Volver arriba

Camino Sanabrés (4)

  1. 6 de Diciembre de 2011. Santa Constitución

    Hoy he dormido 10 horas seguidas. Hacía mucho tiempo que no dormía tanto seguido. Sábanas limpias, calefacción, silencio total, una buena cena... todo ayuda. El propietario del hotel rural “El Corralito” se llama Antonio y es portugués. Como la mayoría de los portugueses, educadisimo.


    a1631 por Pau-i-amor, en Flickr

    Nada más salir compruebo que el terreno ha cambiado. Aparecen los primeros castaños. Y el agua, que antes escaseaba y se aprovechaba al máximo con canales y acequias, aquí sobra. Y se labran surcos en la tierra para quitar el agua de los campos. Un corzo se cruza en el camino. Después de Lubián decido seguir por el camino. Craso error! Necesitaré dos horas empujando la bici para pasar el puerto de Canda, que separa León de Galicia. Las hojas muertas de los robles cubren el suelo con una mullida alfonbra. Temo que bajo las hojas se pueda esconder alguna piedra o un tronco mojado, con lo que, con la bici cargada, es torta segura.


    a1632 por Pau-i-amor, en Flickr

    Pasado el puerto sigo por la carretera hasta A Gudiña. En la primera tienda compro víveres y un botecito de esmalte para las uñas. Suerte que me atiende una señora. Me acuerdo de los apuros que pasaban los hombres que entraban en la farmacia de mi madre y veían a una señóra -mi madre o alguna de mis hermanas- atendiendo. Se ponían nerviosos, colorados, tartamudeaban y al final tomaban lo que les quedaba más a mano (generalmente potes de leche infantil NATIVA 1). Entonces mi madre se iba hacia la rebotica y hacía salir al auxiliar, Bernardo. Este -que era listo como el hambre- salía para afuera, quitaba de las manos el pote de leche infantil al caballero y, sin inmutarse, preguntaba “Veamos, ¿caja de 3, de 6 o de 12 unidades...?”

    Como en el “Churrasco de Ouro” por recomendación de los vecinos. Y sigo hacia Campobecerros. Pollo11 me aseguró que el orujo de el Bar Rosario era de lo mejorcito. De ahora en adelante habré de ir probando todos los orujos de los otros bares para tener una opinión contrastada.


    a1641 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1644 por Pau-i-amor, en Flickr

    En Campobecerros también están de matanza. Pero aquí van más avanzados y ya están embutiendo los chorizos.


    a1645 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1649 por Pau-i-amor, en Flickr

    Saliendo de Campobecerros hay un pequeño puerto. Me queda poca luz. Y decido continuar por la carretera hasta Laza con las luces dela bicicleta encendidas.


    a1657 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1661 por Pau-i-amor, en Flickr

    El albergue de Laza es una pasada. Al registrarme me percato que hay un tal Andreas, alemán, que viene a pie desde Sevilla que también dormirá en el albergue. No son las tres amiguitas suecas que yo hubiese deseado, pero bueno, hoy tendré compañía.


    a1668 por Pau-i-amor, en Flickr

    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 7 años #
  2. ---->>No son las tres amiguitas suecas que yo hubiese deseado, pero bueno, hoy tendré compañía
    que me meo jjj

    Jo chico, que alegria de dia este, leyendote, viendo las peazos de fotos,
    ser Felices

    Somos energia..
    de ti depende, si positiva o negativa
    Publicado hace 7 años #
  3. ¿En Laza comistes en A Picota?, para mí fue la comida-merienda-cena más inenarrable de todo el camino.
    ¡Ah!, por cierto, yo tampoco encontré a las tres amiguitas suecas.

    Vale más un "por si acaso" que un "quien lo iba a pensar".
    Publicado hace 7 años #
  4. Jooooooooooooooooooooo que mortificación más grande madre! viendo ese peaso fotos! Por cierto Pau... ¿qué cámara usas?

    Publicado hace 7 años #
  5. Miercoles 7 de diciembre de 2011

    Partiendo de Laza la carretera sube y sube hasta Alberguerías. Desde allí, después de llanear un poco, desciende, por caminos, hasta Villar del Barrio.


    a1670 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1676 por Pau-i-amor, en Flickr

    En Villar del Barrio compro algo de comida. Me recomiendan ir a comer la casa de Carmiña.

    Carmiña tiene lo que se puede llamar una “casa de comidas” justo delante del albergue. Un comedor con aspecto de cantina donde, en dos mesas corridas, puedes comer. No se puede reservar mesa. Cuando tu llegas para comer te buscas sitio en donde quepas. Digo comer de una forma indeterminada, porque se come a todas horas. Carmiña es menuda. Camina un poco encorvada. Usa lentes gruesas. Carmiña da de comer a los pelegrinos que paran en su casa. A todas horas. Ejerce de mamá, de abuela, de ama, de iaia, de aya.... Prepara una comida casera, con raciones generosas. Mira si te lo has comido todo. Y al final saca una botella de orujo o de licorcafé para que te vayas felíz. Carmiña es auténtica. Carmiña es real. Lo que vi en el centro de Puebla de Sanabria era todo postizo...


    a1680 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1681 por Pau-i-amor, en Flickr

    A la salida de Xunquira d'Arribia está la casa de Severino. En la puerta de casa se ven unos muñequos construidos en madera de castaño. Severino los construye en un plis-plas. Y son desmontables. Me muestra como en un momento le cambia los pechos al monigote hembra y el pito al macho. Quiere regalarme uno: Un perrito. Se lo agradezco mucho, de todo corazón, pero no puedo llevar más peso en la bici. Si paso de nuevo -en otra ocasión- por delante de su casa le pediré uno.


    a1684 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1687 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1683 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1690 por Pau-i-amor, en Flickr

    Y por fin llego a Orense. Antonio, el encargado del Albergue no está porque se ha ido a tomar unos vinos con su hermano. Está claro que no tiene demasiada faena. Mientras me espero a que vuelva miro la exposición de esculturas que hay al lado del albergue. Desconocía que hubiese tantos restos de la época romana. El albergue ocupa un antiguo convento de franciscanos. Un edificio enorme, en piedra.


    a1694 por Pau-i-amor, en Flickr

    Como en otras ocasiones, el albergue quedará para mi solo. Me preparo la cena y descubro porque hoy me ha cabido todo en las alforjas: Me he olvidado los cubiertos, el pan y unas naranjas en el albergue de Laza!

    Durante toda la noche se han oido ruiditos en el albergue. Seguro que han sido Ellos.

    Publicado hace 7 años #
  6. 8 de Diciembre de 2011. La Purísima.

    Después de desayunar he ido a la Catedral. Las calles están vacías. Aquí los festivos son realmente festivos. Sólo hay algunos bares -no todos- abiertos.


    a1699 por Pau-i-amor, en Flickr

    Orense tiene una riqueza en aguas termales sin parangón. El manantial de “Las Burgas” en pleno centro de Orense ha sido reconvertido en unos baños termales. Es un placer tener una instalación así en medio de la ciudad. Decido darme un baño (3eur). El chico de servicio de información turística que me ha vendido la entrada me comenta de que “aquí en Orense son muy señoritingos para dejarse ver en bañador a los ojos de sus vecinos...”. El baño me sienta fenomenal.


    a1706 por Pau-i-amor, en Flickr

    Yo estuve en otra ocasión en Orense. Tenía 18 años. Y con mi primo vinimos, en dos motos, a dar una vuelta por Galicia. Ibamos un poco “hippiosos” y dormíamos en cualquier parte. Entonces estuve unos dias en Bemposta, Ciudad de los Muchachos. Bemposta era un proyecto educativo creado en el año 1956 por el jesuita Jesús Silva Mendez, conocido como el padre Silva, donde se ofrecía a todos los chicos y chicas que quisiesen una formación que por otros medios no podían conseguir. Bemposta constituía una pequeña ciudad. Estaba autogestionada por los propios chicos/as, sus cargos se elegían democráticamente, las grandes decisiones se tomaban en asamblea. Tenía varios talleres para aprender oficios, se podía estudiar EGB, BUP i COU. Tenía sus cantinas, su horno de pan y su propia moneda. Tenía una emisora de televisión (traída del Japón!)... Y lo más importante: Tenía un circo! El Circo de Los Muchachos. Bemposta era una mancha de colores y risas en medio de una España gris y triste. Recuerdo mi estancia, allá por el año 1980, como unos dias felices, un jolgorio de jóvenes de todas las edades y razas. Oías hablar en varios idiomas, mientras jugabas con un chimpanzé o intentabas montar un caballo. Todo eso ocurría en una España triste, en la que si veías a un chino o a un negro lo comentabas en casa como una gran novedad. Me habían advertido que en Bemposta estaba todo arruinado. No pude contener las lágrimas.


    a1709 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1722 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1719 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1723 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1728 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1729 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1730 por Pau-i-amor, en Flickr

    Antonio Martínez deja su faena y viene a mi encuentro. Nos presentamos. Le hablo de mi desespero al ver Bemposta así. Y me cuenta que el piensa en volver a levantar Bemposta de nuevo. Y que lo hará acon la ayuda de otros ex-alumnos en honor al padre Silva. Cuando Antonio tenía 8 años dejó su aldea natal en la Galicia rural y se fué a Bemposta. Con el circo dio dos vueltas al mundo. Estuvo en infinidad de ciudades y paises. Fue aplaudido y aclamado. Apareció en los periodicos. Tuvo formación. Y Bemposta le pagó sus estudios de coreógrafo en el Instituto del Teatro en Barcelona. “¿Para un chico de 8 años, sin futuro alguno, que más podría recibir?” Ahora quiere devolverle el favor al Padre Silva. Sabe que lo tiene dificil. Porque Bemposta está arrasada. Cuando la situación econónica empeoró la Xunta de Galicia quiso que vendieran los terrenos para contruir un nuevo estadio de futbol. Sufrieron un moving tremendo: les amenazaron, sabotearon, incendiaron, asaltaron y robaron. “Vamos a empezar poco a poco. Contamos con el soporte de muchos antiguos alumnos. Bemposta volverá a nacer otra vez” Lo creo. No me parece una fanfarronada. Veo ante mí un hombre decidido y luchador. Lo abrazo emocionado. Dejo Bemposta con un sabor agridulce.

    Vuelvo al Albergue hacia la una. Por el camino descubro las ventajas de las estufas de pellet. Cuando llegue a casa daré de baja el contrato del Gas.


    a1745 por Pau-i-amor, en Flickr

    Salgo a comer con Antonio, el alberguero. A las 3 de la tarde parto hacia Cea. Tengo dos opciones. Subir por la carretera por una subida infernal (6km) o bién subir por el camino por otra PEOR (2km). Como siempre, me equivoco: Eligo el camino. Es una subida mortal de necesidad. Al llegar a Cea compro pan en el horno de Maria José.


    a1746 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1753 por Pau-i-amor, en Flickr

    Y me voy al Albergue. Orlando, el alberguero, está ahí esperando a 3 chicas que han telefoneado avisando de que iban a venir (Dios mio! Las tres amiguitas suecas!)

    Son las 10 de la noche y sigo solo en el Albergue de 40 plazas. Algo ha fallado.

    La luz del dormitorio se apaga automaticamente a las 10 de la noche. Pero en solo 20 segundos mirando el cuadro eléctrico descubro donde está el temporizador y me autoconcedo unas horas más de luz.

    Publicado hace 7 años #
  7. Esa forma de no perderte nada de lo que hay cerca del camino.
    Baños calientes en Ourense, orujo en Campobecerros, pan de Cea.pitos y tetas de madera. te lo estas viendo todo Pau, y lo de las suecas, no, se, !! y por que no españolas joder !!

    Me dijiste, o entendi, que te llevarias la bici de correa con buje interior de marchas y ruedas de 28",pero te has llevado otra, esta me gusta me gusta, muy fuerte y unos angulos de cuadro formidables,por no hablar del color amarillo, muy bonita Pau.
    Empieza bien la mañana leyendote, Grasias amigo.

    ser felices

    Publicado hace 7 años #
  8. Qué manera más intensa de vivir un viaje... el viaje de otro... así lo estoy viviendo... intensamente. Gracias Pau.

    Publicado hace 7 años #
  9. que chulada de sitios es que lo caminos de santiago tienen algo especial.

    Publicado hace 7 años #
  10. preciosas las fotos, los pueblines, las gentes... eso sí que es cicloturismo! enhorabuena

    It is not the destination, but the stretches in between what matters!
    Publicado hace 7 años #
  11. Viernes, 9 de diciembre de 2011.

    Los más perspicaces se habrán dado cuenta de que todavía NO HA LLOVIDO! Yo creía que Slow, y sobretodo Free1976, habían vaciado los cielos hispanos con toda el agua que les cayó encima.... Pero ayer el pronóstico anunció lloviznas para hoy y lluvia abundante para mañana. Viendo como están de pesados los caminos decido seguir por carretera, la N-525, hasta Santiago. Si van a caer lluvias abundantes será mejor desde las callejuelas de Santiago que no montado en la bici por estos caminos de Dios. Tengo por delante 76km de un sube-baja rompepiernas. Lo peor es que, en las bajadas los músculos se me enfrían. Mi táctica será subir con “molinete” y mantener la pedalada en las bajadas -aunque no aporte esfuerzo alguno a la bici-.

    Primer desayuno en Pardo Dozón. Por la carretera veo algo con aspecto nostálgico: Un local de la Asociación de Amigos de la Bandera Española.


    a1756 por Pau-i-amor, en Flickr

    Como en Silleda y sigo para adelante. Voy bién de horario! Y al final, por fín, ya llegó: La Lluvia! A sólo 12 km de Santiago se arranca a llover! Para la llúvia yo también tengo mi propia táctica. Soy de la opinión de que la ropa impermeable transpira poco. Y al final se acaba sudado interiormente. Así que mi estrategia es vestir la mínima y más ligera ropa que tenga; guardar la ropa seca a buen recaudo; y cambiarme la ropa mojada por una de seca así que llegue a destino.

    Empiezo a buscar algún rincón donde cambiarme de ropa: Un porche, un garaje, algún cobertizo.... pero nada. Estan circulando muchos coches y cada vez llueve más. Al final encuentro la solución: A la altura de Lestedo veo una parada de autobús con una marquesina! Paro. Pongo la bicicleta justo delante mio. Entre las alforjas, detrás, y la chaqueta que cuelgo del cuadro de la bici me consigo un discreto camerino. Sentado en el banco de la marquesina no me ve nadie. Soy genial! Soy el Paladín de los Ingenios. Soy mejor que Clark Kent buscando escondrijos para cambiarse! Y empiezo mi particular estriptis. Zapatillas fuera. Abajo las mallas... todo va perfecto, pero cuando estoy literalmente con el culo al aire, se viene una señora a esperar el autobús. Dios mio! Que vergüenza! Me tapo como puedo. Y la señora que empieza la conversación “Pues yo prefiero que caiga el agua así, de golpe. Eso es mucho mejor que el chirimiri....” rápido cullote corto para arriba “Pues Usted es peregrino, ¿no? Pues antes de venirme a Lestedo yo vivia en Santiago...” mallot fuera y rápido preparando mallot interior sin mangas “y siempre me digo algún dia tienes que hacer el Camino...”.

    Esta señora habrá leido en algún manual tipo 'Protégase de los Sátiros, Ladinos, Exhibicionistas y otros Degenerados' que lo mejor es dar conversación. Yo, ni la miro, sólo voy diciendo “Si, Si...” y me acabo de cambiar lo más rápido que puedo. Pongo la ropa sobrante en las alforjas. Y me largo disparado sólo me da tiempo a decirle “Adios, señora”.


    a1757 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1759 por Pau-i-amor, en Flickr

    Llego a Santiago a las 4.20 de la tarde. Sello la credencial y obtengo la Compostela: Todo perdonado! Me quedo un buen rato en la catedral. Después de misa puedo hablar con el organero, el Sr. Joaquín, que me comenta las viscisitudes del doble órgano de Santiago. Ya he cumplido. Me he ganado una cena. Pulpo a feira, mejillones, queso con membrillo y dos copas de ribeiro. Me voy al albergue. Buenas noches.


    a1760 por Pau-i-amor, en Flickr

    Publicado hace 7 años #
  12. Enhorabuena por tu camino. Muy buena ruta y mucho mejor cronica. Que decir de las fotos que tan alucinado tienes a nuestro querido Vicent,jajaja.

    Pero yo tambien estoy muy intrigado en una cosa. ¿Laca de uñas?¿para que? ¿o me he perdido algo de la historia?

    Publicado hace 7 años #
  13. Sábado, 10 de diciembre de 2011

    Me despierto sorprendentemente tarde, a las 9.15 de la mañana. Mientras tomo el desayuno en el albergue me explican que en el Parador de los Reyes Católicos dan gratuitamente desayuno, comida o cena a 10 pelegrinos. Me detallan el funcionamiento de este servicio y decido probarlo. A la hora de la comida somos 5 personas: Un chico coreano, un matrimonio italiano, servidor y un personaje muy interesante (el que toma la foto).


    a1764 por Pau-i-amor, en Flickr

    Angel Arturo es un militar en la reserva. Es madrileño. Tiene aquel deje castizo en el habla. Y el habla educada -como de no molestar nunca- en la que la intención es más importante que el discurso. Camina erguido, pausado, con la cabeza alta, resto y señal de algún linaje antiguo. Luce un bigotillo blanco y peina canas porque debe rondar los 60. Me cuenta que viene andando desde Lyon. Está interesado en visitar los distintos sitios donde se han producido apariciones de la Virgen María. Desde Lyon viene caminando. Duerme, la mayoría de las veces en el hotel la “Belle Etoile”. Prefiere los bosques y los rincones discretos. A principios de noviembre, cuando las noches empiezan a ser más frias, ya llega al Camino. Y así puede aprovechar los albergues. Su destino es Pontevedra, donde está el convento en el que se refugió -tomando los hábitos de monja- una de los tres pastorcillos de Fátima. Le confieso que no soy devoto de la Virgen María. Y terminamos charlando sobre el dogma de la Inmaculada.

    Es Angel Arturo quien me explica el porque de estos ágapes gratuitos para los pelegrinos. Fueron los Reyes Católicos los que construyeron este edificio como hospital de pelegrinos. El edificio tuvo distintos usos en estos 500 años de historia. Cuando pasó a ser Parador Nacional se decidió, como recuerdo a su función original, que se diera desayuno, comida o cena a los pelegrinos.

    Según la previsión meterológica habría de llover toda la tarde. Pero luce una tarde magnífica. Llevo la bicicleta a la tienda Ultreya, en la Rua Nova (simpatiquísima Loli, la propietaria) porque es el punto de recogida de la empresa que la transportará a mi casa en Girona. Y dedico toda la tarde a callejear por Santiago.


    a1768 por Pau-i-amor, en Flickr


    a1777 por Pau-i-amor, en Flickr

    Loli me recomendó un bar “neutral” para ver el partido, el Rua Vella. A base de Albariños, Ribeiros, chorizitos y demás tapas voy viendo el partido. En efecto, en el Rua Vella se celebran todos los goles, tanto los del Barça como los del Madrid.


    a1784 por Pau-i-amor, en Flickr

    Mañana domingo, tomo el avión y me vuelvo a Girona. Snif, snif!

    FIN

    Publicado hace 7 años #
  14. Respuestas:

    ¿Por qué esmalte de uñas? El esmalte de uñas va de lujo para fijar las cabecillas de los radios. Al llevar bastante peso (103kg de masa corpórea, más tres alforjas) los radios se aflojan fácilmente. Si al apretarlos les das un toque con el pincelito del esmalte, pues se quedan fijos (siempre los puedes volver a apretar/aflojar con la llave).

    En Laza llegué de noche y partí de mañana. Comí y desayuné en el Albergue. Estoy seguro que me he perdido algo gastronomicamente interesante....

    La cámara es una Fujifilm compacta -esas que ocupan como un paquete de tabaco- que regalé a mi mujer por su aniversario. Lo mejor es sus 10x de zoom. La verdad es que desconozco como funcionan la mayoria de sus funciones. Fotografío, casi siempre, en modo automático.

    Como que la previsión indicaba anticiclón y el en el registro histórico de precipitaciones se veía que hacía casi una semana que no llovía en la zona opté por llevarme la bici de montaña de mi hijo Arnau y así poder rular por el Camino. Mi bici de montaña tiene los tirantes y las bainas de carbono, con lo que no admite transportín. Tambíen me decidí por llevar el hornillo y los cacharros; por realizar un Camino austero; por desayunar y cenar por mi cuenta; y realizar sólo una comida al dia en algún bar o restaurante. Cargué con el saco de dormir para frios extremos. Creo que hubiese podido soportar un par de dias aislado por la nieve en cualquier sitio, a cubierto o a la intemperie.

    Por lo que respecta a la opción de carrito o alforjas me decidí por las últimas al comprobar que me cabía todo. En caso contrario hubiese utilizado el carrito.

    Fui mas bicigrino que cicloturista. Estoy en las puertas de los 50 tacos. Tenía ganas de disponer de unos dias para mí, para reflexionar. La muerte reciente de mi madre aún justificó más esa necesidad de dar un respiro en mi vida diaria. Carme, mi santa, me concedió el bono-bici para estos dias....

    Tenía claro que no quería correr con la bici. En mi plan de ruta sobraban exactamente dos dias! Así que hice un listado extenso de todo lo que quería ver y pregunté a todos (gracias pollo11) todo lo que no debería perderme por nada del mundo.

    Y la pregunta del millón ¿Por que las tres amiguitas suecas? Pues para reforzar los lazos entre los pueblos que constituyen la vieja Europa. Y por nada mas...

    Publicado hace 7 años #
  15. Yo llevo un poco de lío con las crónicas de los foreros en quasi tiempo real. Y es que aquí hay gato encerrado, pues yo estoy en casa con dos polares y en cambio, en las fotos siempre aparece un hombretón risueño en manga corta y calzoncillos. Dime si es que tienes ascendencia vikinga. Porque yo me conozco un poco a los payeses gironinos, y ahora van bien abrigaditos.

    Gracias, Pau, por esta bella crónica. He de reconocer que también se me escapaba una lagrimita, por suerte pusiste el cartelito de la estufa.

    carles

    Publicado hace 7 años #
  16. Muy bonita la cronica,Pau,se nota que has disfrutado un monton.Un abrazo.

    Publicado hace 7 años #
  17. no solo está bien, el fino humor de Pau no tiene precio.

    No hay incendio como el de la pasión, no hay ningún mal como el odio. Buda.
    http://www.bicigarraf.com/usuarios/95-slow.html?sec=3
    Publicado hace 7 años #
  18. Impresionante
    Magnífico
    Precioso
    Romántico
    Elocuente
    Sereno
    Sensible
    Inteligente
    Ordenado
    Natural
    Alegre
    Noble
    Todo, Gracias por todo (quiero decir).

    Salut
    Publicado hace 7 años #
  19. Muy, muy guapa la crónica Pau !!!!

    Enhorabuena y gracias x compartirla con todos nosotr@s !!!!

    "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar."
    Publicado hace 7 años #
  20. Vamos por partes:

    1.- Acabas de cargarte la Compostelana por tamaña herejía fotográfica: "Una compacta de ésas que es como un paquete de tabaco", nos sueltas así como si nada... y encima te salen esas fotazas... Inadmisible.

    2.- Me da a mí que te voy a tener que hacer una visita (cuando vuelva a tener bono-bici) y vamos a tener que charlar largo y tendido de luthiers, órganos y más frikadas musicales, entre resoplo y resoplo... (Estoy en pleno proceso de afinarme el piano de casa, por poner un ejemplo, je, je. Es estupendo).

    3.- Enhorabuena por concederte ese tiempo de reflexión y saber cuidarte.

    Salud y coronas,
    Javi.
    Publicado hace 7 años #
  21. Pau, me ha gustado mucho, muchísimo. Me ha emocionado y me ha hecho reir. Muchas gracias de todo corazón.

    La única pega es que al estar dispersa la historia en varios hilos resulta algo confusa de seguir. Suelo conservar para mi propio disfrute las historias que me gustan (aunque no se lo cuento a nadie para evitar problemas con derechos de autor y tal). En este caso he entrado a saco en tu página de Flickr para recopilar todas las fotos y he sacado los textos que las acompañan de las páginas de rodadas.

    Quien lo desee podrá leer así la historia completa desde el principio hasta el final. Luego, que vuelva a Rodadas y ponga aquí un comentario elogioso para el autor, que bien que se lo merece.

    Pau, oye, hazte con más bonos-bici y sal de viaje otra vez en cuanto puedas. Y luego cuéntanoslo que tus fans esperamos impacientes.

    Hay un porrón de gente en este foro que sabe contar historias, así da gusto ¿verdad?

    Publicado hace 7 años #
  22. ¡Qué Camino más guapo e interesante! ¡Y qué bien lo has vivido, empapándote de todo! Me ha encantado, pau-i-amor, aunque he de confesarte que la señora del cuchillo me ha dado un poco de miedito, tiene pinta de llevar al marido más derecho que un palo

    Enhorabuena y gracias por la estupenda crónica

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 7 años #
  23. Sin duda una crónica muy bien relatada y mejor vivida

    Las fotos una pasada

    Gracias y enhorabuena Pau

    Publicado hace 7 años #
  24. Muy guapo Pau...como siempre con envidia mmmmuuuu sana. Que ganas de hacer kilómetros ya de una vez.

    Salud

    ...soledad por libertad...
    Publicado hace 7 años #
  25. uhmmmmmmmmmmm, me gustó. gracias compañero.

    entra en tu corazón y extiende las velas,
    que te aguardan tierras por conquistar
    y hay un espacio vacío que espera tu nombre
    Publicado hace 7 años #
  26. Pau , lo has disfrutado, se nota y nos has hecho disfrutar, gracias y a por otra!!!!!!!!

    non gogoa, han zangoa ( donde van tus pensamientos .van tus pasos ).....
    Publicado hace 7 años #
  27. Gran crónica, haber cuando vuelves a tener otro bono-bici para deleitarnos con otra, enhorabuena!!

    Publicado hace 7 años #
  28. Enhorabuena por tu cronica. He viajado contigo a todos esos lugares fantasticos. Si yo he disfrutado tu lo habras hecho 100 veces mas.

    Feliz regreso!

    ¿Que eres?... Este momento. ¿Que hora es?... Ahora. ¿Donde estas?... Aqui
    Publicado hace 7 años #
  29. Un pasote Pau ! No tardes mucho en conseguir otro de esos bono-bici, el acompañamiento con antropología social lo hace a la vez único e irrepetible !

    Gandulus maximus. Vires acquirit eundo. Et Iniuriam.
    Publicado hace 7 años #
  30. Pau Ahora que me lo he leido ,todo, lo he pasado muy bien, viajando contigo...... creo que conectar con la gente en un viaje es lo mejor que te puede pasar.. y tu lo haces.
    un saludo
    PD Cedilla ese archivo recopilacion podrias compartirlo, me interesa, un privado......

    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 7 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies