Un año en bici

Un viaje de 18.653 kms por cuatro continentes entre mayo de 2010 y octubre de 2011. Ver más

Una docena de cosas que hemos aprendido en Bolivia

Escrito el 26 de noviembre de 2010 desde En Los Andes, Chile, llegando a Santiago donde pasaremos la Navidad



Todo controlado

Hace unos días que cruzamos la frontera entre Argentina y Bolivia. De nuevo una carretera asfaltada, estaciones de servicio con supermercado y otros detalles que nos indican que estamos en un país mucho más rico que el que acabamos de dejar. Según bajarnos del altiplano vuelve también el color verde, los árboles y los ríos con agua. En Argentina está a punto de llegar el verano y el aire huele a flores.

De Bolivia nos llevamos el recuerdo de paisajes alucinantes, el buen trato de gente sencilla y amable y también unas cuantas lecciones que seguramente vamos a poder aplicar más adelante:

Lección 1: La carretera principal no siempre es la que está en mejor estado o la que tiene mejor diseño. 

De hecho si hay una ruta con rodadas de coche junto a la carretera principal, es mucho mejor usar esa que la que el estado oficialmente mantiene. Sino que se lo digan a la carretera que va por el lecho seco del rio en dirección a Atocha. Nosotros no la usamos pero luego nos arrepentimos de ello.

Moraleja: Si llevas demasiado tiempo solo en la carretera echa un vistazo alrededor en busca de una ruta alternativa que seguro está mejor que la que tú llevas.

Caminos imposibles de arena

Lección 2: Puestos a elegir un poco de arena mejor que el serrucho, pero mejor el serrucho que el barro y mejor el barro que mucha arena

Un poco de arena = vas pedaleando y la bici se hunde un poco

Serrucho = huella que dejan los coches y los camiones en la pista. Puede ir desde un traqueteo imperceptible hasta la provocar la sensación de ir en caballito de esos de tiovivo que saltan todo el rato.

Barro = eso en lo que las ruedas resbalan y que va haciendo calzas hasta que no puedes avanzar

Mucha arena = como bajar a la playa con la bici y quedarse todo el rato donde está blando

Moraleja: Mientras puedas pedalear, todo va bien

Lección 3: El viento suele soplar del norte o del noroeste, pero no está obligado a ello

Ejemplo: El viento huracanado te impide avanzar pero te consuelas pensando que mañana gira tu carretera y de pronto vas a ir a favor del aire. ¡Aaaaamigo! ¿Y por qué asumes que mañana el viento va a ir como hoy?

Moraleja:. No esperes a por la tarde a que cambie el viento. Tampoco cuentes con que al girar la siguiente curva vas a dejar de tener el aire de cara.

Lección 4: Los bolivianos no saben indicar.

Ejemplo: Izquierda y derecha son conceptos que no se utilizan. No es que yo los vaya a entender de todas formas (soy ladista) pero es agradable que cuando te digan directo para allá indiquen la dirección de la calle. Como tampoco hay señales que indiquen kilometraje y no tienen coches privados no saben a cuántos kilómetros están las cosas unas de otras. Solo te saben decir cuánto tarda el bus. De si es cuesta arriba o cuesta abajo, mejor ni hablamos.

Moraleja:. Como le dijo una señora colombiana a nuestro amigo Juanjo una vez: “mihijo, siempre queda cuesta arriba”.

Lección 5: Las señales de tráfico y los mapas son meramente orientativos

Ejemplo: Salida de Atocha: tremenda cuesta arriba y un cartel que dice Tupiza 117kms. 5 kms después sigue la tremenda cuesta arriba pero hemos debido tomar un atajo porque vemos otro cartel que indica Tupiza a 95.

Moraleja: Si vas a circular por Bolivia mejor fíjate en la información que te hayan dado otros ciclistas. En particular, en el ebook Cycling South-East Bolivia.

Lección 6: A 3500 metros hace frío, aunque como diría Noemi, yo me rio.

Ejemplo: Si uno deja sus bidones de agua a la intemperie cuando se despierta se encontrará con bonitos témpanos de hielo colgando por los costados. Y si uno tuviera un cuentakilómetros con termómetro como nuestros compañeros de ruta sabría con exactitud qué frío exactamente puede llegar a hacer en el altiplano. Una de las noches llegamos a 6 bajo cero dentro de la tienda.

Moraleja: Llévate un buen saco, o un mal saco con una sábana térmica como nosotros y por si acaso ponte la chaqueta más gorda que tengas antes de irte a dormir. Por cierto, acuérdate de guardar el agua dentro de la tienda si no quieres desayunar café con hielo.

Lección 7: Los camioneros no entienden que el que te pasen a toda velocidad en un camino de tierra no es  agradable. A los conductores de autobuses simplemente no les importa.

En el camino polvoriento

Ejemplo 1: Uno va pedaleando tan feliz y contento por su camino when de repente ve acercarse en el horizonte un camionero que no para de darte las luces como loco. Ves que al acercarse ha bajado la ventanilla, baja la velocidad ligeramente mientras saca los brazos para saludarte y desearte un gran día. Tú le ves venir y solo puedes pensar “oh, dios” mientras giras la cabeza para el otro lado y dejas de respirar unos segundos.

Ejemplo 2: Uno va pedaleando tan feliz y contento por su camino when de repente ve acercarse en el horizonte a un conductor de autobús con gesto indiferente que ni frena, ni da las luces, ni parece darse cuenta que lo que hay en la carretera no es ninguno de los vehículos que uno puede comprar de segunda mano en el pueblo sino unos locos que van dando saltos por el camino a causa del serrucho mientras ponen caras la mar de graciosas. Tu le ves venir y piensas “oh dios” mientras giras la cabeza y si procede le muestras el dedo de insultar.

Moraleja: Al final el resultado es el mismo, pero los camioneros son más majos. Gira la cara si te da tiempo.

Lección 8: Viajar es más fácil de lo que uno piensa. 

Ejemplo: Después de muchos días sin ver a ningún ciclista por la carretera en el mismo día nos cruzamos con dos. El primero es un coreano que apenas ha pasado la veintena. No habla inglés ni español pero entre gestos y medias palabras nos cuenta que salió hace tres meses de Buenos Aires. Lleva dos alforjas y un aislante atado a la parrilla delantera, no tiene agua más que para un par de horas y sus únicas referencias salen de un mapa de América del Sur de esos que salen en los folletos turísticos, sin distancias, con la mitad de las ciudades y sin información de las carreteras. Apenas le vemos le adoptamos y le ofrecemos nuestros mapas, parte de la comida que nos queda y cuatro litros de agua (le quedan 60 kms de ripio y cuesta arriba hasta el siguiente sitio donde la puede conseguir).

Unos pocos kilómetros después encontramos un francés que viaja con un carrito de fibra de vidrio que se ha construido el mismo. Pasa de la cincuentena y cada una de sus piernas es del tamaño de las dos mías juntas. Lleva comida para una semana y agua para un par de días. Le ofrecemos más información y le pedimos que cuide del coreano, aunque bien pensado… el coreano ha llegado él solo hasta Bolivia. Seguro que sabe cuidarse.

Moraleja: Al final lo único que necesitas para viajar en bicicleta es la bicicleta y ponerle ganas

Lección 9: Hay cuatro tipos de carreteras: las asfaltadas, las no asfaltadas, las antiguamente asfaltadas y las asfaltadas en su mayoría.

Por fin carretera

Carretera asfaltada: seguro que hay más pero solo conocimos una: la que va de Oruro a  La Paz. Velocidad media: 20 kms/hora

Carretera no asfaltada: desde Tres Cruces a Llica. Solo pasan uno o dos coches al día por un camino que es pura arena. A nadie se le ha ocurrido nunca que sea necesario asfaltar o arreglar esa pista.  Velocidad media: 20 kms al dia

Carretera antiguamente asfaltada: Algunos tramos con recuerdos de asfalto atestiguan que la carretera entre Uyuni y Tupiza estuvo alguna vez asfaltada. Casi es peor, porque de la carretera solo quedan los agujeros que ahora están rellenos de arena. Casi es mejor transitar por los caminos alternativos que se han ido construyendo espontáneamente al lado. Velocidad media: 50 kms al día

Carretera parcialmente asfaltada: hay dos modelos. El tipo “casi casi”, en el que todo el camino está asfaltado a falta de los puentes (TODOS los puentes) o el modelo Guadiana, en el que uno empieza con asfalto, de pronto lo pierda corte y 70 kms más tarde se vuelva a encontrar con él.

Moraleja: Si te dicen que la carretera está asfaltada, entérate también de cuánto tarda el autobús en llegar a la siguiente ciudad. Si para 200 kms el viaje dura 7 horas, seguro que no está terminada.

Lección 10: El camino siempre parece estar mejor al otro lado

Ejemplo: Vas dando votes como un loco descosido a causa del serrucho y de pronto alguien te adelanta por la derecha. No es por que esa persona, desesperada, haya decidido dar un acelerón sino, claramente, porque el camino está mejor en ese lado de la pista. Es solo que cuando tú te cambias, de pronto, está mejor al otro lado. ¡Maldito camino!

Moraleja: Ser el último tiene la ventaja de que así sabes dónde se han caído los demás.

Lección 11: Las penas no son tan amargas en buena compañía.

Acampando con Harry e Ivana

Ejemplo: Hora 6.30 de la lucha contra el viento por las rectas de camino al salar de Coipasa. De pronto en empieza a sonar “Sexy bomb” en los cascos y la ciclista anónima se pone a bailar encima de la bici como una descosida. Los demás se carcajean un rato antes de volver a bajar la cabeza para pedalear a 3 por hora en cuesta abajo contra del viento.

Por cierto que ahora somos seis en el pelotón: mañana salimos con Harry e Ivana y una pareja austriaca, Valeska y Philippe, que llevan más de cuatro años pedaleando el globo.

Moraleja: Empujar por los caminos bolivianos no es divertido pero si tienes a alguien con quien reirte de la situación, mucho mejor.

Lección 12: Bolivia lo rompe todo

Algunas cosas que no lo han conseguido: la pata de cabra de Álvaro, la patilla del cambio de Harry, la cuarta de las Schalwbe que nos trajimos de casa (las otras tres se rompieron en Alaska), la cámara de fotos de Alicia (ya no vais a disfrutar de sus instantáneas), el sentido del humor de Álvaro (aunque ese afortunadamente lo pudimos arreglar).

Moraleja: Es conveniente revisar la tornillería cada pocos días, la de la bici y la emocional, no vayamos a tener una alforja saltarina

En resumen, 30 kms pueden ser muchos kilómetros para un día

Les dejamos unas fotillos de nuestros días en Bolivia. Esperamos que las disfruten

PD2. ¡¡Nos han publicado en La Vanguardia!!


 

Este artículo fue publicado el 26/noviembre/2010 dentro de la categoría 2010 y 2011 - Un año y pico en bici en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2010/11/26/una-docena-de-cosas-que-hemos-aprendido-en-bolivia/


Comentarios Hay comentarios de 22 intrépidos

  1. rociogn dice:

    Ánimo valientes!!! Cuanto he disfrutado con esa docena de “obstáculos”…y esas preciosas fotografías!!! (las de cariño he encogido a los niños me encantan ;)!!!)Abrazos desde Alicante.

  2. jofegaber dice:

    Animo valientes!!!. Preciosa cronica como siempre!!!

    Una gran experiencia, tal vez un proximo libro???, jajajajaj…

    Cuidaros mucho!!!!

  3. lluis-trell dice:

    Es bueno saber que os seguis divirtiendo iy que las cosas salen bien.Disfrutad de la primavera austral!! Salud!

  4. Jamepin dice:

    Como siempre, muchas gracias por vuestro regalo de post. Me alegráis las mañanas. Enhorabuena por lo de La Vanguardia y adelante, valientes!!

    PD: Es curioso. Yo también sigo un camino junto al lecho seco del río en dirección a Atocha… hummm…

  5. Miguel dice:

    Jajajajaja, buenisimo…
    Animo que ya terminais el desierto, jejeje
    Se os ve de puta madre, por cierto se va notando el esfuerzo del camino, estaís cogiendo la linea…

  6. karramarro dice:

    Ameno, al par que instructivo. Pero no es novedad. Bonita ocurrencia la de medir las cosas en tiempo. Es lo más valioso, y escaso, que tenemos. Gracias por recordarlo.

  7. Javi dice:

    Que bueno saber que os va todo bien.
    Gracias por seguir enviando las cronicas.
    animo chicos!

  8. josemanuel dice:

    Hola Chicos, me sigue sorprendiendo lo bueno de las crónicas, en esta me encantan los puntos-consejos…….. Las fotos son espectaculares, maravillosas y técnicamente intachables, puedo aseguraros que de eso entiendo solo un poquito más que de bicis.
    Espero que todo os marche igual de bien y si puede ser siempre un poco mejor. Es un lujo poder leeros y contemplaros. Un abrazo y buen pedaleo.

  9. Anónimo dice:

    Que lindo seria donde llegaran a la puerta de oro de suramerica COLOMBIA, sin duda sere su guia, y con todo el cariño les prestaria los serviicos q cualquier cicloturista necesita…

    Animo en esta hermosa ruta..

    Saludos
    Sebastian Rodriguez

  10. mallorkos dice:

    Con esta cronica, da miedo pasarse por Bolivia pero da gusto saber que lo habeis superado y seguis disfrutando del viaje.

    Animo valientes

  11. slow dice:

    Me habeis dejado alucinado, me han encantado varias frases, la leccion 12 y las fotos, sobre todo las fotos…

    Animo!!!

    Hablais de Asia pero la Argentina…

    pues no es grande ni nada la Argentina, la familia aumenta y nos alegramos, mucho mejor ir con más cicloviajeros

    saludos, besos y abrazos desde el otro lado del charco

  12. Marchales dice:

    Gracias por enseñaros lo que aprendeis.
    Un abrazo y adelante con Argentina.

  13. Joan Miquel dice:

    Muy buen post. Seguir rodando, pasándolo bien y sobre todo compartiendo experiencias!

  14. isa dice:

    Hola. bueno desde luego ya sabeis más sobre los diferentes tipos de carretera que hay por el mundo ejejjeje. Anda que no tiene que ser dificil andar por ahí, sobre todo por la arena.
    Vaya flipada de fotos. ánimo valientes y a seguir rodando. Por aqui estamos a 0 grados, nevando, lloviendo etc etc, asi que disfrutar del clima. Un saludo muy grande.

  15. Anónimo dice:

    Ah por cierto la primera foto me ha encantado.

  16. noemi dice:

    hola!
    os sigo desde que leí vuestro libro!! que envidia sana me dáis!! disfrutad!!

  17. miguel dice:

    Hola chicos, bienvenidos a Argentina. A disposición para lo que necesiten: misil34@hotmail.com. Un abrazo, Miguel desde Gualeguaychu (200 km al norte de Bs As)

  18. Hola Alicia y Alvaro.
    Me he reído mucho leyendo este blog. ¡Animo valientes en esos complicados firmes que os encontrais!
    A seguir disfrutando la cicloaventura.
    Un abrazo
    Jose

  19. Ahmed dice:

    Hola amigos me han encantado sus aventuras y la verdad espero leer alguna otra reseña de su tan largo viaje pronto… La espera me mantiene al tanto… Cuídense mucho y un abrazo fuerte desde Panamá.

  20. Hola pareja, la vuestra si que es una buena vuelta, algunos nos contentamos con hacer el Camino de Santiago en pareja, pero lo vuestro tiene que ser de traca, espero que esteis disfrutando muchisimo de este viaje con sus contrariedades y sinsabores pero con mucha riqueza en cuanto a la experiencia vivida. Mucha fuerza os deseamos desde El Catllar ( Tarragona).

  21. Alfonso dice:

    Animo chicos,que fotos más bonitas,que pasada……seguid disfrutando.

  22. anónima dice:

    Que duro ha tenido que ser eso x)

Deja tu mensaje al oir la señal

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49