Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

¿Cómo empezasteis en el cicloturismo?

&tarr; PUBLICIDAD (lo que paga la factura)

  1. Hola amigos:

    Inicio un nuevo tema, a ver si interesa, y es sobre cómo os convertistéis en cicloturistas. Os cuento mi experiencia.

    En 1982 tuvo lugar el famoso Mundial de fútbol en España. De aquella yo tenía 16 añinos y como muchos de mi generación era aficionado a aquellas BH Cross de una tonelada que se estilaban de aquella. Ocurrió que Gijón fue sede mundialista y, para nuestra sorpresa, vimos llegar a un grupo de extranjeros en bicis cargadas de alforjas y demás. Les pregúntamos y nos dijeron que venían desde... ¡Austria! Quedamos impactadísimos pues no creíamos que tal proeza era posible en humanos que no fueran consumados deportistas. Pasaron unos años y aquella imagen no se borró de mi mente. En 1985, con un amigo, tuvimos el valor de ir hasta Portugal y volver, sin portabultos y con mochilas en la espalda... éramos jóvenes e inexpertos jejejeje. Y a partir de ahí fuí aprendiendo... y hasta hoy.

    ¿Cómo fue vuestra iniciación?

    Un saludo

    Publicado hace 12 años #
  2. Hilo muy interesante!

    Pues desde pequeña siempre he montado en bici. A los 10 años hice mi primera ruta de exploración hasta el pueblo vecino, fueron sólo 15km pero con mi BH California fue toda una aventura, y más yendo por carretera que mis padres me lo tenían prohibido!

    Luego vino la bici de montaña y luego la de carretera, y como xixonetu un día me crucé con una pareja cargada con las alforjas y esa imagen quedó gravada en mi retina.

    Cuando estuve viviendo en Inglaterra vi a mucha gente cicloviajando, así que un día me decidí y me lancé a la carretera durante una semana, desde Bournemouth hasta el norte de Gales… la experiencia fue mágica, y desde entonces han pasado ya muchos quilómetros!

    en bici a tot arreu!
    Publicado hace 12 años #
  3. Hece muchos años que practico bici, desde pequeño, con periodos mas o menos largos de inactividad, una vez buscando información sobre reclinadas, vi mucha información sobre todo orientada al cicloturismo, y de ahi a buscarme la forma de hacerlo yo, un paso.

    Todavia estoy en ello....

    "No me sigas, que ya te he dicho que no se a donde voy ..."

    J.F
    Publicado hace 12 años #
  4. Yo siempre ande en bici pero fue a raiz del montanbike,luego me apunte a una Peña Cicloturista y ahora no soy un cicloturista nato pero hago lo que puedo......

    José Carlos Álvarez Valdés
    AVILÉS
    Publicado hace 12 años #
  5. Con quince años, hacíamos cuarenta kms. con una bicicross bh...luego la de carreras.... luego quince años sin montar y ahora desde que hace seis compré una ciudadana para ir a currar...es mi obsesión.

    Publicado hace 12 años #
  6. Creo que a todos nos impacto ver la imagen de un ciclista cargado con las alforjas, si a eso le unimos un espíritu nomada por naturaleza, el coctel ya está hecho.

    Mi visión fue en Algeciras, un holandes que quería llegar a Ciudad del Cabo allá por el año 1987 (ni idea si lo consiguio), pero esa imagen se me grabó como a fuego.

    Si a eso le unimos que siempre he ido en bici al cole, a la uni y al trabajo.....estaba cantado que acabaria viajando en bici.

    EL primero, en el año 90 por Galicia............hasta hoy, que estoy planeando la ruta de la seda.

    Lo mejor es recordar como hemos ido ganando en experiencia. Recuerdo cuando me dieron la bici de montaña (de carrefour, x 15.000 pts) y le puse el portabultos, me parecio preciosa esa visión. Ahora, con unos cientos de miles de kilometros a nuestras espaldas y kilos de experiencia, recuerdo esos tiempos con algo de nostalgia.....Como dice un amigo, éramos totalmente vírgenes....Ya no

    Saludos y buen pedal.

    Viajar tan solo por el placer de ir.
    Publicado hace 12 años #
  7. buenpedal, cientos son muchos, miles de kilometros ya esta mejor, saludos

    Publicado hace 12 años #
  8. Si, bien dicho.........

    Publicado hace 12 años #
  9. a veces pasa que contesto muy rapido y me parece que me colao,

    Publicado hace 12 años #
  10. pues al contrario que la mayoria de vosotros, mis contactos con la bici de chaval eran esporadicos, mis padres no querian que montara en bici a pesar que apenas si pasaban coches por las calles, me limitaba a usar la bici de un compañero y gran amigo de infancia algunos sabados, nos ivamos fuera del pueblo en la zona de monte con una bici orbea creo que era, de las de frenos de varillas pero de niño, donde sobre todo yo apuraba el rato que me la dejaba, ya hasta bastantes años despues, cuando tenia bigote un poco de tiempo y hasta era padre, mi ex me compro una bici a la que di bastante tralla y la cual aun la conservo para ir al trabajo y a la playa en verano, ahora me juntado con cinco bicis, ¿sera del trauma que me creo mi madre?jejj, pero el ir de viaje con la bici estaba escrito, de siempre e sido un poco aventurero y me a encantado el contacto con la naturaleza, ademas de ver pasar la gente que viajaba a pie con esas grandes mochilas, las bicis de cicloviajeros y los moteros que venian de la parte de valencia y murcia que ivan hacia marruecos, asi que desde hace unos 5 años hago algun que otro viaje en bici mas o menos largo, abandone el senderismo y montañismo y ahora la bici me ocupa mi tiempo de ocio deporte casi al 90/100

    Publicado hace 12 años #
  11. La bici de mi infancia-adolescencia que mejor recuerdo es una Motoretta... Qué recuerdos... La de piños que me metí con ella bajando a toda pastilla... La de lesiones que me costó la jodía...
    A pesar de haberme "empachao" de bici durante años, en el cicloturismo "de larga distancia" me inicié hace unos tres años.
    Ahora, a lomos de mi Trek 4300 de segunda mano, me estoy recorriendo la Transandalus poco a poco, con excursiones de dos días al P.N. de Cabo de Gata o por la Alpujarra granadina.
    Adoro esta afición, esta forma de vida. El contacto con la naturaleza, el conocer a gente nueva, el dormir en lugares donde sabes que nadie lo ha hecho jamás... Tantas sensaciones...

    Publicado hace 12 años #
  12. Ains con la Motoretta............ que pesaba un muerto!

    Perdonar este parentesis en este post pero no lo he podido resistir. Yo tambien tengo muchísimos recuerdos de ella.

    Esta foto la he sacado de la red, la mía era de color roja.

    Adjunto

    1. 902f8543-e12c-497d-b086-87cb539b8d80_6.jpg (40.9 KB, 1 descargas) 12 años antiguo
    Publicado hace 12 años #
  13. La mía también era roja... Pero no se parecía mucho a ésta, jejeje! Era más alta, tipo bicicross.
    Mi hermano tuvo este mismo modelo... Pero, como antes fue de mi hermana, estaba pintada (a mano) de color rosa, jajajajaja!

    Publicado hace 12 años #
  14. La mía era igual que ésta.

    Adjunto

    1. motoretta2GAC.jpg (16.6 KB, 14 descargas) 12 años antiguo
    Publicado hace 12 años #
  15. Ok.

    Publicado hace 12 años #
  16. yo vivo en una zona de buenos aires con mucho trànsito, y de chico no usaba mucho la bici, hace unos años me puse de novio con una chica que andaba mucho en bici, por la ciudad la usaba como medio de transorte, asi que me compre una porque vi que era la mejor manera de transportarse, y cuando nos quisimos ir de viaje juntos ir en bici pareciò lo màs natural.

    Publicado hace 12 años #
  17. ¡Qué guapo¡ Santismo llegaste a la bici a través del amor.

    Publicado hace 12 años #
  18. Yo empecé con las bicis envidiando las de mis vecinos y miagando para que me dejaran "dar una vueltina". Cuando mis padres pudieron comprarle una a plazos a un emigrante que volvía de Alemania, fui la sensación del barrio, frenando a contrapedal ¡que derrapes! Como la bici era muy grande para mí, tenía que montar desde un bordillo y para bajarme perfeccioné la técnica de descolgarme en marcha sobre un pedal, saltar al suelo ¡y dejar que la bici siguiera sola hasta que se estrellara!

    Siempre he tenido ansia de horizontes y cuando empecé a tener mi propio dinero me fui comprando bici tras bici... hasta que compré la primera moto. Luego todo es degenerar: motos, coches,... Y te vas haciendo mayor.

    El el 92 me abrieron el coco para extirpar un supuesto tumorcillo. Quedé tal débil tras la intervención quirúrgica que durante semanas no podía sostener ni mi propia cabeza. ¡Pero era el año de las olimpiadas!
    Cuando pude compré una Trek híbrida y empecé a pedalear de nuevo. A los tres meses ya me tuve que comprar una Otero de montaña para meterme por los caminos que me pedía el cuerpo. De aquella había vuelto a estar en forma pero luego... por cosas de la vida, cuando te vas a dar cuenta has dejado la vida sana y acabas con 40 kilitos de más y hecho una mierda física y emocionalmente.

    Pero como el camino siempre tira, he vuelto a la buena senda. Hace unos meses, gracias a que descubrí Rodadas, decidí comprarme una bici rutera. Al final acabé comprando una Tiban trail 7 en el Decatlhon con la idea de ver si me merece la pena comprar, cuando la merezca, una "de verdad". Bueno, esta no es tan mala, la verdad, no es la bici sino el ciclista.

    Tengo el objetivo de hacer algo como el Camino de Santiago para el año que viene. Mientras tanto trato de ir dejando por los caminos los kilos que me sobran y voy superándome haciendo rutillas cada vez más largas.

    Estoy muy contento porque he recuperado sensaciones que ya había olvidado (no, no me refiero a las agujetas :-)) y estoy volviendo a comprender un concepto de vida del que me había apartado demasiado. He redescubierto que las cosas realmente importantes son muy simples y están al alcance casi de cualquiera. Algo tan sencillo como sentirte libre de elegir tu ruta, de alcanzar un horizonte y dejar otro atrás, sentirte orgulloso de moverte con tu propio esfuerzo, con el equipaje justo, de enfrentarte a tus miedos, soportar las fatigas y vivir a tope la recompensa de saber que has llegado y que podrás irte de nuevo cuando quieras.

    ¡Uy! perdón. Si es que me dejo llevar y suelto cada rollo... la viellera, ya se sabe.

    Un afectuoso saludo para xixonetu, paisanu y de mi quinta. Ánimo y mucha suerte. Por cierto que pasaste muy cerca de mi casa. Uno de mis circuitos de entrenamiento incluye la subida a Picullanza. Sólo que yo luego bajo a La Manjoya, pillo la vía verde de Fuso y vuelvo por el valle de Bueño.

    Publicado hace 12 años #
  19. Para mi ir en bicicleta siempre ha sido algo normal, desde pequeña era l manera más fácil de desplazarse por el camping donde veraneaba, aunque pronto el camping se me hizo pequeño y sin permiso y sin que lo supieran los papis, empezé a descubrir los pueblos y las carreteras de los alrededores.

    Con 18 años la bici empezó a ser mi medio de transporte natural en la ciudad, asi que en unos momentos en los que no existían los autobuses nocturnos en Barcelona, mi bici y yo volviamos cada día a casa de trabajar....

    El cicloturismo llegó más tarde, cuando después de hacer el camino de santiago caminando, fijé mi vista en la ruta de la plata, entonces los albergues estaban muy separados entre ellos para hacerlo andando, asi que pensé, pues me voy con la bicy, y asi fue, me fui con la bici, unas alforjas nuevas y sin saber nada de mecánica a la ruta de la plata, hasta que fracasé al cuarto día, volviendo a casa con una insolación espectacular y un cambio de marchas destrozado tras perderme y tirar la bici por encima de una valla que me protegiera del campo de toros donde estaba.

    Años mas tarde, la espinilla de acabar la ruta de la plata estaba alli, asi que volví, con la misma bici, las mismas alforjas pero con algunos conocimientos de mecánica. Esta vez triumfé y disfruté tanto que ahora ya no concibo unas vacaciones sin mi nueva bici...., y casi casi ningún fin de semana.

    Apa, a ver quien es el siguiente de explicar su historia!

    Publicado hace 12 años #
  20. ...pues mi historia es tan simple como que a mediados de los 90 solía practicar senderismo , y muchas veces solía cruzarme con gente haciendo rutas pero en bicicleta,lo cual ya me empezaba a llamar la atención, (el pensar ..."yo algún día haré lo mismo") si a eso lo unimos el que por aquel tiempo cada vez iba teniendo más ansias de libertad ... pues bien , resultó que un día de verano organizamos entre varios amigos una salida en bicicleta por las medianías de Gran Canaria, la cual todavía guardo en mi retina, y que difícilmente podría expresar con palabras aquellas sensaciones de libertad, aquellos colores del sol reflejados sobre la piedra volcánica, unidos al cansancio de una primera e inolvidable excursión en bicicleta¡¡¡ ...Qué recuerdos ¡¡¡¡.
    Poco a poco me fui metiendo en el mundillo de la MTB , pero con el tiempo me dí cuenta de lo que verdaderamente me gustaba era el cicloturismo y el conocer nuevos lugares de una forma diferente.Con lo que con el tiempo y con diferentes sucesos que acontecieron en mi vida, los cuales sería muy extenso el contar aquí,me hicieron dar un cambio radical en mi vida, y terminé montándole las alforjas a la bicicleta y lanzándome a conocer un mundo que sólo estaba acostumbrado a ver en postales.

    saludos.


    Publicado hace 11 años #
  21. Supongo que será por el invierno o por las nevadas que están cayendo por doquier, pero parece que últimamente todos cogemos menos la bici y soñamos un poco más, con viajes, con planes... Y también parece que reflexionamos un poco más que en los días de sol, pedales y calor.

    Esto me ha venido a la mente después de leer, en otro hilo, un post de victorblanes en que explica qué encentra él en el cicloturismo. Entonces yo me he preguntado, no qué encontramos sino ¿porqué hemos empezado en el cicloturismo?

    Mi historia es un poco rocambolesca:

    Yo estudiaba diseño y navegando por internet me encontré con unas bicis muuuy guapas, hechas a mano en USA, lo que me trajo a la memoria una bici que tiene mi suegro en el garage, y que pensé que podía utilizar para ir al trabajo. Empecé por ahí, encogido como un gorrión cada vez que me encontraba con un coche, yendo a trabajar en bici poco a poco hasta que alcancé confianza y me decidí a comprarme una de segunda mano. Venía con transportín, guardabarros... Una touring bike, vaya.
    Luego salimos un fin de semana por los campos de alrededor; luego otro fin de semana... Así cada sábado que podía, me escapaba con la bici, pedaleando a mi ritmo, llegando cada vez un poquito más lejos, haciendo unos pocos kilómetros más cada fin de semana... Hasta que pensé que sería genial viajar por el mundo en bici. Y así voló el verano.

    Aun me falta iniciarme con las alforjas como es debido, empezar por recorridos medios e ir cogiendo confianza (todo llegará, los grandes logros se consiguen poco a poco) ya que en estas latitudes el otoño no perdona, la lluvia es el pan de cada día, y en invierno es la nieve...

    Nunca pensé en el cicloturismo y, francamente, nunca había oído hablar y poco me atraía. Así que de una página de diseño, fui saltando, hasta llegar aquí y descubrir que incluso en invierno, con dos palmos de nieve se puede coger la bici y salir a disfrutar como un loco. Porque lo mejor del cicloturismo para mí es eso: disfrutar.

    ¿Y vosotros? ¿Porqué o cómo empezásteis en esto del cicloturismo?

    Un saludo.

    Una bici no es una máquina. Es una herramienta para descubrir el mundo.
    https://www.instagram.com/bikepackingdad
    Publicado hace 11 años #
  22. Siento pasión por la bici desde siempre. DE pequeño "robaba" bicis en el pueblo para darme un rulo (logicamente luego las dejaba donde estaban. Era un pueblo pequeño de Valladolid y podrían correrme a gorrazos).
    Con mi primer trabajo, según cobre 50.000 ptas de las de entonces, allá por el año 87, me compre mi primer BTT, una Peugeot (de la que adjunto la foto) de hierro que pesaba un cojón.
    Convencí a mi novia (ahora mi mujer) para que se comprase una bici la propuse ir a recorrer Soria en bicicleta. Tuvo que engañar a sus padres para poder venir conmigo y desaparecer de casa durante dos semanas para dar un paseo por Soria en bicicleta.
    Salimos con una alforja cada uno (unas look de 15L cada una), un saco de dormir y una tienda canadiense Altus de cuatro plazas. (Voy a escanear las fotos y pondre alguna para que veáis).
    Fue toda una aventura y un romance. Alli nos enamoramos de Soria y 20 años despues nos compramos una casita en Soria para veranear y montar en bici por esos montes de Dios.

    La bicicleta Peugeot me la lleve a Inglaterra en mi periplo por el extranjero, y despues de haber probado una bici mejor, se la vendi a un compañero indio que aun conserva y muy orgullose de tenerla ya que dice que le recuerda a mi (eramos muy buenos amigos).

    Adjunto

    1. Peugeot.JPG (735.9 KB, 2 descargas) 11 años antiguo
    "Es más fácil negar las cosas que enterarse de ellas" (Mariano José de Larra)
    Publicado hace 11 años #
  23. que guapas historias ,la verdad que da gusto saber, como pudisteis caer tan bajos como yo
    que buenos sois jJjJ BUENO que buenos somos

    Somos energia..
    de ti depende, si positiva o negativa
    Publicado hace 11 años #
  24. casi me siento obligado a tener que contar por que estoy aqui. Y la respuesta es casi la misma que muchos de vosotros, tambien de pequeño me encantaba ir a la montaña con la tienda,la bici siempre me ha gustado montarla, pero es por culpa de una amigo por lo que cierto dia le puse alfoprjas. escuchando sus historias del camino a pie de santiagop,para no oirlo mas, decidi yo saber como hera,pero en mi burra modesta, me fui con las alforjas cargadas a camfran(huesca camino aragones) ,para bajar a cuestas la montaña con la burra, ese contacto que tuve,la falta de reloj, de horarios,sentir el dia de principio a fin,,todo cambio, no se si esto lo leera alguien jJj pero,eso tengo que agradecerle a mi colega. Y supe la gran diferencia que tiene una bicicleta, con tan solo, unas alforjas. Desde entonces solo pienso en salir a ver montañas...

    Publicado hace 11 años #
  25. Tiritiuk, de hecho tu pueblo, segun mi compañero de trabajo es el pueblo de las bicicletas y como paso todos los días por el veo siempre a la gente paseando con ellas.
    Tambien veo al cartero en Torrelobaton que se baja del coche, saca su bici plegable y reparte por el pueblo.

    Publicado hace 11 años #
  26. yo era de los de las rodillas levantadas x tanta bici en el pueblo, luego tuve años sin usarla, pero cuando empeze a hacer mis vacaciones en el camino, pues dije tengo que probar la bici para viajr x otros sitios y asi hice, ahora voy nivel 5

    visitar mis diarios en mi blog http://negrerinosxelmundo.blogspot.com/
    arriba el cicloturismo ultraligero
    Publicado hace 11 años #
  27. He tenido siempre gran curiosidad por todo "desde niño", donde se daba un follon alli estaba, antes tocaron otras cosas y ahora toca viajar en bicicleta, luego ya veremos..... ¡La bicicleta siempre la he usado! "desde niño".

    Publicado hace 11 años #
  28. Yo también me enamoré de las bicis desde chiquitina. Para ilustrar mis comienzos os dejo un artículo que escribí hace un par de años para la revista Pedalier. Fue mi primer artículo como colaboradora, y era una especie de presentación:

    LA DE LA BICI

    Cuando era una niña de seis o siete años aprendí a andar en bici. Era una bici pequeña, de piñón fijo, que compartía con mis hermanos y que me permitió descubrir qué era eso del equilibrio (no sin antes atropellar al párroco de mi pueblo, según dicen las malas lenguas). Desde el primer momento me sentí atraída por ese vehículo que me permitía moverme sin necesidad de tocar el suelo con los pies, como si volara a ras de suelo. Era adictivo…

    Seguí creciendo y mi sueño era tener una bici de mayor. Desgraciadamente mis padres no podían permitírselo, así que me tenía que conformar con montarme, muy de vez en cuando, en la bici de mis primos (que me venía ocho tallas mayor, pero eso no hacía sino darle más emoción al asunto), o en la bici de carretera (de carreras, le llamábamos entonces) del profesor de gimnasia. El poder usar tan poco la bicicleta, en vez de hacer que me olvidara de ella consiguió que cada vez la deseara más (tal y como decía Serrat en la preciosa canción Lucía, “no hay nada más bello que lo que nunca he tenido”). Pero todavía tuve que esperar un poco…

    Llegaron los años de universidad. Durante el primer año iba allí a diario mañana y tarde en autobús. En aquella época la red de autobuses todavía no era muy buena, por lo que no me bastaba con coger uno para llegar a la universidad, tenía que hacer un trasbordo, lo cual me suponía una media de cuarenta minutos de viaje. Cuarenta minutos que multiplicados por cuatro suponían más de dos horas y media diarias… Poco práctico. La excusa perfecta para ponerme a ahorrar y, ¡por fin!, comprarme una bicicleta que me permitiera ahorrar tiempo, dinero y, sobretodo, poder volver a disfrutar dándole a los pedales.

    Entre mis compañeros de clase había otro que se desplazaba a diario en bicicleta. El resto lo hacía mayoritariamente en autobús o andando. Esto durante el primer año. Luego las cosas fueron cambiando. Conforme pasaban los años había menos estudiantes que usaban el autobús, y más que iban comprándose coche. Yo seguía siendo “la de la bici”. La evolución más significativa fue la del compañero que también venía en bicicleta. Y digo que fue significativo porque la usó tan sólo el primer año. El segundo se compró una motocicleta. Para el cuarto año ya consiguió un cochecito pequeño, que cambió por otro de mayor cilindrada en el último año de carrera. Vaya, que iba “prosperando”. O al menos eso pensaban mis amigos, que envidiaban sin disimulo su nuevo coche.

    Hoy, quince años después, yo también tengo coche, uno pequeñito que consume muy poco y que uso sólo cuando es imprescindible. Y ya no tengo una bici, tengo cuatro, para ciudad, para carretera, para montaña… incluso una plegable que me sirve para poder viajar a cualquier lugar sin necesidad de separarme de mi medio de transporte preferido. La gente que pensaba que iba en bici porque no tenía dinero para comprarme un coche ya habrá cambiado de opinión, supongo. Los que se extrañaban de que una médico pudiera usar la bici como medio de transporte ya se habrán acostumbrado a verme y lo considerarán normal, supongo. Y si no es así, me da igual. No cambio la bicicleta por nada. No cambio por nada la sensación de libertad, el placer de notar en el rostro los cambios de estación, la satisfacción de adelantar a malhumorados conductores atrapados en un atasco, el sentir que mi cuerpo está vivo, joven y sano, la relajación que me proporciona la cadencia del pedaleo, la tranquilidad moral de saber que no contribuyo a contaminar mi entorno… ¿cómo es que los demás no se dan cuenta de todo esto?, ¿cómo es que no está mi ciudad inundada de bicicletas? Me lo he preguntado infinidad de veces, y aún no he encontrado la respuesta.

    De pequeña, cuando me dedicaba a atropellar con la bici al párroco de mi pueblo, me gustaban mucho las fábulas. Una de mis preferidas era la de la liebre y la tortuga. Me encantaba la idea de que la veloz y presuntuosa liebre pudiera verse alcanzada y superada por la lenta pero persistente tortuga. Hoy soy yo la que me siento un poco tortuga en medio de la vorágine de coches. Y me siento ganadora. Y muy orgullosa de que me sigan conociendo como “la de la bici”.

    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 11 años #
  29. Los que se extrañaban de que una médico pudiera usar la bici como medio de transporte ya se habrán acostumbrado a verme y lo considerarán normal, supongo. Y si no es así, me da igual. No cambio la bicicleta por nada. No cambio por nada la sensación de libertad, el placer de notar en el rostro los cambios de estación, la satisfacción de adelantar a malhumorados conductores atrapados en un atasco, el sentir que mi cuerpo está vivo, joven y sano, la relajación que me proporciona la cadencia del pedaleo, la tranquilidad moral de saber que no contribuyo a contaminar mi entorno… ¿cómo es que los demás no se dan cuenta de todo esto?, ¿cómo es que no está mi ciudad inundada de bicicletas? Me lo he preguntado infinidad de veces, y aún no he encontrado la respuesta.

    Felicidades Doctora...me encanta pertenecer a este colectivo

    Publicado hace 11 años #
  30. Ole! Ole! y Ole!
    Sargantana, me encantan todos tus comentarios sobre el ir en bicicleta por ciudad! Són justo los sentimientos que tenemos muchos. Yo desde que he tenido la posibilidad de ir en bici por la ciudad, no lo cambio por nada.
    Sólo añadiría que circular en bici hace que tu humor sea mucho mejor que ir en moto o coche, en que sólo buscas llegar tan rápido como sea posible. A mi ir en bici me da alas!!... y como dice Ben Harper : "true happiness is having wings"
    Perdón por desviar un poco el post (ahora mismo me castigo y me dejo sin postre)

    Publicado hace 11 años #