Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

De Maderuelo hasta la Tierra de Pinares burgalesa

  • 24 de July de 2013
  • 114 kms

Despierto de madrugada en Maderuelo, monto la trangia, el cafetito y en un plis plas recojo el campamento y emprendo camino hacia Aranda. Nada mas dejar la orilla del Embalse, la carretara gira a derechas emprendiendo un duro repecho de varios kilómetros y al coronar, cojo una comarcal a la derecha que transita por una meseta de cereal, hasta entrar en la provincia de Soria. Luego tras un descenso largo, aparece el pueblo de Castillejo de Robledo, con un pequeño castillo en un alto junto al pueblo y de ahí cojo la carretera hasta Santa Cruz de la Salceda, preciosa, estrecha y encajonada, casi plana y que discurre entre curvas para entrar ya en la provincia de Burgos. De Santa Cruz a Vadocondes en donde cruzamos el Duero y de allí hasta San Juan del Monte, por una carreterilla comarcal con el asfalto de aquella manera que te hace botar y botar, siempre en un ascenso mas o menos pronunciado. Una vez allí, giramos a la derecha por la BU-925, que nos llevará primero a Peñaranda de Duero, con su espectacular castillo, de enormes dimensiones, original del s.X y su palacio de los Condes de Avellaneda...merece la pena hacer un alto, tomar un refrigerio y dar una vuelta por su calles....luego Arandilla y despés Coruña del Conde en donde flipo al ver un caza antiguo del ejercito español como incrustrado contra su pequeño castillo...luego al pasar se observa que no, que es un avión que han puesto a modo de exposición junto al castillo a la misma altura, pero el caso es que visto desde la carretera, viniendo de Peñaranda da toda la pinta de lo que decía. Y de ahí a Huerta del Rey, donde intento comprar algo de leer sin ningún éxito teniéndome que conformar con ejemplar de El Pais.

Después, giro a la derecha hacia Espejón....tras un par de kilómetros serpenteantes entre cereal, el desvio a Espejón aparece a la izquierda encaminandose hacia el monte, la carretera se encajona entre unos cañones de caliza, poblados de encinas, para desembocar finalmente en Espejón. Ahí como en un bar un menú por 10€ bastante decente. Breve siesta y al salir de Espejón en dirección a Hontoria del Pinar, la carretera se eleva, por un puertecillo corto pero de fuerte desnivel para adentrarnos en una zona de pinar, que baja con mucho curveo hasta dar con la N-234, que seguiremos en dirección Hontoria de la Sierra a penas 3 km.

Desde Hontoria, giro a la izquierda en dirección a Palacios de la Sierra, donde estaban en fiestas. Paro un momento en un Bar de unos chavales a tomar algo y al verme con la pinta de rutero se interesan por el viaje y flipan de que venga desde Madrid y me vuelven a invitar...un gusto el trato de la gente con los esforzados cicloturistas.

Y finalmente desde Palacios, por la CL-117 llego a Quintanar de la Sierra, en donde me alojo en el Camping, que según tengo yo visto, es el mejor de los que he probado en todo el interior peninsular...con un rio que lo cruza, todo praderas naturales y unos pinos silvestres de un porte enorme salpicados por todos lados...para el que no lo cocozca, estilo, lo mejor de Rascafría, pues así.

Esa noche ceno en el Bar del camping, una ensalada y un superbocata y a la piltra que mañana toca subir a las lagunas.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies