Mis rutas por Navarra

  1. Esta mañana he hecho una ruta preciosa, de ésas de recomendar. Mientras pedaleaba se me ha ocurrido que podría ser útil para alguien, ir poniendo aquí rutas de las que hago y que por una razón o por otra son recomendables. Bastantes veces a lo largo de los años que llevo por este bendito foro he recibido consultas por privado, pidiéndome consejos para hacer rutas por Navarra, y quizá ésta sería una buena forma de irlas recopilando en público... ¿Y qué mejor forma de comenzar que con la rutilla que he hecho hoy? Pues aquí está 



    Hacía dos grados cuando he salido de casa, ¡dos grados! Con lo que me cuesta acostumbrarme al frío y este año ha llegado de golpe, brrrrr. He metido la plegable al coche y me he desplazado a Aoiz, a unos 25 km de Pamplona, donde he comenzado la ruta. Como os digo hacía mucho frío, pero enseguida me he calentado porque me ha tocado subir. Lo he hecho por la carretera nueva que sustituye a la antigua carreterita, estrecha y encantadora, que resultó inundada por el pantano de Itoiz. allá por los años 90. El entorno es bonito, pero la carretera... amplia, con buenos arcenes, poco tráfico, todo lo que queráis, pero no puedo olvidar la carretera antigua, y mi añoranza hace que le tenga un poco de manía a la nueva. Sus tres túneles con sus correspondientes subidas (que podéis ver claramente en el perfil de arriba) no ayudan a tenerle simpatía. Pero vamos, que es una cuestión personal, le tengo manía pero es bonita.


    Resoplando he subido hasta el tercer túnel y en la bajada he parado en el mirador del pantano. Como podéis ver en la foto ahora tiene poca agua embalsada. Ha sido un verano bastante seco y eso se nota.


    Al estar tan bajo el nivel del agua ha quedado al aire la antigua carretera (la podéis ver en la foto, unos metros más abajo de la carretera nueva) y me han vuelto a venir los recuerdos...


    Y es que era una de las carreteras preferidas por mi hermano y por mí, cuando comenzábamos con esto del cicloturismo. No podíamos pasar por allí sin atravesar el puente colgante... De esta foto hace más de veinte años...


    Y ya puestos, dejo otra foto en homenaje al pueblo de Itoiz, que murió bajo las aguas del pantano. Posiblemente ésta fuera la última vez que pasamos por allí, qué pena...


    Pero bueno, basta de añoranzas, la carretera sigue siendo bien bonita y me he dedicado a disfrutarla.


    Desde allí hasta Oroz-Betelu es un tramo muy agradable, sinuoso y en contacto directo con el agua del río Irati, que se vuelve a embalsar, aunque a pequeña escala, al llegar al pueblo.


    Oroz-Betelu es un pueblo que me encanta, tan blanco, tan cuidado, tan florido, y en un entorno tan verde... Una potxolada.


    En Oroz-Betelu he abandonado la carretera general, he cruzado el río y me he desviado por la carretera de Azparren, no sin antes hacer una parada en el puente para hacer una última foto del pueblo.


    Tras tres kilómetros de continua subida por una bonita y tranquilísima carretera he llegado a Azparren, un pueblo muy chiquitín, pero también muy cuidado... y allí se ha acabado la carretera. 


    Quedaban tres kilómetros más de subida, pero ahora ya por una pedregosa pista, un terreno en el que la TR se desenvuelve de maravilla.


    Al llegar al alto a mi derecha ya se intuía el Valle de Urraul Alto, bajo la Sierra de Areta.


    Aún quedaban tres kilómetros más de pista, pero ahora ya en marcado descenso. Algún tramo estaba un poco estropeado, pero con la TR he bajado sin problemas, aunque con un poco de precaución.


    Al llegar a Aristu (cuatro casas y ocho vacas) termina la pista y comienza el cemento. 


    Este tramo de cemento hasta conectar con la carretera del valle (unos cuatro kilómetros) es una delicia. En constante bajada sólo hay que dedicarse a disfrutar del entorno.


    ¡Hola bonito, pero qué formal estás! ¿Estás posando para que te haga una foto? Pues nada, ya te la hago... Hasta otra, guapo.


    Al llegar a Elcoatz comienza por fin la carretera del valle. Es una carretera con un firme bastante irregular, pero que se disfruta mucho. Discurre junto al río Areta y al ser veinte kilómetros en bajada suave pero constante (sólo interrumpida por una cuestecilla de un par de kilómetros) se hacen con mucha facilidad.


    Conforme se va descendiendo el paisaje va cambiando claramente. De los bosques de robles y hayas de la parte alta se pasa a los campos de cultivo y las choperas.


    Arangozki, Ongoz, Epároz, Irurozki (en la foto)... Seguro que si preguntáis a los navarros si conocen estos pueblos la mayoría os mirarán con cara de asombro porque no los habrán oído en su vida. Y es que este valle es muy desconocido. La razón principal es que su carretera al ser ciega no es lugar de paso. Por allí sólo circulan los propios habitantes o quienes tienen por allí segundas residencias (en todo el valle tan sólo hay censados 176 habitantes). Y creo que allí precisamente radica su encanto.


    Al final de la carretera del valle, cuando ya está a punto de desembocar en la carretera general, el paisaje ya es totalmente cerealístico, típico de la comarca de Pamplona. 


    Los últimos kilómetros hasta llegar de nuevo a Aoiz los he hecho rápidamente. Quería llegar a casa para comer y se me estaba echando el tiempo encima. Pero os recomiendo que, si alguna vez hacéis esta ruta, os lo toméis con tranquilidad y le dediquéis un día entero, porque merece la pena. En pocos kilómetros se pasa por paisajes totalmente diferentes, de los bosques prepirenaicos a los campos de cereal, de los pinos a los robles y hayas, y de allí a los chopos. Una delicia. ¡Ah! y si queréis cicerone, ya sabéis dónde estoy 



    ¡Bici, bizi, vici!
    Publicado hace 4 años #
  2. bonita ruta y buenas fotos.
    el día que vuelva por Navarra te pido consejo...

    Publicado hace 4 años #
  3. Gracias Sargantana, este hilo, no te quepa duda... es muy bienvenido. Anda que no!

    Publicado hace 4 años #
  4. es una salida chula chula.

    el tiempo va cambiando pero te ha hecho un día soleado y te has dado una buena paliza.

    felicidades!!!

    gracias por compartir.

    No hay incendio como el de la pasión, no hay ningún mal como el odio.
    http://www.bicigarraf.com/usuarios/95-slow.html?sec=3
    https://plus.google.com/u/0/+JoseTorrijos/posts
    Publicado hace 4 años #
  5. Muy chula la ruta. Lo que no mola son los 2C... vaya rasca...

    Salud y coronas,
    Javi.
    Publicado hace 4 años #
  6. Chula chula y como bien dices para hacerla con calma. Tomo nota para el futuro que ahora estoy inmerso en otra ruta, pero no la descarto para la vuelta. En otoño con ocres, blanco del invierno verde prim... que más dá, será preciosa en cualquier tiempo, pero de momento con tu relato y fotos ya nos haces pasar un buen momento. Gracias

    Podréis seguir muchas de mis rutas en wikiloc buscando a 63petete
    Y en mi blog http://63petete.blogspot.com.es/
    Publicado hace 4 años #
  7. Bonita iniciativa¡¡¡¡

    Publicado hace 4 años #
  8. Bonita ruta, que aprendan los de Turismo de Navarra....

    Un saludo

    Tonilupe

    sonrie, disfruta, el tiempo pasa... http://tonilupe.blogspot.com.es/
    Publicado hace 4 años #
  9. En Navarra no tienen algo así como la Creu de Sant Jordi, o .... Ah! pero si teneis el "Premio de Turismo" del Reyno de Navarra!!!!  Pues, hale, Sargantana, ya tienes mi voto. Y si nos juntamos todos los del foro SEGURO QUE ESTE AÑO TE LO DAN A TI.


    Gracias por ser tan buena embajadora de tu tierra!

    Retiren a la Bruja Mala la custodia de Blancanieves y Cenicienta!
    Publicado hace 4 años #
  10. ¡Muchas gracias, majos! 


    En cuanto al premio de turismo... ¡Ya lo creo que me lo merezco! Jajaja, ahora en serio, esos premios siempre se dan a empresas muy obvias, hoteles, restaurantes, agencias de viajes, empresas de turismo aventurero... Pero creo que el concepto que tenemos todos nosotros de turismo es mucho más amplio que eso. Los premios van dirigidos casi siempre a gente que genera dinero gracias al turismo, pero nosotros sabemos que no hace falta gastar para hacer turismo de mucha calidad. Por eso nunca ganaremos un premio, jajajaja 

    Publicado hace 4 años #
  11. Eskerrik asko!!!! Euskal Herria bi gurpiletan! Ederra! 

    Sasi guztien gainetik, laino guztien azpitik!!
    Publicado hace 4 años #
  12. Una pasada de ruta. Preciosa. 

    Publicado hace 4 años #
  13.  8O  


    Mi pequeña aportación 

    de este fin de semana

    Falto un pelin para cruzarnos........ fuimos a Sanguesa , en lugar de Aoiz  

    non gogoa, han zangoa ( donde van tus pensamientos .van tus pasos ).....
    Publicado hace 4 años #
  14. Muy guapa la ruta sargantana .... me ha encantado !!!

    Mil gracias x compratir!!!

    "Si es bueno vivir, todavía es mejor soñar, y lo mejor de todo, despertar."
    Publicado hace 4 años #

  15. El otoño está en un momento precioso. Por eso, aunque los pronósticos indicaban que a media mañana el cielo empezaría a taparse, no he querido desaprovechar la ocasión de pedalear entre robles, hayas y castaños y disfrutar, un año más por estas fechas, de los valles húmedos de Navarra. He comenzado la ruta en Auza, en al Valle de Ultzama, a unos 25 km al noroeste de Pamplona. Tras unos pocos kilómetros más bien llanos para ir calentando las piernas he comenzado la subida al puerto de Orokieta (o de Saldias, eso lo dejo al gusto del consumidor). Se trata de una subida muy "disfrutona", unos 8 km que no presentan complicaciones y cuyo entorno es simplemente precioso.



    Tras unos kilómetros de descenso igual de espectaculares el bosque va dejando paso, poco a poco, a las praderas, tan características de todo el valle de Basaburua Menor. Estas praderas, aún pequeñas, dejan unas imágenes bucólicas.


    Me enamoré de esta carreterita, la que lleva a Saldias (en la foto) desde la primera vez que pedaleé por ella, hara... ¿veinte años? Me resulta espectacular, estrecha, en buenas condiciones, sin nada de tráfico y, lo fundamental, después de pasar por unos bosques cerrados de repente se abre el valle ante nosotros. Una pasada.


    Al llegar a Saldías he abandonado la carretera por la que venía y me he desviado por otra aún más discreta, para lo cual he tenido que atravesar todo el pueblo. Un pueblo de una sencillez que me enamora.


    Para bajar al Valle de Santesteban, al cual quería ir, hay que coger una carreterita de apenas dos kilómetros que desciende de forma vertiginosa. Antes era una pista de cemento pero ahora está impecable.


    Es tal la tranquilidad por allí que ni las ovejas se inmutaban a mi paso.


    En un plis-plas he bajado hasta la carretera del valle, más importante pero cuyo tráfico no es en absoluto molesto. A partir de ahora la inconfundible silueta del monte Mendaur me ha acompañado durante muchos kilómetros.


    En Zubieta, un pueblo muy conocido por celebrarse allí uno de los más importantes carnavales de Navarra (a más de uno os sonará el zampanzar de Zubieta e Ituren) me he parado un momento para contemplar el río Ezkurra.



    Y ya puestos me he dado una vueltica por el pueblo, un pueblo con encanto.



    A pocos metros del pueblo se encuentra el Molino de Zubieta, hoy en día restaurado y convertido en museo. He dejado la visita para otra ocasión.


    Aún queda algún tramo de carretera "a la antigua", con plátanos en los márgenes.


    Al llegar a Doneztebe (Santesteban) he mirado al cielo y, uyuyuyuyuyyyyyyy, se estaba tapando mucho y el viento comenzaba a ser sospechoso. ¿Me acabaría pillando la lluvia?


    Pero bueno, me he olvidado del cielo y he hecho una parada en el parque junto al río Ezkurra para comer un poco. Estaba disfrutando un montón.


    Aún quedaba lo más duro de la ruta, la subida al puerto de Saldias, pero esta vez por su vertiente dura. Es un puerto muy largo que se hace durillo, pero al tener dos zonas de descenso entre medio se hace más llevadero. Y además con ese entorno, ¿quién se va a poner a pensar en la dureza?




    Al pasar por Urrotz me he dado cuenta de que hace mucho que no voy a los embalses de Leurtza, con lo que me gustan. Me lo apunto para la primavera. Por cierto, hace un montón de años, acampando junto a los embalses con mi hermano, estuve a punto de matar a alguien, sí, sí, de matar... Tuvimos la desgracia de coincidir con una pandilla de adolescentes que se pasaron toda la noche con la música de Guns and Roses a mil, madre mía, cómo les odié, a ellos y al grupo, desde entonces no les soporto, jajaja.


    La excusa de hacer fotos me ha servido, como tantas veces, para hacer más llevadera la subida.


    Al pasar por Beinza-Labaien el cielo iba adquiriendo tonalidades más grises, pero aún no era amenazador. Seguro que conseguía acabar la ruta sin contratiempos.


    Estaba a punto de llegar de nuevo a Saldias, lo  que supone perder de vista este precioso valle, así que no he podido evitar la tentación de hacer una panorámica para despedirme de él, por ahora...


    Allí estaba de nuevo, Saldias, lo que suponía que estaba a punto de cerrar el bucle de la ruta. Los últimos kilómetros serían por la misma carretera del inicio.


    Es decir, volvía a los mismos bosques de robles, hayas y castaños. Cinco kilómetros más de subida y el resto de la ruta sería prácticamente en descenso.


    Y lo mejor de todo, al cambiar de vertiente el cielo se ha vuelto a aclarar, lo que me ha permitido disfrutar del descenso de nuevo con la luminosidad del sol que, aunque tímido, brillaba.



    Y eso ha sido todo por hoy. Una ruta 100% recomendable por la vistosidad del paisaje. Si se hace en otoño o primavera ya es el no va más. Yo me despido hasta la próxima, ola, digoooo, hadiós 


     PS: por si a alguien le interesa, el track se puede ver detalladamente o descargar en este enlace.


    Publicado hace 4 años #
  16. Agggghhh!!!!

    que bonito y que bonito día de sol!!!

     

    Publicado hace 4 años #

  17. cómo habréis disfrutado de un día así y de esos paisajes!!
    enhorabuena!!
    gracias por compartirlo.
    saludos

    Quién sabe pasear, está a gusto en todas partes.
    Publicado hace 4 años #
  18. joé, que paisajes.

    Vale más un "por si acaso" que un "quien lo iba a pensar".
    Publicado hace 4 años #
  19. Hoy de un gris total.......... es lo que tiene el otoño , 


    Un recorrido  muy bonito, muy ameno y la subida a los embalses, 
    has hecho bien en ignorarla, entre seteros, cazadores y las rampas, no lo hubieras disfrutado.
    Esa zona el mes que viene  (ya no hay caza) y con la de ruedas gordas, a disfrutar....


    Publicado hace 4 años #
  20. Bonitas fotos Sargantana, gracias.


    Que bueno ese contraste tan cerca de Pamplona; Del cereal "mesetario" a los bosques norteños en naa.... De kilometros.

    En su dia anduve yo mosca con que no tuviera una salida asfaltada la carretera de Saldias a la que baja al valle de Santesteban, teniendo tan cerca que estan una de la otra. Pero encontre aquella pista pasando todo el pueblecito....Ahora veo que es toda una carreterita de esas que tanto me gustan. Y un enlace logico y a buen seguro util. Me alegro

    Supongo que conoceràs otro enlace "acondicionado" para bajar al valle de Santesteban; Y es que entre Saldias y Beinza, antes de tirarte a bajar a Beinza sale una pista hormigonada que como carretera de juguete te baja entre bosques y praos hasta Zubieta. 
    Son como 5 Km, la primera mitad desde Zubieta muy dura, cercana al 10 % de media, la otra mitad mas llevadera en falso llano, aunque si lo haces al reves....Llegas a Zubieta en un plisplas, con los frenos calientes eso si :D,  por que aparte de no ser vial como para correr...Si pasas muy "desenfrenao/na" te pierdes todo el paisaje. 

    Publicado hace 4 años #
  21. ojolince, tienes razón, rodar entre cazadores es un rollo (los seteros y las rampas no me molestan  ). El otro día, en la Sierra de Tajonar, estuve pedaleando entre silbidos de tiros por aquí y por allí y no fue nada agradable... 


    quin, pues no, no conozco ese otro enlace. En cuanto te he leído me he lanzado al Google maps y ya lo tengo localizado. El problema es que ahora me muero de ganas de escaparme a probarlo, ¡aaaarrrrggghhhh! ¿Para qué me has dicho nada?  (muchas gracias por el aporte ).

    Publicado hace 4 años #
  22. Estupenda ruta.
    ¡Sargantana, consejera de turismo navarro ya! 

    Publicado hace 4 años #
  23. Me alegro mucho de haberte dado ese chivatazo, sobre todo a una natural de la zona, espero gozes mucho con esta otra opcion.

    Pero no sufras navarrica, que lo tienes al lado, es lo bueno de vivir por Iruña, que tienes toda esa gran diversidad de la bonita provincia a pocas horas de bici.
    Y si encima nos lo cuentas...La suerte ye para todos. ¡¡Gracias!!
    Eso sí, este finde no dirijas tu "pony" para norte que vá hacer rasca, sin ir mas lejos Belagua ta cerrauuuuuu.....¡¡¡Llega el invierno!!!  uuuuuhhhhh.

    Publicado hace 4 años #
  24. ¡Me gusta lo de "pony", me lo quedo! Aunque quizá sería mejor pottoka... 

    Publicado hace 4 años #
  25. Gracias por darnos a conocer estas rutas, sobre todo a mí
    que nunca he estado por esa zona. Desde luego si algún día puedo ir
    ya tengo claro por donde dirigir las ruedas de mi bici.
                              Saludos.

    Publicado hace 4 años #

  26. En esta ocasión se trata de una ruta urbana, una ruta para conocer lo esencial de mi ciudad, Pamplona. Más de una vez he puesto fotos de rutillas parecidas, pero quería dejar colgada la ruta definitiva en este rincón donde voy recopilando mis excursiones. De esta forma será más fácil de encontrar para aquellos que me envian privados diciendo "oye, voy a pasar por Pamplona con la bici, ¿qué crees que merece la pena visitar?".

    El recorrido comienza, no podía ser de otra forma, en la Plaza del Castillo, "el cuarto de estar" de Pamplona, el centro neurálgico: 


    Desde allí, por la Bajada Javier, se llega a la Calle Estafeta, mundialmente conocida por pasar por allí el Encierro. Y claro, una ruta por la Pamplona esencial tenía que pasar por ella. Porque el Encierro forma parte del tópico, pero es que el tópico forma parte de la ciudad...


    La Calle Estafeta desemboca junto a la plaza de toros, donde una escultura de Hemingway recuerda al escritor americano que hizo mundialmente famosos los sanfermines (aún no tengo claro si para bien o para mal).


    Por el Paseo de Hemingway se llega hasta la Cuesta de Labrit, donde se encuentra el legendario Frontón Labrit, que tantas tardes de gloria ha dado a los pelotaris navarros.


    Por una nueva pasarela peatonal se cruza tranquilamente la cuesta, que normalmente tiene bastante tráfico, y se comienza un bonito recorrido por las murallas, por la Ronda del Obispo Barbazán, que pasa justo por la trasera de la catedral.


    Al llegar al Redín nos podemos asomar a su baluarte y disfrutar de las vistas sobre las murallas y los barrios del norte (por el camino que se ve abajo proseguirá luego la ruta, después de atravesar el Portal de Francia o de Zumalakarregi, a la izquierda). Al fondo se puede apreciar que los montes comienzan a estar nevados (cabezón de Etxauri, Sierra de Andia, Txurregi, Gaztelumendi...).


    Este rincón, el del Redín, es uno de mis preferidos de Pamplona. Sentarse en el Caballo Blanco, en primavera, a tomar un café y disfrutar de los primeros rayos de sol de la temporada, buaahhh...


    Saliendo del Redín de camino a la catedral se pasa por la coqueta Plaza de San José, que a esas horas de la mañana todavía estaba desierta.


    Y llegamos a la Catedral de Santa María la Real, tan fea por fuera (para mi gusto) como bonita por dentro. Además esconde en su interior un claustro gótico que está considerado como uno de los mejores de Europa. Una joya que merece una visita.


    Dejando atrás la catedral se baja por la calle Curia, una calle con mucho encanto, con negocios pequeños regentados por gente joven y con ideas nuevas.


    Por la Calle el Carmen se llega al Portal de Francia o de Zumalakarregi que veíamos antes desde el Redín. Una puerta que mantiene intacto su sistema de apertura y cierre y que sólo se utiliza una vez al año, la noche de Reyes. Cuando llegan Sus Majestades a las puertas de la ciudad se encuentran el Portal cerrado y, después de solicitar la entrada, se les abre el paso solemnemente. Infinitamente más bonita esta sencilla entrada en camellos que la posterior cabalgata rodeada de oropel.


    La ruta prosigue entre las murallas, con el objetivo de llegar hasta el río Arga.


    Río que cruzamos por el emblemático  Puente de la Magdalena (todos los que hayáis hecho el Camino de Santiago francés lo habréis cruzado).


    Llegamos a la Vuelta Aranzadi. Se trata de un meandro que hace el río y que está dedicado al cultivo, menudas verduricas salen de sus huertas... Flanquean el río enormes plátanos que más bien parecen esculturas.


    Aún quedan por allí fincas con enormes caserones.


    Del precioso paseo fluvial poco más que contar que lo que expliqué aquí hace un año. Tan sólo dejar unas fotos que ilustran el paso de la ruta por allí.




    Tras echar un vistazo al paseo fluvial se cruza el Puente de Curtidores para, por la Cuesta de Santo Domingo, volver a entrar al casco antiguo de la ciudad. Ya que pasamos junto al Mercado de Santo Domingo (más conocido como Mercado Viejo, por ser el más antiguo de la ciudad) hay que hacer una paradita y curiosear un poco. Al menos es lo que hago yo siempre que paso por un mercado, es algo que me encanta.


    La Cuesta de Santo Domingo desemboca directamente en la Plaza del Ayuntamiento, que tan grande parece en el tele durante el txupinazo, y tan chiquitina se ve en la realidad. 


    El casco antiguo de Pamplona está lleno de pequeños detalles que nos hablan de los orígenes de la ciudad.


    Tras pasar por la iglesia de San Saturnino o San Cernin (copatrón junto a San Fermín de la ciudad) se llega a la Calle Mayor. Ninguna visita a una ciudad será completa si no pasa por su calle mayor. Prácticamente todo el casco antiguo de Pamplona está rehabilitado y peatonalizado. Tuvimos que pasar un montón de años de obras e incomodidades, pero creo que el resultado ha sido fantástico.


    Llegamos al final de la Calle Mayor, junto a la Iglesia de San Lorenzo y nos plantamos directamente en la Taconera, de nuevo nos vemos inmersos en las murallas de Pamplona. En su interior hay un parque de estilo romántico que alberga varias esculturas en honor a navarros ilustres, como Julián Gayarre o Hilarión Eslava, pero yo me quedo con la de la Mariblanca, junto al Café Vienés, una imagen muy querida en la ciudad.


    Merece la pena perderse un rato por los laberintos de la Taconera, siempre acabarás al lado de las murallas.


    En los fosos hay un pequeño zoo, allí patos, ocas, faisanes, pavos reales y ciervos viven tranquilamente en un estado de semilibertad.


    Tras rodear toda la Taconera se llega en un plis-plas (o lo que es lo mismo, dos semáforos) a la Ciudadela, una joya de la arquitectura defensiva. En este plano podéis ver su estructura en forma de estrella.


    Se pueden recorrer completamente sus fosos a pie o en bicicleta por el paseo central, una gozada.


    Allí conviven en armonía (en bonita armonía) lo antiguo y lo moderno, la Ciudadela y el Palacio de Congresos y Auditorio, llamado Baluarte no por casualidad.


    Tras recorrer los fosos de la Ciudadela la ruta continúa por la parte de arriba, parque conocido como la Vuelta del Castillo. El edificio que veis al fondo es el más alto de Pamplona, como veis no es ésta una ciudad de rascacielos precisamente, jajaja. Su peculiar estructura se refleja en su nombre: Edificio Singular.


    No nos podemos ir de la Vuelta del Castillo sin entrar, aunque sea un momento, al interior de la Ciudadela, un cuidado parque público al servicio de la cultura. Salpicado de esculturas todos sus edificios (polvorín, sala de armas, horno, pabellón de mixtos) sirven de salas de exposiciones, conferencias...


    Tras rodear la Vuelta del Castillo abandonamos este pulmón verde de la ciudad para dirigirnos hacia el Barrio de San Juan.


    Recorremos la Avenida de Pío XII y nos desviamos hacia uno de los parques más jóvenes de la ciudad, el de Yamaguchi. Yamaguchi es una ciudad japonesa hermanada con Pamplona, y fueron ellos mismos, los japoneses,quienes se encargaron de diseñarlo.


    En ese mismo parque se encuentra el Planetario de Pamplona.


    Estamos a dos pasos de la zona universitaria. La ruta se dirige a visitar el espléndido campus universitario de la Universidad de Navarra (la privada, la del Opus), y lo hace por la red de carriles-bici.


    Muchos recordaréis haber pasado por aquí haciendo el Camino de Santiago. La verdad es que el campus es una preciosidad.



    Cerca de allí se encuentra la Universidad Pública de Navarra, la más moderna, no sólo cronológicamente hablando (tiene poco más de veinte años).


    Su campus va cogiendo solera año tras año. Al fondo se puede ver la Biblioteca.


    Desde la universidad pública vamos hacia el barrio más nuevo de la ciudad, Lezkairu (aún en construcción) a través de unos, por ahora, anodinos carriles-bici. Es la manera más sencilla de llegar al Barrio de Mendillorri, un barrio con unos espacios verdes preciosos y al que le tengo un cariño especial. Cuando éramos niños una de nuestras excursiones mañaneras consistía en subir al "monte de las setas", volver por el palacio de Mendillorri, que podéis ver al fondo y beber agua en su fuente. El primero que llegaba a la fuente tenía el privilegio de darle a la palanca para conseguir que saliera el agua, no os imagináis las carreras que nos pegábamos los seis hermanos... Bonitos recuerdos.


    Desde el Barrio de Mendillorri, tras una subidita, nos plantamos enseguida de nuevo en el centro, al que entramos por el Parque de la Medialuna. Desde allí hay unas bonitas vistas hacia el río, las Huertas de la Magdalena, el monte San Cristóbal (el vigía de la ciudad) y la Catedral.


    Este bucólico parque, el de la Medialuna, es uno de los más antiguos de la ciudad. Está situado junto al Baluarte de San Bartolomé y conecta el casco antiguo con el primer ensanche.


    Llegamos a Carlos III, la avenida más importante del primer ensanche, y lo hacemos justo a la altura del Monumento al Encierro, volvemos al tópico y hacemos la foto típica de los guiris.


    Y tras un corto paseo, casi todo peatonal, llegamos al Baluarte, el Palacio de Congresos y Auditorio que ya habíamos visto desde la Ciudadela. 


    Nos vamos acercando al punto de inicio, pero no podemos acabar sin pasar por el Paseo Sarasate, donde se encuentra el Monumento a los Fueros.


    Abandonamos el paseo por la Calle San Miguel, pasando por la bonita iglesia-fortaleza de San Nicolás.


    Y llegamos a la Plaza de San Francisco, donde se encuentra la Biblioteca Pública del mismo nombre.


    Y tras pocos metros más, metros en los que se pedalea con mucha tranquilidad entre el bullicio de gente (es sábado, la hora del aperitivo y ya se sabe...), recorremos la Calle Zapatería, subimos por Txapitela y... ¡tacháááááán!, nos plantamos de nuevo en la Plaza del Castillo, la querida Plaza del Castillo. Subimos al kiosco central y hacemos la última foto.


    Y eso es todo. Esta ruta no permite dar a conocer Pamplona de forma exhaustiva, ¡anda que no me he dejado cosas!, pero sí que pretende que el visitante conozca los cuatro aspectos que, desde mi punto de vista, dan carácter a la ciudad: el casco antiguo, las murallas, el río y los parques. No podemos presumir de tener una ciudad monumental, porque no lo es, pero sí que creo que es una ciudad con encanto, una ciudad que merece ser visitada más allá de los sanfermines, más allá del tópico. ¿Se nota que soy una enamorada de mi ciudad?


    PS: si alguien quiere ver la ruta con más detalle o descargarse el track puede hacerlo aquí. O puede pedirme el track a mí, con total tranquilidad

    Publicado hace 4 años #
  27. Sargantana, vale que tu ciudad bien podría tener el título de la ciudad más bonita de España... y más si la enseñan como haces tú.
    Enhorabuena... por la ciudad y tu crónica urbana.

    Publicado hace 4 años #
  28. Muchas gracias, Vicent 

    Publicado hace 4 años #
  29. Lo único que echo en falta es la referencia al "Café Iruña". Yo tengo una cuenta pendiente, ya que me lo encontré cerrado cuando estuve por última vez...
    El parque universitario es lo que más me ha gustado por el contraste entre el verde perenne y los ocres caducos. 

    Publicado hace 4 años #
  30. Bonitas fotos Sargantana y muy bien explicados los recorridos,  ya esta trabajando mi cabezita en una escapada de 4 o 5 dias por la zona.. cuando lo tenga claro ya te pedire ayuda, en principio me gustaria hacer una ruta circular empezando en Soria y avanzar hasta Navarra estar por alli un par de dias y volver a Soria.

    El unico simbolo de superioridad que conozco es la bondad.
    Beethoven.
    Publicado hace 4 años #

↑ PUBLICIDAD



A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49