Blog >Cocina

Cocinar en ruta (IV): Hornillos de alcohol

Escrito el 31 de octubre de 2007 por Avo. 10 comentarios

Trangia

Los hornillos de alcohol, cuyo principal exponente es el Trangia, reciben el nombre del combustible que utilizan, esto es, alcohol de quemar. Son soluciones muy limpias ya que al arder el alcohol no deja residuos aunque debido a su escasa capacidad calorífica cocinar cierta comida puede tardar mucho tiempo.

Nosotros hemos utilizado Trangia durante aproximadamente cuatro años, en nuestras salidas de Holanda, Escocia y la primera parte de nuestro viaje por Europa, además de en múltiples salidas por España.

Aparte de lo que decimos aquí, puedes encontrar más información aquí, y aquí.

  • Combustible: Como su nombre indica, utilizan alcohol de quemar. Hay distintos tipos de alcohol de quemar Ahí radica, en nuestra opinión, su principal problema. Porque, ¿cómo se dice alcohol de quemar en turco? ¿y en húngaro? ¿y en ruso?. Como te puedes imaginar había ocasiones en las que era bastante complicado encontrar alcohol de quemar cuando no éramos capaces ni de nombrar lo que queríamos. Había veces que pasábamos todo nuestro día de descanso buscando el puñetero alcohol. Sin embargo hay que decir en su defensa que en ciertas ocasiones es bastante más facil encontrar alcohol de quemar que una bombona de gas compatible con tu hornillo.
  • Peso y volumen: Los hornillos de alcohol se caracterizan por su poco peso y su reducido volumen. Soluciones todo-en-uno como el Trangia agrupan un quemador, un cortaviento que a su vez sostiene las cacerolas y las propias cacerolas en un volumen menor que con cualquier otra alternativa de cocina en ruta.
  • Utilización y limpieza: Los hornillos de alcohol son, junto con los de gas, las soluciones mas limpias con las que nos hemos topado. El alcohol no produce resíduos ni apenas olor al quemar y el sistema de cacerolas y cortaviento es muy robusto y fácil de limpiar. Además el hornillo de alcohol funciona como un zippo, no se apaga con el viento (aunque un cortavientos mejorará su eficiencia) y puede arder hasta bajo la lluvia (probado en nuestras propias carnes). Además gracias a su moderada capacidad calorífica es apropiado para utilizarse en el avance de la tienda. Ojo, siempre con la puerta exterior abierta y con cuidado de que el calor que se escapa del hornillo no esté dirigido a ninguna pared de la tienda.
  • Capacidad calorífica: El alcohol calienta poco y hay veces que te eternizas para cocer pasta o verduras. Pero también es verdad que no viajamos en bici para estar siempre estresado con las prisas ¿verdad?
  • Algunos consejos: Es útil llevar un tercer portabidón en la bici y llevar ahí la botella de combustible. Así estará siempre a mano y cuando te encuentres con una ferretería o droguería por el camino no te dará pereza para entrar a rellenar tu botellita.

Durante nuestros viajes nos hemos encontrado dos tipos de cicloviajeros: los que usan hornillos de alcohol y los que cocinan con hornillos de gasolina. Son dos especies irreconciliables y cada uno te contará las bondades de su opción y las maldades de la contraria.

Conclusión: Si vas a viajar por España o por un país en el que te vas a poder hacer entender sin mayor problema, los hornillos de alcohol son una opción más que recomendable. Si por el contrario prevees moverte por zonas poco desarrolladas, deshabitadas o en las que se habla un idioma que no controlas, te recomendamos que te vayas a una opción en la que la búsqueda de combustible no sea un problema.

 

Este artículo fue publicado el 31/octubre/2007 dentro de la categoría Cocina en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/10/31/cocinar-en-ruta-iv-hornillos-de-alcohol/

Cocinar en ruta (III): Hornillos de gasolina

Escrito el 26 de junio de 2007 por Avo. 1 comentario

Continuamos con nuestra serie de artículos sobre la cocina para el cicloturista. Hoy toca los hornillos de gasolina.

Mitificados por algunos, imprescindibles para otros y odiados por una minoría, los hornillos de gasolina se presentan como la solución para la cocina del aventurero. Son ligeros, calientan muy rápido y pueden soltar grandes llamaradas. ¿Qué más se puede pedir?

Como todo, los hornillos de gasolina tienen sus ventajas e inconvenientes. Por un lado calientan muy rápido y es muy fácil encontrar el combustible (es gasolina o gasóleo de coche), y por el otro pueden dar un cierto olor a gasolina y son un poco más peligrosos de utilizar ya que al reposar directamente en el suelo se pueden quemar las hierbas o pajas que haya en los alrededores.

