Volver arriba

Belgica y Holanda día 5 Rockanje-Noordwijkerhout

  • 23 de agosto de 2018
  • 100 kms

Pues hoy si que han pasado cosas, el día nos llevaba hasta La Haya ( Den Haag), un camino muy tranquilo hasta que llegábamos a la ciudad y una fina lluvia nos hacía darnos prisa por llegar, paramos en unas tiendas de bici a ver si podían arreglar el freno de disco de David, pero nada, anduvimos por la ciudad haciendo unas compras y a mí me apetecía seguir el camino, así que convencí a mi compañero y nos pusimos en ruta, pero nada más salir de la ciudad David perdió el control de la bici y al intentar esquivar un arbusto clavó la rueda en él y salió volando por encima del manillar, literal, iba detrás y lo vi todo, acojonado con el golpe me sorprendió que se levantó y simplemente tenía alguna herida en las palmas de las manos y una pequeña herida en la rodilla, (yo pensé que le faltaría algún diente y algo más serio) finalmente y después del susto la peor parte se la llevó la bici con la rueda de adelante doblada, al ver los radios flojos y después de la experiencia del primer día nos pusimos a apretarles y a continuar con nuestro viaje, pero esa rueda estaba para tirar a la basura y tuvimos que volver a buscar una tienda para arreglarla, con todo el equipaje tuvimos que desmontar todo y quedarme con las alforjas mientras él se iba con mi bici y su rueda a buscar alguna tienda que tuviera una y parecía que iba a ser fácil ya que estábamos en la capital y en un pais tan ciclista como Holanda, pero todo lo contrario, y menos mal que apareció a la hora diciendo que había una tienda que tenía la misma rueda de una bici vieja, pero hasta dentro de una hora no la tendrían preparada.

Tras conseguir tener todo preparado emprendimos el viaje y para pasar el mal trago la ruta nos regaló un paisajede dunas en un parquenatural impresionante, seguramente de lo mejor del viaje y encima el viento a favor nos hizo recuperar algo de tiempo y ayudarnos físicamente, en una parada a recoger agua sufrí la caída de mi bici encima de mi móvil con el resultado de la pantalla rota (otra vez no, en el anterior viaje en bici mi móvil murió por un golpe más pequeño, pero hubo suerte y aunque la pantalla estaba destrozada el móvil seguía funcionando)

Finalmente llegamos a nuestro destino en el que cambiamos la tienda de campaña por una cabaña (nos merecíamos algo mejor después del día que habíamos tenido) nos acomodamos y nos dirigimos al pueblo a por víveres, a mitad de camino nos empezó a llover

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies