Volver arriba

Olivares entre Nontañas

  • 3 días 12 de noviembre de 2010 - 15 de noviembre de 2010
  • 320 Kms
  • duro
  • mixto asfalto y camino
  • España

OLIVARES ENTRE MONTAÑAS

Era una linda mañana de primavera, los cerditos saltaban de flor en flor, cuan de repente… me encuentro con la existencia de la Vía Verde del Aceite allá por el sur de la península. ¿Del aceite? ¿resbalaré con la bicicleta? ¡tendré que ir a averiguarlo! Después de algunas informaciones confusas por Internet y el estudio de algunos mapas cartográficos, en el día 12 de noviembre del año del Señor de 2010, me voy con la furgo desde la capital del reyno con rumbo sur.
Llego en una mañana otoñal, soleada y andaluza a Córdoba, tras una visita obligada a esta bella ciudad, tapas, cervecita y unas deliciosas torrijas, continuo más al sur hasta Lucena.
Tengo la dirección cogida por Internet de un hostal en el polígono industrial Los Santos, donde pienso pasar la nuite, pero ¡oh sorpresa!, dicho establecimiento es un antro de sexo y donde seguro que hay mujeres secuestradas con la vista gorda de las autoridades, no se puede uno fiar mucho de las web, por suerte encuentro otro que es sencillo, económico y normal, para más señas por si a alguien le interesa es El Polígono, tf. 957502488. Este hostal está situado justo detrás de la vía verde, o sea que me viene fenomenal.
Después de una visita a Lucena y unas compras para el viaje, regreso al hostal, guardo el equipaje en las alforjas, reviso los repuestos y la bicicleta, cena, un poco de lectura y a dormir.
Día 13 y sábado:
Pues después de una tranquila noche, un desayuno para cargar las pilas y todo preparado, salgo con la luz del día a realizar esta aventurilla. Mi intención es recorrer la vía verde, pero para no ir y volver por la misma, me voy a dar un rodeo por el Parque Natural de las sierras Subbéticas hasta llegar a Jaén.
El día está fresco y soleado, estos días atrás ha llovido intensamente por la región y supongo que el terreno no estará polvoriento. Sigo la vía verde hasta la antigua estación de Lucena, de aquí voy a la ciudad. Veo una panadería donde compro unos molletes de pan y salgo por un camino asfaltado hacia el este, para acabar perdido por un bosque de olivos fiándome del mapa y el GPS, donde el terreno está tan embarrado que me hundo con la bici, imposible continuar, doy la vuelta arrastrando la bicicleta, ya que las ruedas tienen tanto barro que no giran, las suelas de mis zapatos tienen además como 10 cm de alza.
Consigo salir a una pista que me sacará a la carretera A-331, la cual quería haber evitado. Estoy en los Llanos de Don Juan y ahora ruedo por asfalto durante 1,5 km., como es sábado no hay mucho tráfico. Abandono la carretera pasada esta población por una carretera a la derecha que sigo hacia un depósito de R.S.U., un poco antes de éste, giro por un camino a la izquierda entre olivos, cuesta abajo que me llevará a Zambra, antes de llegar, al paso por una granja, un perro enorme me quiere comer, tengo que descabalgar de la bici para hacerle frente y menos mal que sale el dueño; no se quien era más animal de los dos.
Llego a Zambra y desde aquí circularé por tranquilas carreteras secundarias, ya que no hay mejor opción para ir tan cargado y con el terreno tan embarrado. Cuesta arriba, cuesta abajo y repitiendo esta secuencia repetidas veces, llego a una bonita sierra y a los pies de Peña Bermeja, el punto más alto de la provincia de Córdoba con 1474 m. Continúo entre \\\\\\\"cortijos\\\\\\\" abandonados y montes hasta que el camino no está muy claro, el mapa tampoco y acabo en una senda de cabras con la bicicleta cargada, creo que me he perdido de nuevo, pero afortunadamente me encuentro con dos ciclistas, Pedro y Manolo, que me dicen que las cosas por aquí son así, si no quieres carretera, los caminos son durillos. Los tres vamos en la misma dirección y ellos terminan en Priego de Córdoba. Antes de llegar al pueblo me invitan a una cerveza, otra, otra… hazta que digo que io no quierrro maass.
Ellos siguen con las cervezas, nos despedimos y me recomiendan que continúe por la carretera hasta Alcalá la Real, ya que los caminos son para perderse. Paso por Almadenilla y no veo ningún bar para tomar un café, así es que sigo. La carretera tiene unas CUESTAS ARRIBA que no dejan respiro. El tiempo pasa lentamente, son 30 km pero a este ritmo lento de unos 10 km de media, veo el atardecer muy acelerado, a partir de las 18 h la penumbra comienza y llego a Alcalá cuando encienden las luces. Busco un hostal para pasar la noche y me doy una vuelta nocturna por Alcalá (aquí se dice que nació Juan Ruiz, el famoso arcipreste de Hita) haciendo tiempo para la hora de cenar. Después de una opípara cena me voy a dormir, que ha sido un día muy duro con casi 100 km. de recorrido.
Día 14 y domingo:
Me despierto después de dormir 9h 30. Ayer el día era frío y soleado, hoy está nublado y con menos frío. Recojo todo, doy mis primeras pedaladas por el pueblo en busco de una cafetería y triunfo, encontrar un bar abierto en domingo en un pueblo de España es cosa de mucha suerte. De nuevo con las baterías cargadas, me enfrento al primer cuestón del día para salir de Alcalá, no es más de 1 Km pero con una pendiente tan fuerte que me dejo parte del desayuno en ella. A partir de aquí sigo como lo que espera un ciclista de pro: pa riba, pa bajo y pa riba y pa bajo. Si el día de ayer resultó duro, el de hoy no creo que sea para menos, me esperan dos puertos con sus preliminares.
De momento circulo por carreteras sin apenas tráfico. Paso por Fuente del Rey, Santa Ana, Ribera Alta y Frailes, a partir de aquí, abandono el asfalto para adentrarme por unas pistas que atraviesan la Sierra del Trigo.

Los lugares por los que voy pasando van mejorando en belleza desde que salí de Lucena. Al cabo de unas horas y de los sube-baja de rigor, llego a un alto desde el que se ve muy abajo Valdepeñas de Jaén. Una larga y fuerte pendiente pone los frenos al rojo, hay que bajar con moderación.
Pasado Valdepeñas me vuelvo a internar en otra sierra de paisajes espectaculares, esta vez atravieso la de La Panadera para ir a parar al embalse de Quiebrajano, pero antes tengo que pasar el puerto de Coberteras. El cielo se pone cada vez más oscuro y creo que hoy llegaré mojado. Pasado el embalse, recorro el espectacular desfiladero del río Quiebrajano. Llego a Puente de la Sierra donde tomaré en un cruce la carretera que sube a Jaén, pero me tomo antes una cerveza con unas tapas en el bar del cruce. Los últimos kilómetros se hacen ya cansados hasta llegar a la ciudad y sigo con la nube amenazadora. Bajo hasta la estación que han reconvertido parte de ella en hostal donde me \\\\\\\"aloho\\\\\\\", justo ya entrando, comienza la lluvia de la que me he ido librando durante todo el camino.
Después de una reconfortante ducha y ver como se cae el cielo afuera, me voy a dar un paseo por la ciudad cuesta arriba y cuesta abajo, ya que está construida en la falda de una sierra. Acabo cenando en un triste burri-king, pues hay un partido de fútbol del Real Madrid contra no se quien y todos los bares y restaurantes están llenos de gente, ruido, humo de tabaco y nadie me hace caso. Hoy han sido otros casi 100 km también bastante fuertes y después de un poco de lectura, me duermo como un ceporro.
Día 15 y ya es lunes:
Después de la tarde y noche de lluvia, el día amanece claro, soleado y frío. Recién afeitado, descansado y con una sonrisa después del desayuno (no desayunéis en el bar de la estación que es caro y mediocre), me pongo a rodar sobre la tan ansiada Vía Verde del Aceite.
Mi intención es hacerla del tirón hasta Lucena, son unos 104 Km. El comienzo es algo complicado, pues no parte de la misma estación, conviene preguntar pues está un poco lioso, hay que llegar como referencia, al polideportivo de las Fuentezuelas que está hacia el oeste de la estación del tren y próximo a las vías. Una vez que se coge, tampoco parece muy claro, pues hay unas obras, está destrozado el camino y lleno de barro por el paso de camiones. Pero con un poco de fe y en unos cuantos metros, entró en la magnífica vía, la cual no tendrá perdida hasta que llegue al hostal en Lucena.
Se cruza dos veces la autovía A-316 antes de llegar a Torre del Campo (13 km desde Jaén). A la salida de este pueblo atravieso un túnel de 620 m. En seguida llego a Torredonjimeno (4,5 Km desde Torre del Campo) cruzando otro túnel de 180 m. La vía pasa por Martos (7,2 Km desde Torre Don Jimeno) y es un buen momento para tomar un café, comprar pan y algo para meter dentro, a partir de aquí pasarán muchos kms hasta el próximo bar.
A 27 km de Martos vemos la Laguna Grande y 4,3 km más llegamos al viaducto que atraviesa el embalse de Valdemojón, entrada de la provincia de Córdoba. Pasado el viaducto, encontramos la Laguna del Conde a 4,2 Km. Por fin otros 5,5 km más y llegamos a un lugar para repostar, en la tienda bar de Santa Rita podemos comer un menú a un buen precio, un bocata o lo que nos apetezca. 800 m más y llegamos a la estación de Luque, reconvertida en un agradable bar de descanso de la vía. Junto a la estación hay un hostal, pero cuando pasé por allí estaba cerrado, no encontré a nadie que me supiera decir si funcionaba. Según la web, en el pueblo funciona un albergue municipal con 22 plazas, http://www.subbeticaviva.com/. El pueblo está a 3,5 km de la estación y hay un desnivel de 180 m. En la zona hay algunas casas rurales para en plan de luxe para los que naden sobrados de pasta.
Después de la estación de Luque llegamos en 6,8 km a Zuheros, pequeño pueblo a la entrada de un barranco y con una bonita zona de escalada deportiva. Para llegar al pueblo desde la vía, hay que girar a la izquierda cuando esta se cruza con la carretera. Para incorporarnos a la vía, habrá que desandar el camino. Continuamos atravesando un viaducto y a 1,5 km en el cortijo de Guerra, nos indican un desvío provisional, más adelante un corrimiento de tierras ha tapado la vía. El desvío nos saca a la carretera y en 3,4 km llegamos al puerto de Zuheros. Aquí hay un desvío por si nos hace falta algo que en 1 km llega a Doña Mencía. Desde aquí en 13,4 km llegamos a Cabra. También la estación ha sido reconvertida en lugar de ocio donde podemos tomarnos algún refrigerio.
Esto ya se está terminando, mi meta queda próxima una vez que pase Cabra. Nos encontraremos otro tramo de la vía hundido después de Cabra y nos sugieren un desvío pero yo sigo de frente bordeando un poco el derrumbe y se pasa bien. De nuevo en la vía y ya sin ningún impedimento, llegaro a Lucena (12 km desde Cabra). Mi meta está a 2,4 km de éste punto, llego al hostal, guardo el equipaje y la bici en la furgo, como algo ligero y vuelta para casa.
RECOMEDACIONES:
- No hacer estos caminos en verano o días calurosos, las temperaturas altas por aquí son seriamente elevadas.
- Llevar siempre agua y algo de comida.
- Hay que cruzar algunas carreteras ¡mucho cuidado!
- Es complicado el transporte público para volver con la bici al punto de origen.

- La Vía Verde así como el resto del recorrido tiene muy bellos paisajes.
- http://www.viasverdes.com/ViasVerdes/Itinerarios/
- La gente en general es muy amable.
- No olvidar repuestos para la bici, yo pinché.
- Las torrijas que me comí en Córdoba estaban muy buenas.
- En las proximidades de los pueblos, la vía esa utilizada por mucha gente de todas las edades para pasear, llevar cuidado para no cometer atropellos, es muy normal caminar en grupo, tener en cuenta que el peatón en estas vías, siempre tiene preferencia sobre cualquier vehículo, incluidos los de dos ruedas.
- Cuidado si os encontráis a algún andaluz que os invita a cervezas.
- Por favor, guardar la basura hasta que veáis un contenedor.
- Buscaros más recomendaciones en un libro, yo ya me he cansado.
NOTA:
Este artículo no está penado ni perseguido por la ley si lo queréis copiar o difundir a vuestros colegas.
BUENAS RODADAS
Alfredo Martínez

La ruta

Viaje entre Lucena, Alcalá la Real, sierras de Córdoba/Jaén y Lucena

La parte de la ruta que más te ha gustado

Travesía de la sierra.

Y la parte que menos (la que te saltarías en bus si lo volvieras a hacer)

Circular por algunas carreteras y algún cruce peligroso. Dueños de perros asesinos.

El pelotón

En este viaje íbamos... 1 persona.

Las bicis y el equipo

  • Tipo de bici: montaña con suspensión delantera.
  • Cómo llevabas el equipo: Bolsa de manillar, alforjas traseras, bolsa de sillín (bikepacking)
  • En qué plan íbais: Medio
  • ¿Algo que te sobrara o faltara?: No
  • ¿Alguna pieza del equipo que no iera el resultado esperado?: No
  • Algo extravagante que llevaras en las alforjas: No

El viaje

El mejor día

Todos.

El peor día

El día que me perdí en un bosque de olivos llenos de barro.

El mayor quebradero de cabeza

La amenaza de lluvia.

Si repitieras el viaje, ¿qué harías diferente?

No me iría por senderos de montaña.

Recomendaciones a alguien que vaya a hacer este viaje

No hacerlo en verano ni en día calurosos.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies