Volver arriba

Moltomesc

Última actualización: 1 de julio de 2007. Escrito por Alicia y guardado en 2005 - Europa


Bajada por la cara norte.

Muchas gracias por los mensajes! Es genial estar conectados con el otro lado de la realidad. Desde que posteamos la ultima vez han pasado tres dias de montannas que han tenido la virtud de calmarnos el espiritu. Volvemos al pedal con ganas y nada menos que los Carpatos por delante, que se dice pronto.

Los Carpatos forman una cadena en forma de U tumbada que es la espina dorsal de Rumania. No son excesivamente altas (su mayor pico es el Moldoveanu que tiene 2.544 metros), pero si muy abruptas, lo que las hace tremendamente espectaculares. El centro de esa U es la region conocida como Transilvania. Para pasar de Wallachia a Transilvania se pueden elegir varias opciones. A saber: una carretera nacional que sigue el cannon de un rio, o bien la famosa Transfagariana, una carretera que permanece cortada unos 9 meses al anno. Cual creeis que fue nuestra eleccion?

Por supuesto, nuestra primera etapa entre picos no podia ser una sencillita, asi que a por la Transfagariana! El parte del tiempo anunciaba soles con nubes asi que decidimos aprovechar la oportunidad, ya que aparentemente las cosas iban a cambiar en breve. En la propia Curtea preguntamos varias veces por la carretera y nos dicen siempre que esta cerrada. Nos quedamos un poco chof, pero pensamos que ya que no vamos a poder subir al paso, podemos al menos acercarnos al pantano donde esta el castillo de Dracula (y un cartel informativo que despejaria nuestras dudas). Con pocas esperanzas, y cargados de chocolate hasta las branquias nos ponemos a darle al pedal. Sin embargo cuando llegamos al panel vemos que esta abierta… Cinco segundos despues empiezan a pasar ciclistas en direccion contraria y se aposentan tranquilamente en una praderita con su kiosko correspondiente a tomar cerveza y fumar cigarrillos. Unos 40 checos en mountain bike nos confirman el cartel: el paso esta abierto. Hurra!

Estamos poco finos pero nos hacemos eco de las palabras de Picasso, que la inspiracion te pille trabajando, y nos ponemos a subir el montanno. En este punto llevamos unos 25 kilometros de ruta. Los mojones en el borde de la carretera indican que nos quedan unos 70 para llegar a lo alto del paso, donde hay una Cabana donde dormir. Los siguientes cinco kilometros son un infierno de rampas interminables y zetas. No pasa nada: plato pequenno y a moler cafe. En el pantano paramos a comer algo y seguimos en ello.

Cincuenta kilometros de rompepiernas acaban con lo que quedaba de nosotros, y cuando llegamos a las primeras rampas serias, a 15 kilometros del final del puerto nos rendimos. Vemos una explanada llena de tiendas de campanna y plantamos nuestra seta pensando en tentar la suerte al dia siguiente. Bien hecho, porque cinco minutos mas tarde empieza a diluviar.

Nos hacemos un arrocito con carne, nos liquidamos lo que queda de chocolate y a dormir, que mannana sera otro dia. Al dia siguiente sigue diluviando y no para hasta las 12. Recogemos el chiringuito y nos ponemos a subir. A cuatro kilometros encontramos un restaurante donde rellenamos nuestras panzas de Ciorba (sopa) calentita. El resto, como diria aquel, es historia: en 14 kilometros subimos un desnivel de 800 metros, con lluvia, sol y niebla. La gente que pasaba nos aplaudia con una sonrisa torcida, de esas que dicen, pobrecitos, han perdido la cabeza. Quiza, pero no podeis imaginar la sensacion que provoca llegar a la cima por tus propios medios. Uno solo quiere gritar, pero solo puede reir.

Esa noche dormimos en el refugio de montanna cerca de la cabanas (que resultaron ser paradares nacionales a la rumana). Despues, 35 kilometros de bajada por la carretera que veis en la foto hasta la nacional, y unos 40 mas hacia Sibiu.

A media bajada se nos acerca una sennora y nos empieza a preguntar en frances. Al rato nos dice, sabeis que? Podeis quedaros en casa de mi hija en Sibiu, estara encantada de teneros. Asi que aqui estamos, de nuevo alojados en casa de un arquitecto, que nos ha dejado las llaves y se ha ido a dormir con su madre.

Hemos conocido a dos nuevos cicloturistas (Johnny y Anne), francesa e irlandes, que andan en ruta. De Belfast a Mongolia… dos annos de alforjas y asfalto. Que tal suena eso?

Mannana salimos hacia Cluj Napoca, donde llegaremos en unos dos dias. Despues, tres dias mas hasta Oradea en la frontera y se acabo nuestra aventura rumana. Nos hemos encarinnado con este pais de contrastes sobre el que queda tanto que decir.

Muchas gracias por vuestros mensajes. Me encanta desvelar a Juanan (eres un crack), saber que Carlos llego sano y salvo, que Pili empieza a cosechar, que Auri sigue fenomenal, que Javi se preocupa por nosotros y que la family sigue ahi detras, fuerte como siempre. Os queremos un monton chicos!

Cambio.

PD. Ya empezamos a tener piernas de ciclista pero la barriga sigue igual que siempre. El motivo: hemos descubierto el papanati. Uuuuuum!

IMGP0737
Ali sacando una foto en la bajada. Nos pusimos toda la ropa que teniamos disponible y para las manos calcetines… usados…
IMGP0668
Nuestros vecinos
 

Warning: file_get_contents(): SSL operation failed with code 1. OpenSSL Error messages: error:14090086:SSL routines:SSL3_GET_SERVER_CERTIFICATE:certificate verify failed in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

Warning: file_get_contents(): Failed to enable crypto in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

Warning: file_get_contents(https://graph.facebook.com/?id=https://www.rodadas.net/blog/cuadernos/europa2005/moltomesc/): failed to open stream: operation failed in /usr/local/webs/RODADAS/www.rodadas.net/html/wp/wp-content/themes/rodadas_4.1/functions.php on line 161

¡Compartir es vivir!

← Anterior Siguiente →
 

Comentarios Hay comentarios de 3 intrépidos

  1. Juanan dice:

    Perdonadme que insista, pero ¡qué fotos!, ¡qué paisajes! Uff, si no fuera por las terribles cuestas, que tienen pinta de ser sangrantes (será por aquello de estar en Transilvania, je,je), el “paseo” sería perfecto, o tal vez no…

    Bueno, esperamos la próxima crónica (y fotos) desde el Castillo del Conde.

    Ánimos y chocolate.
    Juanan.

  2. Virguncias dice:

    Bueno…
    Una semanita fuera y ya estáis en Rumania. Qué fieras. Con el calor qué está haciendo aquí lo que más os envidio es aquello de tomar una sopita caliente con ganas…
    Mucho ánimo y poca cuesta!
    Besos
    Vir

  3. noremorse dice:

    ¿que cómo suena eso de dos años de asfalto y alforjas? pos miedo, da miedo, cómo va a sonar, si no… ains…

    pol cierto, yo quiero cumplidas noticias así como futuras explicaciones, acerca de cuanto descubrimiento culinario hagáis.

    un beeeeeso.

    pd. este finde me fui a celebrar mi cumple al pueblo con toño, y mamá y él se han caído bastante bien 🙂

Deja tu mensaje al oir la señal

El mundo es como un libro, y los que no viajan solo leen su primera página

— San Agustín

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies