Volver arriba

Cicloviajes > Guías de destinos

Orientaciones prácticas y colecciones de recursos para preparar tu viaje por distintas partes del mundo

Velodyssée, de La Rochelle a Bayona (guía de viaje)

Última actualización: 22 de febrero de 2019. Escrito por Alicia y guardado en Guías de viaje, Reflexiones variopintas


La ruta Velodysee es una parte de la Eurovelo número 1, y está señalizada con postes de madera y marcas como la de la imagen.

Cuando se acercan los calores, es difícil imaginar un plan mejor que esta bella ruta, la velodyssée, que, compuesta fundamentalmente por carriles bici, se desliza suavemente por la costa francesa desde la Bretaña hasta la frontera con España. La Velodyssée ofrece, al menos sobre el papel, una combinación equilibrada de bici y playa que suena a gloria cuando el calor aprieta. Por eso, nos pareció el campo de pruebas ideal para partir este verano con nuestros dos retoños a testar nuestras fuerzas. A continuación os dejamos una pequeña guía de viaje con lo que aprendimos en la aventura

La ruta

Como se puede apreciar en el mapa que acompaña la entrada, la ruta es bastante larga (desde Roscoff hasta Bayona) son unos 1200 kilómetros. En nuestro caso, empezamos a pedalear en La Rochelle, que es más o menos la mitad. Desde ahí y hacia el sur, la ruta se divide en tres claros segmentos:

  1. Desde La Rochelle hasta Royan se trata de una zona con muchísimo turismo interior. Aunque la masificación en esta zona no puede compararse a la del Mediterráneo, sí que hay que contar con ciudades y pueblos muy concurridos en los meses de verano y consecuentemente precios muy elevados y campings repletos. En esta parte de la costa el mar es poco profundo y cuando hay marea baja el océano deja grandes espacios de marismas, donde atareados mariscadores recogen almejas, cangrejos y otras viandas (en todos los campings encontraréis carteles indicando a la gente que no lave sus moluscos en el baño).
  2. De Royan a Le Verdon Sur Mer hay que tomar un ferry que cruza la bahía, y en menos de una hora todo el paisaje cambia. De ahí y hasta Arcachon, entramos en tierra de surferos. El mar es de pronto mucho más salvaje y hostil, y esto aleja al turismo familiar más comercial, que se queda en la zona del norte. Los pueblos están retirados de las playas por un bosque de pinos bastante frondoso y bien cuidado, a través del cual transita el carril bici, por lo que es frecuente –depende de como de largas hagamos las etapas– que en un día solo crucemos una población con habituallamiento.
  3. Desde Verdon Sur Mer hasta Bayona llegamos a la zona conocida como las Landas. En esta parte de la ruta nuestras impresiones ya no son directas, porque nuestra ruta acabó un poco más al norte. En cualquier caso, de nuevo llegamos a una zona de turismo familiar y bastante más ajetreo.
  4. De Bayona a Hendaya (en la frontera) no hay carril bici y la ruta sigue una carretera bastante transitada.

La ruta va prácticamente todo el camino paralela a la playa, bien a la vista del mar, bien a través de un bosque con el océano al otro lado de una duna. La mayor parte (al menos la parte que hicimos nosotros) es o bien un carril bici completamente segregado, o una vía compartida con peatones y ocasionalmente una carretera con prácticamente ningún tráfico y está excelentemente señalizada.

En cuanto al perfil de la ruta, espera muchas rectas y poco en general poco desnivel con algunas rampas ocasionales cortas y pronunciadas.

¿En qué época realizar la aventura?

Julio y agosto garantizan el mejor clima, pero también una marabunta de turistas. Junio y septiembre son mucho más tranquilos en cuanto a tráfico y también tienen un buen clima. Hay que tener en cuenta que es una región de clima oceánico y por tanto la lluvia puede aparecer en cualquier época del año.

Por cierto que por la dirección de los vientos, se supone que es más recomendable hacer la ruta de Norte a Sur. Dicho esto, es bueno rebajar la expectativa, puesto que el viento en realidad puede soplar de donde le apetezca y no siempre como nos gustaría. En este sentido, pese a estar muy cerca del mar, juega a favor de la ruta el estar bien protegida por bosques, que amortiguan bastante los arrebatos de Eolo.

La ruta discurre por pinares bien cuidados y de árboles imponentes.

Cómo llegar al inicio de la ruta

El tren es tu amigo, pero hay que tener las plazas para bicicletas están limitadas y en verano puede haber algún problema de capacidad. En la web de la SNCF y en las guías disponibles hablan de trenes especiales con vagones extra para bicicletas, pero nosotros no los conseguimos encontrar :S

Si viajas con carrito ten en cuenta que éstos deben ir plegados en el tren, e idealmente antes de subir en él para evitar problemas con el revisor (casi nos quedamos en tierra un par de veces).

Otra opción puede ser alquilar una bicicleta en uno de los extremos de la ruta.

Consideraciones para el viaje (comer, domir)

Toda la ruta está plagada de campings en los que pernoctar, pero en verano la mayoría –incluso los más cutrecillos– se llenan, por lo que es buena idea llamar por la mañana para reservar, antes de empezar la ruta, aunque le quite esponteneidad, para evitar peregrinaje de camping en camping.

Por cierto que en Francia hay varios tipos de campings:

  • Los campings vacacionales: suelen tener piscina con varios toboganes, restaurantes, animación nocturna, y todo el percal. Su precio empieza en 45 euros la noche incluso para una tienda de campaña.
  • Campings municipales. Mucho más económicos, pero también algo más básicos. Son nuestros absolutos favoritos. En la zona intermedia de la ruta suelen estar escondidos dentro de bosques. Puedes ver una lista -incompleta- de campings municipales en esta web.
  • Campings alternativos. En jardines de familias, en granjas… No suelen salir en las guías. Para descubrirlos la forma más sencilla es preguntar en las oficinas de turismo correspondiente.

En la parte de la ruta que nosotros hicimos no encontramos demasiados Guîtes d’etape (albergues) ni hostales económicos. Si te planteas viajar de cama en cama tendrás que planificar el viaje con bastante antelación.

En cuanto a la acampada libre, esta zona está bastante concurrida y controlada por lo que, aunque es posible, será un poco más complicado de lo habitual.

Guías y más materiales

La ruta está muy bien señalizada. Una vez la enganchas, es difícil perderse. Aún así, no está de más tener un mapa para hacerse una composición de lugar del tipo de terreno, alternativas y posibles atracciones. Nosotros usamos “La côte Atlantique à vélo” que solo está disponible en francés (y que resultó ser la que llevaban el 80% de los que hacían la ruta).

Los mapas de esta guía son bastante buenos, aunque la organización nos pareció algo complicada (por ejemplo, todas las direcciones de los establecimientos están al final, separados de la información de la etapa y ordenados por localidad, lo cual complica a la hora de ver de un vistazo todos los teléfonos disponibles).

También imprescindible es la página oficial de la ruta (www.velodyssey.com) donde puedes encontrar tracks de gps y mucha información práctica en inglés y francés.

En Rodadas puedes encontrar dentro del foro unos cuantos hilos (algunos con bastante chicha) respecto a esta ruta, y también algunos viajes en la sección de cicloviajes en Francia.

Nos encantaría añadir en este artículo tus experiencias. ¡Déjanos un comentario para que incorporemos tu información al artículo!


 

Este artículo fue publicado el 25/febrero/2019. Última actualización: 22/febrero/2019 dentro de la categoría Guías de viaje, Reflexiones variopintas en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/2019/02/25/velodyssee-de-la-rochelle-a-bayona-guia-de-viaje/

¡Compartir es vivir!

Comentarios Hay comentarios de 2 intrépidos

  1. SitoCosas dice:

    Buenas rodadores!
    Yo acabo de terminar mi viaje desde Caen a San Sebastian. Del 3 al 15 de Marzo 2019. Empecé por la Velo Francette y cogí la Velodysee a la altura de Rochefort/Royan mas o menos. Han sido unos 350km prácticamente en línea recta paralelo a la costa.

    Los primeros 100km desde Le Verdon sur Mere hasta Lacanau han sido bastante aburridos con tramos interminables en linea recta con el mismo paisaje. Eso sí, todo por carril bici, via verde o pista ciclable separada del tráfico.

    A partir de Lacanau hasta Bayona ha sido mucho mas divertido pues la ruta transcurre por frondosos bosques explotados para industria maderera con pista asfaltada paralela a una pista forestal que permite volar entre árboles muy protegido del viento.

    También ha sido muy fácil acampar literalmente en cualquier sitio pues hay muchísimos caminos entre los distintos desniveles del bosque, muchísimas zonas con mesas de camping y prácticamente nadie en decenas de km.
    El vasto océano atlántico rugiendo por las noches es impresionante! Y salir a la costa a echar un vistazo es para volarse por la locura de los vientos!

    Existe la posibilidad de acortar km desde Cap Ferret hasta Arcachon en Ferry, unos 70km mas o menos, y como iba un poco con el tiempo en contra me tentó la posibilidad de desviarme de la Eurovelo para bajar en linea recta. Sopresa la mía cuando llego a Cap Ferret y justo ese día no había Ferrys por aviso meteorológico!!! jajaja y estaba soleado y con el mar planito.

    Destacar que en esta época del año estaba TODO CERRADO. Cualquier pequeño pueblo con sus tiendas, bares y campings estaba desierto, lo que dificulta mucho abastecerse.
    Es bastante importante abastecerse de agua y de comida en cuanto se encuentre algún sitio abierto pues esperar a llegar a un pueblo y ver que está desolado para continuar al siguiente decenas de km mas adelante y ver que también esta todo cerrado es un poco frustrante.

    El país vasco francés precioso.

    • Alicia dice:

      Qué bueno! Gracias por las precisiones y aportaciones. Efectivamente, no tiene nada que ver hacer la ruta fuera de temporada o en pleno verano, y es muy importante tenerlo en cuenta en la planificación.

Deja tu mensaje al oir la señal


↑ PUBLICIDAD


Síguenos

Mails ocasionales con novedades del proyecto

No nos va el spam, palabrita.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.