Rodadas. Una comunidad de cicloturismo y viajes en bicicleta
Volver arriba

Al otro lado de los Pirineos

Por Alicia


En la cima del puerto, la ultima frontera de nuestro viaje .

7 de la mañana. Hace un frio que pela y hemos dormido fatal, no sé si porque queremos llegar ya o porque dentro de la tienda hay unos 8 grados, un poco por debajo de la temperatura de confort de nuestros sacos. Alvaro se decide a salir y preparanos un té calentito mientras yo remoloneo un poco más. Al final no queda más remedio que activarse, hay cosas que hacer. Con los meses hemos cogido práctica en recoger y no nos lleva más de media hora. Guardar la tienda ya es otra historia. Entre unas cosas y otras, y que no sentimos las manos, hasta las 9 no nos ponemos a pedalear. Hasta Somport nos quedan 37 kilometros y unos 1200 metros de desnivel.

A las 10 todavia no nos da el sol. Pasamos por el pueblo y nos vence el olor a café y la promesa de un bar calentito. El rocío de la hierba nos ha empapado las botas y no sentimos los dedos de los pies.

A las 11 ya estamos de nuevo en ruta. Del tirón subimos hasta Urdos. En el camino una gasolinera indica que es la última hasta después de la frontera. Nos emocionamos. Un bocata y una siestecita al sol para reponer fuerzas. Estamos a 800 metros de altitud. Solo nos quedan otros tantos y unos 15 kilometros para llegar al puerto. La gente nos sonrie y nos anima. Tenemos la carretera nacional prácticamente para nosotros solos. A 5 kilometros de Urdoz la carretera se bifurca. Un ramal sube a la estación de esquí y la otra lleva a un tunel que lleva en poco más de 8 kilómetros a Canfranc. Ahí empieza la verdadera subida. Un paisaje precioso, que entrevemos a través de un bosque impresionante nos cobija y nos da ánimos, pero a pesar de todo el puerto se nos hace largo. Rabiamos con ganas de llegar.

Cuando estamos a punto de darlo por perdido aparecen las casas que indican que estamos llegando a la cima. Dos zetas más y allí estamos, junto al cartel que indica que señala la frontera. Nos sorprendemos a nosotros mismos: ¡lo hemos conseguido, hemos llegado a casa!

Fotos, mensajitos y llamadas de teléfono. Después una bajada loca hasta Canfranc donde comprobamos el lamentable estado de su famosa estación de tren. Un cartel reza a la entrada: «Vergüenza nacional». Después, sube y baja los 22 kilómetros que nos quedan hasta Jaca.

Señores, ayer cenamos de tapas.

Última actualización: 7 de agosto de 2020.

Este artículo fue publicado el 23/septiembre/2005. Última actualización: 7/agosto/2020 dentro de la categoría 2005 - Europa en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/blog/cuadernos/europa2005/al-otro-lado-de-los-pirineos/

¡Compartir es vivir!

Los comentarios están cerrados.