Volver arriba

Camino de Uclés (19-21/04/13, desde Madrid)

  1. El viernes me he pedido el día y salgo camino de Uclés. Como esta relativamente cerca, si me sobra tiempo doy un rodeo aleatorio de regreso a mi casa en Alcorcón o si no llego cojo algún tren. EL motivo del viaje será místico religioso, de busqueda de uno mismo y tal y tal si voy solo, pero si os apuntáis algun pajaro que otro puede que el componente eroticofestivo no falte en el viaje, jajaja.

    Un abrazo a todos.

    Agus

    "APRENDERÁS EN LOS BOSQUES, ALGO MAS QUE EN LOS LIBROS. LOS ÁRBOLES Y LAS PIEDRAS TE ENSEÑARÁN COSAS QUE NO PODRÁS APRENDER DE LOS LABIOS DE NINGÚN MAESTRO"
    Publicado hace 6 años #
  2. Suerte y que te diviertas. Ya nos contarás. 

    Publicado hace 6 años #
  3. Para la vuelta tienes Renfe Tarancón. Yo lo hice hace tiempo... El Monasterio de Uclés que era colegio de seminaristas. Y los restos del Castillo con la Torre Albarrana. Escenario de la pelí de Alatriste de la novela de Arturo Perez Reverte. No dejes de visitar Segóbriga en Saelices. Y comprar queso en ese pueblo.

    Que lo disfrutes ¡¡¡¡

    Cuando veo a un adulto sobre una bicicleta, aún creo que hay esperanza para la humanidad.
    "Me lo contaron y lo olvidé, lo vi y lo entendí, lo hice y lo aprendí". Confucio
    Publicado hace 6 años #
  4. Gracias Angel, y Luis gracias por la info porque en cuanto al transporte para el regreso, se que hay autobús en Uclés, pero como me va a sobrar (pienso) tiempo como para volver desde Uclés ya en otro medio, pues recorrería la zona seguramente y saber que hay renfe en Tarancón pues es un alivio. No obstante mirare un poco mas para dejar mas atada la vuelta.


    Agus

    Publicado hace 6 años #
  5. Agus, si fuera el martes que viene me iba contigo, supongo que saldrás por el rio, pásalo bien, igual ves avutardas.....

    un saludo

    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 6 años #
  6. Si según me ha comentado Rossi el artifice del camino se sale por Madrid-Río Manzanares abajo, me mandaran un plano... También llevaré el track de algún colega que ha ido hasta Cuenca pero sin seguir fielmente las señales, por si acaso. No sabía que se veían avutardas por esa zona, espero verlas Toni!!


    Agus

    Publicado hace 6 años #
  7.  :lol:

    Publicado hace 6 años #
  8. Bueno, ya volví, os dejo este ENLACE AL FACEBOOK para que veáis fotos.


    Agus

    Publicado hace 6 años #
  9. Pero, hombre, Agus, no seas vago y escríbete una croniquilla. Cuéntanos qué tal fue la experiencia, cómo la viviste... esas cositas. 

    Publicado hace 6 años #
  10. Si, lo haré, en cuanto tenga ganas ;-D

    Publicado hace 6 años #
  11. juas

    Publicado hace 6 años #
  12. Día 19. Son cerca de las 11 de la mañana, tal vez un poco tarde para iniciar una jornada cicloturista, pero tenía que dejar a mi hijo en el colegio y terminar de preparar las alforjas, así que, alrededor de esa hora y una vez colocado el primer sello en la credencial del peregrino en la iglesia de Santiago de la calle de Santiago con entrada por la plaza de Santiago de Madrid, y después de escuchar las alabanzas de dos parejas que me hicieron sentir un superheroe, tras contarles hasta donde pensaba llegar sobre una bicicleta, cosa que suele pasar cuando te encuentras con gente que aun piensa que las bicis son de piñón fijo, me dispongo a hacer una foto a la Cruz de Velazquez, caballero de la Orden de Santiago que fue, en la parte trasera de la iglesia. Al fondo se ve el Palacio Real, y una de sus puertas, a llamada puerta de Santiago.

    A estas horas el Madrid histórico ya esta algo lleno de turistas. Tras dejar a la derecha el Arzobispado y la Catedral de la Almudena, bajo por la Cuesta de la Vega haciendo los zigzags que la caracterizan.
    En poco tiempo estoy sobre el paseo del río Manzanares, lo que hoy se conoce ya como Madrid Río, proyecto acabado que duro muchos años pero que hoy a dejado un lugar de ocio y esparcimiento para los madrileños e invitados de lujo, quedando soterrada la infernal M-30. El río comienza a tener vida y son numerosas las especies de aves que se ven en la zona, muchas de ellas especies simbólicas como el águila imperial, sobrevuela con frecuencia la zona. Un buen número de quioscos y de atracciones sugerentes para niños jalonan este inacabable paseo por el cual ahora trascurre también el Camino de Uclés, creado por el magnífico Manuel Rossi para disfrute de todo aquél que quiere llegar hasta los dominios de los caballeros de la Orden de Santiago.
    En esta zona el esfuerzo de Manuel por señalizar concienzudamente el camino se ha visto ensombrecido por el esfuerzo de los trabajadores del servicio de limpieza del ayuntamiento que han borrado algunas marcas pintadas y por el quehacer diario de los que gustan de llevarse recompensas a casa, robando algunas señales fijas.
    Pero aun así el camino hasta salir de Madrid no tiene perdida, es seguir el curso de nuestro otrora putrefacto río Manzanares, hoy ya bastante limpito. Seguidlo, Madrid río, después parque lineal del Manzanares y ahí, ya si que empiezan a verse las señales del camino, flechas rojas y cruces de Santiago, con una frecuencia envidiable, pero sin saturar.

    Publicado hace 6 años #
  13. Salir de Madrid por este camino, bajo viaductos y carreteras saturados, pero con la compañía del canto de los ruiseñores, comunes y bastardos que ocultan el rugir de los coches, te hace pensar que hay un futuro mejor.

    Casi sin darte cuenta el ruidoso Madrid va quedando atrás y yo siguiendo a la vera del río madrileño por antonomasia. Corredores y ciclistas ocasionales se cruzan en mi camino algunos sorprendidos por el engendro de bicicletilla cargada hasta las trancas, incluso algún chaval ha comentado, ¿es eléctrica no?, - no majo no...
    Paso por el termino municipal de Perales del Rio, por allí se unen depuradoras de aguas residuales con huertas, ya estamos sobre caminos de tierra, pero bien compactados, solo algún charco evitable queda, resquicios de las últimas lluvias, que por otro lado han dejado unos campos verdes y amarillos infinitos...

    Publicado hace 6 años #
  14. El valle del Manzanares se ensancha dejando amplio espacio para cultivos entre el río y nuestro camino, y a la izquierda unos cerros un tanto acarcavados y cubiertos de margaritas, donde a pesar de ello los abejarucos no dudan en hacer sus profundos nidos sobre la tierra. Las grajillas también frecuentan la zona y los milanos reales y negros realizan planeos espectacularmente acrobáticos.

    La Dahon Speed tr se comporta bien por el camino, con el peso bien repartido en sus alforfas en las parrillas delantera y trasera. Sus cubiertas Big Apple de Schwalbe, a pesar de llevar un dibujo liso, mas bien para ciudad, llevan un buen grosor, 2.0, lo que las hace tener que ser muy agarronas, lo que pasa es que el exceso de presión que le he dado por el peso, hace que solo una fina banda central roce con el suelo, cosa que se ve claramente cuando empiezan a ensuciarse.

    Publicado hace 6 años #
  15. Paso por una pequeña trialera, y el rebosar de un arroyo que sale a mi derecha convierte el paso en el único que hay apenas en todo el camino en el que hay que bajarse e la bici, remontar un montículo y volver al camino, cosa que lejos de ser un inconveniente, da un toque algo aventurero al recorrido.

    Seguimos flechas rojas y cruces de Santiago, y también podemos ver flechas amarillas en dirección opuesta, en dirección a Santiago de Compostela, y cuando queremos darnos cuenta estamos en el espectacular paraje de la Marañosa, lugar donde confluyen los ríos Manzanares y Jarama, terrenos del protegido Parque regional del Sureste, zona maravillosamente rica en fauna donde vemos centenares de cigueñas, milanos y otras aves, precisamente a mi paso observo un milano que deja caer de sus garras un ave que ha apresado.
    Estamos en Rivas-Vaciamadrid donde el casco histórico del pueblo ha sido aplastado por las urbanizaciones, centros comerciales y otras construcciones modernas, pero vislumbro la torre de la iglesia donde me dirijo a sellar la credencial peregrina, cosa que no puedo realizar por el horario limitado de atención de las iglesias. Pero consigo sellar en el ayuntamiento donde dos amables funcionarias me muelen a preguntas acerca de mi viaje.

    Publicado hace 6 años #
  16. Saliendo de Rivas, un camino nos introduce de pleno en la laguna del Campillo. La bordeamos y a la izquierda entro en el Centro de Interpretación del Parque del Sureste, lugar que recomiendo visitar a todos. Seguimos por un camino que a veces se convierte el sendero, cruzamos por el puente de un ferrocarril antiguo que solo circula a veces y nos dirigimos a la Poveda, una especie de pedanía de Arganda del Rey. La Poveda se atraviesa por un larguísimo carril bici que no deja ya en Arganda.

    En Arganda me meto en el casco antiguo, intentando sellar la credencial en algunas iglesias, cosa imposible, además son casi las tres de la tarde y comienza a aparecer todo cerrado. Al final el ayuntamiento tiene una oficina abierta donde me sellan, no sin antes sospechar e ir a preguntar a algún superior.
    Salgo de Arganda cojo la Vía verde del Tajuña, conocida infraestructura ferroviaria destinada ahora a los ciclistas en particular y a caminantes y corredores en general.
    Al poco de rodar por la vía, paro en un recodo, son ya las tres pasadas, y empieza a hacer calor, además de que es hora de comer. Saco los trastos de cocinar y me caliento una fabada de lata que me como acompañada de media barra de pan. De postre un paquete de manzana asada que venden en el mercadoña que esta muy rico y entra muy bien y se asimila mejor.
    Siempre que viajo solo soy un "cagaprisas", pero esta vez decido descansar un poco al solecito, además pienso en la subida que tengo por delante y pienso "tengo que coger fuerzas". Saco mis prismáticos por si se pone algún pájaro a tiro.

    Publicado hace 6 años #
  17. Vía verde del Tajuña, subida a la cementera. Así es como se la conoce entre los ciclistas que alguna vez han transitado por aquí. No es que se me haga muy pesada al final, pero es una subidita algo prolongada y con una cierta pendiente, algunos dirán que es una caca de subida, otros dirán que un "turmalet".

    Al fin arriba, se bordea la cementera y comienza una bajadita hasta Morata de Tajuña, el primero de los pueblos de esta vega. Es e esas bajadas que los ciclistas disfrutamos, pero, que ocurre... viento en contra... oh no...
     El ligero vientecillo y la buena temperatura que me había acompañado durante todo el día empieza a convertirse en un viento algo mas fuerte. Me subo la cremallera del forro polar, pues después de sudar en la subida tengo frío, además acabo de comer y el frío en el estomago me molesta, pienso en mi madre diciendome "se te va a cortar la digestión" y me meto la camisa por los pantalones. Ahora mucho mejor, a disfrutar de la bajada.
    Casi me paso Morata sin sellar, a estas horas pasa lo mismo que en Arganda, todo el mundo esta echandose la siesta, pero veo un local que pone "abierto" Fabrica de zapatos de lujo. Doy una voz desde la puerta y de dentro sale alguien que no se echa la siesta, el dueño del negocio. No tiene sello en la fábrica, pero si que tiene una máquina de grabar en "pan de oro" su firma en las plantillas de los zapatos que fabrica para prestigiosas firmas, así que este amable señor, Miguel Toloba, me plasma su firma en oro en la credencial peregrino, todo un lujo de sello.
    Sigo por la vía con viento constante, pero feliz por lo bonito del paisaje. Paso por Perales de Tajuña, mas de lo mismo, iglesias cerradas, pero ya los negocios abiertos, sello en una autoescuela donde la empleada y otra chica están fumando en la puerta. Cada vez que sello tengo que explicar el motivo y siempre pongo el mismo ejemplo, "ya sabéis, como en el Camino de Santiago". Yo no sé si la gente sabe esta manera de peregrinar moderna, ni si conoce el hecho de que así se suele hacer, pero el caso es que el camino de Santiago les suena familiar y al final deciden poner el sello satisfechos.
    No me fue tan facil explicarselo al chino de la tienda de al lado, pero al final preguntandome ¿no pasa nala? y contestandole, no, no pasa nada, accede a ponerme el sello.

    Publicado hace 6 años #
  18. El siguiente tramo de esta via pasa por Tielmes y Carabaña, para mi los dos pueblos mas bonitos, tal vez por ser los mas pequeños y porque el valle ya esta en su parte mas baja. En Tielmes han reconvertido un antiguo molino en un hotel rural, una especie de complejo con algunos bungalowes, bungaloces o como se diga, jaja, que se me antoja como un buen lugar para parar a dormir en alguna ruta en bici mas familiar o sosegada.

    Yo sigo por hoy mi camino dejando atrás estos preciosos pueblos, haciendo alguna paradita para colocarme el culotte, comer alguna barrita y beber un trago de agua.
    Al poco tiempo y siempre siguiendo las cruces de Santiago, me encuentro un desvío importante que me saca de la vía verde del Tajuña y me mete en la vía verde del tren de los 40 días. En estos desvíos importantes Manuel Rossi se ha empeñado bien para impedir que nadie se confunda con marcas pintadas y cruces algunas en madera sobre postes.
    La subida a la cementera en Arganda fue una mierda, si, pero los 10 kms de subida con viento en contra de esta nueva vía...sumado al kilometraje que llevaba en el cuerpo, me hizo pensar si realmente por ahí subió o hubiera subido algún tren cargado. "Mas madera, mas madera" gritaba Groucho a mi oído y esas palabras y otros recuerdos hilarantes de los hermanos Marx con algunos canturreos de las canciones mas tontas que se me ocurrían, era lo que me hacía subir, con paciencia, pero con ilusión.
    Durante todo el camino estaba en contacto por whatsapp con Manuel Rossi, iba mandandole fotos y haciendole comentarios, el estaba interesado en conocer el estado del mantenimiento de su obra y el a su vez me insuflaba ánimos. 
    De verdad que se ve sobradamente la ilusión que ha puesto este hombre en currarse el camino y lo que le emociona que otras persona como yo, nos interesemos y lo sigamos.
    Han robado alguna cruz de madera, algunas marcas fueron pintadas en lugares algo bajos y la vegetación las esta empezando a tapar, en otros lados algún gamberrete tumba la piedra donde esta la marca y te hace dudar de la dirección correcta por algunos momentos.

    Publicado hace 6 años #
  19. Después de la dura subida del tren de los 40 días, en un alto solo me queda una bajada hasta Estremera, el ultimo pueblo de Madrid, donde desde el ayuntamiento y a través de Rafael que vive en el pueblo y es de la Asociación de Amigos del Camino de Uclés, me facilitan un lugar donde darme una buena ducha y un sitio para dormir, ademas de indicarme algun lugar donde cenar.

    Disfruto un rato de los ensayos de la banda de música municipal y otro rato del canto de un autillo, pues ya es de noche. En poco rato ya estoy enroscado dentro del saco, con algunos espasmos en las piernas propios del tute que me he metido, pero al final después de unas vueltas caigo dormido.

    Publicado hace 6 años #
  20. Sigue, sigue, peregrino 

    Publicado hace 6 años #
  21. Hey, qué buen relato, ¿hay track de la ruta?

    Un saludo

    J.J.

    "El grado de lentitud es directamente proporcional a la intensidad de la memoria" (Milan Kundera)
    Publicado hace 6 años #
  22. Uf lo que me ha costado no interrumpir tu relato!!!

    Pero veo que ya has llegado al final del último día y lo propio, no puedo dejar de preguntar que tal las sensaciones sobre la bici, especialmente eso me interesa... pero no contestes ahora.... tu sigue con el relato que está apasionante y jope la cantidad y variedad de pájaros que hay por el mundo... y pensar que aparte de la gaviota, el mirlo, el gorrión, la abubilla... apenas reconozco ninguno...

    Sigue sigue compañero que te seguimos.

    Publicado hace 6 años #
  23. Hasta ahora solo había probado la Dahon. ex de Pepe y Ana, en trayectos cortos, rutas cortas, no había exprimido todo su potencial, y con este viaje, donde la he cargado bastante y he rodado por caminos, vías verdes, asfalto y caminos pedregosos, tengo que decir que la sensación sobre ella es muy buena, es muy fiable y predecible, las ruedas de 20" van sobradamente bien, y con las cubiertas que lleva, no he notado ningún problema de tracción ni he notado en absoluto que faltara adherencia. A pesar de no llevar suspensión alguna, absorbe bien las irregularidades del terreno y no es muy rebotona a pesar de haberse tragado buenas piedras en la parte final del camino. El hecho de poder regular la potencia te permite cambiar de postura si quieres en un momento dado. Vamos que estoy contento con ella.

    Si hay track de la ruta, creo que trasladaremos este post al de las rutas.

    Agus

    Publicado hace 6 años #
  24. Salí de Estremera después de levantarme, no muy temprano con el repertorio de canto de los estorninos. A pesar de haber desayunado con lo que llevaba encima, galletas marías, un par de tés y algunos orejones de melocotón, cuando salí hacia fresquete, 4 gradillos, y como tenía pendiente poner un sello mas  a la credencial entre en un bar donde había en la puerta dos señores con bigote que parecían hotentotes fumando sendos cigarrillos, les pregunté ¿aquí se pué tomar café? y me dijeron "endeluego claro que se pue". Así que entré y me pedí un café con la leche templada, pero lo que allí entienden por templada yo traduje por "demeunvasodeaguapordiosylavirgen". Le pedí al paisano que me sellara la credencial y frunció el ceño (expresión por otro lado muy usada por escritores diversos)pero le expliqué camino de Santiago y tal y tal y otro paisano que había al lado tomando un chupito dijo, sí, ponseló, y Eldelbar, que es el nombre en élfico del que antiende en el bar, me lo puso, y con el sello y dos "solysombras" entre pecho y espalda salí a rodar.

    Misteriosamente, el frío había desaparecido (ahora es cuando pensáis que de verdad me metí dos lingotazos), (ahora sonreís). Pues no, hacía el mismo frío, pero la campiña que se me presentaba por delante con las luces del amanecer compensaban el fresquete.

    Publicado hace 6 años #
  25. Despues de aclarar con Manuel Rossi en directo un desvío, tomo lo que parece de nuevo una vía de tren abandonada. Estás en las trincheras me dice Manuel por el guasap,que frío a la sombra. Y no le falta razón pues la vía transcurre socavada entre los taludes laterales. Paso un primer túnel (donde no hace falta frontal ni luces, que se que aquí hay mucho masoca del frontal que se lo ponen que no les riega luego la sangre las sienes) y un buitre leonado sale volando del suelo. Es increíble, salvo que estés en el castillo de Monfrague o enun collado pirenaico, la sierra de la Pedriza o alguna que otra cumbre, ver buitres a la altura de tus ojos es algo difícil a no ser que les sorprendas comiendose un animal muerto.

    Una vez pasados los túneles, me encuentro frente a otro tapiado y las flechas que indican dos variantes.Yo tomo la que baja a una pista ancha, bajado de la bici y aplicandome a los frenos, pues esta bastante empinado y resbaladizo.
    Estamos en el valle del río Tajo, su anchura lo delata y la inmensidad de los cultivos que aprovechan sus aguas aun mas.
    Giramos bruscamente a la izquierda y tras pasar el río Salado atravesamos una urbanización que se llama el Ballestar, bueno, tal vez fuera un pueblo algún día, o quizás yo no lo vi. Es la típica urbanización de chalets con perros que te salen a saludar a decir "hola buenos días donde vas, buen camino", pero que la mayoría de nosotros entendemos como, "si, tu mete la mano por la reja que te quedas con un muñón". Esta urba además esta situada en cuesta pronunciada, así que a sudar un poco.
    Ya la mañana va progresando y me quito el forro polar y me arremango las mangas de la camisa.

    Publicado hace 6 años #
  26. Unos kilómetros mas de entre fresquito y calor sube y baja moderado y campos floridos y hermosos sin ser mayo, me meto en un valle ancho y plantado hasta la saciedad de ajos y cebollas y me presento ante un cartel y una rueda de molino anunciandome mi entrada en Barajas de Melo (no confundir con rajas de melón). Manuel me aconseja,"el bar la peseta" donde al parecer son mas majos que eso, que las pesetas. Y cierto es, a parte de hacer un descuento sobre el precio de lo que hayas consumido a todo peregrino oficial, a parte, tienen alojamiento por si quieres dormir ahí, y a parte son de una amabilidad excepcional. Esto ya es la provincia de Cuenca. Me tomo un "montadito" de unas morcillitas que me saben a cielo mezclado con canela, glorias y orgasmo con un aquarius de naranja. Es lo que tenemos los ciclistas que sabemos que unas morcillas no se perdonan pero el aquarius o isotónicas no pueden faltar. Me sellan la credencial y les pregunto por el baño pues voy a hacer lo que siempre se hace si se come y que nunca sale en las películas, y de paso me quito las mallas térmicas que llevaba, no por el orgasmo del bocatamorcilla si no porque ya empezaba el señor lorenzo, el manolo a decir -aquí estoy yo!!. Antes de irme aun me regalan una botella de agua los del bar la Peseta, porque dicen que el agua que puedo encontrar en fuentes próximas es muy áspera. 

    Me echo crema en manos, brazos, cara y cuello, y en lo que asoma de las piernas, pero después de haberme abrasado. Siempre llevo el bote a mano, pero pienso, parece que no pega mucho, pero claro después de casi diez horas el día anterior sobre la bici, con viento y demás, algo se pegó.

    Publicado hace 6 años #
  27. La salida de Barajas que indican las cruces de Santi (Ya he tomado confianza con Santiago, me ha dicho, no me trates de usted, puedes twitearme) me sacan por un rinconcillo romantiquísimo de un arroyo que podéis ver en las fotos, y sigue un rato el arroyo, para de repente llevarme a un camino donde una señal grande indica la proximidad de una ermita dedicada a los peregrinos y hacía el otro lado hacia Uclés.

    Es una subida en la que me tengo que bajar de la bici y empujar, a veces pasa, pero no duele. Paso por mas caminos y mas caminos, algunas piedras sueltas, la bici va de fruta madre, se comporta como dicen, estable, segura.
    Llego a Huelves un pequeño pueblecito y al dirigirme a la iglesia veo a un grupo de currantes en pleno almuerzo descanso frente a la puerta de la iglesia, todos ellos con traje de faena, pues la iglesia esta sufriendo una reforma. Pregunto si hay alguien en la iglesia y uno de los currantes dice, si, estoy yo que soy el párroco. Yo pienso, que buen ejemplo ahí camuflado y sin sotana, el párroco como uno mas arreglando la iglesia. Me ofrecen una cocacola con pistachos y mejillones que por supuesto no rechazo, y tras agradecerles su hospitalidad, el párroco firma mi credencial.
    Salgo de Huelves hacia mi destino, Uclés, el ultimo pueblo del camino. Después de pasar la vía del AVE (especie de pajaro sin determinar), discurro por unos montes pedregosos donde me afirman que pueden verse corzos, y llego donde observo, allá en un alto una cruz enorme de Santiago sobre un monolito y una placa en homenaje al creador del camino, Manuel Rossi. El el conocido como "Monte do Gozo" del Camino de Uclés, en honor a su hermano mayor del Camino de Santiago.
    Desde allí, Manuel diseñó un camino sabiamente que discurre por la cima del monte para entrar en Uclés por un paraje impresionante y con unas vistas de la villa y el monasterio sobrecogedoras, nada que ver, pero nada con una llegada por la carretera convencional.
    Desde la cima del monte una bajada muy empredrada pone a prueba mi habilidad y la estabilidad de la bici, pero satisface ver como el monasterio, impresionante, va creciendo ante tus ojos a medida que avanzas.
    Uclés, villa histórica e impresionante de la edad media que conoció la mezcla de las culturas cristiana y árabe y que sucumbió ante una batalla famosa donde miles de cristianos murieron en manos de los Almorávides, esos musulmanes malos que solo pretendían saquear y rapiñar por nuestra geografía. Existe un pequeño relato "Donde anidan las codornices" en un libro que comprende otros dos relatos mas sobre episodios inéditos de la Cuenca medieval que narra esta batalla en un contexto enmarcado en la vida en la época, escrito por un amigo y que porque no decirlo, algo me animó para acercarme a Uclés y a esa maravillosa provincia de Cuenca, si es que antes ya no la apreciaba.

    Publicado hace 6 años #
  28. Entro en Uclés por la Puerta del Agua, con su magnífica fuente y subo la empinada y estrecha calle que me lleva hasta el ayuntamiento y después hasta las mismas puertas del Monasterio, construido sobre  el castillo y cuyos materiales fueron aprovechado para construir este llamado "Escorial de La Mancha". Tras poner los últimos sellos, Manuel, que allí me esperaba, me entrega la Uclessiana, certificado que se entrega a todo peregrino que sigue fielmente este precioso camino. También recibo la bendición de un padre del Monasterio, como debe ser.

    Después de una breve visita al Monasterio con su claustro donde Manuel me enseña su esplendor y la cantidad de cruces de Santiago que hay por todos lados, muchas de ellas acompañadas de dos vieriras, una a cada lado, la modesta silla de madera donde se nombra a los Caballeros de la Orden y las distintas esculturas parto hacia otros caminos....

    Espero que el relato os anime a disfrutar de este camino en bicicleta con las prisas justas para ir sellando, disfrutando de los parajes, de las gentes y de vosotros mismos.

    Agus

    Publicado hace 6 años #
  29. Enhorabuena.

    Formidable, sugerente, rabiosamente sugerente!!!!

    Sin ninguna duda, esto hay que llevarlo a la Alforja de Rutas, porque vamos a ser muchos los que sigamos tus pasos!

    Muchiiisimas gracias por compartirlo. Ardo en deseos de poder localizar una oportunidad de acceder al fasebuk para poder ver las fotos!

    Saludos compañero y muuuchas gracias.

    Publicado hace 6 años #
  30. Agradecer una vez mas a Manuel Rossi y a toda la Asociación del camino su esfuerzo e ilusión por que se haya hecho realidad!!!!


    Agus

    Publicado hace 6 años #



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies