Un paseo de dos días.

  1. Hola gente. 


    Este verano había planeado hacer la ruta podiense, comenzar en Le Puy y acabar en Roncesvalles. Pero la mala fortuna unida como siempre a la imprudencia hizo que tuviera que abandonar antes de empezar, pero bueno esa es otra historia. 
    Como me había quedado con las ganas de ciclar y mi herida (por la que tuve que abandonar la ruta podiense) estaba mejor, decidí matar el gusanillo con alguna ruta cómoda de dos o tres días optando por el Canal de Castilla.
    Al día siguiente tomé el coche, cargué bicicleta y alforjas y puse rumbo a Alar del Rey. Llegué sobre las 8 de la tarde al hostal restaurante La Cueva, descargué los bártulos y me acomodé en mi habitación. Tras asearme un poco bajé al bar donde me pedí media ración de croquetas que estaban de escándalo, en internet ya había oido hablar de ellas y es que al morder el envoltorio crujiente y romperse hacía que la bechamel suave del interior se desparramara por la boca con un contraste espectacular, si vais por allí no olvideis pedirlas, las acompañe con una ensalada y a la cama pronto.
    Al día siguiente me levanté a las 6.30  y bajé a desayunar, les comenté que iba a hacer el canal y que si podía dejar el coche en el parking un par de días a lo que no me pusieron ninguna pega. Salí del restaurante y preparé la bici. 
    Lo primero era llegar al nacimiento del canal en el mismo pueblo, allí un mojón indica el siglo en que se construyó. 
    La mañana era fresca y había una calima que hacía más interesante el paisaje, me dispuse a buscar el camino ya que en este punto empieza el canal pero no se puede seguir hasta la salida del pueblo, opté por el camino de la izquierda, esta toma de decisiones sería normal en todo el trayecto pues no hay ninguna indicación de cual de los dos caminos el de la derecha o el de la izquierda esta mejor, unas veces acerté y otras no tanto. Al salir de Alar se ven antiguas naves de cuando el canal era vía de transporte de mercancias, hoy ya no lo es y algunos de estos edificios han sido restaurados.
    Como ya os he comentado la mañana era fresca y agradable, el camino con buen piso hacía que ciclar fuera muy agradable. Al llegar al barrio de San Vicente me encuentro con la primera esclusa del camino, aunque hay una primera en Alar,  no la vi. Con estas obras de ingeniería conseguían que las barcazas solventaran con éxito los desniveles del canal, abriendo y cerrando compuertas.
    Continué por el camino de la izquierda atravesando un bosque con un suelo muy agradable de rodar hasta llegar a una zona donde el canal se cruza con el río Pisuerga, en la otra orilla se veía un embarcadero con una nave de recreo. Allí el camino se acababa y tuve que volver hasta encontrar un paso hacía la otra orilla, una vez en el otro lado hay que buscar un camino que cruza las vías del tren y que te lleva a la carretera que te conduce a Herrera de Pisuerga.

    Continuara......

    Adjunto

    1. embarcadero1.jpg (976.2 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    2. bosque1.jpg (1391.5 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    3. enclusa2.jpg (1039.3 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    4. bici1.jpg (1338.8 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    5. navesalar.jpg (1059.6 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    6. Nacimientoccastilla.jpg (691.3 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    Publicado hace 5 años #
  2. Mas, mas, mas...
    espero que no sea nada lo de la herida.
    Un saludo.

    Publicado hace 5 años #
  3. Gracias Julian, lo de la herida fueron dos puntos en la base del pulgar, gracias a Dios ya está curado. Mañana continuaré con el viaje. 

    ¿Sabes porque me desaparecen las fotos que subo? Al principio las veo bien pero al cabo de un rato desaparecen. No se si solo en mi ordenador o en todos.
    Un abrazo.

    Publicado hace 5 años #
  4. Hola yo veo 6 fotos en el post anterior, son esas?


    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 5 años #
  5. Pescator, eso a mi también me pasa a menudo. Mira si lo arreglas cambiando de navegador. Recuerda que las fotos no pueden pesar demasiado...

    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 5 años #
  6. Seguimos.

    Salí del camino y tomé la carretera de entrada
    a Herrera de Pisuerga, llegue al pueblo y tome una cuesta a mano izquierda que
    lleva hasta la plaza de toros, al final de la subida me encontré con el primer
    funeral del día. Frente a una parcela se agrupaban gran número de personas de etnia
    gitana con caras compungidas. Seguí y al llegar al coso torcí a la derecha
    pasando por debajo de un arco y llegando a la plaza mayor. Era día de mercado y
    como todavía era algo pronto aún estaban montando los tenderetes que junto con
    las “fragonetas” ocupaban el centro de la plaza. Mire alrededor y vi dos
    iglesias, las dos cerradas, me acerque a la de abajo y la rodeé para mirar su
    arquitectura, continué por una calle y me topé con un palacete en el que lucía
    un tremendo escudo en una esquina
     y que
    me llamó la atención.

    Un poco más adelante pregunte a un caballero
    por el canal y aunque me dijo que no era de allí me dio las indicaciones
    pertinentes para retomar el mismo. Me dispuse a continuar pero nada más avanzar
    unos metros vi un cartel que ponía “Oficina de Turismo” y me acerque allí, baje
    de la bici puse el caballete y entre en el edificio. Una sala hacía de
    distribuidor de los diferentes despachos, al no atenderme nadie me asomé a uno
    de ellos y pregunte por la oficina de turismo a lo que me respondió una señorita que aún
    no había llegado la persona que llevaba el tema. Eran las diez y pico de la
    mañana de un miércoles de julio y no había nadie, no sé porque me dio que a las
    13:10 tampoco.  Salí de la oficina
    inexistente y continúe bajando la calle, a mano izquierda me llamo la atención
    un edificio que parecía un cuartel en los que hicimos la mili los que ya somos
    algo mayores, seguí y al llegar a la entrada resulto ser la estación de
    autobuses. Al final del pueblo entre en una gasolinera y volví a preguntar por
    el canal, un señor muy amable me dijo que continuara por la carretera y ya me indicaría
    el desvío hacía el canal y un parque que hay allí.

    En el puente del canal me encontré con el
    primer pescador de cangrejos de los muchos que vi en las dos jornadas por el
    mismo, le pregunte si había pescado muchos a lo que me contesto que tan solo un
    par y que llevaba poco tiempo, me los enseño y al ver que eran autóctonos me
    quede sorprendido y le pregunte si allí no había de los americanos (cangrejo
    introducido ilegalmente en España hace décadas que trajo una enfermedad 7y que
    aniquilo a casi toda la población autóctona) me contesto que allí eran de los
    buenos pero que los de Valladolid venían y arramplaban con todos, lo que me
    hizo pensar que siempre echamos la culpa de nuestras desgracias a los vecinos,
    tengan o no la culpa de las mismas.

    Seguí camino por la izquierda del canal ya que
    el de la derecha va pegado a la carretera y me pareció más ruidoso. Pasados
    unos kilómetros vi un cartel que decía “BAR” y como ya era media mañana y el desayuno
    de las 7 ya lo tenía en los pies, pensé en tomarme un cafecito con leche
    sentado tranquilamente, al fin y al cabo no tenía ninguna prisa. Cruce un
    puente como indicaba la flecha del cartel y subí una cuesta no muy pronunciada
    pero llena de esas piedras gordas que hacen que falle la tracción y resultan
    incomodas de narices. A los lados del camino inmensos campos de cereal se empeñaban en
    recordarme que estaba en la meseta castellana.

    Conforme iba entrando en Ventosa de Pisuerga
    me di cuenta que allí no me iba a tomar ni un café ni nada, tan solo vi una mujer
    acicalando el portal de su casa. Enseguida comprendí que el dueño del bar del
    anuncio se olvidó de quitarlo cuando lo cerró, mi gozo en un pozo. Pero la vida
    unas veces da y otras toma y es que ya que estaba allí decidí acercarme a una iglesia
    que se veía al final del pueblo, al llegar había fuera un par de chicas y un
    chico que por sus vestimentas vi que se trataban de restauradores, estaban en
    la hora del almuerzo y les pregunte si se podía entrar en la iglesia a lo que
    me contestaron que si. Gracias a que estaban allí pude por fin contemplar una
    iglesia por dentro ya que fue la única en todo el viaje que estaba abierta a
    excepción de la catedral de Palencia.


    Me gustó tanto el interior de la iglesia que decidí
    abandonar por unos kilómetros el canal y dirigirme por carreta al siguiente
    pueblo para ver si veía otra joya como esta. Mire el GPS y puse rumbo a Hijosa
    de Boedo. Tome la carretera y poco a poco llegue enseguida a Hijosa, mientras
    atravesaba el pueblo se me acerco un perro ladrando como un poseso a medio
    metro de mis piernas mientras su dueña desde la distancia me decía la famosa
    frase “no te preocupes que no hace nada”, este nada creo que se refiere
     a que no te pega el perro un tarisco porque lo
    que es a molestar no creo. Por fin se cansó el perro de ladrarme y al cabo de 50
    metros pasó de mí. Me acerque a la iglesia del pueblo y esta me devolvió a la
    realidad, cerrada a cal y canto, me asome por el enorme ojo de la cerradura
    pero no pude apreciar casi nada. Me monte en mi bici y por un camino que salía
    de allí mismo hacia el canal retome el mismo.

    Continuara....

    Adjunto

    1. cristo.jpg (611 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    2. estrellagot.jpg (620 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    3. cuadroventosa.jpg (785.6 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    4. ventosa.jpg (663.4 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    5. cerealcastilla.jpg (1105 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    6. palacete.jpg (642.2 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    Publicado hace 5 años #
  7. Venga, Pescator, acaba la crónica! 

    Me has enganchado con lo de la "croqueta crujiente"  

    Publicado hace 5 años #
  8. Muy bueno Pescator... leo lo de la croqueta justo despues de cenar y jope... vuelvo a salivar... eso no se cuenta hombre!!!!

    Publicado hace 5 años #
  9. Conforme me iba acercando al canal me iba
    entrando la duda que me acompaño todo el camino. ¿Tomo la pista de la derecha o
    la de izquierda? ¿Estará mejor esta o aquella? En casi todas las entradas al
    canal hay unos carteles enormes que te explican diferentes cosas, desde cómo se
    construyó o cómo funcionaban las esclusas hasta la flora y fauna que allí
    puedes encontrar pero ninguno te decía cuál era el mejor camino a tomar y creedme
    que había mucha diferencia entre tomar uno u otro. Si escogías bien tenías  que ir sorteando  la vegetación que se comía literalmente el
    camino, sobre todo los enormes cardos de los que hablaba alguna crónica que
    había leído sobre la ruta.

    A estas alturas del día la elección del camino
    no era mi única duda, se acercaba la hora de comer y por el canal no había
    ningún pueblo hasta Fromista, mire entonces el GPS y aún sembró más quebraderos
    en mi cabeza, no sabía si salirme hacia Osorno, no sabía si dirigirme a Melgar
    o apurar un poco y continuar hasta Fromista y terminar la etapa. Al final me
    decidi por esta última opción.

    Tome el lado izquierdo y seguí mi marcha
    cuando a los pocos kilómetros un cartel anunciaba la prohibición del paso a vehículos
    y peatones por derrumbamiento, decidí entonces no hacer caso del mismo ya que
    si no tenía que volver sobre mis pasos y no me apetecía nada. Seguí y pronto me
    di cuenta el porqué de dicho cartel y es que el canal pasa por encima del río
    Valdavía gracias a un acueducto que estrecha el camino. 

    El calor apretaba de verdad y Fromista aún
    quedaba muy lejos, el cansancio empezaba a asomar por mis piernas y mis
    posaderas comenzaban a protestar. Eché un vistazo al GPS y decidí salirme del
    canal en Requena de Campos  y probar
    suerte. Este tramo se me hizo especialmente largo. Por fin llego el desvío a
    Requena, tome la carretera y conforme me iba acercando vi como del cementerio
    del pueblo salía una comitiva de varias personas, segundo entierro del día. Al
    llegar al pueblo sentí la misma sensación que en Hijosa y me dije  “Macho aquí no te tomas ni un vaso de agua” y
    así fue, me di una vuelta por el pueblo me asegure de que no había ningún bar y
    de vuelta al canal. Al salir vi un cartel en la carretera que indicaba 6seis kilómetros
    para Fromista, por el canal eran nueve. Estaba cansado y me decidí por los
    seis. U
    na larga recta me llevo hasta mi destino. Al llegar busqué un albergue
    de peregrinos, por esta población pasa el Camino de Santiago y hay varios. Una
    vez acomodado y aseado me di una vuelta, comí algo y me fui a ver la iglesia de
    San Martín, una de mis preferidas del románico palentino y que ya conocía de
    mis tres caminos realizados.




     

    El interior de la iglesia estaba repleto de gente,
    la mayoría peregrinos, estaban allí porque había un recital de guitarra. Entre
    y di una vuelta a toda la iglesia mirando los 
    diferentes capiteles, observando esas figuras toscas en actitudes a
    veces extrañas que tiene el románico y que me llama mucho la atención. Salí y
    me di una vuelta por el pueblo, me acerque a la iglesia de San Pedro, me tome
    un par de tintos de verano, cené y me fui albergue a dormir.

    Fin del primer día.

    Adjunto

    1. smartinfromista2.jpg (428.8 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    2. smartinfromista.jpg (688.3 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    3. valdavia.jpg (1238 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    Publicado hace 5 años #
  10. Día segundo.

    La noche en el albergue fue bastante buena
    hasta las 5:30, a esa hora comienzan los peregrinos más madrugadores a levantarse.
    Entonces comienza el ruido  característico
    de las bolsas de plástico al ser rebuscadas en la oscuridad. Aguante como pude
    hasta las siete y me levanté una vez aseado recogí todo y vuelta al canal. Paré
    en un bar antes de salir de Fromista a tomar un café y un croissant del año que
    reinaba carolo, se lo comenté a la camarera pero me garantizo que se los habían
    llevado esa misma mañana a lo que le conteste que llevado puede pero hechos no
    eran de ese día. Mientras en la televisión estaban comentando el trágico accidente
    del tren alvia en Santiago  y me quede consternado.

    Salí y tomé de nuevo  el canal pensando en aquella desgracia. La mañana era buena y la luz de primera hora hacía el camino agradable.


    Poco a poco me fui acercando al lugar donde se
    encuentran el canal y el río Carrión, antes de llegar al mismo pasé por un
    monumento conmemorativo de la obra.








    Una vez dejé el monumento continué por una
    carretera llena de baches que me bajo hasta la confluencia del río con el canal,
    continué por unos puentes y retomé el camino. La zona es realmente bonita, llena
    de vegetación y de fauna. 

    Poco a poco fui llegando otra vez al secano y
    tras pasar la carretera P-990 comienza una pequeña cuesta que te eleva unos
    metros sobre el canal, en esta zona los hierbajos eran bastante altos y de
    repente comenzaron a salir conejos de todas partes, incluso alguno en vez de
    esconderse rápidamente estuvo corriendo delante de mi algunos metros. Gracias a
    esto se rompió un poco la monotonía del camino en esta zona.

    El día seguía avanzando y yo con el claro
    está. A lo lejos comencé a divisar la torre de una iglesia y después de mirar
    el GPS vi que se trataba del pueblo de Grijota, uno de los pocos pueblos a los
    que se acerca el canal. Me desvié unos metros y me metí en el pueblo. Al llegar
    a la iglesia y verla cerrada busque un bar y me tome un café con leche,
    descansé un rato y continúe la marcha. 

    Al salir de Grijota tenía dos opciones, seguir
    el canal o acortar por un camino hasta Palencia y evitarme así unos cuantos kilómetros,
    me decidí por la segunda opción y tomé el atajo que me llevo hasta Palencia
    bajando junto al río Carrión. Justo antes de entrar, en un semáforo, vi un lavacoches
    de los de presión, entré y me dejé la bici reluciente.


    Con la bici limpia, hinche las ruedas y entre en
    Palencia como un campeón. Me di una vuelta por la ciudad, vi su catedral, sus
    plazas y me sorprendió gratamente su calle Mayor, con una arquitectura
    modernista muy bien conservada.




    Más tarde me acerque a la estación de tren y
    compre el billete para volver a Alar de Rey, comí un poco y volví a pasearme
    por la ciudad hasta que llegó la hora de tomar el tren y volver hasta Alar.

    Adjunto

    1. catpalencia.jpg (834.3 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    2. bici4.jpg (563.9 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    3. carrion.jpg (892 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    4. bici3.jpg (1061.9 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    5. monumen.jpg (1205.5 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    6. cercafromista.jpg (901.3 KB, 0 descargas) 5 años antiguo
    Publicado hace 5 años #
  11. Bonito viaje compañero. Muchas gracias por compartirlo!!!!

    Publicado hace 5 años #
  12. Bonito viaje y preciosas fotos.

    Pedaleando ando, que es complementario.
    Publicado hace 5 años #
  13. Muchas gracias compañeros.

    Publicado hace 5 años #
  14. Muy entretenida la crónica. Muchas gracias por contarnos tu viaje, Pescator.
    ¿No pasaste un calor tremendo?
    Ahora te queda recorrer también el ramal que va al oeste, a Medina de Rioseco.
    A mí precisamente me queda el tramo desde Grijota hasta pasar Palencia. Pensaba usarlo como parte de una rutilla algo más larga que no sé si me atreveré a emprender un día de estos.

    Publicado hace 5 años #
  15. Buena crónica pesca! Tenemos pensado hacerlo en Agosto una vez que lleguemos a Valladolid por la senda del Duero desde Soria  ¿Que pista os parece mejor del canal?    

    Dentro de veinte años lamentarás más las cosas que no hiciste que las que hiciste. Así que suelta amarras y abandona el Puerto seguro... Atrapa los vientos en tus velas... Explora... Sueña... Descubre
    Publicado hace 5 años #
  16. Muy bien narrado  junto con las imágenes. Lo que me perdí... 

    Bosques Submarinos
    Publicado hace 5 años #
  17. OTSO: ¡la izquierda!
    El Canal tiene forma de y griega. En Grijota de bifurca; un ramal se dirige a Palencia y el otro acaba en Medina de Rioseco. A ambos lados del canal hay, prácticamene en todo su recorrido, sendos "caminos de sirga". Es mejor ir por el izquierdo o el derecho según en qué tramo. En muchos es indiferente. En el ramal del oeste hay tramos sin acondicionar en los que lo mejor es ir por carretera.
    Hacer el Canal es una bonita aventura que merece la pena. Al menos una vez. Lo peor es que puede acabar resultando monótono porque junto al canal casi siempre lo único que se ve es el canal. Y si hace calor... ¡puf!

    Publicado hace 5 años #
  18. Gracias Cedila. A ver si hay suerte con el calor y corre algo de brisa.   

    Publicado hace 5 años #

Etiquetas:

↑ PUBLICIDAD



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49