Volver arriba

Encuentros canadienses (1) – Issa

Última actualización: 21 de junio de 2010. Escrito por Alicia y guardado en 2010 y 2011 - Un año y pico en bici

El tempo en las islas es diferente. Nadie espera que llegues puntual, la cajera no vigila mientras deambulas entre las estanterias y en la carretera los coches se apartan para dejarte sitio.

Issa, al que todos conocen como Baba, vino de Etiopía a las Haida después de mucho vagabundear por el mundo. Aquí crecen sus cuatro pequeños, en el lugar donde él se está construyendo su propia casa. La vida es fácil en la isla, cuenta. Es barato comprar tierra, uno puede pagarla en poco tiempo. Nunca pasas hambre si sabes buscar comida porque en el bosque y en el mar se puede encontrar de todo si prestas atención. Además esta es una comunidad pequeña donde todos cuidan de todos. No hay ladrones, no hay crimen. ¿Dónde vas a ir? Si haces algo malo basta con llamar al ferry para que no te dejen salir.

Baba lo sabe porque desde que tenía 9 años se las ha valido solo y ha viajado por todos los rincones del mundo. Ha terminado viviendo en Canadá donde puede trabajar en verano plantando árboles y ganar lo suficiente para ir tirando el resto del año, apoyándose en el paro que le paga el gobierno -800 dólares cada dos semanas- y en pequeños trabajos “por debajo de la mesa” como se dice aquí.

“Canadá es el mejor sitio del mundo para vivir cuando eres joven y estás fuerte, pero cuando te haces mayor… La familia no está tan unida aquí como en Etiopía. Cuando sea mayor iré a morir allí. Siempre habrá parientes que me cuiden mientras que aquí probablemente acabe en un asilo. Yo quiero morir en casa así que cuando sea más mayor y mis crios crezcan volveré a Etiopía”.

 

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 6 intrépidos

  1. jofegaber dice:

    ufff…. impresionante la forma de pensar de las personas… tan distinta a la nuestra…

    Preciosa la foto!!!!

  2. Lautaro dice:

    Esto es lo que mas rescato de los viajes en bici, el contacto humano. Y siempre me pasa que cuando viajo, y salgo de la gran ciudad, me topo con un ritmo de vida completamente diferente, pueblitos acogerodes, gente como las que ya no hay en las grandes urbes, solidaridad, atencion hacia el prójimo… me quiero ir de esta ciudad (buenos aires), ni bien puedo lo voy a hacer, y seguramente rodando con la flaca.
    Saludos y suerte desde Argentina.

  3. tiritiuk dice:

    Lo triste de los paises “avanzados” es esa desestructuración social, esa desintegración de de la sociedad desde la base, es decir , desde la familia.
    Esta bien conocer este tipo de realidades para valorar más la nuestra, que aunque esta en vias de desestructuración, todavía podemos hacer algo y mantener nuestra tradición sin la cual seremos una sociedad “avanzada”.
    Disfrutad!

  4. javi dice:

    Bonita cronica como nos teneis acostumbrados. leyendo esto de ganas de escapar, bueno desde el primer dia te da ganas de escapar.
    No se si os pasa a vosotros esto; en cuanto sales a pasear fuera de una gran ciudad te saludas con aquellos que te cruzas, aunque estes a 1 km fuera de una gran urbe, si te alejas tantos kilometros…¿la gentileza con los demas se pondera?, seguro que si.
    a seguir disfrutando…y saludando al mundo.

  5. rul dice:

    Hola chicos, es como si estuvieramos allá con vosotros, entre las cronicas y las fotografias nos haceis sentir muy cerquita de vosostros, pero no aquí, sino allá, en esas tierras lejanas. Seguir así. Un besazo.

  6. Que envidia. Saludos al rastafari baba ¡jah rastafarai!.
    Espero que sigaís disfrutando. Buen video, y a ver si vemos más sol en las fotos.

Deja tu mensaje al oir la señal

La suerte de los cobardes caduca antes

— Ajo Micropoetisa

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies