Volver arriba

Tecnologia Rusa

Última actualización: 30 de junio de 2007. Escrito por Alicia y guardado en 2005 - Europa

.flickr-photo { border: solid 1px #000000; }.flickr-frame { float: right; text-align: center; margin-left: 15px; margin-bottom: 15px; }.flickr-caption { font-size: 0.8em; margin-top: 0px; }

Tecnologia Rusa
Tecnologia Rusa

Os escribimos desde Veliko Tarnovo, una pequena ciudad (aunque la quinta en poblacion de Bulgaria) ya cerquita de la frontera con Rumania. Para llegar hasta aqui hemos cambiado temporalmente las dos ruedas por el tren. El motivo, una pequenna tendinitis en la rodilla de Alvaro que necesitaba unos dias de reposo. La rodilla ya esta perfecta y mannana contamos con ponernos otra vez encima del sillin para llegar dentro de dos dias a Russe, en la frontera con Rumania.

Nuestro paso por Bulgaria ha sido bastante breve pero nos ha dejado unas cuantas experiencias interesantes. Llegamos desde Turquia el sabado por la mannana. Pensando en dejarnos por lo menos cinco etapas de bici por este pais, nos cogimos un tren a Stara Zagora, mas al sur de donde estamos ahora. Nada mas desembarcar fuimos victimas de un fuerte choque cultural (que creo que se nota en el anterior mensaje). De la calidez turca pasamos al frio glaciar bulgaro, aderezado con cirilico y total desconocimiento del ingles, frances, aleman o body lenguage de los bulgaros.

Ni cortos ni perezosos decidimos llamar a un contacto que nos habian pasado en Turquia: Bokhan. Muy majete el tio, se dedico a pasearnos arriba y abajo por toda Stara Zagora en busca de un sitio donde pasar la noche, un restaurante para comer y un Internet cafe. Podeis imaginaros nuestro careto y olor corporal despues de haber pasado la noche en el tren (lo cogimos a las 2.30 de la mannana y hasta las 4 estuvimos pasando por fronteras, sellando pasaportes y discutiendo con revisores). Primeros descubrimientos: en Bulgaria, comer es ridiculamente barato. Un restaurante de alto estanding, comiendo como orangutanes, puede salir por 20 euros en total. Sin embargo dormir es muy caro. Los hoteles, los monumentos y los museos cuestan aproximadamente el doble para los turistas que para los autoctonos, lo que vienen a significar unos 40 euros per capita.

Preocupados por nuestro presupuesto, finalmente pasamos la noche en casa del mecanico del taller de la casa de Bokhan (eins?). La jugada es demasiado complicada como para explicarla en este email, pero baste decir que salimos con bien de la historia, y comprobamos que los bulgaros son tan acogedores como cualquier turco, aunque sus casas son extremadamente modestas.

Como la rodilla de Alvaro necesitaba un poquito mas de reposo, cogimos otro tren hacia una ciudad un poco mas turistica, al norte de Stara Zagora. La foto que acompanna este post esta tomada en ella, en Veliko Tarnovo, un pueblo (segun nuestro estandares), construido en la cima de dos colinas. Nada mas llegar conseguimos una habitacion en una casa de huespedes a un precio razonable. Por primera vez en lo que va de viaje un banno limpio. Estamos alucinando.

El pueblo/ciudad es una pasada, aunque continuamente tenemos la sensacion de que con unos cuantos arreglillos podria ser mucho mas bonito… Le faltan todavia unos cuantos annos de capitalismo y turismo masivo, supongo (ay!). En fin, que me pongo sentimental.

Mananana volvemos al asfalto. Haremos una etapa sencilla (unos 65 kilometros con aproximadamente 10 de monte) para ir cogiendo el pulso de nuevo a la bici. Ya os contaremos desde Russe. Muchas gracias por los mensajes de animo. Un abrazote.

 

¡Compartir es vivir!

← Anterior Siguiente →
 

Comentarios Hay comentarios de 3 intrépidos

  1. Anonymous dice:

    Bien bien, si vais cambiando de pais es que la cosa va bien y las fotos lo dicen todo, se os ve felices y bien alimentados; lo de la rodilla seguro que se pasa.

    Aqui uno a quien que tambien le dio por hacérselo con la bici, pero en plan algo más austero o raro, digamos un intento de inmigración semiclandestina, de huída de eso que Ali describe que está pasando en iberia (entonces . . . , ya no nos queda portugal ? ) de la deshumanización, del mal entendido progreso que está acabando con todo lo auténtico; salí sólo y en silencio, cruzando las montagnas hasta llegar al mar, dormí en un parque hasta que los aspersores me despertaron y decidí que Gijón tampoco es el lugar, entonces seguí hacia el este y ribadesella es bonito pero pijo, no quieren personas, quieren billetes o criados, y en Santander parecido, aunque allí si se intercambiaron sonrisas y cuidados con personas amables. La tentación de seguir hacia mondo euskadi fue superada por la de embarcar hacia England y que cambio, que de bicis, que verdor, que sube y bajas, que extranio pinchazo en Totness, que catedral en Exeter, que de personas, que pena que no hay fotos y cruzar London en tres o cuatro horas sin reloj y embarcar en Harwich en el primer barco, daba igual y tocó Esbjerg (DK) y desde allí luchando por la costa preciosa con el feroz viento NW hasta Aalborg donde por fin reposar, lavar la ropa, buscar trabajo, no encotrarlo, pensar en intentarlo otra vez manhana o seguir seguir seguir pedalear hasta caer en ese lugar amable donde sacar las raices del bote y echarlas a la buena tierra.

  2. Hoskar dice:

    leyendo lo que nos cuentas me da por pensar y se me aparecen el angelito y el diablillo diciendo ¡qué viaje tan alucinante! y ¡están locos estos chicos, con lo bien que se está en la playa tumbado al sol!
    En fin, mucho ánimo y suerte con las rodillas, la comida, el aseo y el presupuesto.
    Hoskar

  3. noremorse dice:

    venga, babies! a pedaleaaaar. por cierto, tengo alguna novedad que otra, para empezar… cambio de curro!!!

    tengo ganas de que empecéis a contar cosas de rumanía…

Deja tu mensaje al oir la señal

Si solo tuvieras un intento, una oportunidad para conseguir lo que siempre has querido, ¿lo atraparías o lo dejarías escapar?

— Eminem

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies