Volver arriba

Segundo día : Ya vamos con retraso

  • 13 de julio de 2013
  • 110 kms

Me despierto a las 7 como había puesto la alarma, mi compi se hace un poco el remolón...me pongo a revisar algo las bicis, le engraso la cadena, intento cerrarle bien el eslabón de la misma que se había enganchado, aprovecho para meterme al cuerpo algo de comida y tras ver el encierro de San Fermín en la televisión y observar a los heridos tras la montonera que se había producido en el acceso a la plaza de toros, abandonamos la habitación.

Pagamos el hotel, continúa el mismo hombre de anoche en recepción, le preguntamos si sabe de algún taller cercano de bicicletas y nos comenta uno pero que no abre hasta las 10, así que buscamos el Albergue Juvenil en el que se supone que nos tienen que sellar la credencial y aunque la mujer que me atiende dice no tener ni idea del tema, consigo que nos ponga un sello del albergue y buscamos un sitio para desayunar hasta que abra el taller.

El desayuno bastante normalito y no muy económico en un bar...aunque bueno, lo hacemos en la terraza junto a las bicis...lo malo, es que aparecen un par de individuos que todavía no han terminado la fiesta y la lían un poco, el camarero no les quiere atender, comienza a dar golpes a las cosas...en fin, un "show" y la gente que no hace ni dice ni media...no lo entiendo...la verdad. Saco el capote y con un poco de mano izquierda consigo que los amigos del individuo embriagado se lo lleven de allí...pagamos el desayuno y nos vamos a la tienda de bicis a esperar que abran.

A las 10 abren, a las 10,03 llega el mecánico, le dice que tiene el tema que si le cambia la cadena seguramente tenga que cambiarle también los piñones, así que lo que hace es cambiarle el eslabón que se abrió y fuera....3 euros de reparación....y que sea lo que tenga que ser.

Aprovechamos que pasamos por un supermercado Día y cogemos unos plátanos y bebida isotónica. Por fin salimos de Segovia a las 10:25 de la mañana y ponemos camino hacia Santa María la Real de Nieva, no encontramos el supuesto camino así que vamos por el arcén.

 

Me siento algo mejor que ayer, ponemos un buen ritmo y me acoplo a rebufo de mi compi, llevamos buena media ya que es casi todo llano, veo en el marcador varias veces buenas velocidades y en apenas una horita y poco llegamos a Santa María la Real de Nieva.

Entramos al pueblo y al llegar a la plaza nos paramos en sus bancos que están a la sombra. Tomamos algo de líquido y unos frutos secos, mientras andamos por allí, llega una señora de unos 55 años con su bici y su transportín, nos saluda, nos comenta que si vamos por el Camino, nos cuenta que suele hacer cicloturismo, que se ha hecho etapas de la Transpirenáica , tramos del Camino desde Roncesvalles, muy maja, la verdad. Nos informa que el camino que hay es muy poco “ciclable”, mucho arenal y mal señalizado, por lo que nos recomienda ir por la carretera.

 

Se marcha, nos desea buen camino y nosotros continuamos la ruta sobre las 12.15 del mediodía.

Continuamos por la carretera, llegamos a Nava de la Asunción y ponemos rumbo al pueblo de Coca.

Aquí, nos alcanza un grupo de 4 chicos, que se les ve bien preparados y fuertes, aparte de sorprenderme el poco equipaje que llevan, justamente el último a llegar a mi altura me fijo que lleva la equitación de un club ciclista que conozco de un municipio del sur de Madrid, me pongo a su par y comenzamos a charlar, le comento que no esperaba encontrarme un chico de dicho club en mitad del Camino de Santiago y hacemos buenas migas. Me comentan que tienen planificado llegar a Santiago el jueves 18, y que son de varias peñas ciclistas de bici de carretera. Nos acoplamos a ellos y aunque no somos capaces de darles relevos porque van a fuego el ir a su rebufo nos hace ir bastante ligeros. Hacemos con ellos otra horita a buen ritmo, pero al empinarse un poco la carretera no soy capaz de mantenerme con su trote y ahí ya nos despedimos.

 

Continuamos nuestra marcha y llegamos al pueblo de Olmedo sobre las 3 de la tarde, decidimos parar y comer allí, llegamos a la zona centro y hacemos parada en una terraza…tras unos minutos aparecen los chicos de la grupeta anterior y nos comentan que van hacer noche allí.

Nosotros tenemos que seguir un poco más para recuperar lo perdido del día anterior, así que tras comer un buen bocata y tomar un par de jarras de cerveza “sin” con limón buscamos un sitio con sombra para descansar.

Encontramos un pequeño parquecito, en el cual no nos cortamos, sacamos los aislantes y nos echamos una pequeña siestecita hasta que el sol bajase porque hacía un calor del demonio.

 

Sobre las 5.30 nos volvemos a poner al tema, encontramos una fuente donde rellenar las cacharras y yo me empapo bien para soportar el calor mejor. Tras eso ponemos rumbo de nuevo al camino.

 

Llegamos a Mojados y tras un tramo que el camino va junto a la Nacional N-601 cogemos el camino, ¡¡¡en qué hora!!! Empieza bien la pista, pero se acaba convirtiendo en un arenal de fábula…nos hace bajar mucho el ritmo pero al menos ninguno acaba en el suelo…

 

Para añadir, empieza a levantarse tormenta, no termina de llover pero el viento comienza a soplar bastante fuerte, nos entra en diagonal de cara o bien lateral, no sé que es peor, porque los bandazos que me hace dar con las alforjas me hace temer por irme al suelo…por suerte vamos por una pista forestal y no hay tráfico alguno.

 

La bicicleta de mi compañero comienza hacer un ruido muy extraño al dejar de pedalear, tiene pinta que algún rodamiento del pedalier se le está gripando…tiene mala pinta…pero bueno….por ahora no revienta jajaja.

 

Estamos próximos al destino, son las 9 y pico de la noche, nos estamos quedando sin líquido y no encontramos fuentes ni gasolineras ni nada de nada….por suerte llegamos al municipio de Viena de Cega que justo a su entrada nos regala una fuente…nos detenemos, llenamos líquidos y saco comida de las alforjas porque llevamos demasiado sin probar bocado y se nos nota. Por cierto, que se nota que ese municipio es bastante apañado, vemos unas casas y unos coches de quitar el hipo

 

Confirmo llamando al albergue de Puente Duero-Esparragal que hay sitio y le informamos que vamos para allá.

 

Llegamos casi a las 10 de la noche, el hombre que lo lleva nos recibe muy cordialmente, nos sella nuestra credencias y nos explica como va todo. El albergue es un pequeño bungalow con capacidad para unas 10 personas, solamente hay otro peregrino y nosotros dos, como hay dos habitaciones estamos solos en la nuestra. Está todo muy limpio y aunque los colchones un poco hundidos creo que no se puede ni debe pedir más. Además que es un albergue de “donativo”.

Albergue Puente Duero

Nos pegamos la ducha de rigor tras dejar las bicicletas y justo a unos 100 metros del albergue vimos un par de bares, decidimos ir a tomar una cocacola y nos sienta de lujo…reconozco que echaba de menos esa maldita bebida jajaja.

 

Tras tomar un par de ellas, nos vamos al albergue, el hombre nos informa que mañana nos prepara el desayuno cuando nos vayamos.

 

El segundo día ha sido mucho más productivo, pocos percances y hemos podido recuperar un poco los kilómetros que no llegamos hacer el primer día.

 

Conectar la alarma para las 7 de la mañana y al saco a dormir.

 

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies