Volver arriba

Pintadas en el retrete

Última actualización: 7 de agosto de 2020. Escrito por Alicia y guardado en Reflexiones variopintas


Lo primero que hace mi amiga Ana cuando va a un sitio nuevo es visitar el excusado. Según ella, la forma más rápida de saber dónde te has metido es echando un vistazo a las pintadas que invariablemente adornan las puertas de los retretes. Y la verdad, no sé qué tendrá ese espacio que la gente libera todo su talento creativo (a veces, escaso) en él. En ocasiones la experiencia puede ser un poco siniestra. Ana, sin ir más lejos, me comentaba el espanto que sintió el día que se le ocurrió evacuar fluidos en una de las facultades más estiradas de la Complutense (con todos mis respetos y los suyos para con los ilustres).

Sin duda el tema daría para más de un estudio científico. Un grupo de angloparlantes ha llegado a la misma conclusión y se han dedicado a sacarle foticos a los minjitorios públicos. Cuanto menos interesante. ¿Alguien se anima a repetir la experiencia en el idioma de Cervantes?

Visto en blog·pocket

 

¡Compartir es vivir!

← Anterior Siguiente →
 

Comentarios Un valiente ha comentado

  1. Geles dice:

    No tengo foto porque la cita la vio un amigo mío en un baño de la Facultad (o sea, hace mucho tiempo)y me la contó como algo curioso. Desde entonces es una de mis frases favoritas: “Si no es extraño lo que ves, es falsa la visión”. Sorprende, a veces, la sabiduría escatológica de los retretres públicos. Y sorprende también el adjetivo “escatológico” que sirve para hablar de Dios y de la mierda. Ummm, meditaré sobre ello… Voy al WC.

← PUBLICIDAD

…y llegó el día en el que el dolor de continuar siendo un capullo era peor que el miedo a florecer

— Anais Nin

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies