Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

Ciclista ataca a perro que pasaba por allí

Por Alicia

El Netámbulo ha descubierto por ahí una historia espeluznate:

Por si no vistéis esta escena el otro día en el Tour os la enseño. Iba el pelotón circulando tranquilamente cerca de un pueblo cuando de repente este perro cruza tranquilamente por el medio del pelotón ajeno a todo lo que pasaba. Pensaría, joer, que de peña hay hoy aquí. Y claro, mientras el chucho iba “pensando en sus cosas”, no todos los ciclistas pudieron esquivarlo y uno chocó con él. Resultado: los 2 por el suelo


Y yo me pregunto… ¿cómo diantres ha encontrado el Netámbulo esta terrible imagen? ¡¡¡Es que solo quedo yo currando en este *#/&% pais mientras todos los demás ven el tour???

Una reflexión final: Para la pasta que debe costar la bicicleta la rueda no parece muy resistente … 😉

Última actualización: 7 de agosto de 2020.

Este artículo fue publicado el 24/julio/2007. Última actualización: 7/agosto/2020 dentro de la categoría Reflexiones variopintas en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/blog/reflexiones/ciclista-ataca-a-perro-que-pasaba-por-alli/

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 2 intrépidos

  1. Netambulo dice:

    Jajaja, querida Ali, entiendo tu enfado. Todas las empresas deberían tener jornada intensiva, pero ¡¡todo el año!! Yo disfruto de ella durante el verano lo que me permite llegar a casa «pronto» y, como me gusta el ciclismo, puedo ver los últimos kilómetros del Tour. Además, este año con nuestro genial ciclista madrileño Alberto Contador está interesantísimo, me recuerda a los tiempos del gigante Indurain.

    Y sí, pobre perro, él tampoco tiene la culpa. El dueño tenía que haber estado un poco más atento. ¿Y si hubiera sido un niño pequeño?

    N.

  2. Ali dice:

    Jeje… Qué afortunado! Y es cierto! Viva la jornada intensiva (viva el mal, viva el capital)!!!

    Por cierto, lo de Contador es una pasada! ¡¡Qué emoción!!