Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas. Etapa 10

  • 1 de July de 2013

La Transnevada, Segura, Cazorla y las Villas.

De vuelta a Andalucía, en busca de la nieve.

Etapa 10

Abrucena-Posada de los Arrieros (Bayarcal)

Se dice, lo se, que un Parque Nacional no es el mejor sitio para ir en bicicleta, tengo experiencia en ello, no es posible adentrarte en el Parque de Doñana o en el de Ordesa en bicicleta y algo similar ocurre en alguna parte del Parque por el que hoy he comenzado a transitar.

La Transnevada es una ruta circular alrededor de este Parque, el más alto de la Península, dejado en un extremo de la piel de toro. Como todo en esta vida el recorrido oficial es mejorable y de ello me dí cuenta cuando en esta mi primera etapa Almeriense me fijé en que según la ruta oficial hoy debía de acabar en… ninguna parte… eso fue detectado por Miguel Ángel y modificando el trazado original propuso acabar esta etapa donde yo la he acabado: en un sitio que se llama la posada de Los Arrieros en Bayarcal.

Que hay allí? Nada aparte de la posada en si, un kiosco donde comer o beber algo y poco mas, tan solo un poco más allá se encuentra la zona recreativa de Bayarcal que permanece incomunicada gran parte del año por la nieve. El viajero ha tenido suerte, la posada la han abierto justo el dia en el que pasaba por allí eso si, ha tenido compañía… unas decenas de criaturas juveniles

El buscador de sueños o el que quiera encaramarse en estas paredes  en las que el viento pasa temeroso, en las que la nieve está siempre presente, debe de aprender cuanto antes esta lección y ser previsor.

Los dos mil metros de altura tienen un nombre; puerto de la Ragua, ahora mi meta será trasladarme, elevarme más allá alcanzar una de esas nuevas conquistas que tengo en mente. Tal y como expliqué al inicio de este viaje, se me quedó clavada en el alma el no poder pasar de aquellos 2500 m de altura, la máxima a la que he estado con mi compañera, con mi equipo…

La sonrisa era un tanto extraña para quien mirara al viajero que tras sus gafas observaba a quien le observaba, la fuente dejaba caer el agua que emitía ese sonido tan característico y embriagador en las noches de estío, hoy el viajero miraba al viajero, el viajero miraba al ciclista que lentamente acompasaba sus movimientos suaves e iniciativos para horadar la montaña, el, que viaja desde hace días tiene grabada en la piel todos y cada uno de los rayos del sol que atenuados por la protección que se embadurna le ha mandado el sol.

Lentamente, como si de una representación se tratara, ha sido observado, estudiado, diseccionado, ha notado una mirada penetrante cuya fuerza se disipaba con el ritmo de las pedaladas. Su mirada.

La montaña le ha dado los buenos días al tiempo que le ha presentado lo que cabía esperar: una subida bestial que al poco de iniciar el día alcanzaba un desnivel de centenares de metros para explicarle que en realidad era ella que con ojos de persona también estaba observándole para hacerle entender que ha llegado el momento, para que sin más demora supiera en que iba a consistir esta parte del viaje: grandes desniveles, profundos valles, laderas que parecen no tener fin hacia el valle, hacia las cimas…

Al encuentro con la nieve.

El viajero, soñador circunstancial, se ha defendido como ha podido diciéndole que conoce esta montaña, en su lado sur mientras se esforzaba en alcanzar la primera de las cotas difíciles de alcanzar: 2361m y mantenerse por encima de los 2000m en prácticamente cuarenta km.

Hasta hoy no había hecho nada similar, se quedo no hace tanto casi un centenar más abajo…

Y en cambio, sabe que esto no ha hecho más que empezar.

Cena…. En el restaurante de la Mari junto a la iglesiaDesayuno 1… en un bar cercano poca cosa habíaDesayuno 2… un par de pastelitos en la montaña donde como sabeis, no hay baresComida… en el kiosco de la ragua y anteriormente frutis sequisAlojamiento… La posada es una maravilla, por la crisis no pueden mantenerla abierta.

Manchas verdes que debieran de crecer.

El delta del EbroLa Sierra de IrtaPrat de Cabanes-TorreblancaSerra d’EspadaEl Parque Natural de Serra CalderonaParque Natural del TuriaEl parque Natural de Chera-Sot de CheraLas Hoces del CabrielParque Natural de las Lagunas de RuideraParque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las VillasParque Natural Sierra de BazaParque Nacional de Sierra Nevada

 

el recorrido no es posible documentarlo si bien la ruta tiene una enorme ventaja: esta perfectamente señalizada.

y estas son las fotos

 

http://www.flickr.com/photos/61993885@N05/

 

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies