Volver arriba

Cogí su bicicleta por necesidad

Última actualización: 21 de noviembre de 2013. Escrito por Alicia y guardado en Movilidad urbana

455980698_7a7959d6df_m.jpg

Hace unos días me robaron la bicicleta. Estaba atada a un poste, en un lugar bastante escondido. Tras el disgusto, seguí mi camino a pie, pero antes paré a comprar nuestra ración de arroz y de makuda en el asador de Tío Aisha. Allí le conté a Mouja lo que me había ocurrido. Él que es de pocas palabras, pero todas acertadas y misteriosas, me dijo:”Puede que te la devuelvan o puede que no, pero yo que tú pasaría mañana a ver si te la han repuesto”. ¿Por qué? Le pregunté. “Porque hoy es jueves y mañana viernes”. Perpleja por su comentario, seguí con mi rutina diaria. A la mañana siguiente pasé por el poste donde suelo dejar mi bici y he aquí mi grata sorpresa. Allí estaba ella, con sus pegatinas y sus ruedas nuevecitas. En el manillar había un papel que decía: “Perdón, cogí su bicicleta por necesidad”.

sigue en Entre nómadas, vía La Otra Agenda

 

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 5 intrépidos

  1. Chic@s,
    es un honor que que seáis vosotr@ los que subáis nuestra historia del Ladrón de bicis que, además es completamente cierta.
    Buen verano, amig@as

  2. Ali dice:

    El honor es nuestro. ¡¡Qué preciosa historia!! Lo que estoy deseando saber es si tu ladrón volvió!

  3. Sí, volvió, hace un rato lo he saludado.
    Hoy es domingo y ha salido con su familia a pasear.
    Más majo es!!! En unos meses vuelven a su país.
    Un abrazo

  4. Ali dice:

    Qué bonita bonita historia 😉

Deja tu mensaje al oir la señal

El viajero ve lo que ve; el turista ve lo que ha ido a ver

— Gilbert K. Chesterton

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies