Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

DIA 7: Conflans-Sainte-Honorine - Paris

  • 17 de October de 2013
  • 42 kms

Decidimos desayunar sobre la marcha, tan sólo teníamos que cruzar el canal y la ruta nos llevaría a Paris en pocas horas.La putada es que cada vez que mirábamos el GPS la vuelta parecía más grande, pero por suerte hoy no tocaba nada de desnivel, sería todo un llaneo total.Atravesamos un parque enorme, de esos que suran kilómetros, donde costaba encontrar gente y en el que sin gps nos podríamos haber desorientado muy facilmente. Y tan a gusto rodábamos por alli..., que no tardamos en pinchar :-) parece mentira. Todo lo que se adelante en un buen tramo se pierde en un pinchazo. Al menos el pinchazo era chiquitín y la reparación salió bien.Durante un rato trincamos un gran carril bici, y recuerdo uno de ellos, que remontaba un puente gigantesco y tras él los enormes rascacielos del barrio de la Defence. Por un monento recuerdo que pensé: Dios mio, la que nos espera para cruzar eso!, pero luego vi como la ruta lo bordeaba y evitaba meterse en medio del meollo. El problema es que la ruta daba unas vueltas descomunales.Seguimos rodando por donde podíamos, y cuanlo lo veíamos feo nos subíamos a la acera y cruzábamos por los pasos de cebra. Despues de un buen rato observé que Rosa había perdido presión en la bici, y como estábamos cerca del final pensé en no quitar las alforjas y reparar con el spray reparapinchazos. Lo probamos y al principio parecía que funcionaba, pero al instante la rueda empezaba a chorrear espuma por la acera.. parecía que al neumático le hubiera entrado un ataque de epilepsia jajajaj. Luego parece que la fuga se reparó, pero paramos porque había perdido presión y con la alforja era incómodo, pero la válvula se había agarrotado y ya resultaba casi imposible hinchar la rueda con el hinchador de mano. No veíamos ninguna gasolinera donde darle presión, así que la solución más factible era cargar mi Dahon con las 4 alforjas. Al fin y al cabo no había subidas.Y así es como terminé cargado como una burra y la 'pequeña' puedo demostrar de qué material esta hecha. Los últimos kms los hice como se vé en la foto. La gente nos miraba y no podía evitar dejar ver una sonrisa. La sensación era rara. Al principio costaba moverla, pero en cuanto tenía una mínima inercia era un paseo. Aqui agradecí muchísimo el cambio dualdrive de Sram.Todavía a una buena distancia del centro la ruta transcurría tranquila por carriles paralelos a los canales. Se adelantaba mucho y era agradable el hecho de no tener que estar revisando continuamente el gps porque generalmente eran tramos largos que permitían disfrutarlos.Seguimos rodando, cada vez más cerca y en un momento dado encontramos el canal St. Martín, donde nos ubicamos rápidamente porque la anterior ocasión en la que visitamos Paris, estuvimos alojados muy cerquita. A partir de aqui era un tramo urbano al 100%, con carriles bicis por doquier, pero en los que momentáneamente había que pasar de una punta de la acera a la otra, como el resto de 'parisinos'.Resultó más sencillo de lo que parecía, porque hasta en el centro de la ciudad los conductores tenían siempre muy presente lo que hacían los ciclistas, y aunque se terminaba el carril bici, los coches se paraban y nos dejaban pasar primero. Y cuando nos dimos cuenta, ya estábamos en la plaza de la Bastilla. El track terminaba aqui, pero consideré que no era este el final esperado, así que seguimos rodando hasta Notre Dame.  Y allí, a pocos Kms de la Bastilla, llegamos a Notre Dame , y justo enfrente, a la placa indicativa, que señalaba la dirección hacia Londres, la misma que vi un año atrás y la que me picó para buscar info y permitió hacer realidad esta ruta.Ahora ya podíamos descansar tranquilamente, hacer la fotosíntesis frente a la catedral, y disfrutar de un buen bocata de fuet, al mas puro estilo indigente recordando el camino hasta aqui. Tras la ducha, hay quien no pudo resistirse a tomarse unas ostras. Ahora teníamos dos o tres dias para disfrutar de Paris.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies