Volver arriba

Cuento tonto de primavera.

  1. Los màsters están sobrevalorados. Los que tengáis tres o cuatro ya lo sabéis. Al principio, sí, te hace mucha ilusión: Matricularte, pagar un pastón del copón, recoger esos apuntes encuadernados con espiral y la tapa de plástico trasparente... Un día te presentas a clase para conocer a los compañeros del curso. Pero con el tiempo acabas descubriendo que los horarios -esa enrevesadísima tabla que te facilitaron con la documentación- son incompatibles con Pilates y Maridaje de vinos y quesos. Y acabas por no ir a clase. 


    A los pocos meses recibes un email que te anuncia que se te pasó la fecha límite de entrega del trabajo de final de máster. Eso te da una pista -pura evidencia- de que el curso ya acabó. Recoges el diploma, pero ya sin esa sensación tan especial del título de licenciado, ese que empezaba "S.M. el Rey Juan Carlos I..."; luego, con letras más pequeñas, el ministro de educación; seguía el director general de universidades y ya pequeñito, pequeñito firmaba Toño, el becario.

    Al llegar a casa descubres que tienes toda la pared del despacho llena de másters. Los repasas de un vistazo. Un flash de orgullo te inunda cuando ves tu nombre asociado a universidades de prestigio repartidas por todo el mundo: Georgetown, Harvard, Ulm, La Sapienza, Oxford, Aravaca.... Y mientras piensas como vas a colgar ese diploma, si ya no te queda espacio en la pared!, te entra un cierto desánimo. ¿De qué sirve acumular tanto máster? Siempre hay algún pringado que tiene más diplomas que tu! Poco a poco te vas dando cuenta que, de hecho, no te sirven para nada. Algunos, más bien, te traen problemas y preguntas incómodas.

    Y un día decides que esto se acabó. Renuncias a los másters y en ese espacio vacío que ahora te queda en la pared del despacho -aprovechando los agujeros, tacos y alcayatas- cuelgas el retrato del crío haciendo taekwondo y de la niña en sincro. Y, en un lugar destacado, esa foto tan simpática del viaje a Italia del verano pasado en la que aparece toda la familia haciendo ver que están como empujando la Torre de Pisa, que aparece en el fondo de la imagen, para evitar que se derrumbe.


    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 1 año #
  2. Jo tengo unos cuantos si... pero en unas carpetas de esas de gomas de carton azul... ni uno enmarcado, ni siquiera el "majestuoso"... y ni falta que me hace.

    Publicado hace 1 año #
  3. Yo, por si acaso, me he apuntado al gimnasio de la uni Juan Carlos, y me estoy poniendo como un toro sin tener ni que ir, es acojonante,

    Publicado hace 1 año #
  4. Pues yo estoy a ver si me hago un carnet de miembro del Partido Popular, dicen que la Universidad Rey Juan Carlos hacen descuento del más del 60% a miembros del PP, y que te facilita terminar una carretera y tener un Master sin ir a clase ni a los examenes!! , y si ademas dices que eres amigo del Rey , ya ni te cuento todo lo que te dan!!!
    !Da gusto este pais!

    Publicado hace 1 año #
  5. jajaja, Pau! Bonito cuento. Jajaja, Otropaco!

    Si fuera un vaguete, y no obstante quisiera apuntarme a uno, pues sin duda alguna elegiría la UNED!! (Por lo menos, en ese caso, lo de no ir a clase sería lo normal!! jejeje) 


    Publicado hace 1 año #
  6. Pues yo si quiero apuntarme a un master, no como vosotros, que ya lo dais todo por ganado. Yo quiero apuntarme al master de la jubilación, parecía que no llegaría nunca y fíjate, en cuatro añitos titulado y a casa. Me acuerdo cuando tenia 10 y pocos años e iba yo caminando hacia el Instituto pensando que en el año 2000 llevaríamos zapatos autopropulsados y no haría falta caminar, que ya tendría yo la vida resuelta con un empleo p'a toa la vida y fíjate, aquí estoy, con 61 añitos y currando como cualquier otro y con el ay virgensita virgensita, que aguante la empresa un añito más que ya estoy en la cuenta atrás, pese al gobierno que me lo alarga seis meses más, en vez de en abril, tendrá que ser en septiembre cuando me jubile, si Montoro me deja y Dios quiere.


    La cerveza es la prueba de que Dios nos ama y quiere que seamos felices. B.Franklin
    Publicado hace 1 año #
  7. Je,je,je! Que bueno lo del gimnasio! Pero hablando en serio, es muy poco edificante el tema de los famosos masters. Yo flipo mucho. Menos mal que me rio un rato con vosotros, porque es acojonante comprobar como se mueven las cosas entre nuestros politicos. En fin, voy a ver que titulos hay de oferta en la Universidad Rey Juan Carlos......Hombre! Hay una rebaja en un curso avanzado de malgasto de fondos publicos.

    Publicado hace 1 año #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies