Blog >Acampando

Trucos para poner la tienda, recetas para cocinar con un hornillo, purificar el agua y otras cosas que te interesarán si quieres hacer cicloturismo autosuficiente.

Luchando contra los mosquitos

Escrito el 23 de septiembre de 2013 por Avo. 6 comentarios

Avo cocina la cena con todo lo de lluvia puesto. Sus manos acabaron como un colador

Avo cocina la cena con todo lo de lluvia puesto. Sus manos acabaron como un colador

El año pasado estuvimos unos días en Escocia y recordamos un tema del que nos hemos reído muchas veces, pero pocas hemos tratado a fondo: qué hacer ante una plaga de mosquitos como las que abundan aquí en las tierras del norte. No penséis que tenemos el truco definitivo, pero sí es verdad que con el tiempo hemos aprendido algunas cosas que nos han permitido mantener la cordura incluso cuando las tropas de los mosquitos enemigos tenían todas las de ganar.

Sigue leyendo »

 

Este artículo fue publicado el 23/septiembre/2013 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2013/09/23/mosquitos/

Recetas con un hornillo y un supermercado

Escrito el 16 de marzo de 2010 por Alicia. 18 comentarios

Otravidaesposible.org Desayunando en Tonguin, Sumatra

Juan Ramon Vilumbrales | otravidaesposible.org | desayunando en Tonguin Sumatra

Si habéis viajado más de una semana cocinando siempre con el hornillo, seguro que estaréis hasta las narices de comer siempre lo mismo (los macarrones con tomate y salchicas son muy socorrido), así que aprovechando un hilo que se montó en el foro hace unos meses os pasamos una recopilación de recetas que os permitirán variar (un poco) vuestro menú.

Sigue leyendo »

 

Este artículo fue publicado el 16/marzo/2010 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2010/03/16/recetas-con-un-hornillo-y-un-supermercado/

Purificando el agua

Escrito el 1 de diciembre de 2009 por Avo y Ali. 15 comentarios

3753004474_718dcaf27d

Si vas a viajar por zonas donde el suministro de agua potable sea poco de fiar (ejemplo, Brasil) o por regiones en las que te pueda costar encontrar personas humanas con grifos (ejemplo, Canadá), sería una buena idea pensar en algún sistema que te permita tratar el agua. Solo para ponernos en situación segun la UNESCO una décima parte de los enfermos en el mundo podrían dejar de estarlo solo mejorando el abastecimiento de agua. El agua en mal estado es un problema en todo el mundo así que no te confies y si quieres viajar por zonas poco transitadas piénsate llevar alguna de los complementos que te contamos a continuación.

Sigue leyendo »

 

Este artículo fue publicado el 1/diciembre/2009 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2009/12/01/purificandoo-el-agua/

Cómo darte una ducha si acampas en medio de la nada

Escrito el 17 de noviembre de 2009 por Alicia. 20 comentarios

Randy se da una ducha con una bolsa de agua

Randy se da una ducha con una bolsa de agua

Si acampas en medio de la nada, lo más posible es que no tengas un sitio a mano donde darte un baño. Irse a la cama con todo el sudor del día no es una sensación agradable y por eso aunque no te puedas dar una ducha de las que empañan el cristal de baño, seguramente querrás asearte un poco. Hay todo un abanico de técnicas más o menos eficaces de hacer esto. He aquí algunas de las que hemos utilizado o de las que hemos oido hablar ordenadas por el nivel de parafernalia que necesitas para llevarlas a cabo:

Sigue leyendo »

 

Este artículo fue publicado el 17/noviembre/2009 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2009/11/17/como-darte-una-ducha-si-acampas-en-medio-de-la-nada/

Acampada libre

Escrito el 16 de abril de 2008 por Alicia. 50 comentarios

Acampando en Sierra Magina

Uno de los mayores alicientes de viajar en bici es la sensación de ser completamente autosuficientes, dormir allí donde la noche nos pille sin tener que depender de nada ni nadie más excepto de lo que llevas en las alforjas.

Evidentemente no todas las noches que pasamos en ruta son en tienda de campaña. Elegir dónde vamos a dormir esa noche depende de muchos factores: es fundamental, por ejemplo, el frío que tengamos o el color de los nubarrones. Si estamos en un parque natural o cerca de ciudades o pueblos grandes tendemos a evitar dormir al raso por posibles problemas con guardas/botellones/adolescentes etc.


Aurora borealis
Foto original de mortenklevis

Por norma general siempre procuramos que en cada viaje haya al menos una o dos noches en las que descansamos en hoteles de 1000 estrellas (como diría Calamaro) por cada dos que pasamos en hostales o campings.

Al principio sin embargo, la proporción era más bien de 20 a uno (20 noches de hotel por una al raso). Nos costó un mundo coger la confianza suficiente para empezar a acampar con comodidad. Cuando se acercaba la hora de parar empezaba la parte más tensa del día, tanto que preferíamos pagar por dormir en un lugar “civilizado”.

No nos soltamos defintivamente hasta que pasamos unos días con nuestros amigos austriacos Alex y Michaella rodando por el sur de Francia. Durante ese tiempo pudimos observar cómo se organizaban, cuáles eran buenos sitios y cuáles no…

Es dificil atreverse a hacer noche en el medio de ninguna parte, lleva un poco de práctica y nos gustaría compartir algo de lo que hemos aprendido sobre el tema. Navegando por Internet encontramos la página de dos cicloviajeros ingleses, Mark y Ju que viajaron en bici desde Inglatehrra hasta Australia. En su página hablan sobre el tema. Sus recomendaciones son tan interesantes que en vez de re-escribir lo que ellos cuentan, traducimos sus consejos tal cual (más o menos) por si alguien está interesado/a en ellos. Allá vamos:

ATENCIÓN: Por si no ha quedado claro, lo que viene aquí abajo no es nuestro, sino una traducción del original de Mark y Ju

Preparación

Una tienda de color verde es mucho mejor. Nosotros tenemos una azul y ¡me encantaría poder pintarla! Un doble suelo o una lámina para poner bajo el suelo, un poco más pequeña que la base de la tienda es fundamental para que los pinchos y objetos punzantes no lo atraviesen. Nosotros utilizamos una lámina de neopreno y por debajo de esa, otra de plástico fino [AVO Y ALI: Nosotros solo la de plástico fino]

Lo mejor

1 ) Acampar en lugares extraordinarios y muy románticos imposibles de encontrar en los campings oficiales: Bosques repletos de azafrán, a la orilla de un lago cuando atardecer, bosques nevados y mucho más

2) La libertad para parar cuando estás cansado

3) Es gratis


wild camping
Una foto de nature adrift

4) El contacto con la naturaleza. No tenía ni idea de que hay tantos búhos en Francia. Me encantan los miriápodos inusuales, las arañas, los grillos y las abejas. Una noche más de 15 abejorros se reunieron alrededor de la tienda (quizá le hiciera falta un lavado). Una araña roja puso todos sus huevos en el doble techo de nuestra tienda una noche. Los bosques de Ucrania están llenos de vida gracias al trajín de los puercoespines. Las únicas criaturas de las que hay demasadas en Francia e Inglaterra son las babosas. Después de una noche húmeda se colocan en los bordes de las alforjas y el hornillo para babearlo todo. Aunque me resultan asquerosas, en realidad son unas criaturas bastante limpias.

Lo peor

1) Es poco salubre: Los sitios escondidos donde uno puede acampar muchas veces son el aseo de emergencia de los que van en coche.

2) Para acampar hay que llevar unos cuatro litros de agua por persona y noche [para lavarse, hacer la cena, desayunar y llegar al siguiente sitio con agua]

3) El riesgo de cabrear a los autóctonos: Hasta ahora hemos acampado en Inglaterra, Francia, Italia y Grecia y durante seis meses no hemos tenido ningún encontronazo. Aproximadamente una de cada 10 noches alguien pasa cerca de la tienda. Hasta ahora siempre han sido aproximaciones amistosas. Es fundamental no hacer hogueras, motivo de preocupación evidente para los locales, aunque en ocasiones, por ejemplo en Ucrania, sí que las hicimos.

4) Animales salvajes: Hay que procurar acampar lejos de las sendas hechas por animales salvajes, sobre todo en zonas boscosas. Una noche en Francia nos despertamos con el tronar de unos cascos de ciervo a todo correr junto a nuestras cabezas. Los ladridos de perros son habituales casi todas las noches. No siempre te están ladrando a tí, es que les encantan hacer coros al anochecer. Unas cuatro veces se nos acercaron perros salvajes, casi siempre en el norte de Grecia. Se ponen a ladrar pero no se acercan en la tienda. En Bulgaria, donde estamos ahora, hay lobos, asi que he echado al equipaje un par de globos para hincharlos y estallarlos para asustarlos. Un par de rocas bien a mano son una precaución aunque no hemos tenido que recurrir a esto. Los perros salvajes suelen permanecer a unos dos kilómetros de los pueblos o los basureros, asi que es mejor evitar esas áreas. Un amigo nos recomendó que lleváramos petardos para asustarlos de verdad, pero hasta ahora no hemos encontrado donde comprarlos.

5) Riesgo de robo: es dificil cuantificar esto, si estamos preocupados por este tema atamos un hilo de pescar entre las bicis y la tienda, y atamos las alforjas entre sí y a la tienda con cable del de las vallas. A veces también hemos utilizado un candado muy fino con el mismo propósito. Dicho esto, sólo hemos utilizado estas precauciones ocho veces en los seis meses que llevamos de viaje.

6) Riesgo de recibir un disparo: Hay muchos cazadores en el continente en otoño. Oímos disparos una de cada tres noches aproximadamente. A veces los cazadores pasan andando cerca de la tienda. Los rifles intimidan pero nos hemos acostumbrado a ellos. Intentamos no escondernos tan eficazmente en los bosques para que los cazadores no nos confudieran con un gamo.

7) Mosquitos chupasangre en Siberia: en junio y julio los campos se inundan. Para sobrevivir al camping necesitas una red de cabeza, guantes gruesos y repelente. Sin esto, los enanos te comerán vivo antes de que puedas empezar a poner la tienda de campaña. Las zonas más abiertas alrededor de lagunas están mejor pero llenas de rusos en plena celebración.

Elegir un lugar

Sobre el mapa, algunos lugares son mejores que otros:

Buenos sitios Malos sitios
Zonas con caminos forestales Llanuras
Áreas montañosas Viñedos
Áreas de descanso si estás desesperado Zonas con mucha población
Carreteras locales Zonas con desniveles muy acentuados (como cañones de ríos)
Zonas con pocos pueblos, o lejos de pueblos

Una vez llega la hora de acampar, pocas veces tardamos más de media hora en encontrar un sitio que nos guste. Siempre intentamos que no se nos vea desde la carretera. Uno de nosotros se queda con las bicis en junto a la calzada mientras el otro va a investigar. A veces necesitamos más de dos o tres excursiones para encontrar un sitio que nos guste. Algunas de las cosas que buscamos son:

1) Caminos poco transitados

2) Mejor por encima de la carretera que por debajo

3) Nos hemos refugiado en edificios perdidos o a medio construir en un par de ocasiones. Solo los utilizamos los sábados por la noche porque los domingos por la mañana los obreros no suelen ir a trabajar

4) En los grandes puentes de las carreteras hay grandes pilares que dejan zonas que no se ven desde la carretera y que a veces nos han protegido de la lluvia

5) En un par de ocasiones hemos pedido a granjeros que nos dejaran acampar en sus terrenos. Es una situación un poco incómoda cuando uno solo habla un par de palabras del idioma en cuestión, pero en ambos casos el granjero dijo que sí. El problema principal es cómo preguntar. Sin embargo, es la mejor opción cuando uno viaja por grandes planicies y tiene la ventaja de que así puedes ver de cerca todos los animales de la granja.

No nos queda más que recomendar el resto de la web de estos dos cicloviajeros si queréis poneros los dientes largos ;)

Y aquí unos cuantos sitios idílicos donde aparcar (ninguna de estas fotos es nuestra… pero visiten a sus autores sólo si no tienen nada mejor que hacer. Advertidos quedan ;) )

 

Este artículo fue publicado el 16/abril/2008 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2008/04/16/acampada-libre/

Las bondades de una tela multiusos

Escrito el 13 de noviembre de 2007 por Alicia. 7 comentarios

Este es otro de los innumerables trucos aprendidos de Johny y Anne. El “cubre” no es más que un trozo cuadrado de nylon de aproximadamente tres metros de lado. Detalle del “cubre”
En cada uno de los extremos se hace un agujero (que un zapatero puede proteger con un remache de los que se usan para meter los cordones en el calzado) a través del cual se pasa un trozo largo de cuerda en el que se hace un nudo. Al final de esa cuerda Johny y Anne tenían puesto un gancho de metal con un elástico, tipo el que se pone al final de los pulpos para facilitar su enganche a ramas, troncos, etc.

Este trozo de tela tiene múltiples utilidades:

  • Se puede colocar directamente sobre el suelo, como manta-mantel para comer tumbado en un campo sin pincharse el culo y sin ser víctima de las hormigas
  • Al tratarse de una tela impermeable (similar a la de los paraguas) sirve como techado de emergencia. Si la cosa se pone fea, se puede atar a un árbol/árboles o si se pone muy muy fea, a las bicis y al suelo.
  • Como su altura se puede ajustar se puede utilizar para hacer un techado adicional bajo el que poder cocinar si sigue lloviendo cuando paras. Hay que recordar que si llevas un hornillo potente, como el nuestro, no es una buena idea cocinar cerca de la tienda.
  • Como sombrilla, si decides hacer una parada de descanso, pongamos, en la playa (gracias Ricardo por la foto)

    Una sombrilla hecha con la tela multiusos

  • Si no llueve, puedes ponerlo debajo de la tienda como segundo suelo para no tener que limpiar por la mañana.
  • Si has acampado cerca de una carretera puedes utilizarlo para tapar las bicis y que los reflectantes no te delaten
  • Como medida adicional de seguridad, si tienes que dejar la bici en la calle mientras visitas un museo, por ejemplo, y no te fias de que todo esté como lo dejaste cuando vuelvas, siempre puedes envolver las burras con la tela y atar el paquete con una cuerda, que te recomendamos vivamente siempre lleves a mano.

De momento estos son los usos que se nos han ocurrido pero seguro que hay más. ¿Alguna aportación?

 

Este artículo fue publicado el 13/noviembre/2007 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/11/13/las-bondades-de-una-tela-multiusos/

Si pones y quitas la [tag]tienda de campaña[/tag] con mucha frecuencia, como ocurre, por ejemplo, si estás viajando en bici, te habrás dado cuenta que la parte exterior del suelo tiende a ensuciarse con mucha facilidad. Si además te toca [tag]acampar[/tag] sobre suelo mojado, la cosa se hace mucho más divertida. Yo por lo menos he llegado a tirarme más de media hora limpiando de barro con papel higiénico y una bayeta.

¿Se come?
Un plástico de pintar, truco para no ensuciar el suelo de la tienda

Después de darle muchas vueltas hemos encontrado una forma sencilla y barata de ahorrarnos limpiar el suelo de la tienda cada vez que recogemos el campamento. Llevamos un plástico de los que se usan para proteger el suelo cuando vas a pintar la casa y lo ponemos entre la tierra y el suelo de la tienda. Además, si tu tienda tiene avance (porche), también te permite mantener limpias las cosas que se suelen almacenar ahí.

El plástico es muy fino y bastante ligero, pero relativamente resistente, por lo que además te protegerá la tienda de posibles desgarros y no abulta demasiado en el transportín. Se puede encontrar en cualquier supermercado un poco grande (Carrefour, Alcampo, etc.) y en tiendas de bricolage.

Si la noche amenaza lluvia hay que tener cuidado y meter el sobrante de plástico por dentro del doble techo de la tienda. La idea es que no se pueda acumular agua en la parte superior del plástico y que luego pueda ir escurriendo hacia el suelo de la tienda.

Nosotros hemos aguantado más de un mes y medio con el mismo plástico (poniendo y levantando tienda casi a diario), pero es posible que dure menos si sueles acampar en suelos rocosos.

Próxima entrega: Cocinar en ruta

 

Este artículo fue publicado el 6/junio/2007 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/06/06/cmo-mantener-limpio-el-suelo-de-la-tienda-de-campana/

El asiento de viaje

Escrito el 31 de mayo de 2007 por Avo. 11 comentarios

Cuando estás viajando en bicicleta y haces un alto en el camino (para comer, por ejemplo) a menudo te encuentras con que no tienes dónde sentarte. Es posible que te encuentres en un recodo de la carretera, con unas vistas impresionantes de unas montañas nevadas y decidas que ése es un buen sitio para comer algo. Dejas la bici tumbada en el suelo y te das cuenta que no hay ningún sito a propósito para poner el trasero. Todo está lleno de vegetación no demasiado amigable. No es plan de aposentar los reales encima de un cardo, ¿verdad? ¿Qué haces en este momento?.

Nuestra solución es llevar en la bici un trozo de aislante tamaño culo y utilizarlo para sentarnos cuando paramos. El aislante se puede doblar por la mitad y cabe bastante bien justo encima del transportin, luego pones la mochila encima y ni te enteras de que lo llevas.

También es bastante útil para ponerlo fuera de la tienda, justo delante de la entrada. De esta maneras evitas que entre suciedad y te puedes calzar y descalzar más cómodamente, amén de plantarte de rodillas fuera de la tienda y rebuscar dentro sin dejarte las rótulas tatuadas.

Próxima entrega:
Cómo mantener limpio el suelo de la tienda

 

Este artículo fue publicado el 31/mayo/2007 dentro de la categoría Acampando en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/05/31/el-asiento-de-viaje/

No conquistamos a la montaña, sino a nosotros mismos — Edmund Hillary

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49