surly Ogre y sus componentes (por cierto, le quité las pegatinas de la marca antes del viaje)


    Llevo usando las alforjas Ortlieb de la foto desde hace 13 años. Les ha llovido mucho. Siguen tan impermeables y estancas como cuando las estrené, allá por 2006. Sobre ellas llevo una ligera bolsa muy resistente y estanca que compré hace 3 años en Inglaterra. Dentro va la tienda de campaña y la esterilla aislante. Y la comida del día que no me haya cabido en las alforjas. En el manillar me ha resultado muy práctica la bolsa Vaude, impermeable y muy fácil de abrir y cerrar con una mano. Por último, un accesorio que no había llevado nunca es el espejo retrovisor. Ahora ya no volvería a ir sin él.

    - la comida: viajo sin hornillo ni útiles de cocina. Voy comprando en supermercados. No resulta difícil componer platos aceptablemente sabrosos con conservas de judías verdes, o guisantes, o lentejas o garbanzos cocidos, o bandejas de verduras al horno, mezclado con caballa o sardinas en aceite, salmón ahumado... En fin, es verano y no necesito comida caliente. Desayuno cereales con leche y café soluble.


    Suelo buscar lugares tranquilos y con vistas para comer en ruta. Voy a restaurantes en contadas ocasiones.

    - las pernoctas: preparando las etapas ya vi que afortunadamente había muchos campings. Al final no usé todos los que tenía disponibles en la ruta por las lluvias, pero la oferta de alojamiento en pensiones, hostales y hoteles era grande y variada, así que nunca hubo problema. No llevaba nada reservado previamente, excepto el primer hostal en Augsburg y el apartamento en Trieste. Da mucha más libertad viajar así...

    Descarté las acampadas libres con pena... sabía que me echaría para atrás que esté prohibido y que sea una zona tan densamente poblada. Necesito mucha tranquilidad y discreción para acampar sola por ahí...

    - el contacto con la gente: al ser una ruta cicloturista establecida, es fácil cruzarte con otros viajeros. A lo largo de los 1.065 km de ruta no vi a ninguna mujer viajando en bici sola. Hombres en solitario, muchos. Parejas, familias, grupos (ciclistas ocasionales en solitario sí, de cualquier sexo). En los campings o en breves descansos durante la jornada se entablan a veces conversaciones agradables. Sólo en dos ocasiones hubo algo que "chirrió" y me dejó meditabunda... 

    La primera fue en Austria. Iba coincidiendo con un grupo de 3 hombres y una mujer, nos saludábamos al adelantarnos mutuamente tras paradas para hacer fotos o contemplar el paisaje. Uno de los hombres se acercó a mi altura para preguntarme lo típico: de dónde eres, de dónde has salido, a dónde vas, etc. Todo bien. Cuando le dije que mi destino final era Trieste se rió y dijo con tono de burla: "y qué esperas, ¿llegar en tres meses?" y volvió a reír. No supe qué contestar. Pensé que a un hombre no se lo habría dicho.

    La segunda vez en Italia. Misma situación con una pareja, hombre y mujer. A veces me adelantaban ellos mientras yo hacía una foto, a veces al revés. En una de esas oí a la chica decirme "eres muy lenta" (en alemán, pero lo entendí), y al siguiente encuentro ella hizo la pantomima de lanzarme una cuerda y remolcarme... Vaya, ¡qué preocupación con mi velocidad! Y me vino el mismo pensamiento: de un hombre desconocido no se habría burlado.

    Así que lo atribuyo, más que al poco respeto de estas personas, al nefasto patriarcado. Una mujer sola, sin ataduras, a su aire... es todavía inquietante. No me otorgo ningún mérito, me refiero a cualquier mujer. O bien te tratan con admiración, o con condescendencia, o con burla. Yo no quiero despertar ninguno de esos sentimientos. Sólo quiero hacer lo que me gusta, como cualquier cicloviajero del otro sexo. Pero estamos todavía lejos de que eso sea una situación normalizada, no conspicua. Hay que seguir haciéndolo no sólo porque nos gusta, también para que nuestras hijas y nietas puedan realizar sus inquietudes, sean las que sean, con normalidad. 

    Y fin. ¡Es una ruta que os recomiendo encarecidamente!









    Adjunto

    1. 179.merano-bolzano_13.7.19.jpg (341 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    2. 252.volta_alle_tre_cime_17.7.19.jpg (588.3 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    3. 324.farra_d_alpago_20.7.19.jpg (370.8 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    4. 152.burgusio-glorenza_9.7.19.jpg (438.5 KB, 0 descargas) 2 años antiguo
    Publicado hace 2 años #
  7. Bueno a mí me ha gustado mucho tu viaje y te admiro por como y por lo que has hecho. Nos falta mucho? Pues claro, es evidente, somos generación de posguerras o casi y de posdictadura. De lo que se trata creo yo es de que los que vienen por detrás estén mejor y tengan más oportunidades de realizar sus sueños... Dicho lo cual.

    Gracias!!!

    Aquí yace Raffaello Sanzio.
    Cuando nació la naturaleza temió ser vencida por él. Cuando murió temió morir con el.
    https://esdeslow.blogspot.com
    Publicado hace 2 años #
  8. Suni, yo más bien creo que lo que hay es mucho idiota suelto por el mundo, y al igual que vayas donde vayas, siempre vas a encontrar gente buena... siempre hay quien está dispuesto a hacértelo pasar mal... y eso se da a todos los niveles de raciocinio... hay quien te vio como una persona que está viajando en bicicleta ( nadie se va a dar una vuelta en bici cargándola como a borrico ), pero si en lugar de llevar una cabeza bien amueblada, lo que llevas sobre los hombros es un cascabel, el resultado no puede ser otro que el de una persona que su cerebro no sirve más que para simple sonajero... ¿ qué eres lenta ?, ¿ que no vas a llegar antes de tres meses ?... ¿ que si la abuela fuma ?... es inevitable, vivimos en un mundo masificado, y por desgracia, la idiotez es parte de nuestra evolución... hay gente que está en este mundo porque ha de ocupar sitio y respirar aire, pero lo que no saben es que son prescindibles... lo mejor es lo que hiciste, pasar de ellos como de comer margaritas... y a lo tuyo.
    Lo que hubiera sido interesante es ver la cara de estos dos " The walking rattles " ( he usado el traductor  ), cuando se hubieran enterado desde donde venías pedaleando... y las rutejas que ya te has hecho... quizás entonces el sonajero les habría empezado a coger algo más de cobertura neuronal.

    Publicado hace 2 años #
  9. Me ha encantado el viaje, así como la crónica del mismo.

    Publicado hace 2 años #
  10. Magnífico epílogo con tus aclaraciones y comentarios sobre tu equipamiento y hábitos en ruta para organizar las comidas y los hospedajes. Lo del espejo, desde luego: para mí un elemento absolutamente imprescindible también.

    Y con respecto a los comentarios absurdos de gente absurda, pues bueno... Quiero pensar que estamos inmersos en una dinámica sin marcha atrás en la que esas actitudes y forma de pensar sean más y más infrecuentes cada vez hasta desaparecer por completo. Y mientras tanto peor para quien tiene la mente tan estrecha. Si has interactuado con 50 personas (por poner un número) en tu viaje y te has encontrado con dos obtusos, tampoco es mal porcentaje, sobre todo si pensamos que debe estar descendiendo.

    ¡¡¡ Y gracias por tu crónica!!! Ha sido un verdadero disfrute leerla y "verla".

    Publicado hace 2 años #