Volver arriba

El choque cultural

Última actualización: 7 de agosto de 2020. Escrito por Alicia y guardado en 2005 - Europa

Habitualmente cuando entramos en un pais nuevo tardamos en sentirnos comodos. Siempre nos sorprende como puede cambiar la tierra al otro lado de una linea que ha puesto el hombre. La mayor parte de las veces nos sentimos invadidos e inseguros. No sabemos como comportarnos con las gentes que nos encontramos, y que, por supuesto, nos hablan en un idioma que no conocemos.

Hoy hemos pasado la frontera que separa Rumania de Hungria y ha sido uno de los pasos que mas nos ha sorprendido. A un lado hemos dejado un pais con un largo camino hacia la integracion con Europa: carreteras a las que casi no les queda asfalto, casas en ruinas donde vive toda una familia… y una gente abierta, generosa y amable. Hemos llegado a un pais que recuerda bastante a una fusion entre Holanda y Alemania: carreteras perfectas, todo completamente plano, casas y coches “europeos”… y gente fria y con un idioma incomprensible.

Ciertamente esto es lo ultimo que nos habriamos esperado. En nuestro fuero interno estabamos preparados para algo mas al estilo de Bulgaria: una Rumania un poco mas rica y prospera. Pero nos hemos encontrado con un pais extremadamente civilizado, organizado, y completamente occidental. Temo que la parte “interesante” en cuanto a experiencias humanas del viaje este llegando a su fin.

 

¡Compartir es vivir!

Los comentarios están cerrados.

← PUBLICIDAD

La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas

— Paulo Coelho

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies