¿Qué es una microaventura?

Escrito el 1 de octubre de 2012 por Alicia y guardado en Blog, reflexiones variopintas

El viaje no está en el lugar que se visita, sino en el viajero. En cómo éste es capaz de conectar con lo que le rodea, en si es o no capaz de disfrutar de los detalles, de empatizar con la gente que encuentra, de salir de su zona de confort y de si puede, como diría Salva, viajar en África como un africano. El lugar (ir a Kathmandú, por ejemplo) ayuda, claro, pero no es el factor principal.

Por lo mismo, tener un largo tiempo también es una ventaja, pero tampoco es imprescindible. Hemos conocido a gente que viajaba durante años sin cambiar nunca sus costumbres. Sin adaptarse al sitio en el que estaba, como si fuera por el mundo rodeado de una esfera de cristal. También hemos conocido a gente en sitios mágicos que sólo tomaba fotos de los monumentos, como si fueran postales. El viaje depende del viajero, de su actitud y de su capacidad. Es posible viajar muy cerca y por muy poco tiempo y ser turista en sitios muy lejanos y por mucho tiempo. Una aventura funciona igual que un viaje: se vive o no se vive dependiendo del usuario. De si su corazón está o no en lo que está haciendo.

Es un asunto peligroso, Frodo, el salir por la puerta. Estás en la carretera y si no cuidas tus pasos nunca sabes hacia donde te arrastrarán.

— JRR Tolkien.

Es una aventura dormir al raso. También caminar dos días seguidos, hacer un viaje en bici de una noche, salir con la piragua al mar si tienes suerte de vivir junto a la playa o bucear al amanecer. Es posible vivir una aventura saliendo de casa al atardecer y llegando al amanecer. En el foro de Rodadas tenemos a un gran experto internacional sobre este asunto. No da conferencias todavía, pero cuando organiza/desorganiza algo los miembros de la expedición exclaman “no os olvidéis el frontal”. Algo, seguro, va a ocurrir.

Una microaventura es exactamente lo que el nombre indica: una aventura cercana, breve y barata. Algo que puedes hacer en una tarde o en un fin de semana. Algo que está en justo en el perímetro de tu zona de confort. Algo sencillo, pequeño, que te da un poco de miedo pero que a la vez te apetece. Eso es una microaventura.

Las microaventuras nos sirven a los que escribimos en el blog para desfogarnos un poco. Para entrenar y aprender. Para no olvidar qué se siente cuando uno duerme en el campo. También para contar historias graciosas en las cenas de amigos, porque admitámoslo: siempre nos pasa algo de lo que la gente puede reirse a mandíbula batiente. Las microaventuras son fundamentales en nuestra vida y creemos que un mundo con más microaventureros sería un mundo más feliz. Sólo hay que atreverse a emprenderlas.

Aventura es hacer algo que nunca hiciste con entusiasmo y curiosidad
– Alastair Humphreys.

También es posible vivir una aventura sin salir de casa. Por ejemplo podéis intentar lo que hizo “No impact man“, un padre de familia que intentó pasar un año entero teniendo la mínima repercusión posible sobre el medio ambiente: sin electricidad en casa, sin comprar nada envasado ni nada nuevo, sin usar transportes a motor y sin comer nada que hubiera crecido a más de 200 kms de Nueva York, donde vivía. Es una acción radical, pero viendo el documental que rodó del proceso parece una gran aventura (que no requiere además, gastarse ni un chavo).

Otras microaventuras caseras:

  • Hacer algo todos los días durante un mes. Por ejemplo saca un retrato, escribir un trozo de una novela (aunque sea muy mala), hacer una hora de yoga, o hacer una receta diferente cada día de un libro de cocina.
  • Apúntate a una carrera, o a un curso de chino, o a una asociación
  • Quita la tele (en serio, esto es una aventura en sí misma)

Microaventuras al aire libre

Hay muchas clases de aventuras, está claro, pero a efectos de este blog hablaremos de las que se viven al aire libre. El año pasado Alastair Humphreys (un británico al que seguimos la pista desde que en 2004 diera la vuelta al mundo en bici) propuso a los lectores de su blog un concurso. Se trataba de proponer microaventuras. Pequeñas cosas que se hicieran en un día o algo más. Estas eran las normas:

  1. El viaje debe empezar y terminar en la puerta de casa (o de la oficina)
  2. Debes cubrir, con medios de transporte no motorizados, una distancia que es moderadamente difícil para tí
  3. Debe tomar unas 24 horas
  4. Tienes que dormir al aire libre (preferiblemente sin tienda)
  5. Tienes que nadar en algún sitio
  6. Las reglas son obedecidas por los tontos y sirven de guía a los sabios

Como dice Alastair, sólo son normas orientativas pero con ellas uno se puede hacer a la idea de qué cabe dentro del saco. ¿Qué microaventura se os ocurre vivir? ¿Cuál habéis vivido este año pasado? Compartid, compartid, compartid en comentarios.

 

Este artículo fue publicado el 1/octubre/2012 dentro de la categoría Blog, reflexiones variopintas en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2012/10/01/que-es-una-microaventura/

Comentarios Hay comentarios de 27 intrépidos

  1. Fer dice:

    Hola. Si, la aventura ha de tener curiosidad y reto, pero yo añadiría sensibilidad. Las que se componen solo de reto, se acaban volviendo algo insulsas, están bien para entretenerse pero poco mas ,hablo en mi caso, y las que tienen solamente curiosidad, sana eh!…me sirven perfectamente!.
    Me he criado en una ciudad muy pequeñita, rodeado de naturaleza y con un entorno familiar y de amigos intimamente ligado a ella. Desde muy jovenes salíamos a patear el campo, a pescar, a escalar, a ver a las rapaces cazando, en otoño a la época de berrea de los ciervos, a coger hongos….cada fin de semana para mi ha sido una pequeña aventura, porque siempre he salido al campo con curiosidad, y siempre he encontrado algo que me sorprendiera. Sobre todo por su belleza.
    Dormir al raso en el monte, en la montaña, no ha de ser motivo de miedos y temores y si poneis un poco de pan a vuestro alrededor, con suerte podreis ver a los silenciosos “vecinos” del bosque. Mi último visitante, un lirón careto zampándose una galleta a 20 ctmtrs de mi linterna. Cientos de veces lo he hecho y siempre hay alguna grata sorpresa. Pronto veremos a las grullas pasar hacia el sur en su formación de flecha con su llamada característica. Viajeras valientes. Sin los animales que lo habitan, el campo, el monte, la naturaleza están muertos. Son parte fundamental de los ecosistemas y de los paisajes que atravesamos y que tanto nos admiran.
    Acercarnos a ellos sin amenazarlos, conocerlos, es una pequeña aventura que no nos podemos perder.

    • Alicia dice:

      Hola Fer!

      Estoy de acuerdo. Dormir al raso es algo muy seguro (sobre todo en España) y que está lleno de pequeños acontecimientos. Personalmente me quedo más con las estrellas fugaces o con los amaneceres que con las visitas nocturnas, pero éstas tienen también su miga :)

  2. Chamado dice:

    Por falta de tiempo me he tenido que especializar en micro-aventuras… Las hago constantemente, unas para escalar, otras para patear con la mochila, pero las que más me motivan son las de bicicleta con salida y llegada a casa, o con un minimo de infraestructura…

    Eso de buscar algún destino cercano (no más de 60-70 km/día) y buscar un lugar donde no te moleste nadie para dormir al raso… es ya en sí una microaventura… Solemos salir el mismo viernes por la tarde, por lo que hay que añadir la aventura de buscar para dormir a las pocas horas de haber salido. Pero al despertar ya es como si estuvieses a miles de kilómetros, para mi es la magia del cicloturismo.

    Como bien indicais en vuestro artículo, a mi me sirven para desconectar de la rutina y conectarme conmigo mismo, para detener el ritmo del día a día y volver a ver las cosas con otros ojos… Más que entrenar el cuerpo, a mi me curan el alma y la mente, las necesito.

    Normalmente invito a varios colegas a que se vengan, para ver si los engancho, o por el gusto de compartir con ellos un finde, pero en otras vamos solos mi mujer y yo, de todas se saca y se aprende algo.

    Algunas de las micro-aventuras que hemos hecho:

    * Costa Granadina (2 días): recorrer toda la costa que posee la provincia de Granada (http://youtu.be/ZTQSD-Ps7N4)
    * Prado Negro (2 días): Saliendo de casa internarnos en la Sierra de la Alfaguara para dormir en Prado negro. (http://youtu.be/k5xonSwRN2o)
    * Ir al pueblo a ver a mis padres pero sin usar el coche, por carriles (1 día): (http://youtu.be/fc67mu8Dz2g)
    * Ir a dormir a un pinar cercano entre semana (y no llegar tarde al trabajo al día siguiente jajaja)
    * Pantano de Colomera (2 días): salir de casa y bordear el pantano de Colomera.

    Para mi, lo fundamental de una microaventura son las ganas que tengas de vivirla… cruzar una ciudad con alforjas, subir las cuestas que rodean tu casa, dormir en aquel pinar que ves por la ventana, pueden ser las mejores aventuras…

    Pero por ponerle algún punto negativo a las microaventuras: el equipaje ¡¡¡ Como vas cerca, echas más cosas, por lo del confort y eso, y al final es casi el mismo que si te vas un mes jajaja…

  3. Gustavo dice:

    Totalmente deacuerdo, suelo salir con la bici los fines de semana o hacer senderismo y rara es la ocasión en la que no tengo que cruzar un río por no darme la vuelta, saltar una valla de una cerca con reses bravas, me pierdo o como me gusta decir “no encuentro el camino”, que suena parecido pero no es lo mismo; se me hace de noche, me cruzo con un muflón etc… Un amigo comentó una vez que nos olvidamos de esos paraísos cercanos que tenemos “a mano” y que bien merecen ser el escenario de las microaventuras que comentáis hoy.

  4. Santi dice:

    Bueno, yo simplemente quiero felicitaros por el post. Me ha encantado y me ha despertado las ganas de realizar esas microaventuras. Gracias por compartir.

  5. Pekas dice:

    No puedo más que compartir vuestras palabras.. vuestras letras.. vuestros sentimientos…. Yo le llamo “Mini-road-trips”… y es algo que práctico desde hace….. ummmmm….. no consigo recordarlo.. quizás ya hace tanto tiempo que dejo llevarme por el ritmo y el latido de la vida que ya me es difícil entender la VIDA ( y mis actividades ) sin esas pequeñas grandes dosis de libertad , ya sea bien escalando, subiendo montañas o a lomos de mis “monturas”.. ( tanto la flaca como la gorda me dan muchas satisfacciones…) A parte de ayudarme a mantenerme en el Camino. Leyéndoos, vienen a mi mente un “blogtículo” que escribí no hace mucho sobre una de esas miniaventuras, y que, desde el cariño, os invito a leer. Un saludo lleno de nuevos horizontes…. Seguir Vibrando.. y seguir sintiendo… Gracias por compartir vuestras letras… http://cimasycronopios.blogspot.com.es/2012/06/bike-days.html

  6. Pekas dice:

    Por cierto.. me encantan las reglas del concurso propuesto por el sr. Alastayr Humphreys… :-)

  7. Lautaro dice:

    Ya me lo tenia en mente, pero ustedes siempre me dan el empujoncito final loco! Me voy a chascomus este mismo finde, y a disfrutar de esas aventuras tan lindas!

  8. María dice:

    Me ha encantado este hilo…. y qué cierto, por Dios! y cómo malgastamos aveces el tiempo. para mí una micro-aventura es salir a entrenar cada día aunque solo sea una horita….. y desear que llegue el finde para que la micro aventura al menos dure una mañana, o dos días, o una noche….. y cierto, a veces no hay que ir tan lejos….
    saludos y a vivir
    María

  9. Genial post sobre las microaventuras!!!
    En muchos casos el simple hecho de cambiar de recorrido en tus salidas habituales x caminos desconocidos puede generar una microaventura. Aprovechando el puente de Octubre estoy preparando una micro desde puerta de casa.

  10. taffer dice:

    Leí el post original hace un tiempo (ya sabéis que hago cuando salgo del curro, leer el internete, jejeje). La idea es realmente buena, cuando hacemos algo desconocido e inesperado parece que el tiempo se dilate, de repente estamos más atentos a todo así que no es raro que esas microaventuras se disfruten como si fueran más largas, o incluso más.

    También en uno de esas revistas/folletos que dan en los aviones para pasar el rato escribieron sobre la historia de un ejecutivo que siempre quiso dar la vuelta al mundo en moto pero nunca encontraba tiempo. Finalmente, ya que la pasta no parecía ser un problema para él, cada 2 o tres fines de semana volaba un viernes por la noche hasta el aeropuerto donde había dejado la moto la semana anterior y hacía ruta hasta el siguiente aeropuerto, etc, y en vacaciones pues lo mismo pero con un trayecto más largo. Por supuesto la moraleja del artículo era lo bien que le venía que la compañía en cuestión tuviera una tarifa de párking de motos que le permitiera hacerlo, pero la idea en sí tenía su gracia.

  11. manuel dice:

    Pues me habéis “picao”. Estoy planeando algo para este fin de semana, probablemente con bici, aunque también tiene opciones la cima de una montaña.
    Quiero aprovechar que en Alicante las temperaturas aun son veraniegas.
    Y ahora mi consulta de novato, para dormir ¿me llevo una hamaca que tengo de tela de paracaidas y que no pesa casi nada o pido prestada una tienda ligera?
    Saludos.

    • Avo dice:

      Hola manuel, si te pica ráscate, pero cuidado porque en el comer y en el rascar todo es empezar :D

      Respecto al tema de dormir, puedes utilizar lo que te resulte mas cómodo. Si ya has usado la hamaca y te va bien ¿por qué no usarla si no va a llover?. Eso sí, asegúrate de que haya árboles adecuados en el lugar donde planees pasar la noche.

      Un saludo y que lo disfrutes

  12. Javier dice:

    Pero como bien decia, de que sirve una salida en bici, patearse el campo, subir una colina, si en el fondo no sientes. Si solo es un mero pasatiempo. Tienes que lograr sentirlo como algo unico. Tan solo el no ver la tele es en si una aventura como decis.
    Un amigo de new york me confirmo la diferencia entre turist y journie, me lo dejo claro en esa conversacion. El turista pierde la esencia del lugar, de la gente, del entorno. Es necesario tan solo una hora para saborear todo lo que te da el sitio donde estas, a veces es tan intenso que necesitas algo mas. Cuando viajo en bici, trato de pensar la cantidad de personas que como nosotros han pasado por ese lugar, toco las piedras que hay en el camino, huelo la tierra. Dormir sintiendo la tierra en tu saco con un perro vagabundo que se te ha acercado para dormir contigo, atudandore a conciliar ese sueño pesado. No se a vosotros pero a mi me da una energia que me permite continuar mas alla. Es eso en definitiva lo que al final nos hace libres. Nos podran tratar de ajustar nuestros gustos, nuestra vida cotidiana, pero estos momentos personales jamas nos los quitaran. Sed libres y buscad en esos momentos la versadera esencia de vuestra vida.

  13. Víctor CC dice:

    Mi microaventura de este año ha sido vivir sin televisión…y este mes de octubre ya llevo un año.
    Lo cierto es que no la he echado de menos en ningún momento. La radio suple con creces a la televisión e internet lo mismo.
    Mi siguiente microaventura será tratar de explotarme un grano en el centro de la espalda, a la altura de los homóplatos, con los dedos meñiques.

    • Alicia dice:

      Jeje… Oye Victor… ¿y cómo haces para explotarte los granos que están en medio de la espalda si no es con los dedos meñiques? ;)

      • Víctor CC dice:

        Oh, my God..
        A ver si voy yo a ser el único que no sabe…
        Pues lo estoy intentando y no hay manera..
        Me va a costar este reto,…hasta que me harte, claro..y entonces me ate un cartucho de dinamita a la espalda…y así no habrá grano que se resista.

  14. Lautaro dice:

    Ahhh, se pensaron que no me iba a ir! Si, en realidad hice trampa porque no me fui ese fin de semana, gajes del oficio. Pero este sabado hice el viajecito. Y como me pediste Ali, aca les dejos las fotos!!

    http://www.facebook.com/media/set/?set=a.10151249499093028.490639.691748027&type=1

    Saludos desdes Argentina,
    Lautaro.

Deja tu mensaje al oir la señal

La gran victoria que hoy parece fácil fue el resultado de pequeñas victorias que pasaron desapercibidas — Paulo Coelho

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con la gente de eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49