Un año en bici

Un viaje de 18.653 kms por cuatro continentes entre mayo de 2010 y octubre de 2011. Ver más

Historias mínimas

Escrito el 26 de diciembre de 2010 desde En Santiago de Chile (final de la etapa suramericana)



I. Llegada

Llegamos a Argentina un soleado 19 de noviembre. Justo en la frontera un cartel anuncia la distancia que queda hasta Ushuaia: 5121 kms de linda Argentina por delante para recorrer. Unos metros más adelante otro cartel afirma que las Malvinas son argentinas y un poco después una gasolinera con cuarto de baño y una tiendecita donde comprar una soda. Bienvenidos a la tierra de la albiceleste.

II. Una vaca

Después de más de dos meses por encima de 3500 metros de altitud llega el momento de disfrutar una laaaarga bajada. Pedaleamos los suaves desniveles del altiplano hasta llegar a la boca de la quebrada de Humahuaca. Giramos una curva y todo ocurre de repente: empieza la bajada y el viento, que nos había empujado desde que entramos en Bolivia, está ahora en nuestra contra. Bajamos y bajamos durante los tres días siguientes pedaleando como si subiéramos una cuesta. Ivana y Álvaro canturrean no sé qué de una vaca.

III. Gracias Difunta

Difunta correa

Son las 4 de la tarde y a regañadientes consentimos en salir de dentro del santuario a la Difunta Correa cerca de Belén, donde hemos estado descansando. Fuera debe haber como 40 grados. Debajo del techito de latón la cosa no es que sea mucho mejor pero al menos no nos pega el sol en la cabeza. Nos estamos terminando de untar en crema del sol mientras discutimos sobre si tendremos suficiente agua para acampar o no (el siguiente pueblo está a 80kms y entremedias solo hay desierto) cuando un camión para entre nosotros y el altarcito. Es un paisano que viene a traerle un obsequio a la Difunta: una botella de agua.

El paisano nos mira con desconfianza como diciendo, “el agua es para la Difunta, ¿eh?”. Nosotros nos hacemos los suecos y en cuanto se va nos acercamos de nuevo al santuario. La difunta murió de sed en el desierto y para agradecer los favores que concede la gente le trae botellas y botellas de líquido elemento. El paisano ha escondido su botella entre las docenas que hay en el altarcito y que llevan allí meses. De pronto nos sonreímos… Solo una acaba de salir de la nevera. ¡Gracias Difunta Correa!

* Disclaimer. La Difunta es la patrona de los caminantes. Estamos seguros de que ella lo entendería.

** El altar que se ve en la foto no es en el que nos quedamos. El nuestro no tenía tantas botellas y sí un techito.

IV. Tango

El 11 de diciembre es el cumpleaños de Carlos Gardel y también el día nacional del tango en Argentina. En San Juan, junto con Harry, Ivana y Gretel, la hermana de Ivana, lo celebramos como merece. Primero pizza al mejor sitio de la ciudad y después, sin querer, a escuchar una sesión de tangos en el café del auditorio. Con la tercera cantante algunas parejas se arrancan a bailar. Se respiran las vacaciones. Es verano en San Juan.

V. Palabras malsonantes

Nosotros los españoles si tenemos que fregar los platos cogemos y lo hacemos; cogemos el bajo de un vestido; cogemos a la derecha en la tercera esquina; cogemos un autobús, un tren o un avión; cogemos el teléfono para llamar a un hostal; le gritamos al dueño de un perro que lo coja para que no se meta en la carretera; cogemos un catarro; vamos cogidos de la mano por la calle; cogemos unas merecidas vacaciones. Si alguien tiene pareja decimos que ya está cogido y si alguien tiene prisa le decimos que se vaya yendo, que ya le cogeremos. Cogemos a alguien por sorpresa, hay cosas que dentro de una caja tan pequeña no cogen, el toro coge al torero y en la escuela cogemos unas asignaturas y otras no. A los argentinos todo esto les hace mucha gracia. (Véase la acepción 32 en el diccionario de la RAE)

VI. Las normas del mate

Desde la cabina de su camión muchos conductores levantan su mate a modo de saludo cuando nos ven sudar cuesta arriba. En los controles de carreteras o en la aduana, en el parque y en cualquier reunión al fresco hay presente un mate que se turna de mano en mano. Como todo ritual que se precie el mate tiene sus normas:

  1. Las herramientas de trabajo son:
    • el mate: la pelota donde se prepara la bebida. El argentino medio tiene su mate de estar en casa, su mate de viaje y a veces su mate de dulce o su mate amargo.
    • la bombilla: la paja de metal o de caña que se usa para beber y que tiene un filtro en un extremo. Las de metal son las más molonas  pero cuando bebes de ellas te achicharras los labios.
    • la yerba; lo que se infusiona
    • un termo: porque el mate se toma hirviendo
    • y si uno es una nena, un poco de azúcar
  2. Hay mates dulces y mates amargos. Nunca uno echa azúcar en un mate que está siendo usado para mate amargo so pena de excomunión.
  3. Una persona sirve el mate y establece el orden en el que se toma. Uno recibe el mate, lo toma y después lo devuelve al que sirve. Uno no rellena su mate después de tomarlo ni se lo pasa al de al lado alegremente.
  4. Nunca remuevas la yerba con la bombilla como si estuvieras tomando un granizado de limón. No, caca, no lo hagas,
  5. Si cuando devuelves el mate al que sirve dices “gracias” significa que ya no quieres más.
  6. Uno se puede tomar el tiempo que quiera para beberse su mate… teóricamente. Si vas demasiado despacio los demás le empezarán a mirar mal y a tirarte indirectas.
  7. Si no eres argentino es imposible que bebas el mate sin calcinarte el paladar o las papilas gustativas.

VII. Síntesis de nuestro paso por Argentina

Altiplano, pedaleo, pedaleo. Llegada a Humahuaca. Pizzas con los chicos de Bikelab y primera ducha deluxe desde… ¡Alaska! Cuesta abajo, viento en contra, llegada a Jujuy. ¡De pronto mucho calor y mosquitos! Pedaleo, pedaleo, llegada a Salta. Nos quedamos con Ramón de la casa de ciclistas. Pedaleo, pedaleo, desierto, quebrada de las Conchas, llegada a Cafayate. Cata de vino. Harry, Ivana, Valeska y Philippe continuan mientras nosotros dormimos un poquito más. Pedaleo, pedaleo, pedaleo, desierto, pedaleo, viento en contra, pedaleo, desierto, viento, nos quedamos con los bomberos, pedaleo, desierto, pedaleo, calor insoportable, pedaleo, calor, desierto, viento, pedaleo… el grupo de cabeza se nos escapa. Llegada a San Juan. Nos quedamos en casa de Ivana y nos  dejamos querer. Uffffff…. Pedaleo, pedaleo, pedaleo. ¡día de 185 kms y llegamos a Mendoza! Ufffff…. Dormir, dormir, dormir…. Pedaleo, pedaleo, viento en contra, subida, viento, subida, viento, viento… ¡¡MIEDO!! El viento nos empuja debajo de los camiones, Hacemos autostop y ¡alehop! llegamos a la base del Aconcagua. Pateo, pateo y más pateo por el parque… Bota de Alicia rota. Vuelta a la bici, cuatro horas de pedaleo y frontera de Chile. Sin habernos dado cuenta ha pasado un mes y dos días y ya hemos salido de Argentina.

Llegando a Plaza de francia

IX. Conclusión y cierre

Loco, vamos a extrañar este país, aunque en él nos hayamos recontracagado de calor. Volveremos, seguro.

PD. Historias mínimas es una película argentina bastante recomendable que ganó un premio Goya en 2004


 

Este artículo fue publicado el 26/diciembre/2010 dentro de la categoría 2010 y 2011 - Un año y pico en bici en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/2010/12/26/historias-minimas/


Comentarios Hay comentarios de 7 intrépidos

  1. Ben y Yuki dice:

    Jo chicos siempre se aprende con vosotros…es increíble. Lo de la canción de la vaca es como un máster, más sencillo, más importante y más barato, jajajjaja.

    Sabéis dónde me hubiera gustado estar con vosotros? en lo del tango!! qué pasada! seguro que ha sido la leche 🙂

    Os mando un grito fuerrrrrte!! ya habéis hecho más de siete meses! pasado el ecuador!! Un beo muy grande. Por cierto, para la Noche vieja me gustaría mandaros un sms. Es posible con el sistema que nos dijistéis?

    Un abrazo y courage! de parte de Ben

    xxx

  2. fjperez73 dice:

    Sois unos campeones, cada entrega es una nueva aventura contada con gracejo y con una modestia que es digna de admiración.

    Sólo he echado en falta alguna alusión al psicoanálisis, que es tan inherente a la Argentina como el Tango o la Bombonera. 😉

    Que sigáis disfrutando de esta estupenda vivencia (y nosotros que lo leamos, claro).

  3. cynthia dice:

    Hola! felicitaciones por el hermoso viaje! me inspira muchisimo leer sus cronicas cada vez que por casualidad me topo con ellas. Un saludo grande desde Comodoro Rivadavia- Patagonia Argentina. 🙂

  4. LuisesUnico dice:

    Hola,

    Vaya yuyu eso de la difunta Correa. Que se llamen igual que tú Alicia… Igual por eso llego el agua a vuestras manos. Que le ha pasado a las botas ? ( que yo tengo unas iguales )

    Disfrutar mucho del sol en Santiago de Chile.

    Feliz navidad ¡¡¡

  5. Luisesunico dice:

    Que despiste Ali. Es Urrea no Correa. sorry.

  6. carlos dice:

    muy buenos los comentarios y aupa que vais como tiros.

  7. slow dice:

    No se yo si os referis a la acepción 32 o a la 31…

    así que agarra la bocha e iros a jugar!!!!

    siempre me extrañó esas frases en las que hablan de “la concha de tu madre” para referirse a uno de los peores insultos que te pueden dar…

    Muy bien chicos!!!!

    a disfrutar!!!!

Deja tu mensaje al oir la señal

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49