Hornillo MSR Whisperlite Internationale

Como se puede ver en la foto, el hornillo está compuesto por dos partes. El quemador es por donde sale la llama y donde se apoyan las cacerolas al cocinar. Al contrario que con los hornillos de gas, el quemador suele descansar directamente en el suelo y se conecta con el recipiente mediante una manguera metálica. La botella de combustible suele ser roja, metálica y de tres cuartos de litro de capacidad. En lugar de tapón lleva una bomba de aire con la que hay que presurizar el combustible para que salga correctamente por el quemador. Ahora te estarás acordando del guiri ese en el camping el año pasado, que se dedicaba a tocar la zambomba con una botellita roja. En realidad estaba preparándose para cocinar con su hornillo de gasolina.

Para ver cómo se utiliza un hornillo de gasolina, nada mejor que este vídeo (en inglés)

Vamos a ver de qué va el tema de los hornillos de gasolina un poco más detalladamente:

  • Combustible: Los hornillos de gasolina pueden utilizar una gran variedad de combustibles. Según el modelo pueden utilizar bencina, gasolina blanca, keroseno, gasolina sin plomo, diesel, e incluso gas. Suelen ocurrir situaciones bastante graciosas cuando te presentas en una gasolinera perdida de la mano de Dios y le pides al dependiente que te llene tu botellita roja, que tiene tres cuartos de litro de gasolina sin plomo aprox.
  • Peso y volumen: El quemador es bastante pequeño, un poco más ancho que un estuche de lápices y pesa bastante poco. La botella de combustible es metálica y abulta como un bidón de bici mediano.
  • Utilización y limpieza: Los hornillos de gasolina tienen fama de que huelen a gasolina. La verdad es que sí, huelen un poquito, para evitar que todo acabe oliendo a gasolina hacemos las siguientes cosas:
    • Al apagar el hornillo hay que dejar que se consuma toda la gasolina que quede en la manguera y el quemador. Para ello, con el hornillo encendido, se cierra la válvula y se deja que la llama se apague por sí sola.
    • Por la noche, después de hacer la cena,guardamos el quemador en su bolsa y lo dejamos en el porche de la tienda. Asi se evapora la mayor parte de la gasolina que haya podido quedar en la manguera y en el quemador.
    • El quemador se guarda en una alforja donde no vaya la ropa, para evitar que se impregne de olor
    • La botella de combustible no suele oler, pero por costumbre la llevamos metida en una bolsa de plástico dentro de la mochila que llevamos sobre el transportin. De esa manera siempre está a mano cuando pasas por una gasolinera y tienes que rellenar.
  • Capacidad calorífica: Los hornillos de gasolina dan MUCHO calor. Tanto que hay que tener cuidado de que no se te queme la comida. También es bastante posible que se te pegue a la sartén, por lo que es imprescindible utilizar un juego de cacerolas con un recubrimiento antiadherente como el teflón. Nosotros llevamos las MSR BLack Lite Cookset que pesan poco y nos han ido muy bien.
  • Algunos consejos:
    • Al precalentar el hornillo sale una llama hacia arriba bastante fuerte. ¡Cuidado con las cejas!
    • Nunca cocinar dentro de la tienda (ni tampoco bajo el porche) con un hornillo de gasolina. !Sueltan tanto calor que es posible quemarla!
    • Trata de cocinar siempre sobre piedras, tierra o grava. Si tienes que cocinar sobre hierbas o pajas secas, moja con agua antes la superficie que va a ocupar el quemador para evitar un incendio.

En el tema de los hornillos de gasolina hay dos marcas que se reparten el mercado: Primus y MSR. Los hornillos Primus son europeos pero yo no los he usado ni visto usar nunca. Nosotros hemos usado los MSR, que son americanos. Así que son de estos últimos de los que puedo hablar con conocimiento de causa.Concretamente, mi experiencia se reduce a dos modelos, que son los que llevan la mayoría de los cicloviajeros con los que nos cruzamos. Estos son el MSR Whisperlite International y el MSR Dragonfly.

  • Whisperlite International: Este hornillo funciona con casi cualquier gasolina a excepción del gasóleo (diesel). Se llama Whisperlite porque el sonido que hace cuando está encendido es como si se escapara aire a presión (no suena muy alto, como bien dice su nombre, es como un susurro). Nosotros llevamos este hornillo. Funciona bastante bien y calienta muy rápido. Hay que tener una precaución, y es que deja el suelo sobre el que lo has puesto bastante chamuscado, así que no se puede utilizar dentro de la tienda ni sobre hierbas secas (mójalas antes y échales un ojo mientras cocinas). Es un poco más barato que el Dragonfly.
  • Dragonfly: Este hornillo si que funciona con cualquier gasolina, incluyendo el gasóleo (diesel). El nombre del hornillo (libélula) también proviene del sonido que hace cuando está encendido. En este caso es como el de un helicóptero, bastante más alto que el whisperlite. De hecho nosotros tenemos la coña de que suena como si se estuviera tirando pedos ;). Como acepta casi cualquier combustible es más versátil que le whisperlite, pero también es más caro. También deja el suelo como si hubiera aterrizado el Apollo XI, así que hay que tener cuidado cuando cocinas.

Por su lado Primus tiene el modelo Omni Fuel que, según la publicidad, puede utilizar desde gasolina sin plomo, diesel hasta gas propano (ver el vídeo más arriba).
En resumen, los hornillos de gasolina son adecuados para viajes largos en los que sacrificas la limpieza de los hornillos de gas por la despreocupación a la hora de buscar combustible.

Si necesitas una segunda opinión ;) no dejes de visitar este sitio

 

Este artículo fue publicado el 26/junio/2007 dentro de la categoría Cocina en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/06/26/cocinar-en-ruta-hornillos-de-gasolina/

Cocinar en ruta (II): Hornillos de gas

Escrito el 25 de junio de 2007 por Avo. 11 comentarios

Hornillo de gas F1 UltraLight de Coleman

Hornillo de gas F1 UltraLight de Coleman

El mayor exponente de los [tag]hornillos de gas[/tag] son los clásicos Camping Gaz de toda la vida, esos de la bombona azul, que todos hemos visto o usado más de una vez. Sin embargo hay marcas como Coleman y la propia Camping Gaz que tienen también modelos especialmente diseñados para trekkings

El hornillo de gas está formado por dos componentes. Por un lado tenemos el depósito del gas, que puede ser una bombona o un cartucho, y por el otro está el quemador, que se encarga de controlar la intensidad de la llama y de sostener la cacerola o sartén con la que estés cocinando.

  • Combustible: El combustible, como su nombre indica es gas, que suele ser una mezcla entre butano y propano. Suele venir en bombonas o cartuchos (más pequeños). Deberías preguntar al vendedor sobre si el modelo que estás comprando es estándar (es decir, si vas a tener problemas de encontrar combustible). No deberías tener problema de encontrar bombonas o cartuchos compatibles con tu hornillo en Europa occidental y en muchos paises de Europa del Este. En Africa y Asia probablemente te será bastante complicado encontrar bombonas o cartuchos compatibles con cualquier hornillo de este tipo fuera de las grandes ciudades, por lo que si tu viaje es por algún país de estas regiones, descarta los hornillos de gas.
  • Peso y volumen: Para los viajes en bici suelen ser mejores los hornillos que van con cartuchos, que abultan menos. El problema es que también duran menos. Un cartucho te puede durar dos semanas si no le das demasiada caña.
  • Utilización y limpieza: Los hornillos de gas son limpios y fáciles de utilizar. La llama es regulable y con las precauciones adecuadas se puede cocinar con ellos en el “hall” de la tienda (hablaré de cómo y cuándo cocinar en la entrada -”hall”- de la tienda en un post en un futuro cercano).
  • Capacidad calorífica: Los hornillos de gas dan bastante calor. Son junto con los hornillos de gasolina con los que tardarás menos tiempo en cocinar la pasta o el arroz, con la ventaja adicional de que, como se puede regular la llama, podrás incluso cocinar a fuego lento.
  • Algunos consejos: Hay que prestar atención al mecanismo de unión entre el hornillo y la bombona o cartucho. Hay dos tipos de sistemas.
    • Sistemas de perforación. Suelen aparecer en hornillos de cartuchos. El hornillo tiene una aguja que perfora el cartucho cerrándose herméticamente alrededor de él. Tienen la particularidad de que una vez colocas el cartucho no lo puedes sacar hasta que éste se gasta. Esto hace que tengas que meterlos juntos en la alforja, con lo que ocupan más espacio.
    • Sistemas de rosca. Aparecen en hornillos de bombona y de cartucho de gama media-alta. La bombona o cartucho tiene una válvula y una rosca que encaja con un mecanismo similar situado en el hornillo. Al contrario de los sistemas de perforación permiten separar en cualquier momento la bombona o cartucho del hornillo, lo que permite almacenarlos por separado en las alforjas. Dado que el hornillo en sí suele plegarse y ocupar poco espacio, este enfoque es más adecuado, ya que permite colocar el hornillo en algún hueco pequeño de las alforjas, como por ejemplo dentro de las cacerolas.

En resumen, los hornillos de gas están muy bien si piensas hacer un viaje de dos o tres semanas, o vas a viajar por una zona que tenga muchos campings donde poder repostar. Es limpio, rápido y seguro. Sin embargo, para excursiones más prolongadas, habría que decantarse por otro tipo de soluciones, que veremos en futuros post.

ACTUALIZACION: (Sept-2007)  Lluis Toyos nos recuerda que como con los hornillos de gas no sabes cuándo se te va a gastar el cartucho, siempre combiene llevar uno de reserva.

 

Este artículo fue publicado el 25/junio/2007 dentro de la categoría Cocina en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/06/25/cocinar-en-ruta-hornillos-de-gas/

Cocinar en ruta (I): Introducción

Escrito el 17 de junio de 2007 por Avo. 7 comentarios

Cocinando entre amigos
Ésta es la primera entrega de una serie de entradas en las que revisaré el tema de la cocina para el cicloviajero. Comienzo con una introducción general sobre el tema y luego voy a ir analizando cada uno de los sistemas disponibles para por último contar cómo cocinamos nosotros y compartir algunas recetillas suculentas ;)

Parece obvio pero no está de más decirlo, pero para cocinar en ruta necesitarás:

  • Un hornillo o algo para calentar. Esta es la parte principal del equipo, y con las cacerolas será donde te gastes más dinero. Es importante elegirlo con cuidado, ya que te puede evitar pasarte todos tus días de descanso en busca y captura de un combustible compatible con tu hornillo
  • Algo donde echar la comida que estás cocinando. Es decir, sartén, cacerolas, tartera… Hay de varios tipos, de acero, de aluminio, antiadherente, etc. Lo ideal es que lleves un par de cacerolas (una para cocer la pasta y otra para hacer la salsa) y una sartén. Mejor cuanto más ligeras. Suelen guardarse unas dentro de otras y así ocupan poco espacio en las alforjas
  • Algo donde llevar la comida mientras estás dándole al pedal. Nosotros utilizamos bolsas de congelar, de esas que llevan cierre de zip. Las de 1 litro son las mejores.
  • Tazas. Sirven para tomarse un té calentito, hacerse una sopa, e incluso beber de un río (cuidado con el río de donde bebes)
  • Algo donde llevar en las alforjas los accesorios de cocinar (el mechero, la sal, el azucar, las especias…). Nosotros llevamos un tupperware en el que metemos el salero, una bolsa de zip de azucar, las pastillas de caldo (Starlux o similar), un cuchillo bueno, un mechero, una cuchara de madera, una bolsita con ajos, unas guindillas y un poco de pimienta. Además la tapa del tupperware sirve como tabla de cortar. Muy útil para hacer pasta con verduras ;)
  • Cubiertos

Iremos hablando de algunas estas cosas en las siguientes entradas pero si tenéis alguna duda, los comentarios están a vuestra disposición.

Como adelanto me gustaría apuntar los puntos en los que nos vamos a fijar a la hora de evaluar cada una de las alternativas para cocinar en ruta:

  • Facilidad para encontrar combustible.
  • Peso y volumen de los cachivaches necesarios para cocinar
  • Facilidad de utilización y limpieza del equipo de cocina
  • Capacidad calorífica del hornillo, o lo rápido que se cuece el arroz.

Como la decisión más importante que hay que tomar es el hornillo, analizaremos en las entradas siguientes cada uno de los tipos disponibles en el mercado. Concretamente analizaremos los siguientes:

¿Dónde encontrarlos?

Cuando estés buscando material para cocinar no pierdas el tiempo en pasarte por las tiendas de bicicletas. Como en muchos casos no hay material especialmente diseñado para los viajes en bicicleta pero sí para el montañismo. Así que ve a tu tienda de material de montaña de confianza y pide consejo. Presta especial atención al peso y el volumen, y sobre todo a si vas a ser capaz de encontrar combustible sin problemas en los paises que vayas a visitar.

Para condimentos, estropajo, tupperwares y demás el Alcampo o Carrefour más cercano siempre es una buena opción.

 

Este artículo fue publicado el 17/junio/2007 dentro de la categoría Cocina en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/06/17/cocinar-en-ruta-1-introduccion-y-hornillos-de-gas/

Lo único que debería separarse por colores es la colada — Anónimo

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49