Un año en bici

Un viaje de 18.653 kms por cuatro continentes entre mayo de 2010 y octubre de 2011. Ver más

Las minas de Potosí

Escrito el 17 de noviembre de 2010 desde Villazón, a 100 kms de la frontera con Argentina. Después Salta, Jujuy y al sur!



_DSC1435

-¿Qué opinan de los españoles?, preguntamos a los mineros después de escuchar todas las atrocidades que nuestros antepasados cometieron en Potosí tres o cuatro siglos atrás.

Las minas de Potosí, antiguo corazón del imperio, se pueden visitar pagando un pequeño dinero a la cooperativa. “Se trata de un turismo vivencial”, insiste el guía, “no de museo. Hablen con los mineros.” Para llegar al sitio donde nos sentamos con ellos hemos entrado a penas 500 metros en la mina sorteando cables que cuelgan, andando casi a gatas por el túnel principal, que está totalmente a oscuras e izándonos por agujeros que parecen chimeneas de ventilación pero son en realidad los conductos por los que los mineros llegan a sus vetas y que después usan para transportar el material, casi 8 toneladas diarias de piedras.

– Eso pasó hace mucho tiempo, dicen, pero nos molesta que los españoles que vienen aquí no sepan lo que pasó. No es que puedan hacer nada, pero al menos deberían saberlo. No lo saben porque no se cuenta en las escuelas. Cuando se lo decimos, muchos se ponen a la defensiva y responden que ellos no son españoles, que son vascos o catalanes o vaya a saber… No es un ataque. Solo queremos que se sepa.

Me van a perdonar que hoy no hable de bicicletas, pero creo que tenemos la obligación de contarlo.

El pasado

_DSC1489 Cuando los españoles llegaron a América Latina jamás se les ocurrió que las nuevas tierras fueran un lugar donde instalarse a trabajar la tierra para crear una colonia próspera y llevar una vida tranquila. Los marineros que acompañaban a Colón y a todos las demás expediciones que llegaron a la tierra recién re-descubierta solo tenían una idea en la cabeza: rapiñar lo posible y llevarlo de vuelta a España. Daba igual lo que se dejara atrás. Al fin y al cabo Suramérica no era un lugar para instalarse, sino solamente una especie de chistera de la que sacar riquezas que llevar de vuelta a casa.

El mejor ejemplo es Potosí. No es que no hubiera ética, es que ni si quiera se usó el cerebro. Lo importante era sacar la plata y salir corriendo. A lo largo de los tres siglos que duró la explotación de la mina por parte de los españoles murieron 8 millones de personas. Esperad que lo repito OCHO MILLONES de personas. Cómo un genocidio de tal magnitud puede haberse caído de los libros de historia españoles es algo que no acabo de entender muy bien.

En los días que han pasado desde que estuvimos en la mina se me han pasado por la cabeza algunas explicaciones para este “despiste”. La primera de ellas es que la información se diluye porque no fue algo que ocurriera en el reinado de un solo monarca o solo en un ciclo de unos pocos años, como el genocidio nazi, el de Ruanda o el de de Birmania. Inmediatamente me respondo, ¿no es más grave que todo ocurriera durante un periodo de tiempo tan prolongado y nadie hiciera nada? ¿No implica eso que para que el sistema se mantuviera durante generaciones hizo falta la puesta en marcha de una cultura de exterminio que estaba promovida por todos los estamentos de la sociedad? Porque digamos que es un poco complicado ignorar 8 millones (OCHO MILLONES) de muertes, aunque ocurran durante un periodo de 300 años.Hablamos de más de 26.000 personas desaparecidas anualmente.

Eduardo Galeano le dedica casi un capítulo entero en su libro “Las venas abiertas de América Latina”. Casi todos los datos y citas que voy a utilizar están tomados de allí. Galeano cuenta que hay documentos que muestran que los reyes españoles desde Carlos V sabían lo que estaba ocurriendo en Potosí y aunque aprobaron leyes prohibiendo el trabajo forzado en la mina, por otra parte daban órdenes a los gobernadores de no cambiar nada.

Mientras la iglesia católica afirmaba que los indígenas se merecían el trabajo forzado para expiar los pecados cometidos contra Dios y afirmaba que carecían de alma y no podían ser tratados como verdaderas personas. Mecanismo institucionalizado y justificación moral. No parece muy diferente de otros genocidios más cercanos y conocidos.

También se me ocurre que no se le ha dado la importancia debida porque la muerte de los mineros no era planificada, sino una especie de daño colateral inevitable desde  el punto de vista de la corona. En la época de los incas, se estableció un sistema de pago de impuestos basado en el trabajo comunitario, la mita. Entonces, la mita se había utilizado para construir canales de irrigación, palacios y templos (como el Machu Picchu), y también para trabajar campos y minas que pertenecían al incanato.

Los españoles se apropiaron del sistema y lo aplicaron casi en exclusiva para la explotación de la mina de Potosí. Una vez cada siete años cada hombre de entre 18 y 50 años estaba obligado a pasar 4 meses en la mina. El peor destino eran las plantas procesadoras, donde se utilizaba mercurio para separar el mineral de la piedra. Los hombres tenían que mezclar el mineral y el mercurio con los pies desnudos, lo que resultaba invariablemente en intoxicaciones letales. Al principio se les caía el pelo y los dientes. Después empezaban a sangrar por los orificios corporales y después inevitablemente morían. 

Dentro de la mina la vida no era mejor, pero al menos había posibilidades de sobrevivir. Los hombres eran obligados a permanecer todo el periodo de la mita dentro de la mina sin apenas salir al exterior. Estamos hablando de jóvenes y adultos sin experiencia, expuestos a la altitud (Potosí está a más de 4000 metros y el pico del Cerro Rico llega a los 4800) y a cambios de temperatura de más de 40 grados entre los diferentes niveles de trabajo. Las condiciones de seguridad no existían, los métodos de extracción era rudimentarios y durísimos y los mineros trabajaban usando con velas, expuestos a constantes explosiones de gas.

A esto hay que añadir aquellos que morían por el camino, llegando desde la selva o la costa hasta la mina. Josiah Conder habla de que 7 de cada 10 trabajadores reclutados en las 16 provincias del virreinato de Perú (en el que se incluía entonces Bolivia) nunca volvieron a casa, el 70% de la población masculina adulta. Repito, OCHO MILLONES DE PERSONAS.

¿Qué es mejor, matar por creer que una raza es mejor que otra, o matar por codicia? En realidad hubo algo de ambos elementos en este genocidio.

En total salió de la mina una cantidad indefinida de plata en el periodo de ocupación. Earl Hamilton, revisando los datos registrados en los libros del puerto de Sevilla, dice que a España llegó solo una pequeña fracción de la plata extraída, quizá un 30 o 40%, que a pesar de todo representaba tres veces el total de las reservas europeas de la época. El resto se quedaba en la colonia donde servía para pagar los excesos de los virreyes, los obispos y los soldados. Nada se invirtió en la mejora de la colonia. El dinero se gastaba en especias, joyas y palacios y acaba por tanto en manos de los comerciantes del norte de Europa .

OCHO MILLONES DE PERSONAS por un poco de perfume, pieles suntuosas y edificios de piedra.

Finalmente se me ocurre que no se le dedica la suficiente atención porque son hechos que ocurrieron hace 250 años. Pero ya que estamos en esto de recuperar la memoria histórica, ¿no deberíamos al menos deberíamos dedicarle unos párrafos a este tema en los libros de historia y explicarle a nuestros niños exactamente cual es el tamaño de la deuda histórica que tenemos con América? Al fin y al cabo por un poco de plata murieron OCHO MILLONES DE PERSONAS.

El presente

_DSC1447

Desde que se acabara la plata en torno a 1800 la mina de Potosí y la ciudad por extensión, iniciaron un rápido declive. La mina no se cerró, pero se empezaron a buscar otros minerales que hasta el momento se habían descartado, como estaño o zinc.

Cuando los españoles se fueron, los mineros se fueron organizando en cooperativas, cada una de las cuales tiene asignada una parte de la montaña. A su vez, dentro de las cooperativas hay diferentes cuadrillas que explotan sus propios filones. La cooperativa no aporta nada a los mineros. Ni si quiera se ocupa de asegurar los túneles principales. Cada cuadrilla debe comprar sus propios explosivos y equipos de trabajo y negociar por separado los precios de su material, que debe vender semanalmente a las plantas procesadores. Lo que queda después de pagar a la cooperativa por el alquiler de la mina, el pago de las herramientas y otros impuestos, va a los miembros de la cuadrilla. A veces se puede ganar tan poco como 60 bolivianos (6 euros) o tanto como 150 o 200 (15 o 20 euros) por cada jornada de entre 12 a 24 horas, dependiendo de la calidad del mineral y los precios que el patrón sepa negociar. Un almuerzo en un restaurante de menú cuesta en Bolivia entre 10 y 12 bolivianos. Echen ustedes cuentas.

_DSC1491

Los mineros  no comen cuando están dentro de la mina (no hay donde) y para aguantar las 8 horas seguidas de laburo mascan continuamente hojas de coca. La coca quita el hambre, mantiene alerta y reduce la sensación de cansancio. Todos los mineros llevan en la mejilla la bola de coca que lleva casi una hora formar cada mañana. Así pueden aguantar una o dos horas empuñando el martillo neumático de 65 kilos, subiendo y bajando por chimeneas equipadas con escaleras de madera sin asegurar hechas a mano, y arrastrándose por los túneles acarreando las canastas de 30 kilos sin miedo, a pesar de las inexistentes condiciones de seguridad.

_DSC1473

Cada viernes es el día de los mineros y toca convidar al Tío (el diablo) a unos tragos. Fuera de la mina creen en Dios y en Jesús, pero dentro es el reino del Demonio y de la Pacha Mama y es mejor tenerlos contentos. Los mineros beben un alcohol potable de 96 grados (sí, como el de la farmacia), que mezclan con zumo de naranja. Muchos salen de la mina dando tumbos. Nuestro guía afirma que los mineros no son por definición alcohólicos pero cuesta imaginarlo viendo la cantidad que ingieren dentro del horario de trabajo.

_DSC1467

En Bolivia hay leyes que prohíben el trabajo infantil, pero casi todos los mineros tienen entre 5 y 10 hijos. Con tantas bocas que alimentar, al final en todas las cuadrillas hay menores. Muchos empiezan en la mina con 13 años, algunos tan jóvenes como con 9. Verles empujar las vagonetas de casi una tonelada es sobrecogedor. Una vez se ha entrado, salir de la mina es casi imposible. No solo porque el dinero haga falta, también porque la mina no es solo un trabajo: es una familia, una forma de vivir. Aunque sea un infierno, es lo único que muchos de los chavales conocen.

Tras 500 años de trabajo intensivo a penas queda mineral de valor, pero el trabajo sigue. Por dentro, el Cerro Rico parece un queso suizo y hay voces que alertan de que en algún momento va a ocurrir una tragedia y toda la montaña se va a desmoronar. Parece posible, sobre todo en vista de que desde hace 10 años hay derrumbes y ya se ha caído parte de la cúspide. En Bolivia, hay movimientos que quieren parar la explotación y convertir la montaña  en un museo, pero los mineros se niegan. ¿De qué van a vivir si no?

Más información

  • Las venas abiertas de América Latina, de Eduardo Galeano tiene un capítulo dedicado casi en exclusiva a hablar de las minas de Potosí.
  • En 2005 se estrenó una película documental sobre los niños mineros de Potosi, The Devil’s Miners (http://www.thedevilsminer.com)

 

Este artículo fue publicado el 17/noviembre/2010 dentro de la categoría 2010 y 2011 - Un año y pico en bici en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/2010/11/17/las-minas-de-potos/


Comentarios Hay comentarios de 33 intrépidos

  1. Marcelo Alvarez dice:

    Aprecio sus comentarios. Semejante realidad opaca aspectos diría triviales de la bici (cuantos kilómetros hechos, altitudes, etc).
    Lei todo el libro de Galeano, debería ser material escolar.
    Sigo leyendo siempre sus historias rodantes. También está, que nunca esta de más refrescar la memoria de lo ya sabido.
    Abrazos.

  2. Agustín dice:

    Alucinante historia, sabía que se cometieron tropelías, pero de tal magnitud……!!!!!!!

    Agus

  3. jofegaber dice:

    Excelente trabajo. Post como este sirven de mucho, al menos nos sacuden y nos conciencian.

    Gracias.

  4. Mustarós dice:

    Sin ánimo de polémica, no os creais todo lo que os cuentan. Las minas de Potosí fueron una auténtica barbarie pero por desgracia para nosotros esas cifras de víctimas son patrimonio del mundo moderno.

    En http://es.wikipedia.org/wiki/Minas_de_Potos%C3%AD hay un resumen bastante razonable de la historia del lugar (el de Ali es mejor)y un comentario sobre las estimacinoes de víctimas que sin quitar ni un ápice de horror nos acercan un poco más a la realidad de la época.

    ¡Ah!, que nadie piense que la culpa por 150.000 es menor que la de 8 millones. La historia nos ha demostrado que es una cuestión de medios, no de moral.

  5. Óscar dice:

    Muchas veces al leer libros sobre gente como Alejandro Magno, emperadores romanos, reyes, nos lo cuentan como gente extraordinaria.Admiramos la cantidad de territorios que conquistaron, las riquezas que tenían pero no queremos ver que para conseguirlo se cometieron muchas atrocidades.
    Ahora mismo me avergüenzo de ser español.
    Gracias por mostrarnos la realidad de la vida.

  6. Mauricio dice:

    Antes que nada, muchas gracias por difundir esta historia!

    Solamente se trata de eso, recordar.
    Saber como y por qué las cosas están como están hoy en día.

    El libro “Las venas abiertas de América Latina” es la biblia de sudamérica, libro que todo el mundo debería haber leído al menos una vez en su vida para entender porque la mayoría de sus países viven en constante pobreza.

    Hace no mucho, este libro tuvo un pico de ventas cuando el Presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se lo obsequió al Presidente de Estados Unidos Barack Obama en un encuentro diplomático.

    En estos momentos vivo en Madrid y aún me sorprenden comentarios racistas de algunas personas hacia los pueblos nativos de América.

    Para ahondar en información, dejo mi relato de cuando tuve la oportunidad de visitar esta ciudad.

    Nuevamente gracias!
    http://www.maurienbici.com.ar/wordpress/2009/02/la-quiaca-potosi/

    Mauricio

  7. pepe dice:

    como dice mustaros: no te creas todo lo que te dicen.

  8. V dice:

    NO me he tomado la molestia ni de leerme todo el texto , con las primeras 10 lineas ya tengo bastante como para saber de que pie cogea.

    1. Los españoles no llegaron con la idea de nada , llegaron , y de milagro.

    2. Una vez colonizado , o consquistado , el territorio se convierte tambien es parte de la corona de españa , y por lo tanto , el rey sacaba de sus tierras oro , plata , trigo , hombres , madera , o lo que le parecia.

    3. Los españoles son malisimos , pero los ingleses , rusos , y franceses , todos unos santos ¬¬

    4. Manda huevos , estudiar historia …

  9. V dice:

    cojea *

    🙂

    y antes de que despotriqueis contra el gachupin que creeis que soy , os dire de antemano que soy mexicano

    😀

  10. Revolucion dice:

    Hablar de Latinoamerica como un todo, es equivalente a referirse a Europa como un todo…

    Comparar a Bolivia con Chile por ejemplo o Argentina con Brasil es como poner a España al mismo nivel de Austria o Suiza… o comparar al Reino Unido con Rumania…

    Por otro lado estoy bastante de acuerdo conel Mexicano de arriba 😉

  11. EXSES dice:

    Como en todas las historias hay muchas versiones, y no hay que olvidarse del contexto en el que ocurrian estas atrocidades. No podemos juzgar lo que ocurrio entonces con la mentalidad actual. En ese epoca era habitual imponerse matando.No entiendo el sentirse avergonzado de ser Español por algo que hizo un reinado que dejo de esxistir hace mucho tiempo, ni entiendo que debamos tener mimguna deuda historica que por cierto seguimos pagando con creces. America latina no es fruto de aquello si no de lo que ellos mismos han querido ser. España hace 60 años era tercermundista y hace 30 pobre. Mejor pedalear, suerte con el viaje.

  12. isa dice:

    Realmente impresionante, leeré el libro que no lo conozco. Gracias por contarnos parte de su historia. Un saludo y un millón de verdad.

  13. Chris dice:

    Gracias por contar esta historia. Leí el libro de Galeano, y hace poco un artículo en el periódico “Le monde diplomatique” que trata precisamente de la explotación de las minas de Potosí hoy en día, hablando también de las crueldades que se cometieron en el pasado. Contándolo así de primera mano lo hacéis aún más tangible.
    Creo que sí se deben recordar las atrocidades cometidas durante la época de la colonialización española. Eso no quiere decir sentirse culpable por lo que se hizo hace 250 años. Sí quiere decir que uno tiene la responsabilidad de saber lo que pasó para mejor entender y actuar en el presente y en el futuro, en este caso concreto hablando de las relaciones entre España y Bolivia.
    Decir que “América Latina no es fruto de aquello si no de lo que ellos mismos han querido ser” me parece una estúpidez. Como si los pueblos actuaran simplemente por su propia voluntad, y no condicionados por las inercias de la Historia.

    Gracias chicos, seguid pedaleando y contando cosas.
    Un abrazo desde Madrid!
    Chris

  14. Luisesunico dice:

    Ya sabia que comprar metales como el oro o la plata es fomentar la explotación en paises pobres. Como el metal no se come ni tiene ningún uso práctico en el cuerpo, yo después de la comunión prescindí de ello. No tenía idea de quien pagó el Siglo de Oro Español.
    Que tengaís buen viaje ¡¡¡

  15. Alicia dice:

    Hola!

    Respondo solo a los que están en desacuerdo:
    – Mustarós: Las cifras que da Galeano están basadas en documentos de la época y el trabajo de historiadores. Las de Wikipedia no sé en qué están basadas. Por eso he utilizado las de Galeano.
    – V: No he hablado de América Latina en su conjunto, ni del caso de otras colonizaciones, sino que he tratado un caso concreto como es el de Potosí. Eso de que los españoles no llegaron con idea de nada habría que verlo. La mayoría de los que acompañaron a Colón eran expresidarios y piratas que iban con la promesa de llevarse un pellizco del pastel. Más adelante solo hay que revisar el tratado de Tordesillas.
    – Expres, vente a Latino América a dar un paseo. Estoy de acuerdo con que son los propios latinos los que deben reaccionar pero no es tan fácil. A lo de “mejor pedalear” supongo que te refieres a que mejor escriba de cosas neutras que no ofendan a nadie como amaneceres y atardeceres. Bueno, el mundo es como es, yo no lo he hecho así y así como lo veo lo cuento.

    UN saludo a todos y gracias por leernos y por comentar

  16. fjperez73 dice:

    (sin tildes)

    Muchas gracias por hacernos llegar esta historia. Que cada cual aplique su espiritu critico para formarse su propia opinion y, porque no, investigar mas alla de la mera lectura. Despotricar a bote pronto aporta poco. Discrepar argumentando es otra cosa.

    Gracias de nuevo por no hablar de bicis y rutas esta vez.

    🙂

  17. Exes dice:

    Hola Alicia, lo que queria decir con mejor pedalear es que creo que la vida se ve mejor desde una bicicleta. Por desgracia la historia solo cuenta los malos recuerdos, igual que los telediarios. America L. como cualquier pais/continente debe luchar por lo que quiere, 500 años derrotados son demasiados, ojala levanten cabeza algun dia, aunque desde aqui lo que se ve en Venezuela, Ecuador, Bolivia…no parece muy alentador.
    Estais haciendo algo que muchos solo soñamos hacer, enhorabuena.

    Y para Cris, por supuesto que la historia influye, pero la historia la hacemos cada uno de nosotros, si hubo un Simon Bolivar para los españoles, puede haber otro para los dictadores(entre los que incluyo a Castro)

  18. Anónimo dice:

    Hola, muchas gracias por compartir algo de este granito de histori con nosotros. Yo ya conocía parte de todo esto ya que me especialicé en yacimientos minerales haciendo un tesina sobre Potosí.
    Para Mustarós, intenta escribir tu opinión en Wikipedia y veras como ahí se queda, creo que es más fiable lo que te puedan contar de primera mano que lo que veas en Wikipedia.
    Por lo demás seguid pedaleando y que tengais mucha suerte. Haceis que cada vez que llega algo de vuestras historias nos pongamos todos a ver como os va.
    SUERTE!!!

  19. mallorkos dice:

    Muy interesante tu cronica. No sabia nada al respecto aunque en otras fuentes se habla sobre las barbaries que se cometieron en el pasado.

    Lo importante es que se aprenda del pasado y no se vuelvan a repetir los mismos errores que se cometieron en el pasado. Aunque visto lo visto, no creo que hayamos aprendido mucho.

    Buen viaje amigos.

  20. otor dice:

    ¿Murieron 8 millones?
    ¡Joder!, contarían también a los animales pues en aquella época no vivía allí tanta gente.
    Pasa como las manifestaciones actuales, las cifras son según interés.

  21. rezuelo dice:

    Es lamentable que la historia fuera de esa manera, en Potosí y en todo el mundo, independientemente de cantidades de muertos, pero mas lamentable es que en la actualidad, para perpetuar y continuar con los pueblos en la miseria, se siga removiendo las desgracias, en vez de mirar para delante, en progreso, en la dignidad de las personas.
    América latina en general y en especial donde las culturas y razas precolombinas están mas implantadas, no despegan de la miseria y siguen los gobernantes, utilizando la historia como el opio del pueblo, es una lastima.
    Es parte del viaje mismo involucrarse con los problemas cotidianos, felicidades por la experiencia.

  22. ioto dice:

    Ali, ¿como pudo caer en el olvido semejante genocidio?
    Porque no hubo tal genocidio.
    Seguro que murió mucha gente, ¡pero 8 millones!
    Haciendo cuentas: más de 70 personas diarias durante 300 años consecutivos. ¿Es creíble? Si hay gente que cree hasta en Dios como no va a creerse esto también.
    ¿Cual era el negocio entonces, la plata o las casas fúnebres?
    Perdón por frivolizar.

  23. aurora dice:

    Gran reportaje. Yo tampoco conocía esta historia, triste pasado y triste presente. Y, como dices, ni siquiera les dedicamos unos párrafos en los libros de historia, increíble.
    Gracias por contarnosla!

  24. Alex dice:

    Gracias como españoles que son, por hablar de un pasado del que debiera estar enterado cualquier español de buena voluntad……HOY!!!

  25. Carraschacamurrasquero dice:

    Contar todo lo que veáis, aunque haya gente que le moleste la difusión del comportamiento de España en Latinoamérica.
    ¡Gracias por ser como sois!!!
    Disfrutar del viaje (Pibes)

  26. karramarro dice:

    Parece que la obligación, y el ejercicio, de mantener los ojos y el coco abiertos no termina cuando se deja de dar pedales. Cuestas, atardeceres, pájaros y flores… están bien, pero… ya que hablamos de viajes, volvamos a Kavafis:

    “Cuando emprendas tu viaje hacia Ítaca
    debes rogar que el viaje sea largo,
    lleno de peripecias, lleno de experiencias.

    No has de temer ni a los lestrigones ni a los cíclopes,
    ni la cólera del airado Posidón.
    Nunca tales monstruos hallarás en tu ruta
    si tu pensamiento es elevado, si una exquisita
    emoción penetra en tu alma y en tu cuerpo.”

    Pues eso, a disfrutar.

  27. ELVIO dice:

    “NO HAY PEOR SORDO QUE AQUEL QUE NO QUIERE OIR”. EN AMERICA LATINA SE COMETIERON MUCHAS INJUSTICIAS COMO LA QUE SE SIGUEN COMETIENDO HOY EN DIA, Y NO SOLO EN AMERICA LATINA SINO QUE DIFERENTES PARTES DEL MUNDO, LA AMBICION DE AQUELLOS QUE TIENEN PODER LLEVA A COMETER INFINIDAD DE ASTROCIDADES. HOY EN AMERICA LATINA TAMBIEN SE ENCUENTRA EN LA SITUACION QUE ESTA POR EL YUGO QUE TIENE EN SU CUELLO POR PARTE DEL IMPEREALISMO YANQUI. RECOREDMOS NADA MAS LA INVACION A IRAK (ERA PARA LIBERAR AL PUEBLO DE SADAN O POR EL PETROLEO MMM…) QUE PIENSAN. Y AHI CUANTAS PERSONAS MURIERON POR LA AMBICION. Y LAS QUE VAN A SEGUIR MURIENDO POR LA MALDITA AMBICION. LAS PROXIMAS MUERTES LAS PROXIMAS GUERRAS SERA POR EL AGUA. HAY DE AQUELLOS PAISES QUE TIENEN RESERVA DE AGUA NATURAL POBRES DE ELLOS.

  28. Anónimo dice:

    Ummm.. Muy interesante. Cualquier aportación histórica enriquece el conocimiento y con un conocimiento lo suficientemente enriquecido y buen criterio uno se puede formar una opinión crítica (aunque no nos guste el resultado de esta). Así que gracias por esta artículo. De todos modos no sé de que nos sorprendemos si ni siquiera llegan a nuestras aulas historia de lo que ocurrió en nuetro propio país hace 60 años.. Parece que hay gente a la que le interesa que la historia se repita.

  29. Bob dice:

    8 millones es muy exagerado creo yo y mas en esa epoca.. la poblacion d españa en el 1750 era mas o menos esa por poner una comparacion. Probablemente sea 1 millon o algo asi que sigue siendo algo monstruoso

  30. José María dice:

    Enhorabuena por la aportación de datos, referencias y reflexiones del relato histórico. Para los que les parece exagerada la atrocidad de la que hablamos, quisiera recordarles que el autor se refiere SOLO a las víctimas de las minas de plata de Cerro Rico en Potosí, distintas fuentes de fácil consulta (ONU) cifran en 70.000.000 millones las víctimas de la colonización de América en su conjunto (incluyendo también las posteriores a la española) hasta nuestros días.

Deja tu mensaje al oir la señal

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49