Cicloviajes > Guías de destinos

Orientaciones prácticas y colecciones de recursos para preparar tu viaje por distintas partes del mundo

Conociendo Flandes a golpe de pedal

Escrito el 16 de Julio de 2013 por Alicia


logo_visitflanders_trans
Este artículo está patrocinado por la Oficina de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas.

A estos que escriben, hablar de Flandes inevitablemente evoca imágenes de ejércitos barrocos liderados por el capitán Alatriste, ciudades con canales, pavés, campos verde brillante y también, claro, delicioso chocolate y cerveza belga. Flandes es una de las cunas del ciclismo, hogar de leyendas de las dos ruedas como Eddie Merckx y como tal, un buen lugar donde saborear la cultura ciclista europea que tanto echamos de menos a veces en tierras sureñas. En definitiva, el sitio perfecto para un viaje a pedales.

Orografía y paisaje

Flandes es la región del norte de Bélgica. Al igual que el país vecino, Holanda, gran parte del territorio que lo compone podría aparecer en la enciclopedia junto a la definición de la palabra llanura. Flandes es una gran campiña plagada de ríos y canales, con una buena red de carriles bici, lo cual hace fácil rodar incluso si el estado de forma no es muy bueno.

(c) Westtoer // Paisaje típico de esta región: canales con su carril bici

(c) Westtoer // El paisaje típico de esta región: canales con su carril bici

Además tiene una pequeña zona de costa en las proximidades de Brujas (Brugge) con playas enormes de arena blanca con dunas. Eso sí, hay que acordarse de que esto es el mar del Norte y el agua está “fresquita”.

Wenduine

(c) Toerisme Wenduine // La playa de Wenduine.

Pero no todo es plano como un plato, la región de las Ardenas flamencas (no confundir con las del área francófona) está compuesta por una sucesión de colinas, escenario de célebres carreras clásicas sobre pavés como el Tour de Flandes. Las ascensiones más conocidas son las subidas al Koppenberg y al Muur-Kapelmuur, ambas adoquinadas y con pendientes de hasta el 22-23%.

tour of Flanders

© PatrickVerhoest // Las colinas de las Ardenas flamencas tienen su cuestecillas (y muchas son de pavés)

Clima y metereología

Debido a la proximidad del mar, el clima es bastante cambiante, por lo que si vais en verano habéis de saber que es perfectamente factible levantarse con un chaparrón, quemarse el cogote a la hora de comer y ponerse la chaqueta al retomar el día de bici. Los meses más lluviosos son abril y noviembre, aunque puede llover en cualquier época del año. Como la temperatura media no es alta, sobre todo comparándola con estándares peninsulares, conviene echar a la bolsa una buena chaqueta, equipación de lluvia y asegurarse de que las luces y reflectantes funcionan bien antes de ir para allá.

En nuestra experiencia, pedalear por la zona es muy agradable puesto que el calor nunca es excesivo y la lluvia es fácilmente sobrellevable si se aprovechan los ratos de lloviznas y tormentas para parar a descansar, comer o visitar una ciudad o una cervecería.

Por otra parte, para los que somos de secano es muy interesante ver cómo los flamencos se enfrentan a la lluvia sin inmutarse. Como le decía a un amigo nuestro su madre: “¿no sales a jugar porque llueve? ¿Por qué? ¿Acaso estás hecho de azúcar?”

A la hora de planificar la ruta tened en cuenta que el viento viene generalmente desde el oeste o el sur-oeste (del mar hacia el interior) Afortunadamente muchos canales y carriles bici están protegidos por árboles.

Tenéis mucha información sobre los patrones climáticos de la región en la Wikipedia. Para el día a día, hay multitud de páginas donde podéis encontrar información local actualizada con previsiones para los siguientes días.

¿Qué visitar?

Las ciudades: Amberes, Bruselas, Gante, Lovaina, Malinas y Brujas, merecen un paseo pausado. Brujas (Brugge) es patrimonio de la Humanidad, según la Unesco, pero Amberes (Antwerpen), Gante (Gent) y Malinas(Mechelen) son también lugares deliciosos de visitar, la primera sobre todo si eres aficionado/a Rubens, los diamantes o la moda. Lovaina (Leuven) es una ciudad universitaria famosa por su cerveza. Bruselas es la ciudad del cómic y del Art Nouveau, con muchos parques por los que pasear.

La campiña belga es preciosa, cuajada de pueblos coquetos en los que parar. Si os interesa la historia de la Primera Guerra Mundial, no dejéis de acercaros a Ieper (Ypres) cerca de la frontera con Francia. Y si sois capaces de tiraros dos horas ininterrumpidamente mirando platos y piñones y discutiendo sobre cuántos eslabones tiene la cadena de bici perfecta, no dejéis de ver el museo de la bicicleta WieMu en Roeselare o el centro de visitantes del Tour de Flandes en Oudenaarde.

Las especialidades de la zona incluyen los encajes, el chocolate (pralines), la cerveza, el cómic, el Art Nouveau, los diamantes, la moda, el arte (Magritte, los Primitivos Flamencos…) y los festivales. A la hora de comer, no te pierdas los moules avec des frites/mosselen met frieten (mejillones con patatas fritas), el stoverij/konijn (guiso o conejo a la cerveza), el waterzooi (plato a base de pollo o pescado con verduras, parecido a una sopa), asperges (espárragos blancos) o las crêpes/pannenkoeken (crepes).

Itinerarios e infraestructura ciclista

Hay varios itinerarios para un solo día diseñados en torno a las principales ciudades y lugares de interés, muy útiles para conocer el mayor número de sitios interesantes a tu alcance si quieres explorar el entorno del núcleo urbano. Los podéis consultar con detalle en este folleto (pdf).

Si lo que quieres es montar un viaje de varios días, Flandes dispone de una amplísima red de carriles bici que podéis ver aquí y que están unidos unos con otros con un sistema sencillo pero tremendamente ingenioso. Consiste en lo siguiente:

  • Imagina que quieres ir de la ciudad A a la ciudad B. Lo que tienes que hacer es seguir un carril bici cualquiera hasta que encuentres un punto marcado por una señal como la de la foto de abajo. En estos puntos generalmente encontrarás también un mapa.
Outryve

(c) Westtoer // Una señal que indica que estás en el punto 2 y que si sigues de frente llegarás al 12, y a tu espalda tienes el 86

  • Mirando el mapa es fácil ver que para ir de A a B necesitas pasar por los puntos 10, 78, 2, 96 y 40. Te los apuntas en un papel y simplemente vas siguiendo las señales, hasta que apareces en B. Interesante, ¿verdad? Así, puedes cambiar de rumbo en mitad del día si la situación lo requiere, y al día siguiente retomar la ruta sin dar vueltas.

Nosotros hemos seguido este sistema con éxito en Holanda, donde también está implementado y la única observación que tenemos al respecto es que es fundamental llevar un mapa propio que cubra todo el país, para poder saber que si quieres ir desde Bruselas a Gante tendrás que pasar por estas 10 ciudades intermedias. Los mapas que vas encontrando en los carriles bici son demasiado detallados como para saber cómo juntar dos ciudades muy separadas entre sí.

Por otra parte, en Bélgica también hay rutas de larga distancia, que están marcadas con señales verdes. Son las rutas LF, muchas de las cuales forman parte de redes internacionales más amplias. Por ejemplo, la LF1 forma parte de la Eurovelo 1, que rodea el mar del Norte. Aquí tenéis un mapa donde se pueden ver sus recorridos.

Alojamiento

Os dejamos buscadores para los diferentes tipos de alojamientos disponibles en la región, ordenados de más económicos a más costosos. En la página de la Oficina de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas en España tenéis un buscador integrado donde ver todas las opciones disponibles.

Además, en esta otra página tenéis una lista de hoteles que son “amigables con las bicis”. El buscador está en inglés.

Transporte público y bicis

En este estupendo folleto preparado por Oficina de Turismo de Bélgica: Flandes y Bruselas tenéis muchísima información sobre precios de billetes y bonos disponibles. Si queréis montar las bicis en el tren, tendréis que comprar un billete suplementario (billete-tándem) por el que os cobrarán 5 euros por trayecto, da igual la distancia de dicho trayecto. Toda la información en la página de ferrocarriles belgas.

El aeropuerto principal de la región es el de Bruselas, desde el que puedes encontrar multitud de vuelos baratos (y directos) a varias ciudades de la península.

Recursos de interés:

En inglés

    • Cycling in Flanders. Blog (en inglés) sobre bicis y recorridos ciclistas en la región
    • App: Every trail. Buscador de rutas en bicicleta con una sección especial para esta parte de Bélgica.
    • Iedereenflandrien Rutas temáticas (de un día) para hacer en bicicleta. Las que pone “nutrición y salud” son más bien gastronómicas festivas

En castellano

  • La sección Flandes sobre ruedas de la oficina de turismo, hay mucha información de interés, incluido dónde se pueden alquilar bicicletas.
  • El señor Carlos-bi se ha ido a vivir a Bruselas y en su blog está describiendo toda la región a medida que la explora a lomos de su bici.
  • También tenéis mucha información y enlaces a mapas y otras cosas en este hilo del foro.

Y para terminar algunas fotos


 

Este artículo fue publicado el 16/Julio/2013 dentro de la categoría Guías de viaje en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta coordinada y mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2013/07/16/cicloturismo-flandes/


Comentarios Hay comentarios de 2 intrépidos

  1. Manuel Bergès Rial dice:

    Hola solamente quiero decir que Bruselas pertenece a la region de Bruxelles Capitale
    y no a Flandes.

  2. ayeman dice:

    Muy buenas:
    este verano hemos estado pedaleando por ahí unos 15 días entre holanda, flandes y valonia.
    Apuntar que en la pág de fietsnet.be te ponen un enlace para descargarte la cartografía y que hay una opción para hacerte el track automático. Unes los puntos inicio y llegada y el mismo programa te crea el track y lo descargas en el gps. Nosotros al principio también íbamos mirando los puntos en los mapas de la vía pero al final acabamos un poco hartos.
    De todas formas un viaje realmente bonito.
    Si queréis bajar a valonia pensad que es un “país” completamente distinto. Ya en la misma página de fietsnet se ve que ni marcan los carriles-bici. Cierto es que no hay muchos, pero haberlos hailos. La red de campings es también muy reducida.
    un saludo

Deja tu mensaje al oir la señal


← Anterior Siguiente →
 

↑ PUBLICIDAD


Síguenos

Mails ocasionales con novedades del proyecto

No nos va el spam, palabrita.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49