Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

La cara que pone un peque cuando va a toda velocidad bajando una cuesta

Por Alicia

Katie Rides Rodeo Trail at Lambert Park de Fat Cyclist

¿Alguna vez se han preguntado qué cara llevará el pequeñajo ahí atrás mientras tú pedaleas tirando de los dos? Pues eso más o menos pensó Elden Nelson (también conocido como FatCyclist, ya hemos hablado de él en otras ocasiones) y para comprobarlo colocó en su casco una cámara de esas que se usan para grabar la carretera. En lugar de apuntar hacia delante la puso apuntando directamente a la cara de una de sus hijas. Lo que tienen arriba es el resultado.

Yo diría que se lo está pasando bien, ¿no creen?

Pasen un estupendo fin de semana!

Última actualización: 7 de agosto de 2020.

Este artículo fue publicado el 2/octubre/2009. Última actualización: 7/agosto/2020 dentro de la categoría Reflexiones variopintas en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/blog/reflexiones/la-cara-que-pone-un-peque-cuando-va-a-toda-velocidad-bajando-una-cuesta/

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 3 intrépidos

  1. Carmen dice:

    Una compañera de mi hermana empezó a montar en bici a su niño con 6 meses, dicen que las carcajadas del pequeño Teo se oía por toda la calle, el niño se lo pasaba pipa de camino a la guardería, y ahora con 2 añitos ya es todo un campeón de la bici. Chulísimo el video, si señor.

    feliz finde de semana para todos, besotes viernerossss

    • Chuparuedis dice:

      Jajajajaja,… eso es peligrosísimo,…

      Mi madre hizo lo mismo conmigo hace casi 40 años, y aún me parto de felicidad cada vez que me subo en una bici…