Volver arriba

Cuando el Mistral no ayuda y la Tramontana estorba

Última actualización: 7 de agosto de 2020. Escrito por Avo y guardado en 2005 - Europa

El viento es uno de los factores mas importantes a tener en cuenta cuando montas en bici. Puede transformar un dia de placentero pedaleo en un infierno. Nosotros solemos llamar al viento “El enemigo invisible” porque, al contrario que con las cuestas arriba, no le ves venir. Esto es una de las cosas por las que preferimos mil veces una cuesta arriba de 30km a un dia de viento. Con la cuesta arriba puedes regular. Sabes que en los proximos 20 metros vas a tener un descanso, que te permite descongestionar las piernas, te indica el ritmo comodo de avanzar. Con el viento no tienes esta informacion. Rara vez es lo suficientemente uniforme para poder llevar un ritmo constante. Habitualmente el viento es racheado y te zarandea en distintas direcciones sin el menor aviso. A veces se calma por medio minuto, y entonces vas pedaleando en vacio y otras te empuja tanto hacia atras que por mucho que pedalees no consigues avanzar. Resultado: es imposible adoptar un ritmo comodo con el que aguantar un dia normal de bici.

Ayer tuvimos conocimos la Tramontanam por supuesto en contra, con unos vientos de entre 25 y 40 kmh en contra. Estabamos tan moralmente bajos que cualquier ayuda era de agradecer. En la foto Ali se refugia detras de una vendimiadora para tener unos kilometros de alivio.

 

¡Compartir es vivir!

← Anterior Siguiente →
 

Los comentarios están cerrados.

← PUBLICIDAD

La vida no va de encontrarse a uno mismo, la vida consiste en construirse a uno mismo

— George Bernard Shaw

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

Aviso legal | Política de cookies