Volver arriba

Dia 5: Güstrow – Rostock

  • 5 de agosto de 2015
  • 61 kms

La etapa de hoy transcurre fuera de los límites del Parque Nacional de Müritz, el paisaje cambia de la frondosidad de los bosques a terrenos agricolas y ganaderos.

 

Nada más salir de Güstrow, nos sucede una de las situaciones más curiosas, extrañas y, por qué no decirlo, asquerosas, de todos nuestros viajes en bici: debido a la ligera lluvia de la noche anterior y a que el camino transcurría junto a canales de riego, multitud de babosas, y hablamos de miles o millones, cubrian, durante varios kilometros, la superficie del carril bici. En un principio eran pocas y se podían esquivar, pero llegó un momento en que era imposible, y la única manera de continuar era aplastándolas y rezando para no tener que echar pie a tierra (o a babosa, en este caso). Afortunadamente, las bicicletas tenian guardabarros, por lo que no nos salpicaron los restos de babosa y el engrudo se quedó entre el guardabarros y el neumático. Cuando superamos el tramo conflictivo, y hubo pasado un tiempo prudencial para que el engrudo se secase, hicimos de tripas corazón y limpiamos los restos del desastre.

Una vez superado el trauma y dado que ibamos bien de tiempo, paramos a comer en un pequeño restaurante en Schwaan (km. 40) , antes de emprender el último tramo del día hasta Rostock. Llegamos a Rostock con el tiempo justo para comprar los billetes para el ferry del día siguiente, que nos llevaría a tierras danesas.

 Rostock (208 mil habitantes), nos gustó bastante, a pesar de que la entrada de la ciudad no es especialmente bonita al estar protagonizada por mastodónticos bloques de viviendas de estilo soviético. Tanto el centro como el puerto poseen un gran encanto. Además, en las fechas en las que llegamos se celebraba una gran concentración de barcos antiguos en el puerto. El centro tiene mucha vida y es agradable para pasear y cenar en uno de sus restaurantes. Cenamos en un italiano en la Marktplatz.

En Rostock, pasamos noche en el Rostock Übernachtung (60eur habitación doble, sin desayuno). Se trata de un discreto hotel a 500 metros del centro histórico.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies