Volver arriba

Madrid-Plasencia en dos cómodos fascículos (2)

Última actualización: 26 de marzo de 2008. Escrito por Alicia y guardado en Otros viajes

Call from above

Tres tristes tornillos tuercen el viaje en un plis plás

Como novedad para este viaje la que escribe se decidió a cambiar sus amados-odiados rastrales por unos pedales de calas. Álvaro, que lleva ya casi un año circulando con ellos asegura que son la pera limonera: más cómodos, más estables, mejores para las rodillas sensibles… vamos la panacea universal. Así pues, desde que el señor gordo de rojo me trajera unos estas Navidades hemos hecho ya algunas salidas con ellos. A priori todo iba bien, excepto algunos dolores en la zona interna de la rodilla derecha que parecían haber remitido ajustando la posición de las calas. Digo bien, parecían.

¡Oh sorpresa! ¡El segundo día de ruta cuando nos despertamos por la mañana, la que escribe no puede ni estirar la pierna! Reajustamos los tornillos y con un ibuprofeno y Fastun Gel a mansalva seguimos camino. La cosa sigue bien, pero no tenemos la lección bien aprendida: los tornillos que vienen con las zapatillas no son de buena calidad y van aflojándose, perdiendo fuelle, y haciendo difícil mantener las calas en la situación correcta. Resultado final: un dolor en la rodilla derecha de las de llorar con cada pedalada.

A base de antiinflamatorios, paciencia y paso tortuga llegamos a Béjar. Ahí renunciamos a la sierra de la Peña de Francia que prometía ser uno de los puntos álgidos del viaje 🙁 ¡Otra vez será! En su lugar decidimos hacer caso a Lluis, y girar a nuestra izquierda para bajar hacia Plasencia. Utilizamos para ello vías secundarias que nos permiten evitar la autopista supernumeraria que lleva mucho tráfico de caminones y –en los inicios de la Semana Santa oficial– también de coches y motos. Cuando estamos en plena ascensión de una cuesta bastante pronunciada nos encontramos con una jugosa pista de tierra que, no solo va ligeramente cuesta abajo, sino que además está marcada con flechas amarillas ¡¡la vía de la Plata!!

Entre encinas por la Vía de la Plata

Pequeño descanso

Tras una breve reunión familiar cambiamos el rumbo y tomamos la pista para descender lentamente hacia la meseta sur. Este nuevo camino de Santiago está en plena ebullición: albergues privados, algunos públicos y mucho trabajo en las pistas para señalizar bien los caminos que hoy todavía están algo perdidos.

Para nosotros, el paseo por una dehesa de encinas es el cierre perfecto para una salida que nos deja con sabor a poco. Pasamos la última noche unos kilómetros antes de las ruinas de la ciudad romana de Cáparra. Aprovechamos la mañana para hacerle una visita. Todavía no está abierta cuando llegamos. "¡Qué madrugadores!" nos dice la guía, que luego nos acompaña en un breve paseo por las excavaciones. Nos llama la atención que, a pesar de haber sido abandonada en el siglo XIX no quede hoy a penas una piedra de lo que fuera el asentamiento de Cáparra. Nos dice la guía que no es que haya desaparecido o esté enterrado, sino que a pasado a formar parte de los muros de piedra que delimitan las fincas de la región. ¡¡Qué desperdicio!!

En Cáparra conocemos también a dos esforzados ciclistas que vienen siguiendo la vía exclusivamete por camino. "La carretera me agobia" nos dicen, y claro que muchas veces les comprendemos pero la paliza que llevan estos hombres en el cuerpo nos parece sumamente admirable.

De las ruinas a Plasencia llegamos por un agradable camino combinado por una bastante menos carretera nacional que nos hace entrar por la parte menos agradecida de la ciudad: el basurero. Sin tiempo para presentaciones saltamos a un autobús y nos volvemos con caras largas larguísimas a la capital.

¡Las fotos!


Creado con Admarket’s flickrSLiDR.

 

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 13 intrépidos

  1. Niebla dice:

    Que pena lo de la rodilla! 🙁 que lo bonito de estas cosas es disfrutar y si hay dolor no se disfruta. Eso si, la Sierra de Peña de Francia os esperará para otra ocasión, no creo que se vaya de donde está :p

  2. Bluetomate dice:

    Yo tambien soy un fanatico de los pedales automaticos.en más de una ocasión me han solucionado alguna caida. Aprovechas mejor las pedaladas y en las bajadas complicadas la bici y tu sois uno.
    Muy bonita la zona de la Via de la Plata. Os recomiendo el trayecto Monesterio-Aldeanueva del Camino(extremadura) es una delicia.

  3. Manuel dice:

    Siento lo de tu pierna, Ali. La verdad es que yo llevo usando los pedales automáticos calas desde hace 5 años y no me han dado ningún problema, salvo alguna caída en la que no me ha dado tiempo a sacar el píe y me he quedado enganchado a la bici, pero eso te pasa tb con los calapiés. Ahora lo que me sucede es que cuando me subo a una bici sin ellos los echo en falta.

    Fue buena elección el tramo de Cáparra, es una zona muy bonita. El tema de la señalización de la Vía de la Plata en Extremadura está muy resuelto. Hasta han colocado algunos cubos (aunque a mí estéticamente no me gusta mucho) con el arco de Cáparra en la parte superior y un cuadrado de color amarillo y azuel para señalar cuándo coincide el camino de Santiago con la calzada romana.

    Gracias por compartir vuestra salida en bici.

    Un abrazo
    Manuel

  4. David Meana dice:

    Una pena lo de la sierra de Francia… desde niño hasta los 17 años más o menos, pasé todos los veranos en un camping al pie de la peña de Francia. Una zona muy bonita.

    Lo de los pedales, a mi me encantan los automáticos. Le regalé el año pasado a Laura unos Shimano que son por un lado automáticos y por el otro normales porque ella para ir a trabajar no lleva las zapatillas. Y aún no se ha hecho a ellos, está aún en fase de adaptación. Ya verás Ali, que cuando te acostumbres, te darás cuenta que tenías que haber cambiado antes.

    Saludos!!

  5. Pierre Nodoyuna dice:

    Vaya putadilla lo de las calas.A mi al principio tambien me dieron algún problemilla cuando pasaba mucho rato pedaleando, pero me adapté perfectamente y ahora soy del club de fans. Mucho más seguros, imprimes más potencia y tienes otro “feeling” con la bici. No te rindas que son un mundo de color. Muy chula la ruta, a esa zona le tengo ganas. un saludo viajeros!!!

  6. Ali dice:

    Hola chicos,

    Efectivamente, un poco putada lo de las calas, pero enteramente culpa mía por bruta. ¿No os sonará la frase “Cuando lleguemos a … lo arreglamos”…? Pues ese es el motivo de que en vez de atajar el problema se agravara. Bueno, ese y unos tornillos hechos del peor de los metales, que se aflojaron sin que nos diéramos cuenta.

    Pero es cierto que las sensaciones son mejores con calas que con rastrales… Al menos cuando puedes desengancharte con facilidad 😉

    Saludetes

  7. Rafa dice:

    Hola, fantásticas fotos, muy buenas. La Vía de la Plata promete ser una gran ruta para hacerla en bici y vuestra ruta también. Tomo nota.

    No me decido a cambiar de pedales y sigo con los de plataforma de toda la vida, reconozco la utilidad de las calas, pero con los de plataforma puedo usar cualquier calzado: chanclas, zapatillas normales, botas, etc. Sé que me diréis que con las calas das más potencia a la pedalada y esas cosas, pero en cicloturismo, para mí, lo importante es la libertad de subirte a la bici con lo que lleves puesto y al pedalear poder cambiar la posición del pié y así relajar los distintos músculos de la pierna.

    Saludos.

    • Avo dice:

      Puedes utilizar pedales mixtos. Por un lado llevan enganche para calas y por el otro son pedales normales de plataforma. Nosotros llevamos pedales de este tipo y nos van bastante bien.

  8. Pablo C. dice:

    Si pruebas los pedales Time quizás vayas más agusto, te permiten un cieto juego lateral que hace que no fuerces tanto. Yo no he usado shimano, pero por lo que he oido a gente que les dan problemas el cambio les sienta muy bien.
    Enhorabuena por el blog, ya os lo dije en persona en la última bicicrítica pero así queda constancia.
    Me ha resultado muy útil para iniciarme en el cicloturismo.

    Salud, buenos caminos y pedal.

    • Ali dice:

      Hola Pablo!

      Muchas gracias por la visita! 🙂 Tomaré en cuenta tu recomendación de los pedales, aunque todavía no estoy lista para renunciar a los míos (hay quién dice que soy algo tozuda)… Si de aquí al verano sigue siendo un “no ni de lejos” no dudes que se tomará en cuenta.

      😉 Hasta pronto!

  9. jeanpi dice:

    BUENA RUTA LA DE LA PLATA, SI SEÑOR; AUNQUE NO ME PARECIÓ TAN DURO IR POR CAMINOS SALVO EN EL TRAMO DEL EMBALSE DE ALCANTARA, QUE HAY QUE IR POR COJONES POR LA NACIONAL SINO QUIERES QUE TE COMAN LOS TABANOS. POR CIERTO, NO IBAMOS MUY PREPARADOS FISICAMENTE Y SOMOS MAS BIEN TIRILLAS.
    HICIMOS MERIDA-FINISTERRE POR EL INCREIBLE CAMINO SANABRÉS, QUE OS RECOMIENDO, AMIGOS

  10. tioito dice:

    Donde puedo conseguir el perfil y los track de la ruta Madrid-Plasencia

Deja tu mensaje al oir la señal

Un viajero que no observa es como un pájaro sin alas

— Saadi

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies